campus-party

La Campus Party se pone al servicio de las pymes

Hasta hace poco tiempo, cuando los medios de comunicación hablaban de la Campus Party, solían quedarse con la generosa banda ancha y con la inmensa cantidad de frikis que acuden a la cita para jugar online. Pero el evento ya no es solo lúdico. Los geeks (o “locos” de la tecnología) han encontrado en la Campus un lugar donde formarse, enseñar y labrarse un futuro. Quizá por ello, los organizadores han decidido ir un paso más allá y poner este basto conocimiento informático al alcance de emprendedores y pymes.

Para ello, se ha creado una plataforma llamada Campus que se lanzará en octubre, donde será posible aprovechar todos los contactos y el conocimiento tecnológico de los campuseros para ponerlo al servicio de las empresas. ¿Cómo se hará? Pongamos un ejemplo: si una pequeña empresa de Badajoz tiene una necesidad, como lanzar una web o una aplicación o un problema de redes, presenta el reto a la plataforma y los usuarios (los campuseros) de cualquier parte del mundo le ofrecen sus ideas y propuestas. Después, es la pyme la que elige el proyecto que más se adapta a lo que necesita.

En otras palabras, imagine que usted tiene un negocio y quiere lanzar una página web. Pero solo dispone de 1.500 euros. ¿Solución? Presentar el reto en la Campus Party y en pocos minutos recibirá la contestación de varios campuseros dispuestos a aceptarlo y a hacerle contraofertas.

Las empresas buscan mano de obra entre los campuseros

Con este tipo de acciones lo que se consigue, además de animar a los jóvenes a ser emprendedores y a montar su propio negocio, es poner en contacto oferta y demanda a un precio mucho más competitivo. De hecho, algunos campuseros ya han logrado suculentos contratos de trabajo gracias a este tipo de soluciones en ediciones pasadas. Un buen ejemplo es el proyecto que un geek colombiano realizó para convertir a la ciudad de Rio de Janeiro en referente desde el punto de vista de ciudad inteligente a nivel medio ambiental. Otro caso es el de la aerolínea Iberia, que pidió en una edición anterior a los usuarios que desarrollaran su juego oficial.

Este tipo de ejemplos demuestran que a este evento no van solo personas a descargarse películas o series sino que cuenta con un perfil emprendedor con gran dominio de la tecnología, que apuesta por un cambio de modelo productivo. Eso lo saben las empresas que cada vez acuden con más asiduidad en busca de mano de obra entre los casi 200.000 usuarios que conforman la base de datos de la Campus Party. Ante esta situación, era lógico que el evento pasara poco a poco a convertirse en una cita ineludible para conectar a los aficionados con las pymes. A partir del mes que viene lo tendrán mucho más fácil.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *