riesgos_exportar

Dónde y qué riesgos se deben evitar para exportar con éxito

riesgos_exportarEn 2015, las exportaciones crecieron un 4,3% y para este año se espera que el alza alcance el 5%. Los datos indican que las aventuras exteriores de las empresas españolas han llegado para quedarse. La crisis dio el pistoletazo de salida y obligó a muchas pymes a dar el salto. Pero los emprendedores españoles le han pillado el gusto a la conquista de nuevos países y nada hace prever que la tendencia vaya a disminuir.

Eso sí. A pesar de que se haya perdido el miedo a cruzar los Pirineos, hay que reconocer que el 80% de las exportaciones provienen de la Unión Europea. ¿El Viejo Continente es, por tanto, el mejor territorio para que los ingresos internacionales crezcan de forma exponencial? Aunque sorprenda, la respuesta es no. Es más: ningún país de la OCDE es el más indicado para internacionalizarse, salvo Estados Unidos, que está empezando a despegar con cifras acordes a su potencial. ¿Motivos? Pues porque hablamos de mercados maduros y estancados en los que los crecimientos son muy limitados. Por tanto, las posibilidades de éxito disminuyen de forma radical.

Si se quiere afrontar una aventura internacional que se refleje en las cuentas de la empresa no queda más remedio que levantar la vista y mirar más allá hasta encontrar a esos países que están englobados dentro de la categoría de economías emergentes. Obviamente cuando se habla de Brics, el nombre de China es el primero que viene a la cabeza. Hasta 2015, el gigante rojo llevaba creciendo a dos dígitos desde hace más de 20 años, lo que lo convertía en el idóneo para expandir una marca. Por desgracia, las cosas han cambiado. Las incertidumbres económicas y el cambio de modelo productivo que está tratando de imponer el Gobierno del país desaconsejan una apuesta internacional. Lo mismo ocurre con Brasil, inmerso en una crisis política y económica que obliga a los emprendedores a buscarse las habichuelas por otros lares.

Los expertos coinciden en la actualidad en que los mejores países para exportar o invertir siguen estando en Asia y en Latinoamérica. Al primer grupo pertenecen India (cuyo PIB aumenta un 7% de media cada año) y Vietnam (la nueva China con incrementos anuales cercanos al 10%). Al segundo: Chile, en el que los expertos destacan su seriedad a la hora de hacer negocios; Colombia, que solo ha sufrido una recesión que data de 2003, y Perú, que se ha copiado de sus vecinos del sur y cada vez ofrece mayores garantías a las empresas foráneas. Por contra, estos territorios tienen el mismo inconveniente: son mercados pequeños.

Como se puede ver, en la actualidad no basta con ir a lo fácil, que en este caso sería la UE, sino que es necesario penetrar en mercados más exóticos y menos conocidos para incrementar las posibilidades de tener éxito. Este hecho ha obligado a que la primera preocupación de toda empresa que opera en el exterior no sea ya la de averiguar cómo incrementar las ventas sino la de cómo gestionar los riesgos.

Descubrir qué sorpresas puede esconder un país de destino se ha convertido en el secreto para obtener una internacionalización exitosa. Para los economistas, los peligros que siempre hay que tener en cuenta son cuatro:

  • Políticos. Contar con un Gobierno estable y que fomente la implantación de empresas extranjeras es fundamental, ya que se reducen los tiempos y los peajes de entrada.
  • Regulatorios. A nadie le gusta que le cambien las reglas del juego a mitad del partido. Cuando esto ocurre, el fracaso se convierte en una realidad. Un ejemplo muy cercano lo tenemos en nuestro propio país, que cambia su política energética cuando le viene en gana lo que origina incertidumbre con las inversiones.
  • Macroeconómicos. En un mundo globalizado, hay que saber predecir lo que puede ocurrir en el mundo desde un punto de vista económico y geopolítico. Todo afecta y que China haya dejado de demandar materias primas ha provocado que imperios económicos como Brasil estén sufriendo, lo que influye en cualquier firma internacional con presencia en el país carioca.
  • Financiero. Se trata del gran riesgo que existe en la actualidad. Y es que son muchas las empresas que han sufrido oscilaciones en el precio de la moneda local. Eso puede hundir cualquier balance.

A pesar de los peligros, los emprendedores españoles han demostrado una valentía sin precedentes atreviéndose con todo a la hora de aventurarse en los mercados foráneos. Muchas han logrado triunfar en países muy alejados a la cultura occidental. Pero es que como dicen los expertos, a la hora de vender en el exterior solo hay que tener en cuenta dos variables generales: el grado de envejecimiento de la población y el grado de compromiso del país a la hora de hacer negocios. Esas dos realidades, más el estudio de los cuatro riesgos antes mencionados, bastan para elevar el porcentaje de éxito. El resto ya depende de que nuestros productos y servicios interesen al consumidor local y sepamos cómo hay que darlos a conocer.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *