estabilidad

La empresa familiar pide estabilidad política para crecer

El Instituto de Empresa Familiar (IEF) ha presentado los resultados de su encuesta anual a socios con una percepción muy positiva del futuro económico español. Lo ha hecho en su congreso anual, celebrado recientemente en Toledo, donde también se ha mirado hacia Cataluña y se ha pedido estabilidad política para conseguir un mejor desarrollo en el ámbito de los negocios

Las empresas crecen

El Instituto de Empresa Familiar (IEF) acaba de celebrar su 25 aniversario en el marco de su congreso anual, que este año ha tenido lugar en Toledo. En él se ha presentado la Encuesta interactiva sobre el contexto económico y empresarial que ha desarrollado el IEF. Según ésta, en 2018 el 73% de las compañías consultadas esperan un aumento en su cifra de ventas, el 52% plantean una ampliación de plantilla y el 78% un crecimiento de su inversión en España.

El estudio indica que este colectivo empresarial cree que la situación económica de nuestro país no está en un mal momento, pero no en el mejor (con una nota media de 6,2 sobre 9). No obstante, un 82% es optimista y asegura que a corto y medio plazo se producirá un moderado aumento de la actividad con una limitada creación neta de empleo.

En cualquier caso, estos resultados han sido obtenidos antes de que estallara el conflicto en Cataluña, un hecho que está afectando gravemente a la situación económica de toda España. Por eso, el presidente de IEF, Ignacio Osborne, no quiso desaprovechar la ocasión para recordar a las Administraciones implicadas en el proceso que el país necesita una solución política estable cuanto antes. “La incertidumbre es el peor enemigo del desarrollo económico”, apuntó.

Otros resultados de la encuesta

El documento presentado por el IEF también plasma información sobre la preparación de las empresas familiares para prosperar en el futuro. Por ejemplo, el 54% de las sociedades consultadas aseguran que todavía no tienen planes específicos para formar a sus ‘herederos’, aquellos llamados a liderar la compañía. Una cifra alarmante, aunque un 12% mejor que la que se obtuvo en 2008.

Más bajo (pero no menos preocupante) es el porcentaje de empresas que no cuentan con directivos con suficientes conocimientos de idiomas como para abordar mercados de habla no hispana. Aún un 30% se encuentra en esta situación, que limita gravemente la expansión por mercados de nuestro entorno.

De hecho, ha aumentado la cifra de compañías de carácter familiar que no tienen ningún grado de internacionalización: de un 18% el pasado año a un 22%. También ha bajado la presencia comercial en el exterior: de un 34% a un 25%. Lo que sí han crecido han sido las ventas fuera de nuestras fronteras: de un 21% a un 24%. Y la producción en otros países: de un 27% a un 29%.

La formación de los jóvenes

Otro planteamiento que ha mejorado notablemente es la formación de los jóvenes que entran a formar parte de la ‘familia’ empresarial: si en 2010 se calificaba ésta con un 5,93 sobre 9, en la última encuesta se ha alcanzado un 6,9 sobre 9. A la hora de contratar, este colectivo empresarial cree que es fundamental, por encima de todo, que los candidatos ideales deben contar con determinadas habilidades personales: resolución de problemas, toma de decisiones, creatividad… y que aporten y contagien a sus compañeros una actitud positiva.

La financiación

Finalmente, las necesidades de financiación también han mejorado: de 2016 a 2017, el porcentaje de compañías que no ha tenido que recurrir a los bancos en busca de apoyo económico ha crecido de un 17% a un 25%. Seguimos fallando en diversificación, ya que las que se no plantean recurrir a formas de financiación distintas a la bancaria han pasado de un 71% a un 74%.

Entre las que sí se han visto obligadas a pedir crédito, la mayoría ha conseguido mejorar sus condiciones con respecto a 2016: un 45%. Un 26% las han mantenido y un 4% las han empeorado. Por otra parte, un 7% de las empresas consultadas han preferido financiarse a través de mercados de capitales, y un 1% con la emisión de deuda.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *