Imagen cuello de una botella

Cómo evitar los cuellos de botellas en los nuevos negocios

Imprescindible localizar cuellos de botellas

En cualquier negocio, independientemente de su tamaño, es imprescindible identificar dónde se encuentran. Es decir, aquellas partes del proceso de producción o distribución que impiden ofrecer una adecuada respuesta a la demanda. Generalmente estos problemas suelen partir de ineficiencias, fallos en la planificación, o escasa flexibilización. Pero será imposible encontrar una solución a cuellos de botellas que afecten a los niveles de producción si antes no se ha detectado el origen del mal.

Debido a ello, es imprescindible que los emprendedores monitoricen todos los procesos prestando especial atención a las partes de la cadena que, por norma general, se han mostrado más problemáticas en el pasado. Para lograrlo, se debe llevar a cabo un seguimiento pormenorizado que permita detectar el atasco que genera los retrasos e incluso la detención de la cadena de producción. Estos puntos, que a continuación reflejamos, son en los que habrá que extremar la vigilancia en los nuevos negocios para ser más competitivos.

Flexibilidad

Es fundamental trabajar en aquellas áreas del sistema que presentan mayores dificultades para adaptarse a repentinos cambios del volumen de pedidos. Por tanto, los procesos menos ágiles por sus propias características intrínsecas (una maquina capaz de servir un determinado volumen como máximo, por ejemplo) deben ser los primeros en ser cuestionados.

La cadena de suministro

Ya lo hemos comentado antes, pero los componentes que, en el pasado, ya han demostrado que pueden ser fuente de inconvenientes obligan a prestarles una especial atención. En este ámbito, las partes complejas del sistema donde suelen cohabitar procesos manuales y automáticos son más susceptibles de fallar.

Los componentes manuales

Sin ningún género de dudas, las partes de la cadena que son exclusivamente manuales suelen presentar problemas por los lógicos errores humanos que todos cometemos.

A pesar del análisis realizado, es importante que se tenga en cuenta que no hay ningún cuello de botella que sea idéntico a otro. Las consecuencias de cada uno de ellos difieren, así como también son diferentes las soluciones que los negocios de éxito deben tomar para mantener su situación de privilegio. Con esta idea, es conveniente destacar que, como mínimo, se conocen dos tipos de problemas en este sentido.

Cuellos tangibles

Son aquellos que impiden un rendimiento mayor de los procesos por sus propias limitaciones físicas. Éstas pueden ser generadas por los propios operarios, que no son capaces de sacar mayor partido a la maquinaría. Pero también entran en este apartado los cuellos de botella que se generan porque la maquinaria ha llegado al límite. Es obvio que, en el caso de los trabajadores, una mejor formación puede ayudar. Aunque tampoco se debe destacar un cambio de empleados en aras de introducción de mayores dosis de talento en la compañía. Mientras que en el caso de las máquinas, no quedará más remedio que afrontar cuantiosas inversiones en nuevos equipos que sean capaces de acompasar el nuevo plan de negocio de la empresa.

Cuellos intangibles

En este apartado se incluyen todas aquellas limitaciones que se generan por el sistema. Es decir, fallos de diseño, lentitud, excesiva burocracia en la toma de decisiones, etc. Todo ello puede generar inconvenientes que solo pueden ser solucionados mediante una detección precoz del problema.

De hecho, dicha detección precoz es la clave que permitirá solucionar cualquier inconveniente. Pero conseguirla no es fácil. Es más, un emprendedor solo será capaz de solucionar un inconveniente que aún no ha ocurrido siempre y cuando sea capaz de tener una visión global de todo el sistema de manera que nada quede fuera del necesario control que se debe ejercer de todo el proceso de producción.

La monitorización evita cuellos de botella

Además de esa visión de 360 grados, es imprescindible que la monitorización realizada sea de calidad para que los datos obtenidos permitan identificar las obstrucciones.

El control sistemático, por tanto, es la fórmula mágica para encontrar soluciones. Además de mejorar la capacidad de detectar cuellos de botellas contribuye a mejorar el entendimiento de los procesos, lo que permitirá a la empresa estar mejor preparada para evitar problemas de similares características a los aquí tratados en el futuro.

Para lograr este objetivo, el empresario cuenta en la actualidad con un inestimable aliado, la tecnología. Gracias a los avances informáticos se puede obtener información en tiempo real de todos los procesos que componen la cadena de producción, lo que incrementa en gran medida las posibilidades de identificar con tiempo suficiente una posible obstrucción que impida satisfacer a la creciente demanda en tiempo y forma.

Cara mujer con tecnología software por encima

En qué nos beneficiará la llegada de la revolución cuántica

La revolución cuántica

Compañías como IBM (a través de Quantum Experience), Google o Intel llevan invirtiendo los últimos años importantes cantidades de dinero en el desarrollo de los primeros modelos de ordenadores cuánticos, conscientes de lo que supondría su uso para la humanidad. Campos como la medicina, las finanzas, la ingeniería, la inteligencia artificial o las infraestructuras experimentarán una transformación sin precedentes que los expertos sitúan por encima incluso de lo que supuso la revolución industrial hace más de doscientos años. Ha llegado la “revolución cuántica”.

Y todo ello gracias al desarrollo de los estudios del físico Max Planck, quien a comienzos del siglo XX empezó a discutir sobre el comportamiento de la naturaleza y su composición, por medio de unas partículas que llamó cuantos o fotones, y cómo se calculaba su energía a través de la constante de Planck.

La diferencia de la cuántica

Mientras que la informática clásica se basa en el código binario (los transistores precisan para su procesamiento ser un 0 o un 1 antes de cambiar de estado, usando los denominados bits) la cuántica utiliza los qubits, que pueden tener los dos estados a la vez. En los últimos años, la mejora tecnológica a todos los niveles ha permitido que la velocidad de transistores y condensadores se haya disparado de tal manera que se está alcanzando el umbral de las leyes clásicas de la física, lo que sólo deja como posible siguiente etapa la aplicación práctica de la informática cuántica. Cuando se produzca, no sólo se resolverán problemas con una rapidez desconocida, sino que se obtendrán todos los resultados posibles para cada variable y logaritmo.

Las carencias de la cuántica

Sin embargo, esta tecnología todavía presenta algunas carencias que se deben solucionar en el futuro, como, por ejemplo:

  • Temperatura. Los qubits son muy delicados y necesitan temperaturas cercanas al cero absoluto (-273º C) para ser operativos, así como estar completamente asilados en condiciones de vacío. En caso contrario, corren el riesgo de desestabilizarse y producir errores de cálculo.
  • Coherencia. Hoy, sólo es posible mantener el estado cuántico de los qubits durante un cortísimo periodo de tiempo, que se estima entre los 47 y los 50 microsegundos, momento en el que vuelven a un estado informático clásico de unos y ceros.
  • Interferencia. Cualquier perturbación en una fase de cálculo cuántico, como, por ejemplo, una oleada de radiación electromagnética, provoca el colapso del sistema, en un fenómeno que se conoce como decoherencia, lo que obliga al aislamiento absoluto si se quiere tener éxito en el proceso.
  • Soporte. No hay consenso sobre cuál debe ser el soporte físico adecuado para construir ordenadores cuánticos. Se da por hecho que coexistirán algunos años con las máquinas actuales, utilizándose para resolver problemas complejos, donde no llegue la computación clásica.

Qué aportará a los negocios

En 2016, el Comisario Europeo de Economía y Sociedades Digitales, Günther Oettinger, presentó el Quantum Manifesto, un documento que subrayaba el impacto que tendrá la llegada de la tecnología cuántica en la sociedad y en la economía, y que complementaba una reciente iniciativa de la Comisión Europea para destinar 1.000 millones de euros a su investigación. Compañías como IBM, Airbus o Toshiba, junto a universidades como Oxford, Harvard, Cambridge o la Complutense, así como trabajadores del Centro Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), suscribieron el texto, demostrando las expectativas que hay en torno a ella.

La importancia de la cuántica en la industria

Campos como las ciencias de la vida, la logística o la predicción del clima son algunos de los que, en teoría, podrían verse más beneficiados por su uso, destacando, por encima de todos ellos, a la industria química, ya que, previsiblemente, se podrá tener un mayor control sobre las propiedades de las moléculas, permitiendo llevar a cabo diseños de materiales y compuestos químicos nunca vistos. En el segmento de la salud, la nueva capacidad de análisis y resolución de datos permitirá descubrir medicinas y, sobre todo, atajar patologías que tienen una evolución más incierta e incontrolable, como el cáncer.

Pero, sin lugar a dudas, donde más expectación ha levantado la implementación de la tecnología cuántica es en las finanzas, donde se cree que supondrá una verdadera revolución en relación a cómo las concebimos en la actualidad. No en vano, entidades como Goldman Sachs, RBS o Guggenheim Partners están invirtiendo mucho dinero en computación cuántica con la intención de adelantarse a sus competidores.

Las innovaciones de la cuántica

Aunque resulta muy ambicioso poder concretar en qué consistirán dichas innovaciones, cabría destacar las siguientes, también aplicables en mayor o menor medida a otros segmentos de la economía:

  • Mayor seguridad en el intercambio de datos gracias a la criptografía cuántica, permitiendo, por ejemplo, generar procesos transaccionales formados por qubits que serían invulnerables (con la tecnología actual).
  • Mejora considerable en los sistemas de detección de fraude y del blanqueo de capitales.
  • Elaborar predicciones de riesgo y estrategias de negociación sin errores técnicos, mediante el análisis de un número de variables casi infinito, en muy poco tiempo y sin margen de error.
  • Analizar escenarios probables para la toma de decisiones de inversión, gestionando de otro modo la incertidumbre y los interrogantes sobre el largo plazo. Esto supondrá una enorme ventaja competitiva para aquellos agentes del mercado que dispongan de este tipo de tecnología.
  • Crear asistentes digitales autogenerados, sin ninguna clase de intervención humana.

 

imagen puerto con contenedores

Claves para saber cuándo expandir los nuevos negocios

Vaya por delante que no existe una fórmula ni una receta milagrosa que indique con exactitud cuándo es el mejor momento para expandir una empresa, ya sea en el mercado interior, con nuevos productos o servicios, o dando el salto internacional. El hecho de que no se trate de una clave matemática implica que los emprendedores deben tirar de intuición para descubrir el momento perfecto para expandir el plan de negocio.

Cuando expandir el negocio

Pero que se carezca de la famosa fórmula mágica no quiere decir que no existan síntomas o claves que indiquen el siguiente paso que se debe dar para que los nuevos negocios impulsen su crecimiento.

Uno de esos indicadores que ningún emprendedor debe obviar es el crecimiento de las ventas durante un determinado periodo de tiempo. Es decir, cuando se sabe con certeza que los clientes confían en la marca y, por tanto, acuden con regularidad a adquirir referencias sosteniendo con ello la demanda. Esta realidad debe ser tomada en consideración pero siempre que vaya acompañada de un incremento de los ingresos que permitan ganar dinero y poseer un excedente en tesorería. Solo así se podrá intentar dar el paso para elevar el crecimiento pero sin poner en juego el futuro de la compañía.

Eso sí, el periodo de alza de ventas al que nos referíamos en el párrafo anterior debe ser amplio. No basta con un par de meses de incrementos para afrontar el salto y mucho menos si es a escala internacional. Lo indicado en este caso sería al menos seis meses de buena evolución, tanto en ingresos como en beneficios.

Otra de las claves que los emprendedores deben valorar a la hora de expandir el negocio es la satisfacción de los clientes. El hecho de que las personas que permiten que paguemos las nóminas estén felices con lo que la empresa ofrece, revela con meridiana claridad que la firma está cumpliendo a la perfección el objetivo de ofrecer una gama de productos o servicios que cubren en su totalidad las necesidades de los usuarios.

Cuando un negocio llega a este punto se genera un boca a boca muy beneficioso. Este fenómeno permite capturar nuevos clientes, o lo que es lo mismo, expandir el negocio, y fidelizar a los que ya se tienen.

Un empresario también debe tener en cuenta que sus colaboradores o empleados estén plenamente comprometidos con la evolución de la empresa. Lograr que la plantilla esté satisfecha y motivada es un indicador perfecto para pedir un mayor esfuerzo en aras de expandir el negocio.

Por tanto, contar con un equipo de trabajo feliz sirve para remar todos en la misma dirección y convertir en factible el cambio de rumbo de que la empresa debe dar para expandir sus actividades o su presencia geográfica.

Y es que no existe un solo camino para expandir un negocio. De ahí que desde este blog expongamos las tres alternativas que existen para alcanzar el objetivo de crecimiento.

Abrir nuevos mercados

Atravesar los Pirineos y plantar la bandera de la empresa en otro país es una de las mejores maneras que existen para extender un negocio. Pero, cuidado, la internacionalización de una firma solo debe realizarse si antes se ha realizado un concienzudo análisis para descubrir si lo que la empresa ofrece tiene demanda en otros territorios. Si la respuesta es afirmativa no se debe dar el paso sin antes comprobar que la empresa cuenta con capacidad para surtir esa demanda exterior sin descuidar la interna y un seguro de crédito por si, aunque las ventas en el extranjero fueran bien, los cobros no tanto.

Nuevos productos o servicios

Encontrar una necesidad desatendida en el sector en el que se mueve la compañía es otra fórmula para expandir el negocio. Si se da esa situación, nada mejor que cubrir ese vacío con nuevos productos o servicios.

Abrir más sucursales

Inaugurar nuevos establecimientos para acercar nuestras referencias a los usuarios es otro método de expandir un negocio, ya que acercará la posibilidad de capturar a nuevos clientes. Es obvio que antes de dar este importante paso e inaugurar un nuevo local se debe buscar la ubicación ideal para recuperar lo más rápido posible la inversión que habrá que realizar. Además, también se debe ofrecer la misma calidad de servicio en las nuevas delegaciones, para no perjudicar la imagen de la empresa.

Se elija la fórmula que sea es imprescindible que la expansión del negocio esté sustentada en un plan de negocio acorde a los nuevos objetivos que la empresa  tenga. Y como ya se ha dicho en este post, también es recomendable no comprometer la liquidez del negocio para ampliar sus actividades.

manos estrechandose sobre mesa de negocios

El buen gobierno corporativo también es para las pymes

Cepyme ha presentado la Guía de Buen Gobierno Corporativo, un documento que recoge consejos y recomendaciones para que las pequeñas y medianas empresas mejoren en gestión interna y ofrezcan unas cuentas transparentes.

 

La Confederación Española de la Pequeña y Mediana Empresa (Cepyme) acaba de publicar la Guía de Buen Gobierno Corporativo con la colaboración del Consejo General de Economistas (CGE). En ella se recogen una serie de consejos para que las pymes mejoren sus relaciones internas, elaboren cuentas anuales transparentes, fieles a la realidad de la empresa, y ganen en competitividad.

No sólo eso. Como ha recordado durante la presentación el presidente del CGE, Valentín Pich, la Ley de Contratos del Sector Público, en vigor a partir del próximo mes de marzo, incorpora requisitos sobre buen gobierno y responsabilidad social corporativa (RSC), unas premisas que deben presentar todas las empresas que deseen optar a ser proveedoras de productos o servicios de una administración pública.

Según el texto, en nuestro país la modernización del gobierno corporativo se fundamenta en dos instrumentos. El primero es la reforma del marco normativo vigente a través de la Ley 31/2014, de 3 de diciembre, por la que se modifica la Ley de Sociedades de Capital. Ésta refuerza el papel de la junta de accionistas en las decisiones empresariales, equilibra los controles en las medidas adoptadas relativas a las remuneraciones de directivos y regula detalladamente el régimen de responsabilidad de los administradores.

12 Medidas gobierno corporativo

Por otra parte, la Comisión Nacional del Mercado de Valores actualizó el 1 de febrero de 2015 el Código unificado de buen gobierno de las sociedades cotizadas, que establece recomendaciones cuyo cumplimiento es voluntario, sólo sujetas al principio de “cumplir o explicar”. En un afán de que este documento sea una referencia similar para las pymes, recoge 12 principios básicos para la implantación de estos procedimientos en una dimensión empresarial más reducida.

  1. Las sociedades deben informar con claridad en la junta general sobre el grado de cumplimiento de las recomendaciones de buen gobierno, incluyendo la situación de los sistemas de control interno y las políticas fiscales aplicadas.
  1. La junta general debe funcionar bajo una serie de principios de transparencia y con la información adecuada y actualizada.
  1. Las sociedades deben facilitar el ejercicio de los derechos de asistencia y participación en la junta general en igualdad de condiciones.
  1. El órgano de administración asumirá colectiva y unitariamente la responsabilidad directa sobre la administración social y la supervisión de la dirección de la sociedad, con el propósito común de promover el interés social.
  1. El órgano de administración tendrá la dimensión precisa para favorecer su eficaz funcionamiento y la representación de todos los intereses de sus socios o accionistas.
  1. En la composición del órgano de administración se fomentará la diversidad de conocimientos, experiencias y género.
  1. Los miembros del órgano de administración dedicarán tiempo suficiente para el eficaz desarrollo de sus funciones y deberán contar con información suficiente y adecuada para la toma razonada de decisiones.
  1. El órgano de administración se reunirá con la frecuencia necesaria para el correcto desarrollo de sus funciones de administración y control. Se recomienda mantener un mínimo de cuatro reuniones anuales de miembros de la directiva.
  1. El órgano de administración evaluará periódicamente su desempeño y el de sus miembros, así como los resultados obtenidos por las diferentes direcciones ejecutivas que operan en la sociedad.
  1. La sociedad pondrá en marcha una función de control y gestión de riesgos que goce de independencia organizativa y pueda informar al órgano de administración.
  1. La sociedad promoverá una política adecuada de responsabilidad social corporativa como facultad indelegable del órgano de administración, ofreciendo de forma transparente información suficiente sobre su desempeño económico, social y medioambiental.
  1. La remuneración del órgano de administración será la adecuada para atraer y retener a sus miembros de acuerdo con su dedicación, cualificación y experiencia profesional.
data_analitycs

Aprovéchate del Data Analitycs en los listados de marketing

Las nuevas tecnologías están cambiando el funcionamiento interno de las empresas y los protocolos de toma de decisiones. Palabras como Data Analitycs, Big Data, Internet de las Cosas, Inteligencia Artificial o Block Chain son ya comunes y las empresas, independientemente de su tamaño, deben tener claro que no pueden quedarse al margen de los avances tecnológicos si quieren seguir siendo competitivas.

Lo que posibilitan las nuevas tecnologías Big Data es analizar una gran cantidad de datos, provenientes de distintas fuentes y dispositivos, de forma cada vez más rápida. Esto nos proporciona una mejor posición de partida para poder tomar las decisiones estratégicas para el futuro de la empresa. Si partimos del análisis de informaciones fidedignas, por ejemplo, las que facilitan los listados de marketing, nuestras posibilidades de acertar se incrementan.

Con el desarrollo de los ordenadores se incrementó la capacidad de almacenaje de gran cantidad de datos de forma sistemática, y de analizarlos, para extraer información concreta que ayude a las empresas u organismos a diseñar sus estrategias y tomar decisiones de negocio, lo que sería el Data Analitycs. La implantación cada vez más masiva del uso de la comunicación online ha hecho que el número de datos disponible crezca de forma exponencial, y que los procesos necesarios para procesar esa cantidad de conocimientos tengan que mejorar.

Las grandes corporaciones disponen de mayores recursos para hacer frente a la incorporación de programas de análisis adaptados a sus necesidades dentro de la propia empresa. Las pymes no pueden quedarse atrás si no quieren perder la capacidad de competir en el mercado y desaparecer. Por ello es importante que definan cómo van a implantar y gestionar el uso de estas tecnologías.

Aplicaciones del Data Analitycs en el marketing

Si hay un campo de la empresa que puede aprovecharse de forma significativa de este tipo de analíticas ese es sin duda el de marketing. El estudio de todos los datos disponibles sobre clientes y posibles clientes permitirá diseñar unas políticas mucho más Customer Centric, poniendo al cliente en el centro, permitiendo no ya dirigirse a un tipo medio identificado, sino personalizar las ofertas que se ofrecen a cada uno adaptándolas a sus gustos o necesidades.

Pero las aplicaciones son múltiples. También es posible, por ejemplo, fijar sistemas de precios dinámicos, que se establezcan en función de los datos del momento del sector, competencia, social media, según países… O utilizar la información recogida para introducir mejoras en los productos de acuerdo con los comentarios o datos recogidos sobre los mismos.

A la hora de enfrentarnos a esta tarea, la primera pregunta que debemos contestar es cuál es el resultado que quiero obtener. Esto permitirá plantear la búsqueda de una forma correcta. En el caso de que lo que se desee conseguir sean nuevos clientes para mi empresa puedo recurrir a los datos que ya están recogidos en los listados de marketing. Con ello nos aseguraremos:

 

  • Información veraz proveniente de fuentes oficiales y contrastadas.
  • Posibilidad de procesar gran cantidad de datos con inmediatez.
  • Datos siempre actualizados, con información de contacto válida al nivel que se necesite.
  • Uso de tecnología Big Data que permite realizar vinculaciones, conocer la estructura societaria de una empresa o las zonas de mayor concentración de empresas de la tipología que busquemos, o dónde está previsto que crezcan más.
  • Capacidad de segmentar y acceder a listados concretos reduciendo los costes.

 

Así se obtendrá información de los posibles futuros clientes que cumplan los criterios establecidos por nosotros, en función de la tipología de los actuales, eliminando aquellos que no interesen. Se podrán establecer las preferencias de zona, sectores, longevidad, tamaño, comportamiento de pagos, etc.

Hoy en día los datos son un valor en alza, pero el almacenaje de datos no aportará nada a la empresa si no se saben analizar de forma adecuada para obtener respuestas a las necesidades concretas. Apoyarse en fuentes externas de confianza, como los listados de marketing que ofrecen marcas como eInforma, servirá para mejorar la capacidad de análisis de la compañía y prever los comportamientos del mercado para ayudarle a tomar sus decisiones con menos riesgos.

transformacion_digital

Las claves de la transformación digital para pymes y autónomos

Todos los empresarios coinciden en que la transformación digital es un paso necesario que todas las empresas deben afrontar para ser competitivas en el futuro. Pero una cosa es decirlo, y otra muy diferente hacerlo. Es cierto que las grandes multinacionales se han visto obligadas (y no en todos los casos) a incluir la tecnología en su propia cultura empresarial,  pero no ocurre así con los emprendedores que poseen pequeñas empresas.

En el caso de las pymes y autónomos, todo eso llamado industria 4.0 y salto digital se acostumbra a ver como lejano, ya que se tiende a creer que no afecta de forma directa al negocio actual. Aunque pueda parecer que hay tiempo, la realidad es que retrasar ese paso tendrá consecuencias desastrosas en el futuro. Un negocio, por grande o pequeño que sea, no puede ir en contra de sus clientes. Y si el consumidor actual es digital, el negocio también tiene que serlo.

No cumplir esa directriz es condenar al fracaso a todos los negocios que funcionan en la actualidad, pero que es seguro que no lo harán en pocos años. Para evitarlo, desde este blog proponemos una serie de puntos que se deben tener en cuenta para convertir nuestra pyme en 4.0. Un buena forma de afrontar el cambio en un negocio pequeño es iniciando una tienda online y aprovechar el proyecto para abrir la firma a la era digital.

Estudiar la situación de la compañía

De cara a poner en marcha un proceso de digitalización es necesario saber la posición de partida. Solo así se podrá iniciar el cambio, con la introducción de los procesos, para acabar el proyecto 4.0 situando a la tecnología junto al cliente en el centro de todas las decisiones que la empresa toma.

La transformación debe ser prioritaria

Cuando ya sepamos con claridad en qué situación se encuentra la compañía, el siguiente paso es colocar el proceso de transformación digital como la prioridad número 1 de la firma. De esa forma se le dedicarán los recursos y el tiempo que sean indispensables para concluirlo con éxito.

Busca la plataforma de comercio online que mejor se adapte a sus intereses

Una vez que conozcamos cómo está la empresa y tengamos el 100 por cien de los recursos puestos en el paso digital, quizá sea el momento de arrancar nuestra tienda online, ya que se trata de un recurso perfecto para llevar la cultura digital a toda la compañía.

Pues bien, para encontrar una plataforma de venta digital adecuada se pueden seguir dos métodos. El primero es utilizar algunas de las aplicaciones estándar del mercado, como Prestashop, Magento, WooCommerce, Shopify, etc., y añadirles las extensiones que necesite nuestra tienda. En la mayoría de estos casos, la plataforma es gratuita y son las extensiones las que hay que pagar. Pero se trata de una pequeña inversión que suele dar buenos resultados. Eso sí para disponer de una tienda online única y diferenciada sobre el resto de competidores, lo mejor es contratar a una firma y pedir un desarrollo a medida. Será más caro, pero a la larga compensará, siempre y cuando se haya acertado con las personas a las que se les ha pedido el trabajo de desarrollar la tienda.

Aprovechar la tienda para dar paso a la tecnología

Dado que poner en marcha una tienda online obliga a la incorporación de diferentes aspectos tecnológicos en la empresa, es importante que el resto de departamentos y aspectos de la firma estén predispuestos a aceptar la irrupción digital. Si no se da ese paso, se habrá desaprovechado un momento ideal para afrontar el salto al 4.0 y se habrán desperdiciado recursos en un proyecto (la tienda) que estará condenado al fracaso. Y es que mantener los procesos tradicionales no casa con el comercio electrónico que requiere de mayor agilidad y decisiones en tiempo real.

Transformar digitalmente a los empleados

La ya conocida por algunos como nueva revolución industrial no se queda solo en incluir procesos tecnológicos en la empresa, sino que va mucho más allá. Los empleados también deben ser conscientes de que los métodos de trabajo que se utilizaban hasta ahora están obsoletos. De ahí que la obligación del emprendedor de cualquier nuevo negocio sea la de formar a su plantilla para que también pueda afrontar el salto sin problemas. Será la única forma de que el componente humano no estropee la inversión realizada, por ejemplo, para poner en marcha la tienda.

Ponga en marcha un plan para la implementación de los procesos

La tienda online requiere de un plan táctico eficaz para darla a conocer y aprovechar su potencial. Pero ese proyecto se puede extender a la transformación digital en su conjunto dejando claro el tiempo de desarrollo y el equipo que es necesario para afrontar el proceso en toda su complejidad.

Pida ayuda externa

Es obvio que una misma persona no puede ser a la vez experta en todo. Quizá sea buena en poner en marcha un negocio pero carezca de los conocimientos necesarios para afrontar con éxito la transformación digital. De ahí que no se deban tener inconvenientes (más bien al contrario) en contar con apoyo de consultores externos a la hora de afrontar los procesos en los que la empresa está inmersa.

mejorar_con_apps

Mejorar la gestión global de la pyme a través de las apps

Una dirección más eficaz con apps

La administración eficiente de un negocio, no sólo en relación a su operatividad sino en cuanto a sus recursos económicos, tiene un gran aliado en el uso de las nuevas tecnologías. A través de un Smartphone o de una tableta se pueden gestionar áreas fundamentales de una pyme, con una inversión mínima, costes fijos reducidos y, sobre todo, bajo el prisma del mejor aprovechamiento posible del tiempo. En este sentido, existen cada vez un mayor número de aplicaciones o apps que pueden contribuir decisivamente a una dirección más eficaz de la empresa.

Los beneficios de las apps y sus utilidades

El uso de las apps en una compañía aporta algunos interesantes beneficios, como, entre otros, la posibilidad de personalizar mejor los mensajes a los clientes, poder lanzarles ofertas especiales cuando transiten por un lugar determinado (geofencing), comunicarse de un modo más rápido y directo con cualquier stakeholder, o fidelizar a los usuarios premiándoles con incentivos por sus compras o, simplemente, si interactúan con nosotros.

Las utilidades de las apps van mucho allá de ser poderosas herramientas de Marketing, ya que aportan soluciones eficientes a cualquier segmento del negocio. A continuación, destacamos algunas de ellas ordenadas por las ramas de operatividad de una compañía, si bien se trata sólo de una muestra de las que se ofrecen en el mercado en la actualidad:

  • Comunicación – Slack. Es una de las herramientas más utilizadas para comunicarse de forma instantánea o crear y gestionar conversaciones entre distintos usuarios organizadas por temas. Además de ser un sustituto natural de los correos electrónicos, sus desarrolladores han mejorado sus utilidades (como su interacción con las redes sociales o la facilidad para compartir documentos simplemente arrastrándolos a las conversaciones), permitiendo que se integre con otras aplicaciones o realizar llamadas de voz y de vídeo (eso sí, sólo para sus usuarios Premium). Recientemente, fue elegida la mejor startup de 2017 por la web Techcrunch. Existen en el mercado diversas alternativas a Slack, como, por ejemplo Cisco Spark, Workzone, Jostle o Fleep.
  • Social Media – Hootsuite. Es una de las más conocidas plataformas de administración de contenidos de redes sociales con más de 16 millones de clientes. Resulta muy útil para gestionar la comunicación de cualquier pyme en la Red, permitiendo sincronizar toda la información que se publique en Twitter, Facebook u otras redes sociales. Hace unas semanas, el CEO de la compañía, Ryan Holmes, anunció que se ha integrado entre las opciones de esta herramienta la integración con Instagram, permitiendo compartir los dos millones de fotos y vídeos que se mueven cada mes a través de esta red social. Parecida a Hootsuite pero con una mayor vocación hacia la generación de contenidos es Buffer.
  • Finanzas – Expensify. Permite administrar de manera ágil los recibos de gastos que se generan, escaneándolos y creando categorías de modo que luego resulte más sencillo llevar a cabo la contabilidad de nuestra pyme. A través de esta aplicación se puede hacer un back up permanente de cualquier factura. También es posible crear balances y registrar movimientos de dinero, especificando cada gasto según su motivo. Otra herramienta semejante en prestaciones y utilidades es Concur, mientras que también existen aplicaciones como Exaccta Tax o IVA Free que dan la opción de emitir facturas para luego poder deducirse el IVA. Para gestionar las cuentas de una empresa, clasificando por partidas los ingresos y gastos, cabe destacar iConta.
riesgos_digitales

Los grandes riesgos digitales de 2018 y cómo evitarlos

El mundo se encuentra al comienzo de la cuarta revolución industrial. Cada día, 3.500 millones de personas se conectan a Internet, lo que ha supuesto uno de los mayores cambios de la historia de la Humanidad. Su utilización no corre a cargo sólo de los ciudadanos, sino que la mayoría de los procesos que conocemos –como la distribución de la energía, las transacciones financieras o el transporte- precisan de los servicios de la Nube. Esta híper conectividad global, a pesar de sus efectos positivos en campos como la salud, las comunicaciones o la movilidad, también ha incrementado exponencialmente nuestra dependencia hacia la tecnología, por lo que somos más vulnerables a sufrir amenazas que ponen en riesgo la seguridad del sistema.

En los últimos meses, hemos sido testigos de ejemplos que hasta ahora creíamos propios de la ciencia ficción, como que algunos hospitales tuvieran que dejar de operar porque un virus había infectado sus ficheros, o que un gobierno prohibiera la comercialización de una muñeca que se conectaba a la Red ante la amenaza de que se usara para espiar a los niños. Virus como WannaCry o Petya han llevado el pánico a la opinión pública hasta tal punto que ya nadie se atreve a cuestionar la aplicación de protocolos de ciberseguridad dentro de las organizaciones, y que abarca desde nuestros datos personales, las claves y contraseñas que manejamos, pasando por nuestros historial de compras online o la información bancaria que utilizamos.

Las principales amenazas en la Red

Según el Annual Cybersecurity Report, elaborado por Cisco con las respuestas de más de 3.000 directores de seguridad de todo el mundo, un tercio de las organizaciones que sufren un ataque de ciberseguridad cosechan pérdidas de clientes e ingresos que rondan el 20% de su facturación. Entre estos ataques, los más habituales son el secuestro de ficheros en discos duros y dispositivos móviles mediante el uso de malware, la suplantación de la personalidad de los directivos, el phising para usurpar la identidad digital de los individuos y el robo de datos personales, actividad esta última que ha alarmado recientemente a numerosos medios de comunicación debido a los escándalos que han salpicado a diversas empresas.

La consultora Gartner ha revelado en un informe que para 2020 el 60 % de los negocios digitales sufrirá graves fallos por culpa de la incapacidad de sus equipos en gestionar el riesgo digital. Algo que, según el documento, sólo puede solucionarse de dos maneras: formando especialistas en ciberseguridad (Incibe, por ejemplo, asegura que en la Unión Europea se necesitarán incorporar 825.000 especialistas en este campo en los próximos diez años, mientras IDG calcula que en 2019 habrá una demanda global de 6 millones de expertos en ciberseguridad) y mejorando los protocolos de la tecnología en distintos campos, entre los que cabe destacar:

  • Ramsomware – Dos de cada cinco compañías en España sufrieron ataques de malware en 2016 que bloqueó el uso de archivos, obligándoles a pagar un rescate para liberarlos.
  • Hardware – Los sistemas de protección y análisis de amenazas son indispensables para garantizar la seguridad de las comunicaciones, incluso en las redes locales.
  • Servicios en la Nube – Cada vez más organizaciones apuestan por el almacenamiento de archivos en los servicios cloud pero sin adecuar los necesarios sistemas de cifrado.
  • Wereables – Como los smartphones o los smartwatchs, que no se encuentran suficientemente protegidos dejando vulnerable la información personal de los usuarios.

Algunas claves para minimizar el riesgo de ciberataques

Aunque, a día de hoy, la mejor estrategia para evitar los ciberataques sigue siendo la de la prevención, que significa disponer de herramientas para proteger nuestros equipos y evitar realizar operaciones en la Red en entornos que no sean de confianza, cabe destacar algunas recomendaciones de cara al desempeño de nuestro trabajo que pueden evitarnos a la larga sorpresas desagradables. De todas maneras, siempre es oportuno disponer del asesoramiento de empresas y profesionales especializados que nos ayudarán a mejorar la seguridad de nuestras comunicaciones en Internet. Destacamos las siguientes:

  • Comprobar siempre el remitente de cada e-mail, no abriéndolo en caso de sospecha.
  • No hacer caso a comunicaciones de contactos que lleguen por canales no habituales.
  • Actualizar permanentemente las credenciales de móviles, ordenadores y tabletas.
  • Invertir en sistemas de defensa, realizando inspecciones periódicas.
  • Utilizar autentificación de doble cifrado en nuestro acceso a plataformas online.
  • Actualizarse en lo referente a posibles técnicas y tipos de ciberataques, alertando a las autoridades en caso de detectar uno.

 

radio

La radio, clave en la gestión comercial y de marketing de las pymes

La radio, y sus excelentes resultados

A la hora de elaborar la estrategia futura de marketing es costumbre por parte de las pymes y los autónomos ignorar el potencial que la radio presenta para promocionar los productos o servicios. Quizá el elevado coste de las cuñas en las emisoras de máxima audiencia sea el principal motivo por el que se ignora a este medio de comunicación. Pero la realidad es que se trata de una inversión que por lo general reporta excelentes resultados para el anunciante.

Las ventajas de la radio

Más allá de obvias ventajas como la elevada penetración, cobertura y alcance, la radio debe ser parte fundamental de toda estrategia de gestión comercial y de marketing de las pymes por diversos motivos. El más importante es que existe menos competencia. Es cierto que los cortes publicitarios en la radio contienen un buen número de anuncios, pero el riesgo de que el mensaje se pierda es mucho menor.  Además este medio es el único que permite que una cuña de una pequeña empresa compita junto a la de una multinacional.

Otro de los puntos a favor de la radio estriba en su audiencia que es más fiel y sostenible que en, por ejemplo, la televisión o los medios online. Por si fuera poco, el número de emisoras es más o menos constante mientras que en el resto de plataformas de comunicación fluctúa de forma importante. Eso implica que existe una importante audiencia a la que es más fácil llegar con nuestros mensajes, lo que eleva la efectividad de los anuncios.

Y si hablamos de mensajes, en radio es más sencillo que cale. Ya que, según diversos estudios de marketing, los oyentes son los que menos cambian de emisora cuando comienza la pausa publicitaria. Por tanto, la radio es un medio que, con todas las cautélelas del mundo, está cerca de garantizar que la audiencia escucha el mensaje tarde o temprano.

La radio y el emprendimiento

En definitiva la radio debería ser tenida en cuenta por parte de los emprendedores, ya que es perfecta para ofrecer nuevas oportunidades de negocio a las pequeñas y medianas empresas.

Con todo, lo fundamental  es realizar un análisis de medios por parte de especialistas. Ponerse en manos de una empresa con elevados conocimientos en la materia será la manera ideal de descubrir cuál es la plataforma que le resulta más interesante para su nuevo negocio. Si tras ese análisis, se llega a la conclusión de que la radio es la mejor opción toca empezar a trabajar para definir un contenido que nos garantice buenos resultados. Es obvio que el trabajo debe llevarse a cabo con un asesoramiento especializado. Pero existen otros puntos que son fundamentales y que todo emprendedor debe conocer para sacar partido a la publicidad en radio:

Seleccionar la emisora de acuerdo al tipo de cliente que la empresa tiene

Una de las misiones principales que deberá definir con sus asesores en la materia será seleccionar en qué cadena coloca su publicidad. Para acertar se debe tener muy claro cuál es el tipo de cliente que tiene nuestra empresa y obrar en consecuencia. No es lo mismo que nos compren universitarios a padres de familia con alto poder adquisitivo o gente en busca de ofertas. Tras realizar este análisis basta con examinar las emisoras y los programas hasta dar con el adecuado para que la campaña tenga el mayor impacto posible y nos permita incrementar los clientes.

Definir el tipo de anuncio

No existe un solo tipo de publicidad en radio, ya que puede haber campañas informativas, de necesidad, de posicionamiento, promocionales, etc. Por tanto, es labor del emprendedor, junto con el asesor especializado, desarrollar una campaña adecuada a sus necesidades. Y es que no es lo mismo el contenido de un spot que informa de la salida de un nuevo producto o servicio del que pretende dar a conocer la marca. Cada caso requiere de un tipo distinto de  anuncio.

La claridad y sencillez no son materia de discusión

En televisión es habitual encontrar anuncios complicados que hacen pensar. Buenos ejemplos en este sentido serían los de perfumes y las marcas de automóviles de gama alta. Pero en radio ese tipo de publicidad no conduce a ningún sitio. Muy al contrario, los nuevos negocios deben obviar frases técnicas y mensajes rebuscados y ofrecer un mensaje claro y sencillo a los oyentes. En dicho mensaje se deben incluir las ventajas competitivas de nuestra empresa o de los productos o servicios que se venden. Pero siempre destacando la claridad y la sencillez.

Ser creativos

Al igual que en el resto de medios de comunicación, siempre se debe ser creativo para impactar en la audiencia con el mensaje que se transmite. Así se incrementan las posibilidades de éxito de la campaña publicitaria.

futuro_RSC

Los cambios de futuro de la RSC

Uno de los mensajes que nos llega día tras día, cada vez con más fuerza, es el de que las empresas son parte de la solución de los problemas sociales y ambientales que nos rodean. Y para lograrlo necesitan una estrategia de RSC novedosa que ha de calar tanto a nivel interno como externo.

Durante los últimos días el mundo ha estado muy pendiente de lo que ocurría en el Foro de Davos (Suiza), donde se han reunido un gran número de mandatarios, empresarios y otras figuras de reconocido prestigio a nivel internacional. Muchos de ellos han puesto sobre la mesa discursos inspiradores en los que estaba muy presente el ámbito de la Responsabilidad Social Corporativa (RSC), cada vez más vinculada a los nuevos patrones de comportamiento de la sociedad y a las tendencias Smart que nos están trayendo (y que nos traerán) las Tecnologías de la Información y la Comunicación (TIC).

¿Cómo afecta esta situación al devenir de la empresa? Y no sólo de las grandes corporaciones, también de las pymes. Una pregunta que se ha intentado contestar a través del informe El papel del dirse en la nueva empresa, publicado Llorente y Cuenca y por la Asociación Española de Directivos de Responsabilidad Social (DirSE).

Este documento nos explica lo importante y necesario que resulta hoy en día la presencia de un responsable en esta materia que trabaje codo con codo con el CEO y con otros departamentos. No se trata de plantear medidas filantrópicas que mejoren la imagen de marca de la empresa, sino de transformar su visión y su misión para que su actividad impulse, en la medida de sus posibilidades, un mundo mejor.

¿Por qué es esto importante? Porque ya se está viendo cómo estas tendencias de RSC son imprescindibles para el correcto funcionamiento de todos los engranajes de la compañía, que dan réditos a medio y largo plazo (sobre todo por la creciente exigencia de responsabilidad por parte de los grupos de interés o stakeholders hacia las empresas) y que, además, aportan su granito de arena a la consecución de los Objetivos de Desarrollo Sostenible marcados para 2030.

Pautas a seguir

El estudio recoge un listado de recomendaciones para que los responsables de la RSC de la empresa puedan enfrentarse a los retos que tienen marcados. Son las siguientes:

  • Impulsar la transformación desde el “cómo” se hacen las cosas. Deben impulsar el cambio en el modo de hacer y de relacionarse de la compañía a la que representan con sus grupos de interés y con su entorno.
  • Identificar tendencias con antelación. Han de ser capaces de adaptarse al nuevo modelo y aportar valor en su papel como radar de tendencias, conocimiento del negocio, así como de su habilidad para identificar los factores que marcarán las prioridades de la sociedad en el futuro.
  • Buscar alianzas. Es importante encontrar convergencias con otras compañías y sectores, y generar nuevas formas de colaboración que aporten valor a la empresa.
  • Traducir los mensajes para que calen en los foros de decisión. Los dirses deben conseguir que la estrategia de sostenibilidad esté planteada desde un lenguaje coherente y cercano con los retos que se plantee su empresa. Deben conseguir calar en los foros de decisión, captando su interés y confianza, y conectándose con la estrategia, pero siempre buscando trascender y responder a las necesidades de los principales grupos de interés.
  • Sacar la RSE de sus fronteras para movilizar interna y externamente. Se requiere un nuevo modelo de comunicación bidireccional que aporte transparencia y confianza, que ha de impactar en la cultura interna de las empresas y en su forma de relacionarse con el entorno.
  • Definir el propósito. Marcar la hoja de ruta del negocio es fundamental, que será mucho más exitosa si transmite una visión responsable desde el punto social y medioambiental.
  • Ganar el apoyo explícito del primer ejecutivo. El primer ejecutivo de la compañía debe estar implicado al 100% con el propósito para que dé coherencia y condicione, de manera efectiva, la cultura interna. De esta manera, todas las áreas de la compañía trabajarán para impulsar el cambio.
  • Comunicación efectiva. Hay que hablar alto, claro y con un lenguaje fácilmente entendible del impacto de las transformaciones generadas en la empresa a nivel interno y externo, y siempre desde la transparencia. En este campo, el Big Data tendrá un papel decisivo, especialmente a la hora de comunicar y relacionarse con los consumidores, a los que hay que garantizar un trato ético y responsable de sus datos.
moneda blockchain

En qué ayudará el Blockchain a las pymes

En 2008, un artículo de Satoshi Nakamoto (aparentemente, un pseudónimo del australiano Craig Wright) introdujo dos conceptos tan innovadores como disruptivos: el bitcoin, una moneda virtual destinada a revolucionar los sistemas de pagos tradicionales; y el blockchain. Aunque para muchos este término resulte desconocido, el blockchain no es otra cosa que un sistema con una base de datos que reconoce, interconecta y entrelaza bloques de información, permitiendo compartirla y verificar que no ha sufrido ninguna modificación en el proceso. Estos bloques se unen entre ellos sucesivamente, conteniendo paquetes de datos sobre las transacciones realizadas, bajo una estructura denominada Merkle Tree, en honor a su creador, Ralph Merkle.

Mediante el uso del blockchain se pueden llevar a cabo inmensas transferencias de datos de forma eficiente y en tiempo real, suponiendo un considerable ahorro de costes, ya que no se requiere un registro central sino que son los propios usuarios (llamados nodos) los que se conectan a las distintas redes p2p usando un mismo lenguaje, denominado protocolo. Los participantes deben respaldar este sistema mediante la confianza digital, término que se concreta en la autentificación de su identidad y la autorización de los permisos necesarios, lo que significa que resulta clave para la extensión de esta tecnología el consenso entre los implicados.

Impacto en el sector financiero y riesgo jurídico

Este año entra en vigor la nueva Directiva de Servicios de Pagos (conocida como PSD2), que supondrá una revolución para el sector bancario, debido a dos medidas principales: la Banca deberá proporcionar acceso a la información de sus clientes a terceros siempre que estos cuenten con su consentimiento explícito; y se favorecerá el que otras empresas ofrezcan la realización de pagos directamente sin intermediación con el banco. Esto supondrá la llegada de nuevos jugadores, en especial en los servicios de procesamiento de pagos.

Sin embargo, el gran reto a lograr por el Blockchain en los próximos años será su integración en el ordenamiento jurídico, que le sirva para obtener un respaldo legal ante el regulador. Organismos como el World Economic Forum, o la Agencia Europea Enisa han alertado en recientes informes que es crítico evaluar a nivel internacional las implicaciones en materia de seguridad que tendrá la implementación de esta tecnología, en ámbitos como la validez jurídica de los documentos que se generan o la territorialidad de la información compartida.

Beneficios para las pymes

Aunque en la actualidad parece que sólo las grandes empresas cuentan con los recursos y la tecnología para aplicar el Blockchain, los expertos señalan que tendrá una importancia muy relevante para las pymes en el futuro, en campos como las transacciones financieras, la gestión de activos o la operatividad del negocio. En especial, se destacan sus potencialidades a la hora de mejorar los sistema de pago tradicionales, lo que contribuiría a mejorar sustancialmente el control de la tesorería de las compañías o el análisis del rendimiento de sus inversiones.

Otro segmento donde el Blockchain tendrá un impacto notable para las pymes será el de la seguridad. La posibilidad de que la información de una empresa se descentralice mientras se incrementan sustancialmente los protocolos de seguridad favorecerá el que la protección de los datos sea mucho mayor. En este sentido, algunos de los grandes proyectos de I+D que se están realizando sobre esta tecnología, principalmente a cargo de grandes consorcios de bancos a nivel mundial, será fundamental para el desarrollo de estándares útiles para las pymes.

Proyectos en desarrollo

Aunque quizá la red de blockchain más conocida es la relacionada con el bitcoin, y más concretamente con el mundo financiero, hay otras que por su versatilidad y sus posibilidades de explotación van despertando cada vez un mayor interés. La primera de la lista es sin lugar a dudas Ethereum, desarrollada por el programador Vitalik Buterin, que incide en aspectos como la identidad digital, el consumo de entretenimiento online o los usos de los denominados contratos inteligentes, que permiten mucha mayor flexibilidad a los usuarios.

A nivel corporativo, la iniciativa más relevante parece correr a cargo del consorcio R3, que agrupa a más de 70 entidades financieras, como BBVA o Santander. Precisamente, este banco anunció hace unos meses una alianza con compañías como Deutsche Bank o UBS para crear un sistema de pagos blockchain, Otro interesante proyecto es la red Alastria, en la que participan compañías como Bankia, Indra o Everis, que pretende su uso para realizar operaciones transversales. A nivel internacional, cabe destacar el acuerdo entre Microsoft y Bank of America, que han unido sus caminos para “impulsar la transformación” de las transacciones financieras.

El uso del blockchain permitirá enormes avances en los próximos años, como conseguir pagos internacionales en tiempo real o disminuir los robos por suplantación de identidad, dando el control total de la información al usuario, pero es necesario resolver algunos problemas jurídicos que fomenten la confianza digital y les otorguen mayor credibilidad. De esta tecnología se beneficiarán las pymes, aunque, para lograrlo, todavía hay que esperar que se desarrollen aplicaciones específicas para ellas, algo que sin duda llegará cuando se extienda su uso.

mente con sistema reloj

Los mercados emergentes necesitan avanzar hacia la economía digital

El déficit tecnológico de las economías en desarrollo merma el crecimiento, genera desempleo, deteriora las desigualdades y dificulta el desarrollo.

 

Las nuevas tecnologías comportan riesgos, especialmente en mercados emergentes, donde el salto hacia el mundo digital es de mayor dimensión y, por tanto, conlleva esfuerzos mayúsculos. Pero la renuncia a incorporar el nuevo paradigma de los negocios, derivado de la denominada Cuarta Revolución Industrial, no puede ser una opción para países que deseen la prosperidad de sus ciudadanos y el bienestar y consolidación de sus empresas. Porque el negocio 4.0 añadirá 12 billones de dólares más al PIB global en 2025; el equivalente a las economías conjuntas de Japón, Alemania y Reino Unido. Y ya es una realidad, si se tiene en cuenta que es capaz de dar trabajo a más de 1.000 millones de trabajadores y de sufragar sueldos superiores a los 14,6 billones de dólares.

Estrategias para el mundo digital

Ante estas evidencias, investigaciones recientes como la del Ralph Hamann, catedrático de la Universidad de Ciudad del Cabo, señalan que la prioridad económica de los gobiernos y agentes empresariales de estos países sería configurar una estrategia oficial para instaurar la Industria 4.0 en sus modelos productivos. De forma que minimicen los riesgos de un cambio drástico en las relaciones económico-laborales y en los climas adecuados para hacer negocios y aceleren la visibilidad de los resultados inherentes a las reformas estructurales que se precisan para que se ponga en marcha un patrón de crecimiento digital.

Digital Vs Empleo

Entre las amenazas iniciales del mundo digital, Hamann cita el empeoramiento del empleo, fruto de la etapa inicial de robotización, automatización y uso de Big Data, algoritmos y economics analytics para sacar el máximo partido a la innovación tecnológica y los avances en software y el incremento de la concentración del poder económico y la riqueza, para dotar a las empresas de la vitola de multinacional, con sello on line y que actúa en mercados interconectados por plataformas digitales que atienden modelos de negocios con un número mucho más numeroso de clientes y con servicios de alta calidad.

El avance hacia la Inteligencia Artificial (IA), explica el profesor de la universidad sudafricana, en la que se basa la Cuarta Revolución Industrial, eleva a medio plazo la cota de oportunidades. Hasta el punto de que revierte el escenario de riesgos y crea más empleo, de mayor calidad y con nuevas habilidades, mayor riqueza por el repunte de la capacidad productiva derivada de los cambios estructurales, de la atracción del talento y de las variantes en la gestión y, por lo tanto, la opción de reducir las desigualdades patrimoniales en sus sociedades civiles y la salida de su estatus de economías en desarrollo.

Los mercados y la ayuda digital

Por ejemplo, en la producción de alimentos. Pero, sobre todo, en el ámbito industrial, ayudará. Porque el reemplazo inicial del robot por empleados que, históricamente, se ha comprobado tras el uso de las nuevas tecnologías, acaba automatizando también la demanda de empleo. Más específico y técnico y que acaba siendo responsabilidad de los cursos formativos de la empresa que desea explorar el mundo digital. Es un nuevo universo profesional y de habilidades que contagia a otras esferas productivas, como la académica. Porque siempre habrá que enseñar a funcionar a las máquinas, dice Hamann. Necesario para subsanar las distorsiones en el mercado laboral.

El nuevo mercado digital

Es lo que ya sucede en potencias industrializadas con empresas de economía colaborativa, como Uber o AirBnB, que han modificado los vínculos contractuales de la industria del taxi u hotelera. Y menores costes laborales significa, sobre todo entre las economías en desarrollo, mayor cuota de inversión empresarial para destinar a nuevas tecnologías y generar cadenas de valor digitales.

Tres riesgos a tener en cuenta

Para Hamann, este primer riesgo, el del trabajo, requiere la involucración del sector educativo, con programas tecnológicos enfocados a la Industria 4.0 y de los gobiernos, necesarios en el reto de facilitar nuevos modelos de negocios.

El segundo riesgo a superar es la inicial concentración del poder económico. Característica que está asociada a este tipo de mercados, donde sus elites están en condiciones de hacer un mayor uso de la IA y de las nuevas tecnologías. Circunstancia que aumentará la brecha de desigualdad entre las clases pudientes y los trabajadores. Sin embargo, este peaje es necesario para facilitar las inversiones y generar la productividad precisa para ganar competitividad global. Desafío que pasa por propagar la digitalización por los distintos subsectores productivos. Al alcanzar mayores cuotas de desarrollo y un incremento de beneficios, los salarios y la masa laboral crecerán casi sin razón de continuidad.

La labor de los gobiernos debe enfocarse a vigilar que la concentración de la riqueza sea reversible a medio plazo y por instaurar reformas estructurales encaminadas a insertar las nuevas tecnologías en el modelo productivo del país.

En tercer término, la implantación de algoritmos y software digital avanzado para generar IA puede también ocasionar perjuicios de índole racista o de discriminación de género. Otro foco de gran vigilancia para las autoridades gubernamentales. Además de establecer prioridades estratégicas relacionadas con cada área de desarrollo económico del país. Porque la IA está diseñada en las economías industrializadas y, en casi todas las ocasiones, se definen según criterios propios de las rentas altas. Este asunto requiere respuesta inmediata si se desea que el componente de las tecnologías digitales cale en la estructura productiva del país y genere cuotas de desarrollo que ayuden a cada nación a dar el salto económico, laboral y social hacia el primer mundo.

Estos tres riesgos, dice Hamann, requieren de políticas precisas y bien elaboradas; programas de actuación de habilidades técnico-laborales y profesionales capaces de fomentar plataformas digitales, ventajas competitivas y derechos de propiedad industrial e intelectual. Tecnología para el desarrollo digital, concluye.