franquicia_exito

¿Cuándo es el momento de convertir un negocio en una franquicia de éxito?

Llega un momento en la vida de todo negocio en el que el emprendedor que lo ha puesto en funcionamiento considera la opción de la franquicia como método para expandirse de forma rápida y económica. Resulta evidente que estamos ante un buen sistema de crecimiento, que incluso aumenta las posibilidades de éxito en la salida a mercados internacionales. Para ello basta recordar cómo la franquicia sirve como motor de expansión de marcas, llegando incluso a ser fundamental para generar enseñas globales. Pero conviene tener cuidado, porque no es tan sencillo generar franquicias de éxito. Muchas veces los dueños de la firma se equivocan en el tiempo o en la forma y fracasan a la hora de utilizar este sistema de expansión.

 

Para evitar que una franquicia de éxito se pueda convertir en una pesadilla nada mejor que conocer cuáles son las señales o indicadores que muestran con total claridad que ha llegado el momento de dar el paso de forma eficiente y con mayores posibilidades de triunfo.

 

El mercado lo pide
Lo más importante es saber si nuestro concepto de empresa y los productos o servicios que ofrecemos generan el suficiente interés en el mercado como para dar el paso. Las mejores franquicias solo iniciaron su andadura tras consultar al entorno y efectuar un laborioso estudio. Pero más importante que todos los análisis que le puedan ofrecer, lo primordial es descubrir si la gente está interesada en su modelo y preguntar sobre la posibilidad de invertir en el negocio en forma de franquicia.

 

La mejor manera de descubrir las posibilidades escalables de la empresa pasa por hablar con clientes, proveedores, amigos y conocidos y preguntarles su opinión sobre la opción de la franquicia, e incluso sobre si estarían interesados en invertir en la misma. Quizá considere que un estudio de un consultor ofrezca mayores garantías, pero no se quede solo con los datos. La experiencia personal de formular las cuestiones y recibir las respuestas de manera directa ofrece una información fundamental e imprescindible para saber si es el momento acertado o no de efectuar el proceso.

 

No sabe cómo hacer crecer el negocio
Otro indicador que se debe considerar a la hora de tener más opciones de crear franquicias rentables pasa por sus propias dificultades de ver cómo sus referencias funcionan pero no sabe lo que debe de hacer a continuación para hacer crecer el negocio. Puede ser que su presencia se limite solo a un lugar pero sus ventas crecen en exceso y resulta obvio que se necesita ampliar la zona de influencia. Las dudas también llegan en el momento en el que existen dos o tres tiendas y se quiere dar el salto a otro territorio más alejado. Y, por qué no, quizá todas las cuestiones se generen cuando aparece un inversor y le ofrece capital para crecer.

 

Cuando un emprendedor llega a ese momento, es obvio que se está ante una inequívoca señal de que es necesario estudiar la opción de la franquicia.

 

Descubre una tendencia del mercado

Uno de los momentos que las franquicias de éxito han tenido en cuenta a la hora de emprender el camino parte de la imposibilidad de satisfacer la demanda. En ocasiones se acierta con un producto que arrasa en el mercado y se acaba convirtiendo en tendencia de consumo. Entonces, las peticiones superan con creces las capacidades de la compañía. No hace demasiado tiempo se comprobó con el yogur helado. Danone lo descubrió y ahora existen un buen número de marcas que explotan el invento.

 

Cuando existe una oportunidad grande de triunfar y crecer de forma exponencial es necesario plantearse la opción de la franquicia de cara a evitar que otra empresa que ha venido por detrás consiga el conocimiento de marca que nuestro negocio se merece por ser el pionero. El problema es que ese desarrollo hay que llevarlo con rapidez, algo que solo se puede lograr mediante el método de franquicia.

 

El negocio es escalable
Un último aspecto a tener en cuenta a la hora de elevar las posibilidades de crear franquicias rentables es saber si su empresa dispone de los sistemas y la infraestructura necesaria para duplicar el negocio de manera veloz. Es fundamental contar previamente con tecnología, dotación de personal y todo lo que se refiere a la gestión del desarrollo del negocio para replicar con éxito su modelo en las franquicias.

Con esta idea, resulta primordial que se tenga un control eficaz sobre comercialización y ventas. Por lo general, los emprendedores son buenos vendedores por lo que ellos mejor que nadie saben si tienen el concepto de marca y de producto lo suficientemente desarrollado como para que un franquiciado sea capaz de replicar el éxito. Hay que tener una metodología de ventas, y una manera de comprobarlo consiste en contratar a un vendedor que pruebe el modelo de comercialización en la zona donde, en un principio, se pretende abrir la franquicia. Si el resultado es positivo y se cuenta con todo lo necesario, es el momento de dar el paso.

negocios_disruptivos

Estrategias para crear nuevos negocios disruptivos

En ocasiones es interesante despejar la vista de lo cercano y elevar la mirada hacia lo que ocurre en el mundo. Si lo hace comprobará que vivimos en una sociedad hiperconectada en la que la tecnología es la piedra filosofal capaz de separar los negocios que terminan en fracaso de los negocios más rentables.

 

En todos los sectores se nota su presencia. Por ejemplo, en la banca. Ahora se puede usar el teléfono móvil para hacer casi todas las operaciones bancarias. Desde la apertura de una cuenta, a realizar transferencias, o pagar tributos. Puede incluso tener un asesor financiero a un clic de distancia que por un precio mucho menor le puede indicar qué puede hacer con sus ahorros para que sean más rentables.

 

Los emprendedores deben ser conscientes de esta situación y desarrollar negocios innovadores que sean capaces de aprovechar las oportunidades que la economía digital presenta. Para ello no se debe perder el ritmo de los continuos cambios a los que la tecnología aboca a todos los negocios. Si no se mantiene esa velocidad de crucero se corre el riesgo de quedarse atrás en un tiempo récord. Y si no se lo cree piense ahora en algún banco que, a pesar de mantener costosas estructuras de sucursales, no ofrezca la posibilidad de hacer en remoto casi todo lo que sus comerciales ofrecen.

 

No queda más remedio y cuanto antes se dé el paso, antes se podrán desarrollar ideas disruptivas, capaces de triunfar en tan cambiante entorno. Pero, ojo, los nuevos negocios o los negocios innovadores no son los únicos capaces de romper el mercado. Una empresa con historia también puede subirse al carro de la disrupción. Pero para ello debe guiarse por estos sencillos pasos que prepararán su negocio para triunfar en la era digital.

 

Aprovechar la diversidad
Un grupo homogéneo de personas será capaz de desarrollar un número limitado de ideas. ¿Motivo? Todos ellos conviven en un mismo entorno, provienen de lugares similares y comparten una cultura y una religión determinada. Muchas startups actuales se dotan de equipos formados por personas que provienen de diversos países, etnias, géneros, edades y áreas industriales diferentes. Este sistema abre más el abanico de las nuevas ideas, ya que cada una de estas personas piensa de forma diferente y pondrá sus intereses encima de la mesa de trabajo.

 

Una empresa debe aprovecharse de esta situación para generar productos o servicios rompedores que sean capaces de abrirse camino en mercados, por lo general, bastante saturados.

 

No tener miedo a lo desconocido
Resulta obvio que si el fundador de Tesla, Elon Musk, o el de Virgin, Richard Branson, hubieran tenido miedo a navegar en aguas desconocidas, hoy en día no existirían sus dos imperios empresariales. Un emprendedor debe dejar de lado sus temores y tomar los riesgos que muy pocos se atreven a tomar. Los pioneros desconocen los problemas que su idea puede plantear, porque sencillamente no existen casos precedentes. Pero es la única forma de crear algo disruptivo.

 

En definitiva, no se debe tener miedo al riesgo. Pero eso no es óbice para que se descuiden las más elementales normas de una empresa. Se debe arriesgar pero siempre con criterio y sin que una idea revolucionario comprometa la situación financiera de un negocio, hasta hacerla insostenible. Capacitar a su gente para que sea capaz de vencer sus miedos también favorece la aparición de nuevos y revolucionarios conceptos. Por tanto, se debe asumir una cultura empresarial en la que se premie a los valientes y en la no se castigue el fracaso, sino que de él se obtengan lecciones. Además de, por supuesto, cubrir todos aquellos riesgos que sí se pueden cubrir con un seguro.

 

Vigilar la utilización de los recursos
Muchas veces se piensa que dedicando ingentes cantidades de dinero es más fácil innovar. Eso quizá puede servir para una gran empresa. Pero en el caso de los negocios más rentables de reciente creación es más importante el uso que se hace de esos recursos que la empresa pone a disposición. Con esta idea, el emprendedor debe vigilar por la buena utilización de los recursos. También debe considerar que una escasez de los mismos incentiva el ingenio, lo que al final puede acudir en beneficio del surgimiento de nuevas y disruptivas ideas.

 

Adelantarse a la regulación
Resulta obvio que en la mayoría de los casos, la regulación va por detrás de los nuevos negocios. Ejemplos en este sentido tenemos muchos. Pero los conflictos originados por Uber o Airbnb en los sectores donde se mueven sus actividades constituyen una buena muestra de ello. Un nuevo negocio que se precie de ser innovador debe considerar que sus soluciones y servicios pueden generar conflictos legales. Para evitar los problemas, debe estar preparado. Será la mejor manera de evitar los inconvenientes que la burocracia legal y administrativa generan en las empresas.

 

Siempre mirar hacia el futuro
Robots, internet de las cosas, mundos virtuales… Las oportunidades para la innovación tecnológica son realmente infinitas y las nuevas empresas deben siempre mirar hacia un futuro a medio plazo. Será la única manera de generar ideas y soluciones audaces, capaces de adelantarse en el tiempo y convertir el negocio en uno de los más disruptivos y rentables del sector.

hacking_etico

El hacking ético, un modelo de ciberseguridad cada vez más habitual

Hoy en día prácticamente todas las empresas, ya sean grandes, medianas o pequeñas, tienen un nexo de unión con las nuevas tecnologías y el entorno digital. Un medio que ofrece infinidad de ventajas pero que también abre puertas a nuevos riesgos, como los ciberataques: caída de sistemas, robos de bases de datos, desaparición de secretos industriales…

A cierre de 2015, España era el tercer país del mundo donde más ciberataques se registraban, unos 70.000 incidentes según el Ministerio de Asuntos Exteriores. Por eso, parece que no es baladí invertir recursos en la protección de los equipos informáticos que guardan en su interior datos sensibles de la compañía. Mucho más si ésta se mueve a nivel internacional, algo cada vez más frecuente. Y se traslada tanto en softwares eficaces contra las infecciones como en profesionales especializados en la materia.

Este último caso, mucho menos económico pero más efectivo, está recomendado para aquellas corporaciones cuya supervivencia depende del correcto funcionamiento de sus sistemas o de la información que guarda en ellos: servidores, servicios en la nube, patentes, propiedad intelectual e industrial o bases de datos son sólo algunos ejemplos.

No se trata sólo de contar con un buen equipo de especialistas informáticos que ponga sus esfuerzos en gestionar de forma óptima las distintas redes de una compañía. También existen profesionales centrados en la ciberseguridad capaces de descubrir los ‘puntos flacos’ de los sistemas y de trazar un plan que tape esos agujeros que ponen en peligro a nuestra empresa.

Se trata de los llamados hackers de sombrero blanco o hackers éticos, que ya están muy presentes en aquellos sectores críticos para mantener los servicios básicos de nuestro día a día: luz, agua, telecomunicaciones, banca, transportes. Éstos realizan pruebas en sus propios ciberespacios para detectar vulnerabilidades y poder corregirlas antes de que ocurra un ciberataque. De esta manera se combate al ciberdelincuente con sus mismas armas.

¿A QUIÉN SE DEBE RECURRIR?

El empresario debe ser muy consciente de que el hacker al que vaya a contratar tendrá acceso a todo tipo de información confidencial, así que se recomienda tener plena confianza en el profesional o en la empresa proveedora de servicios. También sería pertinente formalizar un contrato con todo tipo de cláusulas que penalicen con dureza al experto informático si filtra o emplea para su beneficio propio datos de la compañía.

La mayoría de los especialistas en la materia aseguran que, a la hora de decantarse por uno de estos hackers, es mejor elegir a alguno que trabaje para reconocidas compañías de seguridad informática. O que, al menos, cuenten con las certificaciones pertinentes, emitidas por entidades de sobrada reputación. Cualquier precaución es poca cuando se trata de la seguridad de nuestro negocio.

La pericia de estos profesionales puede salvarnos no sólo de pérdidas de información que repercutan en nuestra cuenta de resultados. También nos evitará una caída de reputación, denuncias y falta de credibilidad por no haber evitado la filtración de, por ejemplo, datos sensibles de clientes.

Y para muestra, un botón: ¿recuerdan aquella plataforma web que invitaba a cometer infidelidades de manera premeditada y con todo tipo de garantías de seguridad y privacidad para mantener al usuario en el anonimato? Pues hace unos meses sus sistemas sufrieron un ciberataque. Se filtraron los datos de todos sus clientes y ahora éstos sufren la extorsión de determinadas mafias, que amenazan con desvelar sus secretos. Por supuesto, la compañía tuvo que cerrar.

Quizás sea éste un caso muy extremo, algo oscuro, pero no hay que olvidar qué tipo de datos guardan ciertas compañías sanitarias, farmacéuticas o de investigación de salud humana. Muy sensibles, relacionados con ensayos de nuevos fármacos, en los que los resultados de los pacientes deberían ser sólo números anónimos. ¿Cómo afectaría un ciberataque a una corporación de este calado? O a las empresas editoriales, discográficas, cinematográficas, ¿qué repercusiones tendrían si un hacker entrase en sus sistemas y robase gigas y gigas de propiedad intelectual?

Son sólo ‘pequeños’ ejemplos en un océano de casos. Hoy por hoy, prácticamente todas las empresas están en internet, y es importante saber protegerse para poder seguir adelante con el negocio.

newsletter

Cómo exprimir al máximo tu newsletter

Las newsltters están viviendo una segunda edad de oro. Después de convertirse en una de las primeras herramientas de la comunicación 2.0, fueron relegadas al ostracismo con el advenimiento de las redes sociales. Pero, en el último año, aquellos mismos que las denostaron han vuelto a ponerlas en la punta de lanza de las estrategias de difusión de contenidos.

La newsletter vuelve a convertirse en un canal directo de conexión con usuarios y clientes. Frente a la difusión masiva de mensajes a través de las redes sociales, esta herramienta de comunicación permite una mayor personalización de mensajes y contenidos. Juega en su contra la inteligencia de las bandejas de los muchos gestores de correo electrónico que pueden enviarlas directamente al buzón de no deseados, si el mensaje no está correctamente tratado.

Para evitar estos riesgos y exprimir al máximo la capacidad de fidelización de una newsletter conviene asegurarse de que se cumplen las siguientes pautas.

1.- Evitar el spam, también es cuestión de forma

Hay que cuidar muy bien cómo se envía una newsletter desde el asunto del mensaje, hasta la forma en la que se maqueta, pasando por el tratamiento que se da a las direcciones de destino.

– El asunto debe ser lo más informativo posible. Mejor si es el título de la noticia más destacada. Incluso si la newsletter pertenece a una empresa de comercio electrónico debe evitarse que pueda ser considera como publicidad agresiva. Eso ocurre cuando los rastreadores de Google identifican palabras como: gratis, ganga, chollo o un exceso de signos de exclamación.

El remitente debe estar muy bien identificado. Esto además de un buen indicador para Google, lo es para el lector final. Si sabe que determinada empresa le ofrece contenido de interés ya se ocupará de gestionar su carpeta de entrada para que esos mails no se le pierdan.

– La lista de destinatarios suele ser una base de datos, pero si en lugar de tenerla guardada en un Excel o una base de datos externa, las direcciones están en la lista de contactos del email desde el que se envían, Google no será tan estricto a la hora de enviar correos a spam.

 

2.- Cuida el contenido hasta la extenuación

Contenidos de calidad y con definición

En los tiempos que corren se da más que por supuesto que ofrecer contenido que no sea de calidad a través de las redes sociales acaba convirtiéndose en una nefasta estrategia. Cualquier cliente o lector asociará la escasa calidad del texto recibido con la de los productos o servicios que proporciona la empresa, con independencia de si eso es así realmente.

Pero la calidad no es suficiente, además hay que tener muy en cuenta que el contenido debe estar muy enfocado a los intereses de los clientes o futuros clientes a los que nos dirigimos.  Las newsletter que más triunfan son las especializadas en un determinado tema de interés para los lectores y clientes de una compañía.

3.- Pon el big data al servicio de tus contenidos.

Encuestas, preguntas directas, sorteos… Existen múltiples herramientas para conocer qué les puede interesar a tus futuros clientes. Todas ellas deben tener prioridad frente a las intuiciones, sensaciones, creencias de los CEOs, community managers o cualquier otra figura de la empresa destinada a decidir de qué va el próximo post o qué temas deben incluirse en la newsletter.

4.- El diseño también importa.

De hecho importa mucho en lo que a newsletters se refiere. Por un lado, porque Google premia determinadas herramientas, como por ejemplo que esté diseñada con html. Por otro, porque un diseño atractivo hará ganar en atractivo a unos buenos titulares. Y finalmente, porque si los botones de compartir en las redes sociales están correctamente situados será mucho más fácil que ese contenido sea compartido.

– Balancear texto e imagen. Una imagen vale más que mil palabras, cierto. Pero, ¿qué ocurre cuando el usuario quiere consultar nuestra newsletter en un móvil mientras viaja en metro, por ejemplo? Pues lo más probable es que las imágenes o no se descarguen o lo hagan mucho después que el texto. Por eso hay que cuidar mucho los titulares y la entradilla para facilitar y enganchar a lector en una primera lectura.  Sobra decir, lo que hace años que llevamos aconsejando en este blog, que todo lo que aparezca en cualquier web, redes sociales y, cómo no, también la newsletter debe estar adaptado para su correcta visualización en móviles.

5.- Distribución: elegir el momento adecuado

Estar en el lugar adecuado a la hora idónea es un arte que muy pocos dominan en el mundo real. En el virtual es algo más fácil. Con infografías como ésta que te invitamos a consultar y muchas otras, se puede saber que existen horas a lo largo de la jornada laboral en las que las que las posibilidades de que tu newsletter sea leída aumentan. Por ejemplo, a primera hora o después de comer durante los días laborales.

– La regularidad importa. Cuando hablamos de regularidad en los envíos, por supuesto depende mucho del tipo de empresa que origina la newsletter. Si es un medio de comunicación parece más que claro que sea una vez al día o incluso dos. En otro tipo de empresas ésta será una decisión clave de la estrategia de comunicación. Hay que tener en cuenta que el objetivo es mantener una relación fluida con el cliente y al mismo tiempo ofrecerle contenidos de calidad. Esto último, por ejemplo, es muy complicado con newsletters diarias a no ser que se tenga personal con dedicación exclusiva  a esta tarea. Un reto más asumible puede ser una vez a la semana o cada 15 días, tampoco pasa nada si se demora un poco más. Lo importante es ser regular y llegar al buzón cuando el cliente lo espera.

riesgos_seguro

5 riesgos que justifican contratar un seguro para el comercio exterior

Las operaciones de las empresas exportadoras se ven sometidas a una variada lista de factores fuera de su control. Esos riesgos pueden ser trasladados a un tercero mediante los contratos de seguros, pero ¿qué clases de riesgos existen en comercio exterior?

 

Varios son los factores que pueden repercutir de manera negativa sobre las operaciones de comercio exterior, hasta el punto de poner en peligro la culminación de las mismas. Toda empresa exportadora o importadora debe ser consciente de dichos riesgos a la hora de embarcarse en una operación de este tipo, si quiere tener éxito en el comercio internacional.

La incapacidad de las empresas a la hora de garantizar la estabilidad de los resultados (por no controlar los factores que influyen sobre los mismos) se traduce en una incertidumbre. En la medida de lo posible, se busca paliar con la contratación de un seguro para el comercio exterior.

5_riesgos_comercio_exterior

5 principales riesgos del comercio exterior

Pero… ¿cuáles son exactamente las clases de riesgos que ponen en peligro las operaciones de exportación / importación?

one_comercio_exteriorRiesgos comerciales: Esta clase de riesgos, predominantes cuando hablamos de comercio exterior, se ven reforzados al cruzar fronteras por la dificultad para obtener suficiente información en el momento adecuado. Así como por los conflictos entre diferentes normas legales y culturas de negocios. Aquí entrarían el riesgo de resolución unilateral de contrato, el riesgo de no conformidad, el riesgo por insolvencia / impago y el riesgo por fraude.


two_comercio_exteriorRiesgo-país:
Este concepto designa al conjunto de riesgos derivados de la situación política y económica del país con el que se comercia (es decir, no tanto en el socio comercial como en su país de residencia).
Así, puede ocurrir que una de las partes se vea imposibilitada por su gobierno para cumplir con las obligaciones contraídas (riesgo soberano), que un cambio regulatorio repentino o una decisión arbitraria de las autoridades derive en la expropiación o la ilegalización de la empresa extranjera (riesgo regulatorio) o que el estado no puede hacer frente a sus deudas por carecer de divisas (riesgo de transferencia). Además, las políticas comerciales de algunas naciones pueden bien causar restricciones temporales que pongan en riesgo las operaciones en curso, bien sumergirse permanente en el proteccionismo como consecuencia de cambios políticos.


three_comercio_exteriorRiesgo de cambio:
La variabilidad del precio de las divisas (afectadas por la volatilidad de las variaciones del PIB, la oferta y la demanda, o los movimientos especulativos) pueden afectar negativamente a este tipo de comercio, que implica transacciones en monedas ajenas a la de una de las partes, y que además se ven afectadas por retrasos entre la entrega y el pago de las mercancías; retrasos que pueden traducirse, por la mencionada variabilidad de las divisas, en pérdidas o ganancias inesperadas.


four_comercio_exteriorRiesgo de transporte:
Las, en muchos casos, enormes distancias que tienen que recorrer las mercancías en este mundo globalizado (y los múltiples medios de transporte necesarios en ese proceso) no hacen sino aumentar las probabilidades de que éstas terminen extraviándose o deteriorándose. Además, el paso de las mercancías por diversas jurisdicciones implica necesariamente una tramitación documental más compleja que aumenta el riesgo de cometer errores burocráticos, exigiendo por ellos a las empresas un conocimiento exhaustivo de los procedimientos del comercio internacional.


five_comercio_exteriorRiesgos extraordinarios / catastróficos:
Por desgracia, no son sólo los factores económicos y sociopolíticos los que pueden afectar al cumplimiento de contratos en el comercio exterior. Y es que el futuro de las empresas exportadoras está constantemente al albur de toda clase de desgracias, desde actos terroristas o guerras hasta catástrofes naturales (como terremotos, tsunamis, huracanes o, incluso, erupciones volcánicas… recordemos cómo afectó la nube de cenizas del Eyjafjalla a los vuelos por toda Europa).

Todos los riesgos antes citados son difícilmente evitables, pero sí pueden ser gestionados por las empresas exportadoras, bien tomando decisiones para minimizarlos, bien decidiendo trasladarlos a una tercera parte a través de un contrato de seguro para el comercio exterior (esto es, aquél por el que el asegurador se obliga a indemnizar, dentro de unas condiciones previamente pactadas, el daño producido al asegurado o bien a satisfacer un capital u otras prestaciones convenidas). Los riesgos cubiertos por esta clase de contratos deben ser ciertos, posibles y lesivos (además, claro, de susceptibles de valoración).

cuatro_soluciones

4 soluciones que harán crecer su negocio

A pesar de las incertidumbres derivadas de los inciertos resultados electorales de las próximas elecciones en el corazón de Europa, 2017 puede ser un buen año para el crecimiento de los pequeños negocios. La recuperación económica española y global y el auge del consumo ayudan a que los emprendedores obtengan mayores beneficios de su actividad empresarial.

 

Para aprovechar este buen escenario económico de la mejor forma posible, es importante que desde las empresas se impulsen soluciones que ayuden a incrementar el crecimiento tanto de los ingresos como de los beneficios. Desde este post proponemos varios pasos que se pueden aplicar para obtener un plan comercial que motive el alza de las cifras.

 

Elevar el nivel de clientes y la fidelización de los mismos
Incluir una buena estrategia de contenidos en nuestro plan de negocio es clave para ganar clientes. Para que los contenidos difundidos por la empresa sean vistos como útiles por los consumidores es necesario pensar más en la calidad que en la cantidad. Vale más una buena información semanal que un sinfín de artículos que no aporten nada novedoso.

 

Según diversos estudios, con un texto de unas 700 palabras que interese a su público objetivo es más que suficiente. Obviamente es importante aprovechar las ventajas que las redes sociales ofrecen en cuanto a difusión de los contenidos. Quizá esto le pueda parecer algo simple, pero colgar un contenido nuevo a la semana crea un hábito en el consumidor que consolida su relación con la empresa.

 

Otra manera de elevar la confianza con la marca y aumentar la credibilidad de los productos y servicios que la firma ofrece es desarrollando cursos o seminarios digitales a través de la web. Aunque no esté extendido en España, realizar presentaciones sobre cuestiones que afectan a sus clientes, mejoran las relaciones y aportan un valor añadido a la empresa que, en consecuencia, se debería traducir en incremento de los ingresos.

 

Revisar toda la cadena de producción
La forma de ejecutar un negocio es lo que diferencia a los negocios que funcionan de los que no lo hacen. En ocasiones, el emprendedor considera que con vender el producto o el servicio es suficiente y no se presta la necesaria atención para mejorar la operatividad interna, lo que impide obtener mayores réditos de las ventas.

 

Pongamos el ejemplo de una empresa que cuenta con maquinaria para fabricar cualquier producto. De momento, un buen mantenimiento del equipo incrementará la capacidad de producción, lo que permitirá llegar a más clientes. También interesa invertir en mejoras, ya que, por ejemplo, con la reducción de residuos, se mejora la efectividad de los procesos y, por lo tanto, se convierten en más rentables para la empresa.

 

Como es lógico, no todos los emprendedores son especialistas en la mejora de los procesos internos, por lo que conviene contar en el equipo con especialistas que sean capaces de sacar el máximo partido con las herramientas con las que la firma cuenta. Además, un experto resulta clave para prevenir posibles fallos de la cadena de producción que generarían importantes pérdidas.

 

Incrementar los servicios que se ofrecen
Una de las mejores maneras que existen para que el negocio aproveche el buen momento económico y sea capaz de crecer es añadiendo complementos a las referencias que se comercializan.

 

En ocasiones, los emprendedores consideran que incluir productos o servicios extraordinarios estará mal visto por los clientes, al considerar estos que se les está tratando de sacar más dinero. Pero esta circunstancia no ocurre cuando se elabora una buena estrategia complementaria y se lanzan nuevos productos o servicios que sí tengan un valor añadido.

 

Un buen ejemplo en este sentido son las ediciones de coleccionistas o las reediciones en vinilo que la industria de la música lanza de algunos de sus discos estrella. Al ofrecer algo más, el cliente no presenta inconveniente alguno en volver a pasar por caja.

 

Lanzar promociones agresivas para todos
Si su negocio se lo puede permitir, no tenga inconvenientes en incluir las promociones en su plan comercial. Es cierto que los márgenes se erosionarán pero a cambio se obtienen más ventas y se capta a nuevos clientes a los que se les puede fidelizar con posterioridad con otro tipo de productos o servicios.

 

También es provechoso a largo plazo incluir en estas promociones a sus clientes más fieles y no caer en el error de apartarlos de las ventajas. Eso es lo que hacen muchos operadores de telefonía y bancos, que lanzan ofertas agresivas para aumentar su cartera de clientes pero se olvidan de premiar a los más veteranos. Esta estrategia es contraproducente porque lo que se gana por un lado se pierde por el otro. Para evitar caer en este error, el emprendedor no debe olvidar que el verdadero valor de un consumidor se obtiene en el largo plazo y no con la primera compra.

chatbots_ac

Los chatbots, la siguiente revolución de la atención al cliente

En 2017 los chatbots comienzan a reemplazar a muchas aplicaciones móviles tradicionales y su uso se está popularizando en la empresa, sobre todo, en sectores muy relacionados con los call center, logística o el marketing digital.

La conversación es el nuevo interfaz y se va a convertir en el medio dominante en la interacción cliente-marca y en la experiencia de cliente. Como señala Julien Hervouet, CEO de iAdvize, los chatbots se van a convertir en imprescindibles aliados en la atención al cliente «combinando la automatización y la experiencia humana para crear una experiencia de cliente sobresaliente»

 

Los chatbots están llegando a los servicios de atención de cliente y suponen una gran oportunidad para su mejora, en especial, en los centros de contacto, en los servicios de logística, comercio electrónico…

Un aspecto importante a considerar es la necesidad de integración del chatbot en las aplicaciones de mensajería u otros servicios de modo que no se requiera grandes esfuerzos del usuario y que la llamada al servicio correspondiente (bien por voz o bien por texto) permita su realización sin necesidad de salir de la aplicación. La omnicanalidad es otra de las características que deberá cumplir el chatbot.

Un chatbot es un canal de atención al cliente y las ventajas que ofrece en las etapas del proceso de compra, según Deusto, son:

  • Etapa de conciencia: resolver dudas sencillas sobre la marca o producto.
  • Etapa de consideración: proporcionar detalles del funcionamiento del producto, enviar información por email, dar información detallada, etc.
  • Etapa de conversión: facilitar y cerrar la venta.
  • Etapa de fidelización: dar atención al cliente personalizado para fidelizarlo con la marca.

PLATAFORMAS DE CHATBOTS DE MENSAJERÍA

La mensajería es una interfaz predeterminada para la comunicación social. Existen numerosas plataformas de mensajería (Slack, Facebook Messenger, Twitter, Skype, Telegram, WeChat, Kik) que ofrecen sus API (interfaz de programación de aplicaciones) para integrar chatbots en sus sistemas creando un nuevo ecosistema de apps y servicios disponibles en las tiendas de bots (bot stores) para su uso personal o empresarial, o desarrollar bots específicos para las empresas.

UN CASO DE ÉXITO: EL CHATBOT DE CAIXABANK

CaixaBank presentó el pasado día 6 de febrero el primer chatbot del sector financiero en España, integrado en su banco móvil imaginBank. La entidad ha creado un servicio por el cual los clientes de imaginBank pueden dialogar con el bot para conocer qué ofertas y promociones tienen a su disposición y cuáles se adaptan mejor a sus intereses y a su lugar de residencia.

CaixaBank fue una de las pioneras en la aplicación de bots en el sector financiero con el uso de esta tecnología de inteligencia artificial a través de Twitter para resolver cuestiones sencillas, pero no tenía las grandes prestaciones -voz y texto- y otras funcionalidades que ofrece el nuevo chatbot.

Integración del chatbot

El nuevo servicio está disponible a través de Facebook Messenger o mediante la página de Facebook de imaginBank. El chatbot está especializado en proporcionar información y asistencia sobre el uso de ofertas y promociones. El cliente puede preguntar directamente al chatbot, mediante mensaje escrito o de voz, qué ofertas existen para un determinado ámbito o un lugar concreto. En estos casos, el robot le contesta mostrándole la selección que se ajusta a su petición e incluso le sugiere continuar la conversación buscando otras posibilidades similares que también le puedan interesar. El chatbot ofrece otro conjunto grande de servicios, notificaciones, etc.

PARA SABER MÁS DE EXPERIENCIA DE CLIENTE

Soraia El Kutby. Customer Experience. México: Alfaomega/Marcombo, 2016.

nube_futuro

La nube, el futuro de los nuevos negocios

Todos recordamos el auge de las puntocom de la década de los 90. Fue una época espectacular para un sinfín de nuevos negocios que, como sabemos, no acabó bien para la mayoría de empresas que protagonizaron aquellos años de crecimiento desmedido. Haciendo un breve análisis de aquel momento, la verdad es que muy pocos sabían qué era lo que estaba ocurriendo. Se tenía la certeza de que las empresas basadas en Internet serían fundamentales en el futuro, pero, como todo lo que empieza, casi nadie fue lo suficientemente visionario para discernir el pleno alcance de ese boom, y cómo había que sobrevivir al lógico pinchazo de la burbuja.

 

Todavía hoy se siguen sin conocer las causas reales que condujeron a que muchas de aquellas empresas acumularan capital en un momento, para poco después observar como ese maná de dinero que provenía fundamentalmente de los hedge funds voló sin regreso. Obviamente, el hecho de que la mayoría de esas firmas carecieran de un plan de negocio definido en el que se mostrara con claridad una hoja de ruta adecuada de cara a obtener beneficios en el futuro, constituía una causa de peso. Pero la lecciones más importantes que se deben extraer de aquellos maravillosos y locos años es que aunque las empresas no perduraron, sí lo hizo la tecnología, que ha evolucionado hasta conducirnos a una época, la actual, en la que nada existe si no tiene una pata en el mundo digital.

 

Al igual que aquellos pioneros de Internet, hoy nos encontramos en una situación similar a la de entonces, lo que pasa es que en vez puntocom se llama puntocloud. Como pasó durante la última década del siglo XX, todo empresario o emprendedor que se precie de serlo es perfecto conocedor de que la nube o el cloud computing dominará el futuro de los negocios. Pero no será solo fundamental para los negocios por Internet o para los negocios innovadores, sino para todos los negocios. Aunque se desconoce su alcance real, todas las empresas están migrando a la nube que, en pocos años, llegará a revolucionar hasta los modelos de trabajo y de negocio de forma mucho más veloz a lo que lo hizo Internet. Obviamente toda startup que recién comience no puede obviar una realidad a la que no se sabe cómo enfrentarse.

 

Ventajas de la economía en la nube

Indudablemente el auge cloud elimina barreras de entrada para los empresarios y genera un buen número de oportunidades que conviene aprovechar. Entre otras cosas, redefine lo que es una compañía y permite que éstas partan con un enfoque mucho más global. Las relaciones comerciales y personales también sufrirán cambios, y qué decir del trabajo. Resulta evidente que algunos puestos desaparecerán y otros nuevos ocuparán su lugar.

 

El cloud formará parte del corazón de unas pymes que mirarán más allá del ámbito local o, incluso, nacional. Pero lo harán desde el mismo comienzo. Como ocurrió con las puntocom, seguirá habiendo paralelismos, ya que muchos de estos nuevos negocios centrados en la nube desaparecerán porque no fueron capaces de comprender el alcance del entorno en el que se movían. Y al igual que sucedió en el pasado, quedarán un puñado de visionarios que dirigirán el mundo desde firmas con menos de 15 años de existencia.

Uno de los cambios más notables, que ya se está empezando a producir, es la procedencia de los socios. El mundo digital elimina fronteras por lo que empieza a ser habitual que algunas startups tengan dueños de diversos rincones del planeta que, quizá, jamás han mantenido una conversación personal con la persona a la que ofrecen su apoyo financiero.

Incomprensión
Al igual que pasó con la economía digital, y todavía ocurre, la empresa tradicional considerará al cloud computing como un enemigo. No hace falta echar la vista muchos años atrás para encontrar cómo la industria de la música hizo lo imposible por impedir el auge de Internet. Pues bien, después de la dura batalla y de los cientos de víctimas, la derrota del pasado es clara y ahora buena parte de la sociedad escucha en forma digital. Igual pasará con la nube en los sectores que puedan estar más afectados por su auge, como por ejemplo, la consultoría o la auditoría. Habrá protestas y denuncias para finalmente plegarse a un futuro irremediable.
El camino a seguir
El emprendedor actual no debe ser nostálgico del pasado. Para tener éxito hoy en día es obligatorio mirar hacia delante. En los próximos años el puntocloud ofrecerá oportunidades inigualables que se deben aprovechar. Pero eso conllevará a reconocer la verdad de que esta nueva plataforma empresarial es un camino alternativo pero eficaz para que los emprendedores creen sus propias empresas de forma más rápida y efectiva.

 

Eso sí, para ello hay que olvidarse de que el mundo, al menos el más desarrollado, se mueve dentro de una economía donde la manufactura es la clave. La realidad es que la tecnología y el cloud es parte fundamental de la misma. Y que empuja al mundo de forma inexorable a una economía integrada que la política puede retrasar, pero nunca detener.

bots_chatbots

Adiós aplicaciones, hola bots

LA INTELIGENCIA ARTIFICIAL EN LA EMPRESA

Ya vimos en artículos anteriores cómo la inteligencia artificial ha llegado a la empresa y cómo las pymes pueden sacar un alto rendimiento de ella, en atención al cliente, experiencia de cliente, marketing, etc. Hoy nos centramos en los bots (robots virtuales) y los chatbots, que son los nuevos canales de comunicación que las pymes -y todas las empresas en general- deberán contemplar en sus procesos de transformación digital.

Un bot es un programa de software (o algoritmo) diseñado para simular el comportamiento humano; cuando su finalidad es ofrecer un servicio a través de una conversación bien directamente o bien con aplicaciones de mensajería, recibe el nombre de chatbot. Aunque hoy día, a veces, en el argot popular se denomina bots y chatbots, indistintamente.

En 2017 los chatbots comienzan a reemplazar a muchas aplicaciones móviles tradicionales y su uso se está popularizando en la empresa y, sobre todo, en sectores muy relacionados con los call center, logística o marketing digital.

La conversación es el nuevo interfaz y se va a convertir en el medio dominante en la interacción cliente-marca y en la experiencia de cliente.

LOS BOTS: ¿LAS NUEVAS APLICACIONES MÓVILES?

Existe una tendencia creciente de sustitución de aplicaciones móviles por bots. Esta es la opinión de Satya Nadella, presidente de Microsoft, que en la presentación de su plataforma de bots planteaba que en lugar de tener que utilizar multitud de aplicaciones móviles, los usuarios podrán interactuar con los bots de una manera mucho más natural utilizando su propio lenguaje. Con este motivo, Microsoft –y muchos de los gigantes tecnológicos o empresas especializadas- facilitará el desarrollo de bots compatibles con su plataforma por parte de empresas y usuarios finales.

En ocasiones se están volviendo más prácticos los bots que muchas aplicaciones móviles ya que se pueden usar a través de aplicaciones de mensajería y no necesitan instalarse, pudiendo realizar tareas a través de mensajes de texto o conversaciones de voz. La omnicanalidad del futuro deberá contemplar a los bots y chatbots como nuevos canales de comunicación.

En Facebook, en los seis primeros meses desde la presentación de su plataforma M (Messenger) de bots (abril 2016), se han abierto más de 30.000 chatbots para ofrecer servicios personalizados. El cometido principal de estos chatbots es facilitar la relación entre el cliente y la marca, y desde la propia red social. Facebook permite de esta manera que la fan page de la empresa pueda ser el canal de comunicación con clientes, proveedores, socios… utilizando un chatbot propio de la empresa como complemento a las funcionalidades propias de su red social.

En los últimos años, prácticamente todos los gigantes tecnológicos, de Google (Google Assistant y Allo) a Apple (Siri) pasando por Microsoft (Cortana) o Amazon (Alexa), han presentado su propio asistente digital.

Cada vez más, los usuarios prefieren aparcar el teclado y comunicarse con los dispositivos a través de la voz. Aplicaciones de mensajería instantánea como Facebook Messenger y WhatsApp ya hace tiempo que han incorporado esta funcionalidad. Según Google, alrededor del 20% de las búsquedas realizadas con Android en Estados Unidos se hacen ya con voz.

LAS PLATAFORMAS DE CHATBOTS

Microsoft, Facebook, Google, Amazon… o las nuevas Kik, Telegram, Slack, o la propia Skype… tienen sus plataformas de bots de forma que una empresa puede contratar un bot que se adapte a sus necesidades o a sus líneas de negocio, o bien desarrollar su propio asistente virtual recurriendo a los interfaces de programación de aplicaciones, API, que ofrecen estas plataformas, o en el caso de las pymes sin personal especializado, contratar el desarrollo de bots ajustados a sus intereses.

Las tiendas de bots (al estilo de las tiendas o almacenes de apps como Google Play o App Store) ofrecerán cada día mayores ofertas en sus catálogos de modo que se convertirán en serios rivales de las propias tiendas de apps tradicionales (app stores) antes citadas

La idea es que los chatbots llegaran a ser tan imprescindibles que ya no hará falta descargarse una app en el móvil o en el PC (en la actualidad existen miles de apps pero requieren descargas, instalaciones y actualizaciones continuas). La ventaja que aportaran los bots será que con un único asistente virtual se podrán usar todas las aplicaciones que se deseen sin necesidad de descargalas, dado que esta tarea la realizará el robot virtual.

Un caso de éxito es Kik, que desde su aplicación de mensajería instantánea permite  acceder a numerosas aplicaciones. Este es el camino que ofrece también Telegram y, cada día con mayor intensidad, Facebook Messenger. Otro caso de éxito es la plataforma de mensajería y de comunicación integral Slack, considerada como el software de espacio de trabajo colaborativo y grupal de más rápido crecimiento del mundo (reconocido en la Special Edition 2017 de la revista MIT Technology Review)

LA SEGURIDAD EN LOS BOTS

Hemos visto las grandes ventajas que aportan los bots. Pero, los bots también representan grandes riesgos para la seguridad de la información ya que pueden ser utilizados para realizar tareas maliciosas, como por ejemplo para promover ciberataques, fraudes, robos, envío de spam y propagación de virus, entre muchas otras tareas delictivas. Por eso, el uso de bots impone la necesidad de establecer ciertos límites éticos en lo referente a su desarrollo y programación y funciones (desarrolladores), y de igual forma a su uso como cliente (usuarios), asumiendo en ambos casos los riesgos que para las estrategias de ciberseguridad de las empresas deben contemplarse.

 

PARA APRENDER MÁS DE IA

INVESTIGACIÓN Y CIENCIA. Agosto 2016. No. 479, pp. 46-73

formacion_comerciales

Convierta su empresa en un centro de formación para sus comerciales

El departamento comercial es uno de los más importantes de la empresa. Ellos son los responsables de generar buena parte de los ingresos. De ahí que todo emprendedor que se precie pretenda que estos empleados dispongan de todas las herramientas necesarias para tener éxito en su labor, ya que toda la empresa depende de ello. Pero además de contar con las soluciones más adecuadas, ventas debe estar compuesto por un equipo formado de la mejor manera posible.

Sin una formación adecuada, el equipo va a la deriva y el crecimiento del negocio puede llegar a resentirse. Este punto tiene especial relevancia a la hora de acometer nuevas incorporaciones. Quizá más que en otros departamentos, la gestión comercial debe funcionar como un todo sin que existan fisuras. De lo contrario, se puede originar un efecto dominó con el resto de miembros más antiguos del equipo, que puede llevar a la pérdida de liderazgo.

La mejor forma de lograr los objetivos es convertir su empresa en un centro de formación continua para que sus comerciales siempre puedan mejorar sus conocimientos. Los emprendedores, por tanto, deben esforzarse en este punto, y estas cinco estrategias que a continuación detallamos le ayudarán en tan importante labor, que asegurará una mejora del negocio.

Difunda conocimientos de manera constante
En estos tiempos no es necesario buscar demasiado para dar con buenos contenidos. Una de las ventajas de la sociedad digital es la democratización del conocimiento. Basta con navegar por la red para que los emprendedores descubran una multitud de buenos contenidos que pueden ir desde el marketing y la compraventa internacional a las últimas estrategias a la hora de visitar clientes, o las técnicas de venta. Por tanto, es primordial que el empresario haga uso de esos recursos de probada eficacia y los comparta con su equipo comercial.

Cree una biblioteca de recursos en la que se incluya los artículos de los especialistas más prestigiosos  de los que su gente puede aprender a mejorar. Lejos de lo que pueda pensar, esta iniciativa agradará tanto a los veteranos como a los novatos, ya que serán conscientes de que la empresa hace un esfuerzo extra para que exista una continua mejora en su trabajo.

Aproveche las nuevas tecnologías
Las multinacionales no tienen inconvenientes en introducir plataformas de e-learning para la formación de los equipos. Tampoco debería tenerlos una pyme, ya que, con el entrenamiento previo adecuado, el aprendizaje electrónico ayudará a su equipo a identificar con mayor rapidez y eficacia los problemas del cliente y cómo el producto o servicio que su empresa comercializa, puede beneficiarle.

Otra de las ventajas que ofrece el e-learning es que su personal se puede formar en cualquier lugar, sin necesidad de desplazarse hasta un centro propiamente dicho para resolver cualquier duda. Internet posibilita que todo esté disponible al momento.

Permita a los veteranos ejercer una labor formativa
En este apartado no hablamos de una herramienta o solución específica que amplía conocimientos, sino de una forma de trabajar dentro del departamento comercial. Huya de la competitividad que muchas empresas imponen como funcionamiento interno y que mantiene enfrentados a los comerciales. A la larga es mucho más beneficioso para la firma que este departamento funcione como un verdadero equipo unido, en el que todos colaboren para obtener el mismo fin.

Un buen método para lograr que los veteranos no se vean presionados por los novatos es dotarles de una función formativa con los recién llegados. Esto ayudará a crear un ambiente más amigable donde todos se ayudarán para resolver los problemas con mayor prontitud.

Clases formativas cortas
Cuando no quede más remedio que llevar a cabo sesiones presenciales es importante que éstas sean lo más breves posibles. Muchos estudios han demostrado que por muy extensa que sea una charla o una explicación, la atención más intensa se produce por un periodo de tiempo que no supera los 20 minutos. Da igual lo bueno que sea el experto en cuestión, alargar en demasía una clase no aportará mayores conocimientos a los que se obtienen en una sesión breve.

La evaluación constante es imprescindible
Por su naturaleza, el departamento de ventas es uno de los más presionados de la empresa. Sus componentes están siendo constantemente valorados, ya que es muy sencillo conocer si sus cifras mejoran o empeoran. El emprendedor debe utilizar esta ingente cantidad de datos no solo para evaluar a sus comerciales, sino para encontrar los puntos débiles que se deben mejorar de cara a obtener mejores resultados.

En otras palabras, se debe buscar el lado amable de los datos y utilizarlos como herramienta de formación de cara a eliminar carencias y obtener como resultado un equipo más cohesionado.

Crear un equipo de ventas fuerte y eficiente es una de las cosas que usted puede hacer que son más beneficiosa para su negocio. Por tanto, no escatime y ofrezca a su departamento acceso a todas las fuentes de conocimientos disponibles hasta el punto de convertir su empresa en un centro de formación.

ecommerce_exportar

El ecommerce, aliado clave para la pyme

¿Se acuerda de cuando usted no podía comprar en Zara a través de la pantalla? ¿O cuando no existía la banca online? ¿O cuando páginas como Ebay o Amazon ni siquiera le sonaban? Aquellos tiempos parecen haber quedado lejanos… y sin embargo son increíblemente recientes. La evolución digital es tan rápida y tan profunda que el mundo que conocíamos está cambiando por completo, y las empresas no son una excepción.

Tanto es así que el comercio electrónico se ha convertido en una de las herramientas más importantes para las pymes exportadoras españolas, gracias a su capacidad para ahorrar costes, acortar distancias y generar ventas en los lugares más insospechados. Según un estudio que acaba de publicar la multinacional de transporte urgente Fedex, 9 de cada 10 pequeñas y medianas empresas exportadoras de nuestro país ha logrado ya generar ingresos a través del ecommerce, un porcentaje además superior al que muestra la media de la Unión Europea, del 80%. Si bien es cierto que la tecnologización y la digitalización aún no ha invadido por completo al tejido productivo español -aún hay mucho por hacer-, parece que el segmento de empresas internacionalizadas ha captado a la perfección el cambio de perfil del consumidor en los últimos años y está sabiendo aprovechar las ventas que ofrece internet.

Según el citado estudio de Fedex, el 69% de las pymes españolas exportadoras ya generan ingresos a través del llamado mcommerce (comercio a través del teléfono móvil), gracias a las mejoras realizadas en las páginas web y las aplicaciones móviles. Además, ocho de cada diez utilizan también las plataformas de redes sociales para fines de ventas, con especial ímpetu a través de Facebook (allí comercian la mitad) y de las apps de mensajería instantánea (más de tres de cada diez).

El informe, dirigido por Harris Interactive entre 4.500 pymes de nuestro país, muestra que los ingresos generados por las exportaciones representan el 71% de los ingresos totales de las pymes exportadoras españolas, un dato significativamente superior a los promedios europeos y mundiales. Y ahí está teniendo mucho que ver el auge del comercio electrónico, que desde hace un año factura trimestralmente en España más de 5.000 millones de euros. Tanto es así que pese a que aún no se conocen los datos conjuntos de 2016, el pasado año fue el primero en el que el sector rebasó la cota psicológica de los 20.000 millones de euros facturados (la industria da por hecho que el incremento fue superior al 20% respecto a 2015).

Cada vez más mercados

El estudio de Fedex pone de manifiesto además que nuestras compañías trabajan fundamentalmente con la Unión Europea: un 84% de las mismas distribuyen sus productos y servicios a los Veintiocho, si bien la diversificación también está alcanzando este campo, pues seis de cada diez logra ingresos en terceros mercados. Los principales mercados a los que las pequeñas y medianas empresas españolas exportan dentro de Europa son: Francia (61%), Alemania (46%), Italia (44%) y Portugal (43%). Mientras, Alemania (40%) es considerada como el principal competidor, seguido de Francia (35%), Italia (30%) y Reino Unido (23%). En cuanto a los principales mercados a los que exportan fuera de Europa son: Estados Unidos (22%) y Latinoamérica, concretamente Argentina (20%), México (19%) y Brasil (16%).

De esta manera, cabe concluir que el comercio electrónico ha tenido mucho que ver en el récord exportador que España volvió a marcar en el año 2016. Con datos hasta noviembre, y según el Ministerio de Economía y Competitividad, nuestras ventas al exterior aumentaron un 1,6% hasta tocar los 233.800 millones de euros, máximo histórico. La tasa de cobertura -exportaciones sobre importaciones- se situó en el 93,5% (93,3% en enero-noviembre de 2015), el segundo mejor registro tras el de 2013 en toda la serie histórica, que se inició en 1962.

La evolución positiva de las exportaciones españolas entre enero y noviembre contrasta con el entorno: en la zona euro subieron ligeramente (0,2%) y en la Unión Europea bajaron el 0,6%. Crecieron en Alemania (0,8%) e Italia (0,7%), pero con menor intensidad que en España, y bajaron en Francia (-1,8%) y Reino Unido (-1,5%), además de en EE.UU. (-4%), China (-6,4%) y Japón (-8,5%).

ia_empresa

La inteligencia artificial aplicada a la empresa

Como reconocía el informe «La edad de oro de la Inteligencia Artificial»  de la prestigiosa revista INVESTIGACIÓN Y CIENCIA el pasado mes de agosto, la inteligencia artificial está llegando a la sociedad, y en particular, a la empresa. El prestigioso investigador en IA, Yoshua Bengio, en su artículo “Aprendizaje profundo” (Deep Learning) destaca la frase: “tras años de decepciones, la inteligencia artificial está empezando a cumplir lo que prometía en sus comienzos”.

Bengio analiza la evolución de la inteligencia artificial que apareció como disciplina formal en la década de los 50, y que gracias a las investigaciones en las técnicas de algoritmos de aprendizaje profundo, en los últimos diez años, ha mejorado notablemente sus propias perspectivas y ha impulsado de manera singular la investigación, señalando el año 2012 como el del lanzamiento de los primeros productos avanzados y comerciales en visión computarizada, reconocimiento de voz/imágenes y procesamiento del lenguaje natural.

El aprendizaje profundo es una técnica que forma parte del aprendizaje automático (machine learning), el cual se basa en los principios empleados para entrenar sistemas de computación con el objetivo final de que las máquinas se instruyan a sí misma. «El aprendizaje profundo es una manera de referirse a la simulación de redes neuronales artificiales que aprenden gradualmente a reconocer imágenes, a comprender el lenguaje e incluso a tomar decisiones»

En esencia, el aprendizaje profundo es una familia de algoritmos que simulan el proceso que se realiza en el cerebro humano cuando trata de reconocer un rostro, una voz, una conversación o un texto.

Las tendencias de mayor impacto en aprendizaje profundo para 2017 son los bots y los chabtots (bots conversacionales) o asistentes virtuales personales, que están pasando de ser elementos de entretenimiento y ocio (como nació Siri de Apple), a herramientas de gran utilización como medio de comunicación o soporte de marketing en grandes empresas y también en las pymes.

EMPRESAS ESPAÑOLAS DE INTELIGENCIA ARTIFICIAL

La inteligencia artificial ha comenzado a llegar a la empresa gracias al desarrollo del procesamiento de lenguaje natural, junto con el desarrollo de las redes neuronales artificiales y el reconocimiento de imágenes. Numerosas empresas españolas desarrollan e investigan en inteligencia artificial aplicada. Destacamos algunas sobresalientes y que han alcanzado gran prestigio y notoriedad internacional:

Inbenta.  Es una empresa dedicada al desarrollo de software de procesamiento de lenguaje natural y con aplicaciones de búsqueda empresarial cognitiva, búsqueda de e-commerce, desarrollo de algoritmos y aplicaciones de asistentes virtuales para los departamentos de atención al cliente, canales de comunicación (correos electrónicos, chats, …), etc.

Sherpa. Ha desarrollado una aplicación que es competidora de los asistentes virtuales más populares como Siri. Anuncian que es una aplicación que aprende de ti y te da toda la información que te interesa sin tener que preguntar, y efectivamente es una aplicación que ha adquirido gran popularidad y notoriedad gracias al desarrollo de potentes algoritmos de inteligencia artificial basados en modelos probabilísticos que permiten predecir la información que va a necesitar el usuario.

Indisys. Es una empresa española creada por Pilar Manchon en Sevilla, especializada en procesamiento de lenguaje natural y que dispone de un potente asistente personal virtual. Fue comprada por Intel en 2013 y es una de las empresas españolas más innovadoras en el campo de la inteligencia artificial.

BOT Y CHATBOTS (ASISTENTES VIRTUALES): APLICACIONES DE EMPRESA

Un bot (también llamado asistente virtual personal) es un software o programa informático basado en inteligencia artificial que simula el comportamiento humano para realizar diferentes tareas o funciones por su cuenta y sin la ayuda de un ser humano. El bot es capaz de comunicarse con los seres humanos (a través de texto, voz…) manteniendo una conversación con una persona utilizando lenguaje natural en dicha conversación. Puede realizar una serie de tareas por su cuenta como hacer una reserva en un restaurante, marcar una fecha en el calendario, recoger y mostrar información a los usuarios. etc.

Un chatbot (chatter bot) o bot conversacional, el modelo de bot más popular, es capaz de simular una conversación con una persona. Se ha integrado en las aplicaciones de mensajería tipo chat al ofrecer un servicio a través de una conversación con el usuario.

Los asistentes virtuales más populares son: Siri de Apple para sistemas operativos iOS y Mac; Cortana de Microsoft incorporado a Windows 10, Google Now y Google Assistant para Android y Alexa de Amazon.

Las grandes empresas tecnológicas como Google, Amazon, Facebook… y otras como Kik, Slack o Telegram están creando plataformas comerciales de bots en las cuales podrán elegir el bot más adecuado para ellas y también desarrollar sus propios asistentes virtuales.

PARA APRENDER MÁS DE IA

INVESTIGACIÓN Y CIENCIA. Agosto 2016. No. 479, pp. 46-73