galicia

¿Por qué Galicia es un ‘referente nacional’ en comercio exterior según el Rey?

El Rey Felipe VI calificó recientemente al empresariado gallego como un “referente” a nivel nacional en su apuesta por la internacionalización. Repasamos la realidad y las cifras del sector que hacen merecedora a Galicia de tal título.

 

Recientemente, Su Majestad el Rey Felipe VI visitó la sede viguesa del Círculo de Empresarios de Galicia, con el fin de recibir la Medalla de Oro de dicha entidad, que celebra ahora el 25 aniversario de su creación. Durante su discurso, al que asistieron también el presidente autonómico gallego y la ministra de empleo, el monarca ensalzó a Galicia como “un referente” del comercio exterior español a la hora de apostar por la internacionalización como vía para “afrontar la grave crisis económica”. Pero… ¿qué factores o características de la economía de esta región la han hecho merecedora de la alabanza de Felipe VI?

 

Peso y dinamismo económico

 

“Vuestras exportaciones están por encima de lo que corresponde a vuestro PIB y peso demográfico dentro del contexto nacional. Habéis recuperado en estos dos últimos años el dinamismo que caracterizó la acción del empresariado gallego desde la década de los noventa y hasta el inicio de la crisis”.

 

Cifras récord

 

Los últimos datos publicados sobre las exportaciones gallegas han pulverizado los registros históricos: el sector obtuvo en los primeros 5 meses de 2017 unos ingresos de 8.924 millones de euros a través la venta de productos en el exterior, cifras que superan en un 10,7% a las registradas en el mismo periodo del año anterior. De mantener este ritmo, las exportaciones gallegas podrían cerrar 2017 en los 21.810 millones de euros, una remontada del 56,3% respecto al dato cosechado en 2009, tras el estallido de la crisis económica.

 

Superávit comercial

 

La balanza comercial gallega ha cosechado en el último año su segundo mejor dato de la serie histórica (1.750,7 millones de euros), sólo un poco por detrás del dato del año pasado. Así, Galicia se consolida como la tercera comunidad española con mayor superávit comercial, tras los 1.996 millones de saldo positivo del País Vasco y los 1.928 millones de Andalucía.

 

Pilares sólidos

 

Las exportaciones gallegas se sostienen (en un 54,2%) sobre dos sectores, automoción y textil, que no muestran por ahora señal alguna de agotamiento. La automoción ha repuntado en un 4,1% con respecto al año anterior (hasta los 2.550 millones de euros) y el sector textil ha visto cómo aumentaban en un 10,4% sus exportaciones, duplicando en 9 años su peso en el comercio exterior gallego.

 

Geografía y Marca España

 

Según el Rey, el empresariado gallego ha sabido convertir la situación geográfica de la región en un ‘mar de oportunidades’: “Habéis sabido ver bien que Galicia es también el centro del Atlántico y que esto representa un enorme potencial que ha de ser aprovechado”. Cuando el presidente del Círculo de Empresarios de Galicia, Juan Güell, calificó a Felipe VI como “el mejor embajador” de las empresas españolas, el Jefe del Estado contestó, en referencia a los empresarios presentes, “abrís puertas, facilitáis nuestra expansión, lleváis la ‘Marca España‘ por todo el mundo”.

 

Favorecidos por la moneda única

 

Al realizarse el 60% las exportaciones gallegas a países de la zona euro, el comercio exterior de la comunidad ha logrado mantenerse al margen de cualquier clase de variación en nuestra divisa, y gracias a la recuperación económica de nuestros socios comunitarios, se ha experimentado un repunte del 7,7% de las exportaciones a los mismos. Al mismo tiempo, se han disparado las exportaciones a Iberoamérica en un 74,3% (duplicándose en el caso de países como Argentina y México).

 

Tradición y modernidad

 

También destacó que el empresariado gallego haya sabido combinar esa presencia exterior con el apego a su tierra, “porque la proyección de vuestra idiosincrasia gallega y española os distingue y fortalece internacionalmente”. Y conminó al empresariado a “no perder nunca sus señas de identidad, ni el arraigo a sus raíces”, esas raíces que han permitido a Galicia conservar industrias tan tradicionales como la pesquera y la conservera al tiempo que apostaban por la innovación y por “captar jóvenes talentos hacia el emprendimiento”.

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *