Hay una economía que crecerá un 86% en 2020, según el FMI: Guyana

Internacionalización, Noticias

And the winner is … Guyana. Será el territorio que generará más prosperidad el próximo ejercicio. Catorce veces por encima del ritmo de crecimiento de China.

 

Si hay un mercado potencialmente activo para el próximo ejercicio, ese es el de Guyana. Su PIB crecerá un 86%; es decir, casi duplicará su valor en doce meses, según el diagnóstico otoñal del FMI. Más de catorce veces el ritmo de impulso de la actividad de China, la economía que ha sido el gran motor del dinamismo mundial en el último decenio y medio. La nación caribeña, vecina de Brasil y Venezuela, tiene una población de 780.000 habitantes. De confirmarse las predicciones del Fondo, experimentará un boom sin precedentes. Su economía aumentará un 4,4%. Pero viene de registrar alzas débiles y arrastra varios ejercicios continuados de austeridad y de descontento social. El maná del viraje de la coyuntura es el petróleo. Exxon Mobil ha descubierto balsas de crudo en este territorio y prepara una suculenta agenda de inversiones en Guyana.

Nos preparamos para un salto estratosférico”, admite el ministro de Finanzas, Winston Jordan, en una conversación telefónica con Bloomberg, desde la capital, Georgetown. En alusión a que este país de habla inglesa iniciará la explotación y gestión de los amplios depósitos de petróleo descubiertos en 2015. Hasta ahora, la producción de crudo de Guyana ha sido nula. Aunque es un enclave limítrofe con Venezuela, que ostenta las mayores reservas de oro negro reconocidas en la actualidad. Pero que, a diferencia de su minúsculo vecino, su petrolera estatal, Pdvsa, no dispone de los avances tecnológicos necesarios para extraer sus enormes recursos de crudo con regularidad y a pleno rendimiento. Porque, entre otras razones, carece de acuerdos estratégicos con las grandes petroleras mundiales.

Guyana, en cambio, empezará a bombear petróleo en 2020 y catapultará a un PIB valorado en 4.000 millones de dólares que, según el FMI, alcanzará los 15.000 millones en 2024. Los planes del Gobierno incluye el uso de parte del capital foráneo que acudirá a extraer crudo y producir hidrocarburos -el derivado de patentes y royalties- a construir autovías que conecten las zonas costeras con las principales ciudades del interior y mejorar la salida de otras fuentes de ingresos del país; principalmente, oro, diamantes y minas de bauxita, admitió Jordan, quien calcula que el sector petrolífero pasará a representar cerca del 40% de la economía dentro de un lustro, en línea con las predicciones del FMI. Aunque sus expertos alertan de que este escenario estará sujeto a revisiones, en función de la capacidad productiva del país y de la evolución de los precios de la energía.

Exxon participa con Hess Corp y la china CNOOC en la exploración y el desarrollo de uno de los pozos de petróleo de aguas profundas de mayor dimensión del planeta, descubiertos junto a la costa de Guyana, en sus límites jurisdiccionales. La petrolera estadounidense ha previsto iniciar el bombeo de crudo antes de finales de este año, con una previsión de alcanzar, al menos, 750.000 barriles diarios en 2025. Total, Tullow y Repsol están también entre las compañías con licencias para extraer crudo de las aguas de Guyana.

Las autoridades de esta pequeña nación esperan unos ingresos iniciales para sus arcas estatales de 300 millones de dólares anuales, por los beneficios compartidos y royalties. Aunque esperan duplicar esta recaudación en 2022. La totalidad de esta inyección monetaria -admite Jordan- se dirigirá a un fondo soberano que iniciará su andadura este año y que servirá para financiar los ahorros y afrontar gastos intergeneracionales. También tendrá como objetivo la protección de los precios del crudo, ante volatilidades del mercado, y para emprender un plan de desarrollo y de infraestructuras.

Last modified: 25/11/2019