22 September 2011 0 Comments

De Madrid al mundo, pasando por Hollywood

madrid-hollywoodNext Limit Technologies es un buen ejemplo de cómo salir al mercado exterior y conquistar el mundo paso a paso, eso sí con el espaldarazo de ganar un prestigioso premio internacional, nada menos que el óscar técnico de Hollywood. Pero, ¿cuáles fueron sus primeros pasos y sus claves para conseguir un éxito de película?

La aventura de esta pyme comenzó en Madrid hace casi 14 años, en un pequeño estudio de veinte metros cuadrados y con dos ordenadores de la época. Víctor González e Ignacio Vargas habían decidido dejar la empresa en la que trabajaban como programadores y seguir su propia aventura. Llevaban tiempo pensando en realizar un proyecto juntos, concretamente la creación de un software para simular efectos digitales de fluidos.
Ambos son ingenieros, uno naval y otro aeronáutico, y habían observado que no existía ningún software que permitiera simular fluidos en las películas para realizar efectos de tormentas, olas, huracanes o cualquier otro de forma digital. Así que se lanzaron a la aventura en 1998 con sus pequeños ahorros, los suficientes para el alquiler del estudio y algunas necesidades básicas. Y en dos meses, ya tenían un primer prototipo del software RealFlow que pusieron a la venta a través de una página web un poco rudimentaria.
Para su sorpresa, en pocos días aparecieron los primeros compradores, primero un alemán, luego un norteamericano… personas anónimas que les enviaban sus datos de tarjeta de crédito por correo electrónico. Aquello les motivó enormemente.
A lo largo de los años fueron creciendo, comenzaron a contratar programadores “mejores que nosotros” y su producto fue ganando posición y se utilizó en varias películas de gran éxito internacional. Tanto prestigio consiguió que en 2008 llegó a obtener el Technical Achievement Award. Sí, han leído bien, el llamado “Oscar” técnico de la Academia de Hollywood. Algo que nunca hubieran soñado.
Desde entonces, todo se disparó. Gracias al impulso de este reconocimiento y al trabajo firme, la empresa no ha dejado de crecer en desarrollos, equipos y departamentos especializados. La plantilla actual ronda el medio centenar de personas, con un 70% dedicado a investigación y desarrollo. Hoy comercializan tres productos en mercados diferentes, desde la industria de efectos digitales a la ingeniería, y todos comparten el concepto de simulación de la realidad, su razón de ser. Sus desarrollos permiten, incluso, simular la aerodinámica de un coche o de un avión.

Saliendo al exterior

Pero, antes de conseguir el “Oscar”, ¿qué pasos habían dado los responsables de Next Limit para salir al exterior y darse a conocer fuera de España?
  • Una primera etapa basada en el mail. Víctor González explica que, cuando empezaron, toda la relación que tenían con los clientes era a través de internet, del email, de las páginas web y del teléfono. “La verdad es que gracias a internet pudimos darnos a conocer desde Madrid; de otra manera creo que habría sido muy difícil. Afortunadamente las comunicaciones nos han permitido desarrollar y vender tecnología sin tener que estar físicamente inmersos en las zonas geográficas clave”.
  • Presencia física. Con el paso del tiempo y un mayor crecimiento vieron la importancia de mantener cierta presencia física en algunos lugares. “Esto es algo casi paradójico, ya que hoy en día se pretende trabajar remotamente desde casa y que todo sea virtual; pero, en mi opinión, hay algo intrínseco en las relaciones humanas que no puede sustituirse por un canal de comunicación remoto, al menos con la tecnología actual”.
  • Mayor cercanía. En muchas ocasiones, una reunión física de pocos minutos ha aclarado o resuelto un problema que era insoluble a través de docenas de emails o videoconferencias. “También hemos podido encontrar a una persona clave en una feria, solo porque los dos estábamos allí. Lo mismo sucede con los equipos de desarrollo, que necesitan muchas veces cercanía física para que los proyectos evolucionen correctamente”.
  • Ferias y visitas internacionales. Los responsables de Next Limit aprendieron rápidamente a potenciar la imagen de su empresa asistiendo a ferias internacionales, visitando a clientes y realizando “round-trip” prospectivos.
  • Oficina en Los Ángeles. El año pasado dieron un nuevo e importante paso, abriendo una pequeña oficina en Los Ángeles, a la que han enviado a una persona de su equipo de forma permanente. “Es interesante observar como sólo el hecho de saber que hay alguien allí produce un aumento de confianza repentino en los mercados. Como decía antes, hay algo estrictamente humano relacionado con la confianza y la cercanía física que se debe tener muy en cuenta a la hora de establecer un negocio internacional”.

Leave a Reply