ine

La desconexión digital, un riesgo demasiado caro para la empresa

¿Se imagina que tiene que localizar una empresa y descubre que ésta no tiene página web? Es muy probable que esa falta de información le genere recelo y decida buscar otra con presencia on line para hacer negocios.

A pesar de esta desconfianza general a todo lo que no está en Internet, todavía existen en España numerosos empresarios para quienes la web es un desconocido o un incómodo acompañante. Nada menos que una de cada tres empresas pequeñas (las que tienen menos de 10 empleados) no tiene conexión a Internet, y de las que la tienen sólo el 28,6% tiene una página web. Esta es una de las conclusiones del estudio realizado por Adei (Observatorio para el Análisis y el Desarrollo Económico de Internet), Afi (Analistas Financieros Internacionales) y el Instituto de Economía Internacional de la Universidad de Alicante titulado La digitalización de la economía española: Diagnóstico sobre los obstáculos que limitan su desarrollo.

Aunque en el estudio no se identifican es probable que muchos de estos desconectados empresarios sean pequeños comerciantes que consideran que no lo necesitan. Tal vez los mismos que se quejan de que cada vez tienen menos clientes. La realidad es que el tamaño es el gran abismo que aleja a los empresarios españoles del mundo online. Cuando se habla de empresas con más de 10 empleados, más del 90% sí están conectadas y también más del 93% de las empresas medianas y grandes tienen página web.

El gran problema, según recuerda el mencionado estudio, es que el 95% del tejido empresarial español está formado por ese tipo de pequeñísimas empresas. Además, tener web tampoco es sinónimo de sacarle su máximo partido. Esa brecha digital está lastrando el desarrollo económico de España, ya que la aportación de la economía digital al PIB apenas llega al 2,2%, frente a la media mundial que está en 3,4%. “Éste es uno de los principales obstáculos para la modernización de la economía y el incremento de la productividad empresarial”,  señaló Emilio Ontiveros, presidente de AFI y uno de los expertos que ha realizado el estudio, en la presentación del mismo.

Y es que, si los datos de presencia digital empresarial son preocupantes, analizar cómo están los que están conectados no es mucho más tranquilizador. Al menos, la gran mayoría, el 93,6% de las empresas con página web, tienen claro que deben utilizarla como su pantalla de presentación al mundo. Pero el uso efectivo que se hace de esta herramienta no arroja datos menos positivos. Sólo el 63,2% de las empresas aplica una certificación de seguridad a su sitio web y poco más de la mitad, el 56,4%, ofrece acceso al catálogo de productos y servicios que proporciona la compañía.

Cuando se trata de comercio electrónico los porcentajes caen drásticamente. Sólo el 15,2% admite reservas online. Y ni siquiera llega al 10% quienes tienen implantado un sistema de pago digital. Todo ello, según los expertos que han redactado el informe, está frenando la recuperación económica y hace que España compita en peores condiciones en términos de competitividad frente a otros países.

Todavía son demasiados los empresarios españoles que no son conscientes de que no se necesita ser una gran multinacional para apostar por el comercio online. Sólo el 13% de las empresas comercializa sus productos y servicios por Internet, frente al más del 30% que lo hace en Islandia y Suecia, o el 20% de las alemanas, por ejemplo. Ésta ha sido, en muchas ocasiones la vía de salvación de negocios de proximidad abocados al cierre y el estudio constata que el crecimiento que queda por delante es exponencial.

Motivos para apostar por superar la brecha digital no faltan. La frecuencia de compras online en 2012 creció un 17,9%. Una tendencia que aumentará en los próximos años, ya que todavía sólo el 43% de los internautas españoles ha realizado alguna compra online, frente al 82% de los británicos o el 77% de los alemanes.

Y otro dato muy significativo a tener en cuenta. El 6,5% de los internautas que acceden a la red, lo hacen a través de un móvil inteligente. ¿Está su web preparada para dispositivos móviles? Si no es así, sepa que ese debe ser uno de los principales retos para 2014, ya que la tendencia a las conexiones móviles es imparable tanto como la pérdida de clientes para aquellas empresas que no sepan adaptarse a esta tendencia.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *