logo idealista

Idealista: la pyme que sobrevivió a la crisis inmobiliaria y de las puntocom

Si decimos que Internet ha sido clave para la aparición de numerosas pymes, y que incluso ha otorgado una segunda juventud a negocios tradicionales, que estaban pasando por malos momentos, no descubrimos nada. Pero una cosa es reconocer que la Red permite crear empresas con menor inversión, y otra muy diferente es asegurar que lo que nace en Internet funciona por sí solo. Muy al contrario, existen estadísticas que indican que tres de cada cuatro negocios no alcanzan ni su tercer año de existencia. Para tratar de reducir riesgos y asegurar el futuro es importante fijarse en las pymes que funcionan. Aquellas que han superado mil y un obstáculos y que ahora son ejemplo a seguir por cualquier persona que quiera poner en marcha un negocio. Y si hablamos de una lección que hay que aprender dentro de las empresas surgidas al albor de las nuevas tecnologías, pocas hay más provechosas que la de Idealista.com

Y es que estamos ante una empresa que ha superado con nota dos graves crisis en sus poco más de diez años de vida. La primera, la burbuja tecnológica que explotó a los pocos meses de crearse la empresa. La segunda, la inmobiliaria, que se ha llevado por delante cientos de empresas de compra y venta de pisos. A pesar de la magnitud de ambas crisis, la empresa que fundó Jesús Encinar presume de contar en la actualidad con más de 120 millones de páginas vistas al mes y más de cuatro millones de usuarios únicos, lo que la convierte en el portal inmobiliario español de referencia.

Revolucionando el sector

Ante estos números solo cabe preguntarse, ¿cuál es el secreto de Idealista para superar tales dificultades? A Encinar le gusta decir que todo el mérito es “del equipo, al que hay que dejarles espacio para trabajar, para que tomen sus propias decisiones y crezcan como personas y como profesionales”. Pero esta afirmación se queda corta, ya que ni el mejor equipo del mundo pudo conseguir que alguien confiara en un negocio puntocom en pleno estallido de la burbuja. La respuesta se encuentra en la idea inicial del portal, que supuso una verdadera revolución. “En buena medida, Idealista ha cambiado la manera en la que actualmente se busca casa en España, explica Encinar.

Así es. Antes de aparecer la página web, era necesario dar largas caminatas, hablar con los porteros, o ir recogiendo papelitos de la farolas para buscar piso. Idealista llevó al sector inmobiliario al siglo XXI, lo que la convirtió en una de las pocas empresas de Internet que todavía despertaba interés por parte de los inversores. Así apareció la caja BBK, convertida en compañera de viaje de la startup desde sus inicios.

Apostar por la innovación

Una gran idea, apoyada en el talento de los empleados, sirvió a Idealista para superar la burbuja tecnológica. Pero cuando llegó la hora de la actual crisis económica, que ha hundido al sector inmobiliario, tocaba reinventarse. Ahora, el problema no era de canal de venta, como fue con la burbuja de las puntocom, sino que se dejaron de comprar y vender casas, justo la base del negocio de Idealista. “En este caso, hemos esquivado la crisis, al no tener un euro de deuda, lo que nos ha permitido ser ágiles y poder tomar decisiones por nosotros mismos”, explican desde la empresa.

Un balance financiero saneado y una constante innovación en el producto (desarrollo de aplicaciones para dispositivos portátiles, el lanzamiento de un broker hipotecario que permite obtener una hipoteca a medida, etc.) han llevado a esta empresa a gozar ahora de una salud envidiable, demostrando que las cosas bien hechas superan todas las dificultades. Una lección que convendría aprender a cualquiera que pretende poner en marcha un negocio.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *