calculator-178127_1280

¿Cómo montar un negocio sin dinero?

Muchos posibles emprendedores nunca llegan a serlo en realidad por falta de dinero. Todos ellos piensan que no tener nada ahorrado imposibilita montar un negocio. El sueño de ser tu propio jefe y el de poseer algo propio se difumina por culpa del vil metal. Pero no hay que desanimarse. Aunque parezca sorprendente se puede construir una firma utilizando una cantidad mínima de efectivo.

Obviamente no nos referimos a la típica startup que requiere de la fabricación de un producto. Eso será imposible ya que hay que pagar a proveedores. Pero en otro tipo de negocios, más relacionados con los servicios, tales como consultoría, software, relaciones públicas, comunicación, etc., sí que se puede lograr la puesta en marcha de ese sueño que comentábamos en el párrafo anterior.

Para convertir el deseo en realidad y ser capaces de montar un negocio con poco dinero es necesario seguir estos pasos. No nos engañemos. La tarea será muy difícil pero, desde luego, no es misión imposible.

Utilizar la red de contactos personal

El paso más importante que existe para transformar una idea en un negocio real pasa por la construcción de una base de clientes. En otras palabras: encontrar ese nicho de mercado que siempre es necesario para empezar a funcionar. Y… ¿cómo hacerlo si no dispongo de dinero? Pues utilizando a familiares, conocidos y amigos. Esas son las personas con las que habrá que contactar para explicarles lo que está haciendo. De esa forma estará más cerca de encontrar a sus primeros clientes. Cuántas startups han comenzado haciendo un servicio en una empresa donde trabajaba un familiar y han ido creciendo a partir de ese momento. Eso sí, una vez que lo consiga no lo pierda. Al cliente siempre hay que cuidarlo y mimarlo. Eso tampoco cuesta dinero y quizá un buen trabajo con él le abrirá las puertas de otros muchos.

Sea consecuente con su situación

A la hora de montar un negocio hay que saber lo que se tiene. En este caso hablamos de un emprendedor que no dispone de recursos económicos. Y esta característica se tiene que sentir en todo lo que hace. Obviamente, usted no puede alquilar un local para iniciar sus actividades. No debe pensar en esas cosas. Tampoco puede contratar consultores ni gestores que le lleven la contabilidad. Todo ese trabajo extra deberá hacerlo usted solito. Téngalo en cuenta. En este tipo de situaciones es necesario volverse rudimentario y multitarea. Más adelante, y si tiene éxito, podrá delegar. Pero ese momento no ha llegado. Si sus finanzas no están todo lo ordenadas que deberían, pues tendrá que aprender a vivir con esa situación. Sólo su trabajo será capaz de sacarle de las situaciones más complicadas. No olvide, por tanto, ser consciente de su situación precaria.

Efecto CESCE

Déjese aconsejar

Un error muy común de los emprendedores es el de tratar de reinventar la rueda. Por suerte o por desgracia, en este mundo actual prácticamente todo está inventado. Su negocio no necesita sacarse miles de conejos de la chistera sino dejarse aconsejar y seguir los patrones habituales que han llevado a muchos al éxito.

Artículos, libros, charlas informales,… Cualquier material que caiga en sus manos puede ser una fuente de información. Y si quiere afinar más el tiro y descubrir cómo iniciar, administrar y montar un negocio no dude en acudir a otros emprendedores. Hable con ellos y aprenda de primera mano con sus experiencias. Quizá pueda pensar que ninguna de estas personas estará dispuesta a contarle sus secretos. Para lograr la respuesta, lo mejor es que no le vean como un competidor, sino como un admirador. Acérquese a ellas utilizando ese rol.

Encuentre el factor diferenciador

El dinero no tiene nada que ver en esto. Para dar con la clave que le dará una ventaja competitiva con respecto a otros no se necesitan recursos económicos sino darle vueltas a la cabeza. Solo así podrá destacar entre un mar de empresas que tienen en su catálogo productos o servicios similares. También será la clave fundamental para atraer a inversores. Elabore un proyecto convincente en el que se destaque ese factor diferencial que será su arma secreta para captar usuarios y tomar posiciones en un mercado repleto de rivales.

Sea competitivo y creativo en precios

Quizá usted se considere el mejor de los mejores en su trabajo. Pero eso no quiere decir que al principio pueda cobrar tanto como le gustaría. Por eso, un emprendedor que no cuenta con colchón tiene que ser creativo con los clientes. Consígalos a través de resultados y esté dispuesto a negociar bajadas. Solo así podrá abrirse camino. Cuando lo consiga habrá llegado el momento de recibir lo que realmente valen sus servicios. Eso sí, su trabajo siempre debe ser impresionante y la calidad nunca debe diferir si cuenta con varios clientes a los que les cobra un importe diferente. Tanto el que le paga más como el que menos deben tener el mismo trato. Es el único camino para ganarse un nombre.

1 comentario

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *