buzon

Las claves para triunfar con el buzoneo

En unos tiempos en los que solo se habla de marketing electrónico o email marketing, y de saber venderse en redes sociales, puede extrañar un post en el que se quiera recuperar una herramienta de ventas básica hasta la llegada de Internet. El motivo no es otro que la importancia que los folletos publicitarios que llegan a los buzones de las casas siguen teniendo para la mayoría de las empresas.

Y es que las nuevas tecnologías no han podido acabar con un método superfectivo, que es la clave de las ventas de grandes firmas de consumo, como Carrefour o Mediamarkt. En el caso de las pymes, está claro que estamos ante una herramienta más cara que actualizar el perfil en redes sociales o un envío masivo de correos electrónicos. Pero también es cierto que no todo el mundo utiliza la electrónica para decidirse a comprar, y en muchos casos la mejor forma de llegar a los potenciales clientes sigue siendo a través del famoso cartero comercial.

Ahora bien, ¿qué elementos debe tener el correo comercial ordinario para triunfar? Para dar respuesta a esta pregunta hemos acudido a uno de los grandes gurús en la materia. Se trata del estadounidense Graig Simpson que en su última obra, The Direct Mail Solution, explica de forma sencilla las claves del éxito. Pero no se limita a extraer ideas de marketing conocidas por todos sino que trata al buzoneo desde el corazón.

Efectivamente, aunque suene a trasnochado dentro del mundo de los negocios, Simpson piensa que una pyme no debe recurrir a ninguna agencia de publicidad a la hora de redactar los contenidos del folleto. Los motivos para no hacerlo es que no hay nadie mejor que el propio emprendedor para explicar su producto o servicio, ya que estamos ante la persona que ama su negocio, conoce mejor que nadie a la competencia, sabe la historia de la empresa, y está familiarizado y entiende a sus clientes potenciales… En definitiva, es el único capaz de alcanzar el éxito con un envío de publicidad.

Por tanto, y siempre según Simpson, la redacción de contenidos se debe de hacer desde el corazón. Lo que no quiere decir que antes de ponerse a escribir tenga claro que todo folleto exitoso debe tener en cuenta los siguientes elementos, que serán claves para conseguir ventas:

– El mensaje. En las líneas de texto debe explicar con claridad qué es lo que vende. Además hay que plasmar los motivos por los que usted cree que debe comprar su producto o servicio. ¿Qué lo hace especial? ¿Cuál es el rasgo que lo diferencia del resto?

– El público. No es lo mismo buzonear un folleto en una zona que en otra. Por tanto, es fundamental saber a quién va dirigido el mensaje y qué es lo que cree que le interesa y busca ese potencial cliente.

– La promoción.
Todo impreso publicitario que se precie de tal debe incluir una oferta, ya sea de precio o de envío gratuito. Por lo general es interesante tener una promoción irresistible por tiempo limitado. De esa forma, se alienta a una respuesta rápida del consumidor, que es vital para que usted sepa si su mensaje ha llegado a buen puerto.

– La voz. Todo mensaje está escrito por alguien. Pero no es lo mismo que parezca que lo redacta un tercero a que lo haga el propietario de la empresa. En ocasiones es mejor un tono distante pero en otros casos, como en negocios dentro de poblaciones pequeñas, es más ventajoso que se note quién es la persona que está detrás del papel que se ha depositado en los buzones de las personas.

– La jerga. Basta comprobar los eslóganes que se incluyen en los folletos de Mediamarkt para darse cuenta que no pasa nada si en el contenido se incluyen palabras directas y, en ocasiones, vulgares. Este sistema suele funcionar más en territorios con dialectos específicos, pero es una estrategia que no conviene pasar por alto.

En definitiva, lo que todo buzoneo debe conseguir es que en la mente de los consumidores se inculque la idea de que usted está hablando directamente con ellos, que está al corriente de sus necesidades, que tiene la solución a sus problemas, que posee una buena oferta y que usted va a cumplir con la palabra escrita en el folleto. Lo sabemos, dar cabida a todos esos requisitos es un espacio de texto limitado no es sencillo. Pero si lo logra obtendrá el premio de aumentar las ventas

1 comentario
  1. Marta
    Marta Dice:

    Como añadido vale la pena recalcar que el buzoneo además, hace posible que el usuario guarde y retenga la información recibida para usar cuando más le convenga.
    En otros tipos de marketing es más fácil que el usuario olvide lo que se le está ofreciendo.
    ¡Gracias por el post, muy entretenido!

    Responder

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *