cómo hablar en público

Cómo hablar en público para generar oportunidades de negocio

Si estas ahí, es porque lo vales

Hablar en público puede ser una experiencia aterradora para cualquier persona. También para los emprendedores, a los que nadie prepara para plantarse delante de una audiencia y lograr que ésta mantenga el interés ante las palabras que salen de sus bocas. A pesar de ello, es importante desenvolverse con soltura en esta faceta, ya que los beneficios que se pueden obtener para el negocio superan con mucho al miedo escénico que acostumbra a sentirse.

Lo primera que debe aprender a la hora de hablar en público es que su mera presencia allí le presupone un experto, por lo que el público le tratará como a un especialista. En otras palabras, al ser considerado como alguien importante, tiene mucho ganado. Por tanto, lo único que tiene que lograr es mantener ese sentimiento y no dar a la audiencia motivos para pensar que usted es un intruso.

Habilidad para comunicar

Otra importante lección que los emprendedores deben conocer cuándo se enfrentan al respetable es que normalmente se prefiere a un orador elocuente a alguien honesto pero terriblemente aburrido. Eso no quiere decir que deba mentir para salir adelante, eso nunca, pero sí implica que toda habilidad que logre que su discurso sea más profundo y agudo mejorará la percepción que sobre su marca tiene el oyente. Porque de eso se trata. Cuando los emprendedores de nuevos negocios se atreven a subir a un estrado es simple y llanamente para obtener oportunidades de negocio.

Por tanto, si usted puede superar el miedo escénico y la ansiedad que supone hablar en público obtendrá importantes ventajas, como la encontrar a clientes que de otra forma le hubiera sido imposible conocer. Y es que a este tipo de actos suele acudir un público experto que se mueve en un sector que es el suyo y el de su negocio.  Debido a ello, si invierte un poco de tiempo en mejorar, encontrará que hablar en público puede ayudarle en su negocio. Además de para conocer nueva gente afín a su negocio, le vendrá bien para fortalecer su marca.

Consejos que pueden ayudar a mejorar en la faceta de hablar al público

Profundice, no se quede en la superficie

A la hora de hablar en público tener un mínimo conocimiento sobre el tema a tratar, el público que va a escucharnos o incluso el escenario donde se desarrollará el evento, es negativo. Un emprendedor no debe limitarse a conocer a los miembros de su audiencia momentos antes del discurso. Debe investigarlos de antemano, saber cuántos estarán allí, que intereses les mueven a asistir a su charla.Solo de esa forma se podrá elaborar un discurso con la suficiente hondura como para satisfacer al público. Por tanto, preocúpese de todo y no olvide prepararse las preguntas que le puedan formular para que no le pillen por sorpresa.

Familiarícese con el entorno

Antes de subirse al atril es necesario saber si hay pantallas de vídeo, proyectores, conocer la ubicaciones de las luces, la organización de los asientos, incluso saber si tendrá agua a mano. Todos, absolutamente todos, los elementos que existen en el escenario deben ser conocidos para no incurrir en problemas con posterioridad.

También es importante saber de antemano el código de vestimenta que piden los organizadores del acto y actuar en consecuencia.

Prepárese a conciencia

Como ya se ha comentado un nuevo negocio puede beneficiarse de cualquier evento que exija al empresario hablar en público. Pero también puede resultar perjudicado ante una actuación desastrosa. Para que nuestros negocios que  funcionan, ya que si no fuera así es seguro que no nos habrían pedido hablar en público, obtengan solo la parte positiva, es fundamental acertar con la actuación. De ahí que el emprendedor deba practicar bien su discurso. Primero delante del espejo para alcanzar un grado de profesionalidad mínimo. Y, posteriormente, es aconsejable probarse con amigos o colegas, de cara a recibir críticas que nos ayuden a mejorar.

Lea, vea vídeos, aprenda de los  mejores… Tómese en serio su actuación frente al público, ya que su negocio se jugará mucho.

El comienzo y el final es la clave

A la hora de preparar el discurso, el mayor tiempo deben llevárselo el principio y el final. Un comienzo fuerte le ayudará a coger el ritmo y a que el público entre en nuestra historia. A partir de ahí, mantener el interés será menos complicado. Y, trate de terminar por todo lo alto, reservando parte de las mejores anécdotas para el final. De esa forma, abandonará el estrado dejando en el respetable un buen recuerdo que, sin duda, beneficiará a su marca.

Coseche la recompensa

No se preocupe si comprueba que parte del público se va durante su discurso. Basta una persona satisfecha para que ésta pueda ser la puerta de entrada a su siguiente contrato importante. Eso sí, no debe esperar a que los miembros de la audiencia se acerquen a usted, durante el discurso debe dejar claro que está dispuesto a hablar y conversar sobre los aspectos que ha desgranado en su actuación. Algunos clientes potenciales pueden tardar más en llegar. Pero si ha seguido los pasos que hemos ido desgranando en este post, acabarán apareciendo.

Por todo ello, no deje que la ansiedad de hablar en público le impide obtener importantes conexiones que podrían beneficiar a su negocio.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *