datos_ecommerce_minorista

Los datos del eCommerce minorista en España

EAE Business School ha publicado el informe Situación y perspectivas del comercio electrónico minorista que analiza este entorno en nuestro país y en la región latinoamericana. Este asegura que entre 2014 y 2021 multiplicará por tres sus cifras de facturación.

 

Es un hecho: para que una pyme del comercio minorista sobreviva en el entorno globalizado en el que nos movemos debe estar y vender a través de internet. Sin olvidarse nunca de contar con una buena atención al cliente, un servicio de mensajería eficiente y un correcto tratamiento de los datos de sus compradores, correctamente registrados siguiendo la estricta normativa del Reglamento General de Protección de Datos (RGPD). No significa esto que la venta a pie de calle esté dando sus últimos coletazos, pero los datos crecientes que se recogen año tras año sobre ecommerce no dejan lugar a duda.

El último estudio publicado al respecto ha sido Situación y perspectivas del comercio electrónico minorista, de EAE Business School. Éste analiza dicho entorno en España, remarcando las diferencias existentes entre Comunidades Autónomas, y en América Latina. Según sus cálculos, entre 2014 y 2021 el comercio electrónico minorista multiplicará por tres sus cifras de facturación y duplicará su cuota de mercado por dos, estimándose que en tres años supondrá ya más de un 15% de la cuota sobre el mercado global. En esa fecha, dos de cada tres internautas mayores de 14 años habrán comprado, al menos, una vez al año a través de la Red de redes.

Los productos estrella que más se compran a través de internet son películas, videojuegos y música, que ya representan el 60% de las ventas. En segundo lugar aparecen electrónica y ordenadores, con un 43%. Al otro lado de la balanza, se encuentran los productos de alimentación y el sector del mueble y del menaje del hogar. En estos casos, los consumidores preferimos la compra offline: un 70% en el primer caso y casi un 60% en el segundo.

Las distribuidoras líderes en este campo son Amazon y Alibaba, con cuotas de mercado superiores al 15%. La primera tiene 304 millones de clientes activos, casi el 20% del total de compradores digitales. La segunda se alza con un 30% del total de clientes digitales. Ambas cuentan con proveedores mayoristas y minoristas de todo el mundo, y ofrecen la oportunidad de vender bajo su red.

LAS CIFRAS EN ESPAÑA

En nuestro país, el volumen de negocio alcanzado por el comercio electrónico en el último trimestre ha sido de 7.785 millones de euros, elevándose en términos interanuales hasta superar los 28.500 millones de euros. Ambas cifras son las más altas de toda la serie histórica. De hecho, la tasa acumulada de crecimiento desde el tercer trimestre de 2013 hasta la actualidad registra un incremento continuo del 5,6%.

El porcentaje de personas de entre 16 y 74 que ha comprado a través de internet entre 2010 y 2017 casi se ha duplicado: del 28,6% al 54,7%, experimentando una tasa acumulada de crecimiento en dicho periodo del 9,7%. Según el origen de la transacción electrónica, casi el 45% se generaron de España hacia el exterior, frente al 38,2% que desde nuestro país se registraron en el interior. El 16,9% restante fueron operaciones realizadas desde el exterior hacia nuestro país.

Por otra parte, el importe medio de las transacciones realizadas desde el extranjero con destino España alcanzaron los 134,43 euros. Las compras internas se acercaron a los 68 euros y las realizadas con destino al exterior superaron los 47 euros.

El sector turismo es el que genera la mayor actividad en comercio electrónico en nuestro país: las agencias de viajes se llevaron un 15,6% de las ventas; el transporte aéreo, casi el 10%; los hoteles, el 4,7%; y el turismo por carretera, el 4,3%. En total, un 34,4% del cómputo global de las transacciones realizadas por internet, más de la tercera parte. En los primeros puestos del ranking también aparece la venta de textiles y moda (5,1%), de entradas para espectáculos de ocio (3,5%) y los juegos de azar (3,5%).

digitalizacion_pymes

Digitalización en pymes y autónomos: servicios que deben aprovecharse

Cada vez es más complicado encontrar a empresarios que consideren que la digitalización no es un paso que sus empresas deben afrontar sin más dilación. Aunque, por desgracia, aún existen casos, especialmente en el colectivo de pymes y autónomos, que no dan el salto digital porque creen que no lo necesitan.

Se equivocan al pensar que la digitalización en pymes no es necesaria. Y para demostrarlo nada mejor que utilizar la lista anual que la revista Fortune realiza sobre las 500 mayores empresas de EEUU. Si se consulta el listado que el medio publicó hace 50 años y se compara con el actual se comprueba que solo el 12 por ciento de las firmas que entonces aparecían entre las más grandes del país sobreviven en la era digital. No es que hayan desaparecido de la lista al ser superadas por nuevos rivales, es que, sencillamente, tuvieron que cerrar sus puertas.

Sirva este ejemplo para demostrar la obligatoriedad que todos los nuevos negocios tienen de adaptarse al medio incorporando la tecnología y la innovación en sus planes de negocio y en la propia cultura de la firma.

Teniendo esto presente es conveniente definir aquellas tendencias del entorno digital de las que los emprendedores pueden sacar un mayor provecho con una inversión reducida.

Digitalización en pymes y autónomos: La nube

Servicios como el almacenaje en la nube ofrecido por plataformas digitales como Google Drive, Dropbox o Apple iCloud o Mega son incluso gratuitos, aunque con un límite de capacidad, que puede llegar a los 50 gigabytes. A pesar de ello, para un uso profesional que permita trabajar con todos los documentos que la empresa necesita en remoto es aconsejable apuntarse a un plan de pago, ya que son bastante económicos.

La nube ofrece unas indudables ventajas en la digitalización en pymes y autónomos, ya que da un impulso extra a la productividad y, por tanto, al crecimiento del negocio. En concreto un reciente estudio realizado por la consultora Sage indica que este tipo de servicios incrementa dicha productividad en un 29 por ciento. Sin duda, la administración de los datos de una empresa en remoto permite a una firma ser más competitiva ya que será capaz de tomar decisiones de una manera más ágil.

Digitalización en pymes y autónomos: Asistentes de voz

Servicios como el que el gigante Amazon ofrece con Alexa, son interesantes, ya que se trata de un asistente de voz lanzado en 2014 con el objetivo de animar a las pymes a utilizar servicios digitales. En otras palabras, está enfocado a resolver los problemas de los emprendedores con esta tecnología.

Quizá a muchos todavía no les parezcan útiles este tipo de soluciones. Pero basta recordar que un servicio como Alexa permite a un trabajador utilizar sus altavoces para organizar reuniones, reservar salas de conferencia, hacer pedidos, buscar información, etc. En otras palabras, el asistente de voz también mejora la productividad del empleado. Además posibilita el acceso a la infinita información digital que existe actualmente por medio de la palabra, democratizando con ello su utilización. Debido a ello no es necesario ser un especialista para acceder al conocimiento digital. De ahí que sea tremendamente aprovechable para los nuevos negocios.

Por si fuera poco, las últimas tendencias apuntan a un desarrollo cada vez mayor de aplicaciones que permiten interactuar con mayor productividad con los asistentes de voz, lo que multiplica sus beneficios.

En definitiva, y al igual que el resto de soluciones digitales, los asistentes de voz vinieron para quedarse. Así lo indican diversas encuestas al reflejar que el 58 por ciento de los empresarios que ya utilizan esta tecnología la seguirán usando en el futuro. Además el 34 por ciento de los emprendedores que aún prescinden de ella, tienen intención de usar asistentes en el futuro.

Nuevas tendencias

Además de la nube y los asistentes de voz, existen varias tendencias más novedosas que empiezan a marcar el camino de la digitalización en pymes y autónomos. Se trata, entre otras, de la inteligencia artificial, la automatización de las tareas, el machine learning o el análisis de datos. Todas ellas son útiles y, lo más importante, necesarias para los nuevos negocios. Pero nada de esto servirá si el emprendedor no es capaz de llevar la digitalización hasta el centro de la toma de decisiones. Cuando eso ocurra, se podrá decir sin ánimo de equivocarse que la empresa ha dado el salto digital y, por lo tanto, estará en mejores condiciones de competir en un mercado globalizado.

transparencia_empresarial

Los informes comerciales te ayudan a trabajar con transparencia

La transparencia en la gestión de las empresas se ha convertido en un tema prioritario para su reputación dada la importancia creciente que le otorga la sociedad. El adjetivo transparente, relacionado con el mundo de los negocios, tiene una clara implicación positiva, de buen hacer. La exposición pública cada vez más intensa de las empresas de cualquier tamaño, ya que internet y las redes sociales han cambiado las posibilidades de acceso y difusión de la información, pone entre sus principales objetivos el que se les identifique como empresas transparentes.

Pero ¿qué significa ser transparente? ¿Publicar todo lo que se hace y se piensa hacer? Esto en algunos negocios sería dar demasiadas pistas a la competencia y perder la oportunidad de explotar nichos de mercado detectados gracias a la inversión realizada, por ejemplo. ¿Responder a todo aquello sobre todo lo que se le pregunte a la empresa? Además del problema anterior, podríamos incurrir también en conflictos de legalidad, si estamos capacitados legalmente para comentar públicamente esa información. Existe una normativa que regula la información que las empresas están obligadas por la ley a facilitar para poder evaluar su negocio. A estos datos públicos de las compañías podemos acceder fácilmente a través de informes comerciales que proporcionan marcas como eInforma, donde se estructuran para que podamos localizar aquellos que nos interesan de forma rápida y analizan para extraer conclusiones de valor.

Pero quedarnos en la información que es obligatorio comunicar no parece la mejor opción para posicionarse como empresa transparente. Teniendo en cuenta, como se ha dicho, el no difundir información sensible para el negocio o la privacidad de otros y no saltarse la normativa, cuantas menos barreras pongamos para el acceso a los datos de nuestra compañía, mayor percepción de transparencia se transmitirá.

Beneficios de la transparencia para las empresas

Ser transparente es beneficioso para las empresas por diferentes motivos como:

  • Su reputación como marca se ve reforzada ya que la transparencia es uno de los valores que demanda la sociedad de sus empresas.
  • La información a la que se puede tener acceso sobre ellas en los informes comerciales es más precisa. Esto ayuda a que otras empresas tengan una valoración más completa y puedan decantarse por ella a la hora de hacer negocios.
  • También esta mayor disponibilidad de datos ayuda a las entidades financieras a tomar sus decisiones de crédito. Si no pueden encontrar información sobre una compañía será más difícil que le concedan financiación. Como defienden desde Febis (La Federación Europea de empresas proveedoras de información sobre empresas y empresarios y de servicios de recobro).
  • Fomenta un comportamiento transparente entre los empleados de la empresa. Si la empresa se implica con la transparencia será necesario crear una cultura de la misma dentro de la organización. Esto lleva a relaciones más abiertas entre empleados, que posibilita unos canales de comunicación más abiertos lo que redunda en un mejor funcionamiento de la compañía.
  • Adoptar una cultura de transparencia implica fomentar el diálogo y también que los errores se expongan sin miedo, en vez de ocultarse, haciendo posible aprender de ellos y no volver a repetirlos en el futuro.
  • También posicionará a la empresa como interlocutor deseable para medios de comunicación y la Administración, mejorando su perfil público y la relevancia de su opinión en las decisiones que sobre su ámbito de actuación se puedan tomar.
  • La transparencia no blinda a la empresa ante cualquier problema de reputación, pero en caso de tener que hacer frente a una crisis se encontrará mejor posicionada y su opinión será más creíble que en caso de no haber realizado este ejercicio de transparencia anterior.

En definitiva, ser transparente incrementa la confianza en la empresa de todos sus públicos, incluyendo sus empleados, que se sienten más motivados al trabajar en una empresa en la que su opinión cuenta y en la que no se demonizan los fallos, estando en mejor disposición para alcanzar sus metas de negocio. Facilitar toda la información que es posible de forma segura, yendo más allá de las normativas, es una apuesta de futuro. Los datos que podemos recabar de los informes comerciales, nos ayudan a valorar a una compañía y ver lo transparente que realmente es.

fp_dual

Beneficios de la FP dual para la Pyme

La Formación Profesional dual, o FP dual, ha cumplido cinco años de implantación en España y ya se ha perfilado como una opción muy válida para que las empresas puedan formar nuevas hornadas de empleados según sus necesidades.

 

En uno de sus últimos informes, la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) ha incluido una serie de recomendaciones para que España ataje sus problemas de desempleo. Entre ellas se incluye dar un impulso a la Formación Profesional dual, que lleva ya un lustro implantada en España y que está recogiendo interesantes resultados.

Esta modalidad combina los procesos de enseñanza y aprendizaje entre el centro de formación y la empresa, con un mayor compromiso por parte de ésta a la hora de elaborar los planes de estudio. En principio, las horas de ‘prácticas’ en la compañía son más numerosas y los alumnos cuentan con un contrato específico y una remuneración por su trabajo.

OBJETIVOS DE LA FORMACIÓN PROFESIONAL FP

Los objetivos que se marca este sistema son, entre otros:

  • Facilitar la inserción laboral como consecuencia de un mayor contacto con las empresas.
  • Adecuar los programas educativos a las necesidades de las corporaciones.
  • Incrementar la vinculación y corresponsabilidad del tejido empresarial con la FP.
  • Potenciar la relación del profesorado con las compañías para favorecer la transferencia de conocimientos.
  • Reducir el abandono escolar temprano y las cifras de paro juvenil e incrementar el número de graduados en niveles medios, relativamente escasos en la economía española.

¿CÓMO NOS AYUDA A CRECER LA FP A NUESTRA EMPRESA?

A pesar de que convertirse en empresa colaboradora es relativamente engorroso desde el punto de vista burocrático, puede llegar a ser muy beneficioso. Sobre todo para las pequeñas y medianas empresas a las que le cuesta encontrar personal cualificado para desempeñar una posición concreta.

Colaborando con esta modalidad formativa, las empresas pueden:

  • Formar y renovar sus plantillas: adaptándolas a sus necesidades específicas
  • Poner a punto los contenidos: del programa de enseñanza el colaboración con el profesorado, elaborando contenidos y ajustándolos a sus turnos de trabajo.
  • Recuperar costes: Durante el proceso de aprendizaje, las compañías deben dar de alta en la Seguridad Social a sus alumnos y pagarles un pequeño sueldo a modo de incentivo por el trabajo realizado. Cuentan con bonificaciones sociales en las cuotas de la Seguridad Social (que van del 75% al 100%).
  • Tener un mayor conocimiento de sus candidatos: Tendrán un mayor conocimiento de las competencias de sus aprendices, acelerando el proceso de selección.
  • Mejorar su responsabilidad social corporativa (RSC): Ser empresa colaboradora de la FP dual ofrece la imagen de una compañía comprometida con los agentes externos que le rodean y que le afectan de forma directa.
  • Conseguir mayor flexibilidad para poder determinar la oferta de competencias.

OTRAS CIFRAS DE LA FP

La modalidad dual se introdujo en 2012 en el sistema educativo de nuestro país a través del Real Decreto 1529/2012, de 8 de noviembre. Desde ese año y hasta nuestros días, la FP dual casi se ha multiplicado por seis (de los 4.300 registrados en el curso académico 2012/13 hasta los cerca de 24.000 del curso pasado, 2016/17). Sin embargo, son cifras muy bajas en comparación con otros países de nuestro entorno: un 0,4% de la matriculación en educación media superior frente al 24% de Reino Unido, el 41% de Alemania y el 59% de Suiza.

Desde el punto de vista de la OCDE, la FP dual debe mejorar la transición de los jóvenes desde la escuela al trabajo y conseguir que haya más empresas que ofrezcan esta posibilidad de formación, ya que en la actualidad participan menos del 1% de nuestras compañías. El organismo comenta en su informe que es necesario animar a las pymes para que este porcentaje crezca. Un reto complicado marcado por las limitaciones de las corporaciones de tamaño reducido.

Para ello han surgido diversas iniciativas piloto organizadas por cámaras de comercio y otras instituciones, demostrando la eficacia de la asistencia técnica gratuita para la organización e implementación de la formación entre las pymes.

imagen de dron volando

Los emprendedores deben aprovechar el auge de los drones

El uso de drones crece de forma exponencial cada año, y todo apunta a que seguirá la misma línea ascendente durante, al menos, un par de décadas más. De hecho, según el Ministerio de Fomento, el pasado año las ventas de drones para uso civil a nivel mundial crecieron un 34 por ciento, hasta superar los 6.000 millones. De cara a aprovechar el potencial que estos aparatos tienen en ámbitos tan dispersos, como la agricultura, las infraestructuras, la vigilancia, la defensa, etc., el propio ministerio presentó recientemente una hoja de ruta hasta 2021 con medidas que permiten impulsar el negocio de drones. Así, el plan estratégico permite que sobrevuelen cerca de edificios y regula su uso para entornos rurales.

Lejos de lo que pueda parecer, los emprendedores también pueden aprovechar las mejoras legislativas en el uso de drones. Según los expertos, las oportunidades que pymes y autónomos deben considerar están en entornos como vigilancia, tratamiento de cultivos y mantenimiento de edificios. Por el contrario, se considera que aún existen demasiadas barreras burocráticas que impiden el acceso de los nuevos negocios a este jugoso mercado.

Sea como sea, lo que es una realidad es que cualquier proyecto innovador que una pyme relacionada con los drones tenga, tiene la financiación casi asegurada por las ayudas para emprendedores que  la Unión Europea ofrece y que, a continuación, se detallan.

Ayudas de la UE con drones

Instrumento PyME

Se trata de ayudas que salen cada tres meses y que oscilan entre 50.000 y 2,5 millones de euros. Se destinan a emprendedores que ofrezcan un servicio o un producto innovador.  Desde la fundación de la UE, Finnova, se aconseja que para aumentar las posibilidades de acceder a una de estas importantes ayudas, es aconsejable que el emprendedor bucee por Internet para descubrir si su avance es realmente novedoso o si, por el contrario, ya está desarrollado en cualquier otro lugar del mundo. En cuanto a las nuevas fechas para acceder a estas ayudas, el 3 de mayo finaliza el plazo para presentar iniciativas. El siguiente será en septiembre.

Fast Track To Innovation

A diferencias de las anteriores, estas ayudas, dirigidas también a ámbitos innovadores, exigen que las empresas presenten un proyecto que incluya una fabricación física. Es decir piden como requisito principal que sean manufactureras. De ahí que cualquier pyme española que fabrique drones pueda acceder a este capital europeo cuya cuantía puede alcanzar los 2,5 millones de euros.

Proyecto Piloto Medioambiente-Innovación

Esta es una ayuda específica para desarrolladores de drones. Pero cuyos trabajos se centren en el ámbito medio ambiental, como podría ser el caso de los dispositivos que previenen o avisan de los incendios forestales. El plazo de presentación de candidaturas finaliza a mediados de junio y la cuantía de las mismas también alcanza los 2.5 millones de euros.

Como se puede ver, los emprendedores cuentan con importantes apoyos si pretenden adentrarse y hacer negocios en el sector de los drones. Todas las Administraciones, tanto nacionales como europeas, coinciden en apoyar una utilización cada vez más amplia de estos aparatos. Debido a ese interés público, el actual es el momento perfecto para buscar las oportunidades que puedan presentarse en este sector.

Buen ejemplo de como el dron puede impulsar el negocio de una pyme lo tenemos en algunas empresas que ya están aprovechando el citado buen momento actual. Es el caso de Kowat, una startup acelerada por Finnova y ganadora del StartUp Europe Adwards 2017 Spain por unas soluciones biométricas en drones que sirven para eliminar las plagas de animales que tanto castigan los cultivos agrícolas. DromeHopper también es otro caso de éxito. Este fabricante de drones diseña los aparatos específicamente para la ayuda en tareas forestales. Sus innovadores soluciones en este ámbito permitieron a la firma ser acelerada por Finnova y contar, de momento, con una ayuda de 50.000 euros para el desarrollo del proyecto.

Ambos ejemplos demuestran que las pymes y autónomos pueden sacar partido del auge de los drones. Eso sí, lo que resulta evidente por las dos empresas que hemos comentado en el párrafo anterior es que la innovación y, especialmente, la especialización en un campo de actuación determinado eleva las posibilidades de acceder a la a ayudas que son necesarias para financiar los proyectos.

Una vez superada esa fase, las posibilidades de multiplicar los ingresos en el mercado con los drones son enormes, debido a su cada vez mayor importancia en ámbitos muy diferentes a  los de defensa y espionaje, que eran para los que se utilizaban en un principio. En el futuro, los drones tendrán algo que decir en sectores tan diversos como el transporte de paquetería, actuación en planes de emergencia e incluso transporte de personas.

Móviles con tecnología

Tendencias tecnológicas para potenciar nuestra pyme

El cloud computing, el big data, la blockchain, la inteligencia artificial y la realidad aumentada son los cinco bloques de tendencias tecnológicas que pronto estarán insertos en nuestro día a día, según el libro Los economistas y la economía digital, escrito por Philippe Arraou.

 

Hace unos días hablábamos del retraso digital de nuestras empresas que, salvo en el caso de las nativas, tienen grandes dificultades para asimilar y reestructurarse en función de los avances tecnológicos que han ido apareciendo en los últimos años.

Nuestra economía debe ser consciente de cuáles son las tendencias tecnológicas que ya están empezando a despuntar y que van a tener impacto en nuestro día a día en un futuro muy cercano. El objetivo es insertarlas en los procesos internos, tanto del sector público como del privado para estar en línea con las últimas novedades y, si es posible, adelantarnos a las necesidades de nuestros clientes.

Según el informe Los economistas y la economía digital, escrito por Philippe Arraou y publicado recientemente por el Consejo General de Economistas de España, esas tendencias teconológicas serían las siguientes:

  • Cloud Computing: Es una externalización de almacenamiento y de alojamiento de datos que elimina la necesidad de tener un disco duro físico y que sustituye a los servidores en las empresas. Los pros de esta tecnología son claros: tener nuestra información en un espacio más accesible, ya que estará siempre a nuestra disposición aunque cambiemos de dispositivo y de lugar físico, cómodo y menos problemático y costoso en cuestiones técnicas y de mantenimiento.Sin embargo, todavía tiene muchos flecos sueltos en lo que respecta a la privacidad de la información que en ella se aloja. Por ejemplo, las autoridades estadounidenses tienen derecho a solicitar la restitución de cualquier información en manos de una sociedad estadounidense, incluso si está en posesión de datos procedentes de otras regiones del mundo (Europa incluida).
  • Big Data: El informe de Arraou define esta herramienta como aquella que responde a la triple problemática de las 3V: un Volumen importante de datos para procesar, una gran Variedad de informaciones procedentes de fuentes diversas y una Velocidad de procesamiento a alcanzar en la recogida, el almacenamiento y la explotación de los datos.La magnitud de este fenómeno es tal que ya se considera un valor económico en sí mismo. De hecho, el Foro de Davos estima que constituye un nuevo recurso comparable al petróleo en términos económicos. En este contexto, las empresas del futuro más potentes serán, probablemente, aquellas que mejor hayan sabido explotar esos datos.

    No sólo por poder manejar cantidades ingentes en pocos segundos, sino porque las herramientas informáticas que los gestionan también serán capaces de predecir y adelantarse a los problemas y necesidades del cliente, permitiendo una capacidad de reacción inmediata.

  • Blockchain: Es una tecnología de almacenamiento y de transmisión de informaciones transparente y segura, que funciona sin órgano central. Así define el documento analizado a la blockchain, que permite realizar transacciones sin contar con la intermediación de una entidad bancaria, eliminando gastos por el camino. Y que son tremendamente seguras: cada una de estas transacciones se inscribe en un bloque cuya autenticidad está certificada por la comunidad mundial de usuarios a través de un sistema tecnológico difícilmente falsificable.Surgió para gestionar las bitcoin y ha sido vigilada con lupa por la gran mayoría de las entidades financieras del mundo. Precisamente este hecho es el que le ha dado una mayor fiabilidad, puesto que ya son muchas las que la utilizan para realizar transacciones comerciales. Con la creación de una carta de crédito, se ha convertido en el medio más empleado para reducir los riesgos de pago en las transacciones entre importadores y exportadores.
  • Inteligencia artificial: Considerada la próxima gran revolución, nos trae tecnologías cognitivas capaces de ejecutar tareas que sólo los humanos podían realizar hasta la fecha. Los ejemplos más conocidos son los bots o chatbots, integrados en mecanismos de mensajería para ofrecer respuestas satisfactorias y anticiparse a las necesidades de los clientes.Existen ya herramientas tecnológicas de este tipo capaces de almacenar grandes cantidades de datos, procesarlos en pocos segundos y darnos las respuestas que necesitamos. Por ejemplo, con historiales médicos de todo el mundo, para dar con mejores diagnósticos y tratamientos; o con casos jurídicos, para conocer ejemplos concretos que puedan ayudar a un despacho de abogados a dar un mejor soporte a sus clientes.

    Los grandes gigantes de internet están invirtiendo mucho dinero y recursos en el desarrollo de tecnologías basadas en este concepto, y en el del machine learning, las máquinas que aprenden en función de los datos que van recabando con el tiempo. Lo cual nos lleva a pensar que, en breve, estas novedades tecnológicas formarán parte de nuestro día a día en todas sus variantes.

  • La realidad aumentada: Se consigue a través de sistemas informáticos que hacen posible el cambio de un modelo virtual en 2D o 3D a la percepción natural de la realidad. Más allá de sus aplicaciones tecnológicas en sectores como el de la arquitectura, la ingeniería o el ocio (cine, videojuegos, etc), lo cierto es que puede ser muy útil en las estrategias de marketing y comerciales. Por ejemplo, utilizando el reconocimiento vocal y facial que permita que el uso de un producto o servicio, o reforzar y memorizar una experiencia de cliente.

 

Indicador cara sonriente

Fidelizar al cliente: estrategia ganadora en pymes y autónomos

En ocasiones, las empresas españolas se centran en enfocar sus estrategias comerciales con la intención de captar nuevos clientes, olvidándose de los beneficios que fidelizar ofrece. Y es que los datos que desvelan todos los estudios de mercado realizados hasta la fecha indican que ganar nuevos usuarios para la marca supone una inversión de entre cinco y siete veces más que la que requiere mantener a los que ya se poseen.

Por si todavía faltaran argumentos para convencer a las pymes y los autónomos que la fidelización es una estrategia ganadora nada mejor que recordar que es mucho más sencillo de convencer un cliente que confía en la marca que otro que la desconoce, lo que facilita enormemente la labor de venderle nuevos productos o servicios.

De cara a mejorar y fidelizar a las personas que compran los productos o servicios es interesante conocer una serie de estrategias y trucos que todo emprendedor debe conocer.

Conocer perfectamente al cliente

Es imposible convencer a alguien de que siga siendo fiel a la marca si desconocemos cómo es y qué es lo que le llevó a contactar con la empresa por primera vez. De ahí que sea imprescindible que el plan comercial o de negocio de la firma incluya una exhaustiva base de datos en la que se incluyan las principales características de los usuarios así como sus hábitos de compra, sus gustos, hobbies y preferencias. Y es que solo segmentando a la audiencia es posible formular estrategias comerciales adecuadas y con mayores posibilidades de triunfo y fidelizar.

Buen trato

Parece una obviedad, pero a día de hoy todavía hay empresarios que suspenden en el trato al cliente y luego se extrañan de que los ingresos caigan. Resulta lógico, ya que nadie va a recomendar a sus conocidos un lugar donde no ha sido tratado como se merece, y tampoco volverá. La fidelización solo es posible con una atención exquisita y personalizada al usuario, que debe ir mucho más allá de la simple venta. La empresa debe incluir en su apartado de gestión comercial y marketing la valoración que los clientes otorgan al trato recibido. Solo así se podrán resolver las carencias y mejorar en un aspecto clave para que exista fidelización.

Ofertas comerciales

Las promociones, ofertas, descuentos, etc., son interesantes para mejorar la tasa y fidelizar con la marca. Pero tampoco conviene abusar de este recurso, ya que suele reducir los ya de por sí ajustados márgenes con los que suelen trabajar los nuevos negocios.

Dentro de las múltiples opciones que existen en el campo de las promociones, las tarjetas de puntos suelen dar buenos resultados. Eso sí, hay que asegurarse de que los obsequios se obtienen a cambio de una elevada frecuencia de compra, que nos genere beneficios. De lo contrario, estaremos poniendo contra las cuerdas la situación financiera de la compañía.

Un truco que suele funcionar bien en este ámbito es de las promociones personalizadas a usuarios concretos como motivo de su cumpleaños o cualquier otro acontecimiento destacable. Por último, las jornadas con actividades especiales también suelen ayudar a mejorar la fidelización a la marca.

Aprovechar la tecnología para fidelizar

Las aplicaciones de mensajería instantánea, las redes sociales, el mail… Es decir, internet en su totalidad se ha convertido en la mejor (y más barata) herramienta de fidelización que existe. Por tanto, es imprescindible que el emprendedor se sirva de todos los avances tecnológicos para alcanzar el objetivo final. En esta línea, servicios como Whatsapp se antojan claves en la mejora de la relación con el usuario. Lo mismo pasa con las redes sociales. Con todo, es conveniente no abusar de estas opciones ya que puede originar hartazgo en el usuario, con lo que en vez de fidelizar se le estará expulsando a la competencia.

No centrarlo todo en el ámbito económico

La sociedad actual está mucho más concienciada con aspectos como el medioambiente, la sostenibilidad, la ayuda social, etc. De ahí que un plan de fidelizar de una empresa debe ir más allá del simple intercambio económico. Al yo vendo y tú compras hay que añadirle otra serie de aspectos que ensalcen el buen hacer del área de responsabilidad social de la empresa. De nuevo las jornadas con actividades son un buen ejemplo de cómo una pyme o un autónomo puede mejorar la percepción que los clientes tienen sobre la marca sin recurrir a meras promociones.

Valoraciones periódicas del plan

Un plan de fidelización serio debe contener las estrategias que la empresa va a poner en práctica para retener a sus compradores. Pero dicho plan debe ser revisado para analizar los resultados de cada actividad realizada. Solo así el emprendedor sabrá si las promociones le funcionan o si, por el contrario, es necesario cambiar el enfoque de las mismas.

Dispositivos y nube digitalización

Las empresas españolas aún suspenden en digitalización

Según el estudio Transformación digital en España, las empresas de nuestro país tienen un enorme déficit en digitalización. Las peores notas las sacan los sectores de los medios de comunicación y la energía, mientras que telecomunicaciones y financiero se colocan a la cabeza, aunque sin pasar de un nivel intermedio.

Hace unos días se publicaba el estudio Transformación digital en España, elaborado por Paradigma Digital. Éste desgrana una serie de resultados que indican que existe un interés por parte de las empresas españolas por entrar en el mundo digital, pero que la falta de especialización entre las más longevas les hace ir a rebufo de las más jóvenes, nativas en este ámbito.

Según el documento, la mayoría de las empresas de nuestro país están acometiendo iniciativas transformadoras pero poco efectivas, quedándose en un nivel medio que no llega en ningún caso al avanzado. Los sectores que más retraso llevan en este campo son el energético y el de los medios de comunicación, que aún están en el nivel principiante, mientras que las compañías de telecomunicaciones y las financieras son las que mejor nota sacan, sin pasar del nivel intermedio.

El problema radica en que, en términos generales, éstas se llevan a cabo como proyectos aislados, sólo enfocados en el plano tecnológico y sin englobar a toda la actividad de la compañía. Desde el punto de vista de los responsables del informe, para que esta estrategia cuaje también se necesita un cambio de filosofía en la empresa y que el entorno digital forme parte de todas sus estructuras para adaptarse al nuevo cliente, también digital, que lleva tiempo desarrollándose.

Niveles digitalización

Para medir el grado de digitalización de las empresas estudiadas, se han establecido cuatro niveles de transformación:

  • Principiante: Aquellas empresas que están comenzando a plantearse iniciativas digitales como reacción al mercado que las envuelve y a las tendencias que predominan entre la competencia. Las posiciones gerentes aún son reacias al cambio, y escépticas sobre el valor que este proceso les aporta. Su capacidad para añadir evoluciones o mejoras en sus sistemas es lenta, debido a una gestión tradicional de proyectos en departamentos que trabajan como silos.En este caso, la omnicanalidad (la conexión entre todos los canales de una marca de manera que se interrelacionen entre sí), la estrategia Customer Centric (distinguir a nuestros diferentes tipos de clientes y elaborar estrategias para cada uno de ellos) y la inteligencia de datos (usar todos los datos de la empresa de forma coordinada a nivel interno para evitar duplicidades y darles mayor valor) están muy poco o no están ni si quiera perfiladas.
  • Intermedio: Aquellas empresas que ya han identificado la necesidad de transformarse y que suelen tener iniciativas de renovación de su cultura digital, aunque sólo sea en pequeños grupos o departamentos. Estas estrategias normalmente arrancan en sus áreas de desarrollo.Las compañías en este nivel empiezan a escuchar las necesidades del cliente, pero aún están lejos de poder personalizar su negocio en función del cliente y de integrar inteligencia basada en datos.
  • Avanzado: Éstas llevan a cabo muchas iniciativas transformadoras y cuentan con una cultura y una organización adaptadas al entorno digital. Sus canales digitales están completamente desarrollados, con una experiencia omnicanal completa. Personalizan en parte las acciones relacionadas con el cliente y cuentan con un análisis avanzado de los datos.Para conseguir la adaptación rápida al entorno han tenido que realizar una renovación de sus sistemas, incorporando tecnologías en la nube o cloud y automatización de tareas. Además, negocio y tecnología trabajan en conjunto para ser más eficientes y desarrollar mejores productos digitales.
  • Experto: Son las empresas que dominan la transformación digital, preparadas para seguir a sus clientes y avanzar al ritmo que requiere el mercado. Tienen un enfoque Customer Centric y omnicanal desde el origen, e incorporan además hiperpersonalización y microsegmentación, pudiéndose anticipar a las necesidades de sus clientes para superar sus expectativas. Todas las estructuras comparten sus datos en un punto centralizado, y utilizan inteligencia en tiempo real para todas las operaciones de la empresa.
Juego letras LinkedIn

LinkedIn, arma de los emprendedores para internacionalizarse

Por regla general se considera que la única utilidad de la red social LinkedIn se ciñe a la búsqueda de trabajo o, simplemente, como un recurso que las empresas utilizan para encontrar candidatos adecuados a puestos que deben cubrir. Sin embargo, estos no son los únicos usos de la red.

Linkedin y Social Selling

LinkedIn cuenta con una herramienta, o un índice, conocida como Social Selling. Consiste en que la red social otorga un valor en función del posicionamiento de la empresa en el resto de usuarios y contactos. También valora la marca personal, el target de interés y la capacidad para crear relaciones. Este indicador es válido ya que será utilizado por nuestros seguidores para tenernos en cuenta a la hora de solucionar una necesidad ya que, en teoría, Social Selling se encarga de buscar al mejor profesional posible, y también permite conocer a la competencia.

Esta técnica también puede ser utilizada para la búsqueda de clientes cualificados. Además permite encontrar empresas, compradores o distribuidores específicos de productos determinados, lo que es fundamental a la hora de que una firma afronte el comercio exterior.

Por si fuera poco, diversos estudios concluyen que la comunicación a través de LinkedIn es más provechosa que por otros canales. Así, mientras Social Selling permite capturar un 95 por ciento de contactos útiles en aspectos como el marketing y la compraventa internacional, el email se queda en el 2 por ciento y el teléfono en menos del 10 por ciento.

Las cifras hablan por sí solas y reflejan que LinkedIn es un arma que los emprendedores pueden utilizar a la hora de dar el salto internacional. Pero, cuidado, para obtener una tasa de éxito del 95 por ciento, como se ha dicho en el párrafo anterior, se necesita seguir unas directrices que a continuación pasamos a exponer.

Definir los parámetros con claridad

El indicador es útil. Pero para sacarle partido es necesario que le demos los parámetros correctos para que sea capaz de ofrecer unos resultados óptimos a la hora de buscar en una base de datos de más de 500 millones de usuarios. De ahí que lo primero sea definir el perfil de la empresa y cargo adecuado antes de lanzar la propuesta comercial.

La solicitud debe de ser personal

A la hora de contactar con los perfiles que Social Selling ha extraído para el emprendedor llega el momento de mandarles la solicitud para ser miembros de nuestra red de comercio internacional. Es absolutamente imprescindible que la solicitud que se mande la haga una persona, preferiblemente un alto cargo, y no vaya a nombre de la empresa. Por otro lado se debe hacer hincapié en que el  texto debe ser lo más personal posible, además de estar escrito en el idioma del destinatario. Por último no hay que olvidar aspectos como la educación y explicar brevemente por qué nos interesa tenerle en nuestra red. Solo con seguir estos sencillos pasos se llega a alcanzar un grado de respuesta superior al 70 por ciento.

Potenciar el contacto

Una vez que se ha contactado con alguien que es interesante para la internacionalización de la empresa hay que esforzarse por mantener vivo ese contacto. Además de ganar en confianza con las personas se conseguirá el doble objetivo de descartar a todos aquellos que sí que respondieron en un primer momento pero que carecen de interés para los objetivos que la firma pretende obtener.

Una vez que se disponga de los contactos útiles e interesados en lo que la compañía ofrece es el momento de pasar a un nivel más alto de conocimiento, algo que solo se puede lograr con el teléfono o con una entrevista personal.

En otras palabras, LinkedIn y su herramienta Social Selling es muy útil a la hora de encontrar a la gente indicada en el exterior. Pero una vez que ya se cuenta con la red necesaria, se debe entablar una comunicación más personal para definir las estrategias de internacionalización a seguir.

A pesar de esa limitación los porcentajes de éxito alcanzados son espectaculares. De ahí que los emprendedores deban tener en cuenta Social Selling a la hora de dar el salto exterior. Si está interesado, basta con poner el término en el buscador y le surgirán un buen número de empresas consultoras especialistas en esta materia. Eso sí, debe tener en cuenta que por mucho que le digan, la herramienta es útil en determinados apartados. Sirve para crear redes comerciales que pueden llegar hasta a influir en las decisiones de compra. Pero jamás afecta a la venta directa de productos o servicios, ya que se basa en las opiniones.

pizarra con frase educación

El papel de las pymes en las nuevas tendencias de la educación

La educación

La educación es uno de los elementos más relevantes con los que cuenta cualquier sociedad para adaptar e integrar los cambios. En la nueva realidad que está imponiendo la disrupción tecnológica, se vivirán cambios muy importantes en los próximos años, que, principalmente, irán orientados a que cada estudiante pueda individualizar cada aspecto de su formación, permitiendo generar plataformas educativas que abran desconocidas ramas del conocimiento, como asegura el Decano de la University of Washington, Mike Eisenberg. En este ecosistema, todos estaremos permanentemente conectados a la Red, mejorando y actualizando nuestras habilidades, sin que nadie, salvo nosotros mismos, supervise nuestro aprendizaje.

El futuro de la enseñanza parece encaminarse a lograr que los estudiantes se formen a través de plataformas digitales sin limitación geográfica, que contarán con robots y programas inteligentes capaces de aprender y de acelerar los descubrimientos. En este paradigma, la inteligencia artificial logrará avances espectaculares a través de las insólitas capacidades de cómputo y el acceso ilimitado a información masiva, utilizando herramientas de aprendizaje que sustituirán a los métodos tradicionales, como los simuladores, los juegos en Red colaborativos, chats permanentes de discusión o el acceso total a bases de datos universales, entre otros.

Todo ello caminará en paralelo a otros cambios que ya está viviendo el mundo desde hace algunos años, y que obliga más que nunca a las organizaciones de hoy en día a adaptarse a un contexto que nada tiene que ver con el de hace tan sólo una década. La llegada de nuevas tecnologías bajo ciclos de vida cada vez más cortos, la globalización o los cambios demográficos, son algunas de las tendencias que afectan a todos los ámbitos políticos, económicos o sociales pero que también influyen en el trabajo. Algo que, por ejemplo, el último informe sobre la materia elaborado por el Foro Económico Mundial ya advierte al señalar que sólo en los próximos cinco años se destruirán cinco millones de empleos a lo largo del planeta.

Cambios irreversibles

Aunque la mayoría de los expertos no se atreven a otorgar una fecha de inicio para este nuevo entorno educativo, algunos estudios hablan de que será una realidad a lo largo de la próxima década, que se irá manifestando de manera progresiva mediante algunos hitos clave, como:

  • La tecnología, eje de todo. Las fuentes de información estarán en la Red plenamente disponibles siempre para su uso. Los juegos online y la utilización de los medios digitales serán partes indispensables en cualquier plan de estudio.
  • La revolución de la Ciencia. La conjunción entre nuevas tecnologías y otras materias (principalmente Ciencia, Ingeniería, Matemáticas e Informática) con un enfoque eminentemente práctico contribuirá decisivamente al desarrollo de innovaciones.
  • Integración con la realidad virtual. Los contenidos educativos serán entornos virtuales complejos, bajo nuevos modelos arquitectónicos del espacio y el tiempo. El estudiante se mimetizará con el entorno digital, integrándose en él.

 

Oportunidades de negocio

A pesar de las incertidumbres con respecto al futuro de la educación, existen numerosos ámbitos en los que compañías de todo el mundo ya están trabajando, pero en los que todavía queda mucho camino por recorrer, como, por ejemplo:

  • Mejora de la experiencia de los usuarios. La integración del Internet de las Cosas en nuestras vidas permitirá, en el caso de la educación, acceder a contenidos en cualquier lugar, haciendo evolucionar los contenidos a la medida de nuestras necesidades.
Dibujo logotipo manzana

Nombre y logotipo en pymes y autónomos, ¿cómo no equivocarse?

La idea, el nombre y el logotipo

Lo primero que hay que tener claro en el momento de dar el paso y convertirse en emprendedor es la idea de negocio. Pero, una vez que se dispone del primer boceto del producto o servicio que pretendemos poner en el mercado, llega el momento de tomar una serie de decisiones que también son fundamentales para la existencia de la propia empresa. En esta ocasión nos referimos a la elección de un nombre y de un logotipo, que son dos aspectos fundamentales para dar a conocer el negocio.

En un principio, esta elección puede parecer simple pero, sin duda, estamos ante uno de los procesos más complicados, delicados e importantes de los primeros meses de existencia de la empresa.  Y es que si se toma una decisión equivocada en este sentido y se utiliza una denominación y una imagen visual que no consigue llamar la atención de los posibles clientes, es muy probable que la empresa fracase. Si nadie conoce el negocio es indiferente lo que éste pueda ofrecer, jamás será capaz de reportar los ingresos que se tenían previsto en el plan de negocio y en el plan comercial.

La primera impresión

A pesar de ello, algunos emprendedores minusvaloran estos aspectos, ya que creen que carecen de importancia en el caso de pymes y autónomos o de sectores muy específicos, donde la especialización es la mayor virtud. Sin duda, aquellos que piensan así cometen un importante error. El nombre que recibe la empresa es su tarjeta de presentación, la primera impresión que le queda al usuario de la firma. Por su parte, el logotipo es la tarjeta identificadora del negocio y será la imagen que el cliente recuerde cuando piense en el producto o servicio que se ofrece.

Por todo ello, el nombre y logotipo deben ser siempre una elección tomada con extremo cuidado, ya que ambas cuestiones serán claves para el proceso de consolidación de la empresa. Además se trata de decisiones que no admiten segundas oportunidades. Si se ha cometido un error, y más con el nombre de la empresa, es casi peor tratar de cambiarlo, ya que se generará el desconcierto entre los consumidores, lo que a larga será aún más nocivo para las ventas.

Evita errores

De cara a no cometer ningún error grave, desde este post ofrecemos una serie de claves para minimizar las posibilidades de equivocación a la hora de elegir tanto el nombre como el logo de la empresa.

Elegir el nombre y el apellido del emprendedor no tiene por qué ser una mala opción.
Muchos empresarios reniegan de utilizar su propio nombre y/o apellidos a la hora de identificar a la empresa. Pues bien, aunque se trata de una opción que, desde luego, no refleja un derroche de creatividad, no tiene por qué ser errónea. Muy al contrario es perfectamente válida en los casos en los que el emprendedor ya sea conocido o en ámbitos económicos formales en los que darse a conocer no sea fundamental, como bufetes de abogados o notarios.

El logotipo y sus claves

Obviamente en estos casos, el logotipo debe ser acorde a la denominación y contener la totalidad del nombre de la empresa para no llevar a la confusión.

Seleccionar un nombre que haga referencia directa al producto que se vende.

En los casos de los nuevos negocios que sean especialistas en un producto o servicio determinado, como es el caso de las hamburguesas o las pizzas, es acertado buscar un nombre que haga referencia a dichos productos.

Esta opción simplifica al usuario el trabajo de identificar la actividad de la firma.

Además de hacer mucho más sencillo el diseño y elaboración de un logotipo. Eso sí, en estos casos, elaborar un buen reclamo o claim adquiere mayor relevancia. Sirva como ejemplo que la palabra Telepizza es casi igual de recordada que la frase “el secreto está en la masa”.

Optar por una denominación que haga referencia a las virtudes del producto o servicio.

Cuando se elige un nombre que destaca la calidad o el beneficio que ofrece lo que la empresa vende también se facilitar la labor de diseño del logotipo, ya que el reclamo está en el propio nombre y no en la imagen.

Esta forma de actuar es especialmente acertada en ámbitos como el lowcost donde el precio es el factor diferencial.

Ser creativo

Nombres como Google o Yahoo son marcas en sí mismas y su elección estuvo marcada por la creatividad. Esta decisión implica un diseño visual acorde ya que el objetivo es crear una enseña que sea recordada más allá de lo que la empresa pueda ofrecer. En estos casos es conveniente rodearse de profesionales, pero conviene vigilar sus creaciones para que no se alejen demasiado de los objetivos que se quieren conseguir.

Distintas vías transporte

Nuevas oportunidades para pymes en el sector del transporte

El transporte y la logística

Para muchos, el comercio es el principal motor de creación de riqueza y conocimiento que ha tenido desde siempre la humanidad, siendo, según el Banco Mundial, el sector que más oportunidades de negocio genera actualmente para las pymes, principalmente en temas de innovación y en soluciones de movilidad urbana. En España, el transporte y la logística suponen un 7,8% del PIB y dan trabajo, directa o indirectamente, a alrededor de 800.000 personas.

El transporte y la tecnología

La tecnología está jugando un papel fundamental en su evolución gracias a distintos factores, que van desde la irrupción del Internet de las cosas (IoT) en, por ejemplo, los vehículos particulares; los efectos de la economía colaborativa y la llegada de nuevas formas de transporte en ciudades y en desplazamientos por carretera; o la importancia creciente de la geolocalización, que permite, entre otros hitos, aumentar la productividad, la información en tiempo real de los procesos de envío o el abaratamiento de costes y tiempos de entrega.

Sin embargo, junto a las enormes potencialidades del sector para los próximos años, numerosos informes alertan de los riesgos que se presentan en campos como la vulnerabilidad cibernética, la necesidad de plantear soluciones personalizadas en medio de estrategias globales o la incertidumbre acerca de los posibles cambios normativos y regulatorios que están por venir.

El potencial de la tecnología

En el otro extremo, un sinfín de análisis destacan el gran potencial de la tecnología en la generación de oportunidades en dos áreas principales: la transformación de los procesos empresariales y el desarrollo de nuevos modelos de negocio, como los vehículos autónomos, el smart movility o el uso del Blockchain para la trazabilidad de los envíos.

En el campo de la logística, por ejemplo, esta revolución se manifiesta ya en ámbitos en los que cada vez un mayor número de pymes ofrecen sus desarrollos e innovaciones, como:

  • Vehículos eléctricos: A pesar de que cada día es más común el uso de este tipo de automóviles, principalmente en grandes ciudades, todavía queda mucho camino por recorrer en segmentos como la reducción del coste por kilómetro o el uso de baterías con autonomía suficiente para cubrir trayectos largos.
  • Inteligencia Artificial: La capacidad de aprendizaje de los ordenadores será crítica para prever situaciones y anticipar nuevas estrategias, como la congestión de las vías de transporte o la resolución de potenciales conflictos, mejorando la labor de los analistas.

 

Las cuatro principales áreas de transformación

La consultora Frost&Sullivan analizó recientemente el futuro de la logística poniendo el foco de atención en el impacto que tendrá la tecnología, llegando a la conclusión de que las principales innovaciones vendrán desde campos tan diversos como el uso de nuevos materiales, los combustibles más eficientes o la gestión más rápida y eficiente de grandes volúmenes de datos. Un panorama lleno de oportunidades de negocio para los próximos años y que, tal y como se apunta en este artículo de Supply Chain Digital, moldearán el futuro de la logística hacia criterios cada vez más centrados en la flexibilidad, continuidad, sostenibilidad y la transparencia.

Dentro de este nuevo paradigma, los cuatro grandes ejes de transformación serán:

  1. Tecnologías móviles. Contribuirán a descongestionar en tiempo real los atascos, aportando información en vivo y apoyándose continuamente en la geolocalización. Su impacto más inmediato será en la cadena de distribución, agilizando procesos y evitando controversias y disputas. El papel de las cadenas de bloques puede ser clave.
  1. Cloud computing. Permitirá la personalización total de los servicios para los usuarios, adaptados plenamente a sus necesidades y más baratos en términos de costes. La irrupción del big data posibilitará un mejor conocimiento de los clientes.
  1. El Internet de las Cosas. Contribuirá a mejorar la experiencia de los usuarios por medio de la interactividad con el entorno, a través de, por ejemplo, las tecnologías V2V o V2I, que permitirán la comunicación directa entre los vehículos con los semáforos, las señales o los dispositivos móviles de los peatones.
  1. La economía colaborativa. Generará cada vez un mayor número de nuevos modelos de negocio y de compartición de bienes y servicios, que entrarán continuamente en colisión con las regulaciones vigentes. La confianza y la valoración de los clientes se hacen indispensables en términos de reputación para poder operar en este nuevo mercado.