Facturas renta mesa y calculadora

Recomendaciones para perfilar una Renta sin complicaciones

El Registro de Economistas Asesores Fiscales (REAF), dependiente del Consejo General de Economistas de España, ha hecho pública una lista de consejos dirigida a pymes, autónomos y trabajadores por cuenta ajena para que su declaración de la Renta 2017 cuente con el beneplácito de la Agencia Tributaria.

La Renta y las recomendaciones

Aprovechando el inicio de la campaña de la Renta 2017, el Registro de Economistas Asesores Fiscales (REAF), dependiente del Consejo General de Economistas de España, ha puesto sobre la mesa un listado de recomendaciones para que pymes, autónomos y trabajadores asalariados se eviten el mal trago de que la Agencia Tributaria les llame al orden. Además de los farragosos trámites posteriores y las posibles multas que se les podrían imponer. Son las siguientes:

  • Obtener el borrador y los datos fiscales y revisarlos antes de confirmar la declaración, atendiendo en especial a: titularidad real de bienes y derechos a efectos de los rendimientos de cuentas, de activos financieros o inmuebles; imputación de rentas inmobiliarias; circunstancias personales y familiares si hubieran cambiado; y rentas por las que no ha tenido que retener el pagador, ya que de las mismas no se habrán facilitado datos a la Administración.
  • Tener a la vista las declaraciones de los cinco años anteriores. Podrían existir excesos de aportaciones a sistemas de previsión social de 2012 o siguientes que no hayan podido utilizarse para reducir la base imponible y que puedan incluirse en la Renta 2017. Asimismo, es posible tener excesos de gastos financieros y de reparación y conservación de inmuebles alquilados de 2013 o siguientes.También rendimientos negativos de actividades económicas o de alquiler de inmuebles, saldos negativos de ganancias y pérdidas patrimoniales o rendimientos negativos del capital mobiliario que se pueden deducir en esta autoliquidación. Tampoco hay que olvidar revisar si existen rentas positivas pendientes de imputar por operaciones a plazo u otras reglas especiales de imputación.
  • Poner buen cuidado para no equivocarse si se piensa que no se está obligado a declarar, porque ello podría acarrear sanciones. Por ejemplo, tendrá que declarar un contribuyente que obtenga rendimientos de trabajo de 2.000 euros y haya obtenido una ganancia patrimonial de 50 euros al transmitir acciones. O una empleada de hogar en casas particulares con rendimientos de trabajo de 12.200 euros. O alguien con imputaciones de rentas inmobiliarias superiores a 1.000 euros.
  • Prepararse para una posible revisión por la Agencia Tributaria si por su trabajo recibe dietas y asignaciones para gastos de viaje o si ha trabajado en el extranjero por cuenta ajena en 2017, por cuyas percepciones no ha de tributar.
  • Si tiene un inmueble alquilado y se le quedó vacío en algún período del año pasado, tenga en cuenta que, por ese tiempo, habrá de imputar rentas inmobiliarias y no puede deducir ningún gasto –ni siquiera la parte proporcional del IBI–, excepto los de preparación del piso para volver a alquilarlo.
  • Los empresarios y profesionales cuyas empresas puedan calificarse como de reducida dimensión tienen la posibilidad de deducir el 5% de los rendimientos netos de la actividad que reinviertan en elementos nuevos del inmovilizado material o en inversiones inmobiliarias afectos a las actividades económicas.
  • No olvidar tributar por cualquier renta que la normativa no establezca su exención, como puede ser la parte correspondiente de algunas subvenciones obtenidas por la comunidad de vecinos, las del Plan MOVEA o las percibidas como ayuda al alquiler.
  • En casos de separación matrimonial, cuando la guarda y custodia es compartida y el cónyuge que no convive con los hijos les paga anualidades por alimentos, este puede aplicarse la mitad del mínimo por descendientes aunque, si opta por ello, no puede aplicar el tratamiento especial a las anualidades.
  • Prestar atención al ejercicio de opciones que se tienen que realizar en la declaración, como puede ser la de imputación de operaciones a plazo, el criterio de caja para empresarios o profesionales, la exención por reinversión de vivienda habitual o la correspondiente a declaración individual o conjunta.
listas_morosos

Evita riesgos consultando las listas de morosos

Descartar la lista de morosos

El retraso en los pagos de sus clientes es uno de los principales problemas a los que deben enfrentarse las empresas (las que no utilizan factoring) para conseguir mantener unas finanzas saneadas que les permitan continuar su actividad o incrementarla. Porque, aunque no cobrar en plazo no signifique siempre que un negocio vaya a cerrar, sí que repercute en su liquidez y en los desembolsos que puede realizar. No será posible planificar y ejecutar las inversiones de una compañía de manera escalonada si no sabe con certeza cuando se va a disponer del dinero para hacerlo.

Por eso es importante para los departamentos financieros, o para la persona responsable de este cometido en la empresa, contar con una cierta seguridad sobre las fechas en que se producirán los ingresos de fondos para poder establecer las salidas de gastos. Confirmar si una compañía se encuentra o no en una lista de morosos es un primer paso para emitir una recomendación, positiva o negativa, sobre si se debe iniciar una relación comercial con ella.

Pero para controlar eficientemente el riesgo es posible ir todavía más allá. Una vez descartado que se encuentre en uno de estos listados, deberíamos preguntarnos cómo es el comportamiento de pagos de una empresa con el resto, algo que conoceremos gracias a servicios como INFORMANAGER o Risk Management de CESCE MASTER ORO. Esto nos permitirá tener una visión más clara sobre los plazos en los que paga realmente esta empresa, realizando una gestión integrada del riesgo, al tener todos los datos de pagos de nuestra cartera de clientes tanto respecto a nosotros como al resto de sus proveedores.

 

¿Por qué es importante consultar una lista de morosos?

  • Las listas de morosos son ficheros, generalmente automatizados, que contienen información de personas físicas y jurídicas relativa a los impagos pendientes que tienen con entidades que prestan servicios de préstamo (por ejemplo, los bancos). Su consulta, por lo tanto, nos permite conocer las deudas asociadas a personas y empresas.
  • Los bancos tienen estas listas como referencia a la hora de tomar sus decisiones de crédito por lo que también las empresas pueden hacer uso de las mismas para asegur su seguridad financiera en sus relaciones comerciales con clientes que figuran en estos listados.
  • De acuerdo con el último estudio sobre Comportamiento de pagos de las empresas españolas de INFORMA D&B, al cierre de 2017 el porcentaje de empresas españolas que pagaba puntualmente era sólo del 55%. Por lo tanto las posibilidades de que una empresa se retrase en los pagos son altas, y es necesario estar preparados para el caso de que esta circunstancia se produzca.
  • Los impagados suponen un coste significativo para el tejido empresarial. Según datos de Intrum Justicia se coloca en el 3% de la facturación, lo que, unido a las dificultades para encontrar financiación, ha significado el cierre de numerosas empresas durante la última crisis.
  • Las demoras en los pagos suelen suponer un coste financiero adicional para las empresas, en el caso de que hayan financiado estas operaciones con créditos bancarios a corto plazo, por ejemplo. Así, habría que repercutir estos gastos al coste total lo que disminuirá el beneficio de la operación. Según la Plataforma Sectorial contra la morosidad, el 85% de los proveedores nunca o casi nunca exigieron a sus clientes morosos los intereses de demora y en un 92% de los casos no reclamaron la indemnización legal por costes de recobro con motivo de retraso o impago.

 

Entre los principales registros de morosos que se pueden consultar se encuentran Asnef Empresas, que incluye deudas por valor de 26.000 millones de euros de más de 300.000 empresas, el RAI (Registro de Aceptaciones Impagadas), que es el listado de morosos más importante de España ya que contiene el mayor volumen de datos con información negativa sobre millones de sociedades, o InfoDeuda, el único fichero de morosidad de personas físicas que puede ser consultado sin necesidad de ser participante del fichero, pagar cuotas mensuales ni aportar información propia.

Por último, recordar que también puede, claro está, contratar un seguro de crédito para sus ventas y así poder olvidarse de impagos o retrasos.

Biblioteca con archivadores

La nota simple del Registro Mercantil dota mucha información

Mejora la nota de los concursos empresariales

Una de las consecuencias de la crisis es el incremento del número de empresas que pasan por malos momentos y que tienen problemas para continuar su actividad. De acuerdo con los datos de INFORMA D&B, filial de CESCE, el número de concursos empresariales en España pasó de 952 en 2007 a alcanzar su pico con 9.310 en 2013. Si bien los números se han reducido desde entonces y la nota ha mejorado, 2017 cerró con casi 4.550 procesos, siendo microempresas en más de un 80 % de los casos.

Esta mala situación de algunos significa sin embargo oportunidades para otros, por ejemplo, para aquellos que buscan incrementar su tamaño mediante el crecimiento orgánico: se multiplican las opciones y se mejoran las condiciones para adquirir una empresa. De hecho, el número de fusiones y adquisiciones en nuestro país ha crecido en los últimos años.

Atención al fraude

Pero esto deja también una puerta abierta al fraude y al engaño con niveles de complejidad cada vez más sofisticados. Los múltiples escándalos publicados en los medios demuestran que el mundo empresarial no está exento de oportunistas dispuestos a hacer negocio sin preocuparse por cuestiones morales o éticas. Las grandes compañías contratan los servicios de los bancos de inversión internacionales cuando se embarcan en operaciones corporativas, y todos los detalles son revisados minuciosamente por un equipo de expertos. Pero las pymes no disponen de la misma capacidad para analizar las propuestas interesantes que puedan recibir y que les permitirían aumentar su cuota de mercado. Muchas veces, además, la urgencia caracteriza estos movimientos, que deben ejecutarse con rapidez para no perder una oportunidad que se presenta como única.

Un medio para conocer la información fundamental sobre una empresa, de forma segura y fiable, es solicitar una nota simple del registro mercantil, algo que nos facilitan con rapidez marcas como eInforma. Con estos datos en la mano será más sencillo decidir si está justificado destinar más recursos a analizar en profundidad esa posible compra o si se desestima por completo.

Qué información incluye una nota simple del Registro Mercantil

Hay dos datos fundamentales que debemos conocer para orientarnos sobre si podemos encontrarnos ante un engaño: si una empresa está legalmente constituida y el tiempo que lleva de actividad. Si no se ha inscrito en el registro mercantil o acumula menos de un año de actividad, es una buena idea realizar más averiguaciones. Además, hay que confirmar que las personas con las que se negocia son las que tienen la capacidad legal para hacerlo.

Consultando una nota simple del Registro Mercantil se puede acceder a información general sobre la compañía o compañías que resulten de interés. Las empresas tienen la obligación de inscribirse en el registro mercantil para realizar su actividad, y este documento informativo recoge los datos relacionados con su constitución, la estructura de la sociedad, sus administradores o la situación jurídica o económica de la misma.

En el registro existen dos tipos de notas simples:

  • Nota Simple de Escritura de Constitución y administradores vigentes: Este documento recopila toda la información facilitada por la empresa en el momento de inscribirse en el Registro Mercantil, con datos como el capital social y los propietarios.
  • Otras Notas Simples: Que incluyen cualquier variación con el registro inicial de la empresa. Se puede tratar de nuevos nombramientos o revocaciones, cambios en la situación económica o jurídica de la sociedad, posibles quiebras, etc.

Así, es posible conocer la situación jurídica real de una empresa, quienes son sus propietarios en la actualidad, antes de proceder a realizar cualquier operación con ella. Eso sí, hay que tener presente que se trata de un documento informativo y que no es un certificado que tenga validez legal.

La información que proporciona la nota simple registral sobre una sociedad servirá como referencia. A partir de ahí, si la operación se considera viable, es conveniente profundizar el análisis sobre la empresa o el sector para tomar una decisión definitiva sobre su compra.

manos estrechandose sobre mesa de negocios

El buen gobierno corporativo también es para las pymes

Cepyme ha presentado la Guía de Buen Gobierno Corporativo, un documento que recoge consejos y recomendaciones para que las pequeñas y medianas empresas mejoren en gestión interna y ofrezcan unas cuentas transparentes.

 

La Confederación Española de la Pequeña y Mediana Empresa (Cepyme) acaba de publicar la Guía de Buen Gobierno Corporativo con la colaboración del Consejo General de Economistas (CGE). En ella se recogen una serie de consejos para que las pymes mejoren sus relaciones internas, elaboren cuentas anuales transparentes, fieles a la realidad de la empresa, y ganen en competitividad.

No sólo eso. Como ha recordado durante la presentación el presidente del CGE, Valentín Pich, la Ley de Contratos del Sector Público, en vigor a partir del próximo mes de marzo, incorpora requisitos sobre buen gobierno y responsabilidad social corporativa (RSC), unas premisas que deben presentar todas las empresas que deseen optar a ser proveedoras de productos o servicios de una administración pública.

Según el texto, en nuestro país la modernización del gobierno corporativo se fundamenta en dos instrumentos. El primero es la reforma del marco normativo vigente a través de la Ley 31/2014, de 3 de diciembre, por la que se modifica la Ley de Sociedades de Capital. Ésta refuerza el papel de la junta de accionistas en las decisiones empresariales, equilibra los controles en las medidas adoptadas relativas a las remuneraciones de directivos y regula detalladamente el régimen de responsabilidad de los administradores.

12 Medidas gobierno corporativo

Por otra parte, la Comisión Nacional del Mercado de Valores actualizó el 1 de febrero de 2015 el Código unificado de buen gobierno de las sociedades cotizadas, que establece recomendaciones cuyo cumplimiento es voluntario, sólo sujetas al principio de “cumplir o explicar”. En un afán de que este documento sea una referencia similar para las pymes, recoge 12 principios básicos para la implantación de estos procedimientos en una dimensión empresarial más reducida.

  1. Las sociedades deben informar con claridad en la junta general sobre el grado de cumplimiento de las recomendaciones de buen gobierno, incluyendo la situación de los sistemas de control interno y las políticas fiscales aplicadas.
  1. La junta general debe funcionar bajo una serie de principios de transparencia y con la información adecuada y actualizada.
  1. Las sociedades deben facilitar el ejercicio de los derechos de asistencia y participación en la junta general en igualdad de condiciones.
  1. El órgano de administración asumirá colectiva y unitariamente la responsabilidad directa sobre la administración social y la supervisión de la dirección de la sociedad, con el propósito común de promover el interés social.
  1. El órgano de administración tendrá la dimensión precisa para favorecer su eficaz funcionamiento y la representación de todos los intereses de sus socios o accionistas.
  1. En la composición del órgano de administración se fomentará la diversidad de conocimientos, experiencias y género.
  1. Los miembros del órgano de administración dedicarán tiempo suficiente para el eficaz desarrollo de sus funciones y deberán contar con información suficiente y adecuada para la toma razonada de decisiones.
  1. El órgano de administración se reunirá con la frecuencia necesaria para el correcto desarrollo de sus funciones de administración y control. Se recomienda mantener un mínimo de cuatro reuniones anuales de miembros de la directiva.
  1. El órgano de administración evaluará periódicamente su desempeño y el de sus miembros, así como los resultados obtenidos por las diferentes direcciones ejecutivas que operan en la sociedad.
  1. La sociedad pondrá en marcha una función de control y gestión de riesgos que goce de independencia organizativa y pueda informar al órgano de administración.
  1. La sociedad promoverá una política adecuada de responsabilidad social corporativa como facultad indelegable del órgano de administración, ofreciendo de forma transparente información suficiente sobre su desempeño económico, social y medioambiental.
  1. La remuneración del órgano de administración será la adecuada para atraer y retener a sus miembros de acuerdo con su dedicación, cualificación y experiencia profesional.
emprendedores_financiacion

Emprendedores: así se obtiene financiación para el negocio

Es probable que el mayor problema con el que se enfrenta cualquier emprendedor sea el de obtener financiación. Para lograrla, lo habitual es acudir a los bancos, pero eso no asegura el préstamo. Muy al contrario, las entidades financieras suelen echar para atrás buena parte de las peticiones de pymes y autónomos. Y si se obtiene el préstamo, el coste del mismo es de los más elevados de Europa (la tasa de interés en ese aspecto ronda el 2,3 por ciento).

Dada la dificultad que para un emprendedor tiene lograr capital para proseguir con la aventura empresarial, lo primero que se debe tener en cuenta es que la negativa de un banco no implica el fin de carrera. Es más, lo habitual para muchos empresarios es encontrarse con un “no” en un primer intento, pero con un “sí” en peticiones posteriores.

Por dicho motivo desde este blog proponemos los pasos a seguir para incrementar las opciones de obtener un crédito para nuestro negocio, tras ser rechazado en un primer intento. Como resumen se puede decir que las claves pasan por descubrir por qué se denegó la solicitud, mejorar la situación financiera y estudiar las alternativas existentes a la financiación bancaria.

Pida explicaciones en la sucursal

Una vez que el empleado de la entidad financiera le comunica que se rechaza su petición de crédito no se levante y se marche de allí. Permanezca sentado y pida explicaciones. Por norma general, en el banco no tendrán inconveniente en ofrecerle un documento en el que cuenta con detalle las razones por las que su solicitud no cumplió los requisitos necesarios para ser aprobada.

Si por el contrario, no obtiene el documento, al menos logre que le expliquen de viva voz dónde han estado los errores. Comprender por qué se ha fallado es clave para ser capaz de presentar en el futuro una solicitud que pueda tener éxito.

Revise sus deudas y préstamos personales

Aunque usted crea que su situación financiera personal y la de su empresa no tienen nada que ver, la realidad es justo la contraria. Antes de concederle un préstamo para su empresa, es seguro que el banco comprobara si usted es buen pagador. De ahí que sea importante que el emprendedor revise sus créditos pendientes. Incluso debe buscar en el pasado por si existe algún conflicto en este sentido del que pueda quedar constancia en el registro. Todo ello será clave para que la entidad apruebe o no la solicitud.

Mejore la situación financiera del negocio

Es obvio que antes de entregar dinero, aunque sea a cambio de un tipo de interés elevado, el banco comprobará si su negocio está capacitado para afrontar los pagos. Por eso, la entidad financiera estudiará sus cuentas antes de conceder nada. Sin duda, tendrá en cuenta la solidez de sus ingresos anuales y la capacidad de la firma para obtener beneficios. Aunque también se revisará la tesorería y la política comercial.

De ahí que sea imprescindible que el emprendedor eche un vistazo a todos esos factores e  intente mejorarlos antes de volver a presentarse ante un banquero para solicitar un crédito.

Revise todos los pasos

Además de lo comentado en los puntos anteriores, se deben valorar que siempre existen errores o descuidos que pueden ser importantes para la entidad bancaria y que, quizá, haya influido en la negativa. Para evitar que esa circunstancia vuelva a ocurrir hágase las siguientes preguntas: ¿llevé todos los documentos que me pidieron?, ¿comprobé todos los aspectos del formulario de solicitud? y ¿las cuentas reales de la empresa coinciden con los documentos que se proporcionaron a la entidad?

Solo si ha contestado de forma afirmativa a las cuestiones anteriores estará usted seguro de que no ha cometido un error burocrático que podría haber tenido fatales consecuencias. Con todo, para estar totalmente convencidos nada mejor que contar con la colaboración de otro par de ojos, un contable sería una buena opción, en el momento de revisar la documentación enviada.

Consiga garantías para que el banco quiera prestarle

Si dispone de un seguro de crédito puede pedir a su aseguradora Certificados de Seguro, una certificación de las facturas declaradas al seguro, que permitirá al banco saber que no sufrirá impagos y que, por tanto, tampoco impagará usted.

Hágase con Títulos de Liquidez, unos documentos validados por el Banco de España como Garantía Personal que emite CESCE y que le permitirán conseguir financiación bancaria para el anticipo de créditos comerciales, en modalidad de Factoring Sin Recurso.

Estudie todas las alternativas que existen a los bancos

Las condiciones que un banco tiene a la hora de conceder un crédito no suelen coincidir con las de otros organismos adonde también se puede acudir en busca de subvenciones y créditos para emprendedores. Con esta idea exponemos a continuación algunas de las múltiples alternativas que existen y que se deben valorar si se pretende lograr capital para el negocio.

  • Los créditos FIEM, concedidos por el ICEX.
  • CESGAR, un organismo sin ánimo de lucro que da financiación a las pymes.
  • Los créditos ICO para autónomos y empresas que realizan inversiones productivas en el territorio nacional.
  • La Empresa Nacional de Innovación (ENISA).
  • El Fondo Apoyo a Empresas.
  • Las comunidades autónomas, que también disponen de diferentes líneas de financiación para empresas.
  • El crowdfunding.
  • Los business angels.
  • El capital riesgo
  • El private equity
  • Y, por último, aunque a veces se les pone los primeros, la familia y los amigos.

Como se puede ver salir de una sucursal bancaria con una negativa no implica el final del camino. Por fortuna, las opciones de financiación para los nuevos negocios son cada vez mayores.

financiacion_pymes

La financiación a las pymes mejora, aunque a ritmo lento

Cesgar publica la quinta edición de su Informe sobre financiación de la pyme en España, en el que vuelve a recordar que muchas pequeñas y medianas empresas, casi 130.000, crearían varios empleos en los próximos tres años si contasen con suficiente apoyo económico

 

En los últimos días se ha presentado el V Informe sobre Financiación de la Pyme en España, un documento elaborado por la Confederación Española de Sociedades de Garantía Recíproca (Cesgar). Según éste, el 18,3% de las pymes que buscan financiación para el circulante o para distintos proyectos de inversión o expansión (casi 130.000 compañías) creará empleo en los próximos tres años si llegan a obtenerla. En total, más de 258.000 nuevos puestos de trabajo, algo más de la mitad del empleo que está generando nuestro país anualmente.

Es la eterna demanda de la pequeña empresa y los autónomos: un mayor apoyo económico por parte de las entidades bancarias para sobrevivir y crecer. Un soporte que no llega al ritmo que muchos empresarios desean, a tenor de los resultados que desprende el estudio de Cesgar.

En cualquier caso, las necesidades de financiación de las pymes se sitúan en valores inferiores a las del periodo anterior estudiado, que finalizaba en septiembre de 2016. La mayoría de las empresas, un 70,5%, solicita liquidez para el circulante, cerca de un 4% menos que en 2016. Le siguen en importancia la inversión en equipo productivo (22,3%), la inversión en inmuebles (6,8%) y los procesos de expansión en el mercado nacional (6,7%). Son las pymes exportadoras y las innovadoras las que mayores necesidades de financiación tienen: un 35% y un 17,5% respectivamente.

En cuanto a los sectores con mayores necesidades están el de la agricultura, la industria, la construcción y los servicios de educación, sanidad y servicios sociales. En el lado contrario, con los valores más reducidos, están los servicios a las empresas, los servicios de telecomunicaciones y sociedad de la información.

El informe apunta a un crecimiento del uso de productos financieros bancarios por parte de las pymes. El nivel de utilización de las líneas de crédito, por ejemplo, ha aumentado del 14,2% registrado en septiembre de 2016 hasta el 20,8% del mismo mes de 2017, tramo anual estudiado por la Confederación.

El arrendamiento financiero ha pasado del 6,1% al 9,6%; el factoring, del 0,8% al 1,8%; y otros instrumentos como el renting y el confirming, englobados en un mismo bloque en la encuesta de Cesgar, han experimentado un crecimiento de un 1,6%. Por su parte, el crédito de proveedores, que sigue siendo el instrumento más utilizado, ha sido uno de los pocos que ha caído, pasando de un 34,4% a un 32,8%.

La situación actual

El estudio asegura que en el segundo semestre de 2017 se registró un aumento de la facturación media y del empleo en las pymes. Los porcentajes de empresas sin asalariados se han reducido ligeramente a favor de las pequeñas y medianas con empleados, lo que indica un mayor tamaño medio empresarial respecto a septiembre de 2016.

El porcentaje de pymes que factura menos de 300.000 euros se ha reducido un 13% en el último año, y ha aumentado en un 12% las que facturan entre 300.000 y 1,5 millones de euros. Por otra parte, también han crecido los porcentajes de pymes exportadoras (+3,7%) y de las que realizan actividades de innovación (+3,1%).

Sin embargo, atendiendo a la cuota exportadora (es decir, el peso de las exportaciones en la facturación total), se observa que este ascenso se apoya en pymes que están iniciando su proceso de internacionalización. Y algo parecido ocurre en relación al aumento del número de empresas innovadoras.

Por lo que respecta a las perspectivas a corto plazo de las pequeñas y medianas compañías de nuestro país, el 46,3% espera que su facturación aumente a lo largo de este año. Por el contrario, casi el 12% prevén que disminuya.

compliance_pyme

Cómo afrontar una estrategia eficaz de compliance desde una pyme

El 30 de Marzo de 2015 se hacía efectiva una de las reformas legales más importantes sobre responsabilidad penal de las personas jurídicas, tras la publicación en el BOE de la Ley Orgánica 1/2015, que establece como eje del cumplimiento normativo la adopción de un sistema de prevención de delitos para evitar riesgos derivados de posibles malas praxis de los empleados de una empresa. De este modo, se subraya que tanto para grandes compañías como para pymes resulta fundamental desarrollar un programa de compliance que sirva para demostrar al regulador que se ha actuado conforme a la legalidad ante un supuesto procedimiento penal.

Su implantación en una entidad es responsabilidad del órgano de administración, quien también debe designar al encargado de su funcionamiento, que recibe el nombre de compliance officer. Entre sus principales cometidos están los de comunicar a todos los empleados los posibles riesgos derivados de sus actividades, analizar y supervisar cualquier hecho susceptible de poder considerarse delito, dirimir las controversias en materia de cumplimiento normativo, o establecer un sistema eficaz de quejas y denuncias internas de los trabajadores.

En relación a las pymes, la Ley prevé que no es necesario que exista un órgano interno que se dedique a velar por el cumplimiento normativo, sino que puede llevar a cabo esta tarea directamente el administrador, o, incluso, encargárselo a alguien externo a la organización. En cualquier caso, esta reforma del Código Penal ya incorpora el concepto de proporcionalidad, por lo que entiende que el sistema de compliance de una pyme no podrá tener la misma dimensión, recursos y complejidad que el de una gran empresa, si bien sí debe garantizarse siempre su rigurosidad y exigencia, eludiendo cualquier criterio de costes para su implementación.

Desarrollo de un programa efectivo

A pesar de su importancia, y según un informe de Deloitte, apenas un 38% de las compañías con menos de 5.000 trabajadores han implantado esta función dentro de sus organizaciones. Entre los motivos que se aducen para justificar estos datos están desde la falta de recursos al desconocimiento de la ley, aunque muchas pymes aseguran incluso que lo ven innecesario dentro de sus reducidas estructuras. Sin embargo, sus elevados costes en reputación, económicos e, incluso, penales, hacen obligatorio para cualquier entidad su puesta en marcha.

Cualquier programa de compliance debe contener, al menos, un mapa de riesgos donde se señalen las actividades más propensas a cometer delito, establecer el procedimiento para la toma de decisiones dentro de la compañía, un modelo de gestión de los recursos financieros y un sistema disciplinario de sanciones en caso de incumplimientos por parte de los empleados. Del mismo modo, se han de establecer mecanismos eficaces para que cualquiera pueda denunciar un incumplimiento normativo -sin que eso le acarree ningún inconveniente interno- y crear un programa de evaluación y prevención para todos los trabajadores.

Es imprescindible desarrollar correctamente todos estos procedimientos ya que, de acuerdo con la ley, la empresa quedará exenta de responsabilidad si es capaz de cumplir estas condiciones:

 

  • Si el órgano de administración ha adoptado y ejecutado con eficacia, antes de la comisión del delito, modelos que establezcan medidas de vigilancia y control para prevenir delitos de la misma naturaleza.
  • Si la supervisión del cumplimiento del modelo de prevención ha sido confiada a un órgano de la empresa con poderes autónomos de control o que tenga encomendada legalmente la función de supervisar la eficacia de los controles internos.
  • Si los autores individuales han cometido el delito eludiendo fraudulentamente los modelos de organización y de prevención.
  • Si no se ha producido una omisión o un ejercicio insuficiente de sus funciones de supervisión, vigilancia y control por parte del órgano de control de la compañía.

Cumplimiento normativo en el extranjero

En el caso de desarrollar operaciones en otros países, es fundamental acceder a las bases de datos más relevantes en temas de riesgo. En este sentido, la más relevante es Transparencia Internacional. En el ámbito anglosajón, son particularmente importantes la Bribery Act de Reino Unido y la Foreign Corrupt Practices Act de Estados Unidos, ya que gozan de reconocimiento internacional y son bastante rígidas en relación al cumplimiento normativo, en especial si no se dispone de los mecanismos de vigilancia y control relativos a las conductas que prohíben.

En este sentido, la labor del compliance officer resulta fundamental, ya que no sólo debe conocer a la perfección las actividades de la empresa sino que tiene que estar especializado en las leyes de aquellos países en los que opera, previendo cualquier posible elemento que le pueda hacer incurrir en alguna ilegalidad. Contar con un profesional de estas características, lejos de verse como un gasto más en la empresa, puede convertirse en un gran aliado para llevar a cabo operaciones internacionales dentro de la máxima transparencia, lo que significa un ahorro ante posibles sanciones y es clave para evitar cualquier responsabilidad penal en caso de conflicto.

seguro_transporte

El seguro de transporte, vital para el traslado de mercancías

Son numerosas las compañías que hay en España que basan su negocio en la exportación e importación de mercancías. Para llevar a cabo esta actividad, en muchas ocasiones se hace necesario contar con una póliza que cubra el traslado y presentar el certificado de seguro de transporte.

Para aquellas empresas cuyo negocio se basa en la exportación y/o importación de productos es imprescindible contar con un buen seguro de transporte que cubra los riesgos derivados del traslado de la mercancía y de la modalidad de entrega acordada. Para su contratación, es determinante definir los métodos de traslado que se van a emplear, incluyendo los de carga y descarga.

Los más básicos suelen ofrecer cobertura por robo y por rotura, y adicionalmente pueden contratarse clausulas inglesas (para asegurar embarcaciones), servicios de protección de marca, de bienes a temperatura controlada, de mercancías frágiles y de maquinaria. Por regla general, el retraso en la entrega no quedaría cubierto por éste, aunque sí por el de responsabilidad del porteador.

El certificado de seguro de transporte debe estar siempre presente en la mente del empresario a la hora de llevar a cabo cualquier transacción de este tipo. Este documento indica el tipo y el importe de la cobertura de seguro en vigor para un envío concreto de mercancías a un país extranjero. El certificado ha de incluir el nombre de la empresa aseguradora y las condiciones de cobertura.

En el caso de tener que realizar cualquier reclamación, es necesario presentar una copia de este certificado. De hecho, no debe faltar a la hora de presentar una demanda a la compañía aseguradora, junto con la factura comercial, la lista de contenidos, el documento de transporte y un informe del siniestro que suele realizar el agente de seguros que lo tramite.

Clases de Póliza

En el mercado existen distintos tipos de seguros de transporte que se adaptan a las necesidades de cada actividad:

  • Especiales o por viajes: cubren un traslado, desde que la mercancía sale de su lugar de origen hasta su destino. La garantía del seguro finaliza en el momento en el que los bienes asegurados llegan al punto acordado entre cliente y proveedor. Es extensivo a buques, trenes y aviones.
  • Pólizas abiertas: Cubren una cantidad fija que corresponde al valor de determinadas mercancías y puede extenderse a varios viajes.
  • Pólizas de abono o flotantes: Las condiciones del seguro se acuerdan a priori: tipo de mercancías, viajes a cubrir y primas a percibir para cada uno de los viajes previstos. El asegurador debe dejar reflejadas todas las expediciones que se lleven a cabo, salvo en escasas excepciones. Además, tendrá que cumplimentar los llamados Boletines de Aplicación, detallando para cada viaje (y en un impreso oficial) las particularidades del envío: destinatario, viaje, clase de mercancía, identificación y peso, medio de transporte empleado y, cuando proceda, el nombre del buque porteador y valor garantizado.
  • Pólizas Forfait o Término: Cubren un capital determinado y fijo en una serie de viajes sucesivos y de número indeterminado durante un espacio de tiempo previsto

¿Quién puede contratar el seguro?

Podrán rubricar la póliza tanto el remitente como el destinatario, para evitar pérdidas por daños durante el viaje. También el porteador o trasportista, que puede usar una póliza de estas características como seguro de responsabilidad. O también, la agencia que gestione la transacción.

La póliza debe ir siempre firmada y sellada por la entidad aseguradora que la ha emitido. De hecho, debe estar emitida sobre la base de la Ley 50/80 de Contrato de Seguro y hacer constar en la misma que se ampara en dicha norma. Ha de reflejar el riesgo al que se le da cobertura e ir siempre acompañada de su correspondiente recibo de pago. Puede aplicarse en transporte marítimo, terrestre (bien por carretera o bien por ferrocarril), aéreo o multimodal.

En cuanto al certificado de seguro, normalmente viajan con aquellos cargamentos para los que se ha contratado una póliza abierta flotante o, por otra parte, cuando la póliza no acompaña al envío.

 

pantalla gráficas digitales

Europa estrena nuevas normas financieras, las MiFid 2

La industria financiera debe adoptar, desde el pasado 3 de enero, nuevas reglas de juego en los mercados de capitales, bonos y productos estructurados.

Casi un decenio después de la quiebra de Lehman Brothers y siete desde la primera norma MiFid, que pretendía poner coto a la displicencia de un negocio que abusaba de la difusa frontera entre banca de inversión y comercial -es decir, entre inversor y cliente-, Europa completa la regulación de las MiFid 2. Llega una vez consumada la unificación supervisora en torno a la ESMA (la CNMV europea). Es una segunda batería normativa que busca inculcar mayor transparencia en las operaciones de los mercados de capital. En principio no comulga con la laxitud de los esperados cambios de la Dodd-Frank de 2010, la rigurosa norma que la Administración Obama impuso a los bancos para evitar futuras crisis. Ésta última, ocho años después, parece que se va a “desmantelar”, relajando su nivel de exigencia al sector. O eso ha prometido Donald Trump. Desmantelar “casi por completo”, añadía y advertía el Tesoro americano. Ésta llegó junto a determinados preceptos de la Volcker Rule, su complemento legal -diseñada por el que fuera presidente de la Reserva Federal, Paul Volcker-, y restringió la capacidad de los bancos para crear productos de inversión que pudieran ser catalogados de especulativos.

Volviendo a la MiFid 2, la banca debe asumir que la nueva norma le supondrá más costes. Porque se eleva el umbral de exigencia para cumplir con sus requerimientos. Y esto acarreará a la industria financiera mayores gastos. Ante este escenario, los bancos europeos, según ciertos expertos, pueden perder el tren de la competitividad frente a los bancos del resto del mundo. Como decíamos, EEUU pretende emprender una reforma más laxa de la regulación bancaria. El resto de economías anglosajonas -Canadá, Reino Unido, Australia o Nueva Zelanda, entre otras- también deben ser consideradas. Y además tenemos Asia, con los tigres del sudeste y Japón como abanderados, que pueden seguir la estela americana y relajar sus exigencias normativas, los mecanismos de vigilancia sobre sus sectores financieros y/o el grado de protección a los consumidores. Ya hay estudios, como el de la consultora Boston Consulting Group (BCG), que consideran que los desembolsos de los bancos europeos sobrepasarán los 2.100 millones de euros en 2018 para asumir las reglas de juego de la MiFid 2.

Pero, ¿hacia dónde ha dirigido el dedo regulatorio la Unión Europea?

A tres puntos esenciales. Los explicamos:

  1. El primero de ellos señala a las llamadas dark pools. Zonas de inversión opacas para inversores privados. Prácticamente desconocidas para el ciudadano de a pie y que, como su propio nombre indica, han crecido en el lado oscuro de los mercados. En estos espacios de impunidad se compra y vende activos sin revelación del tamaño de la orden ni del precio finalmente aceptado. Es decir, que no deja rastro a las autoridades de supervisión. De hecho, se usa en menos del 10% de las contrataciones bursátiles en las plazas europeas. Se reservan a los High Frecuency Trader (HFT), grandes patrimonios de importantes y habituales inversores. Y usan algoritmos y técnicas de Big Data y economic analytics con información, a veces, privilegiada; para asegurarse de que la cuota de retorno pactada se cumple o, en el peor de los casos, se acerca al objetivo. Por no decir que además tienen la potestad de parar o reanudar cualquier orden de compraventa en tiempo real. Sin esperas para jornadas ulteriores.

En estrecha vinculación con este requisito surgen los Systemic Internaliser (SI) y el Legal Entity Identifier (LEI), procedimientos de identificación registral que la ESMA va a exigir a las casas de inversión para controlar sus movimientos y constatar que se ajustan a la nueva legalidad. O que no hagan un uso ilícito de las dark pools. Circunstancia por la que claman desde el sector ya que, aducen, “se empleará demasiado tiempo en estas gestiones, cuando el mercado no espera y la competencia es global” y porque se disuadirá a las firmas estadounidenses a las que también se les reclamará identificación de datos para realizar transacciones en suelo europeo.

2. En segundo término, las notas de mercado o investigaciones, generalmente asociadas al servicio de estudios del propio banco de inversión, deberá tener una facturación independiente. Hasta ahora, el agente inversor facturaba su tarifa dentro de su servicio general, de forma que nunca se sabía a ciencia cierta si había pedido la investigación ex proceso para la ocasión o se trataba de un estudio genérico y realizado previamente, sin las últimas novedades de inversión. Dicen los expertos que, con esta exigencia, se acabó la Edad de Oro de los analistas del mercado que, en su esplendor de finales de los ochenta y principios de los noventa, eran capaces de tumbar o calentar hasta quemar una determinada acción. Aunque también alertan que los presupuestos para investigación se reducirán drásticamente. Hasta en un 20%, añaden.

3. Finalmente, la MiFid 2 pone el acento sobre los mercados de derivados y, en general, los activos de alto riesgo, cuya toxicidad fue el carburante que desencadenó la crisis de 2008. Estrecha el cerco regulatorio -y sancionador- sobre las plataformas electrónicas, que deben adecuarse para que sean capaces de reconocer el precio de transferencia previo e inmediatamente posterior a su contratación o venta, incluso en operaciones de escasa cuantía, y exigirá al intermediario un informe detallado -de buena ejecución, expresa la norma-, que descarte que ese acto inversor se ha desmarcado de cualquier maniobra que pueda suponer abuso de mercado.

Finalmente, la normativa europea estipula actuaciones de obligado cumplimiento encaminadas a reducir sus riesgos de gestión, mediante instrumentos de predicción de escenarios que se basen en los análisis científicos y lleven aparejados medidas de subsanación de esas amenazas, y asientos contables que reporten a clientes, accionistas y las autoridades información financiera eficiente; nuevos controles internos, dentro de los planes estratégicos de las firmas, que incluyan los últimos avances telemáticos y de alerta precoz, con vistas a denunciar presuntos fraudes en los mercados; el fortalecimiento de la ciberseguridad, con medidas de respeto a la privacidad de dato, y protocolos diseñados para reforzar la buena conducta y la cultura financiera; es decir, códigos de transacciones de compraventa con elevados estándares de protección al cliente.

muñecos en sofá con fondo mundo

Nuevas opciones del ICO para fomentar la internacionalización

El Instituto de Crédito Oficial ha renovado sus protocolos de colaboración con un buen número de entidades financieras españolas, y ha añadido dos nuevas opciones de solicitud de fondos: la Línea ICO-IDEA, para proyectos de eficiencia energética, y la Línea Canal Internacional, para potenciar la actividad exportadora.

 

Un año más, el Instituto de Crédito Oficial ha vuelto a firmar sus habituales protocolos de colaboración con entidades financieras para la puesta en marcha de las líneas de crédito para 2018. Éstas serán gestionadas por Banco Popular, Caixabank, Bankinter, Bankia, Santander, Abanca, BBVA, Microbank e Ibercaja.

Con el arranque de 2018, además, ha presentado dos nuevas categorías a las que acogerse, como la Línea ICO-IDAE, con la que se financiarán inversiones destinadas a mejorar la eficiencia energética de las empresas. Y la Línea Canal Internacional, que posibilita que las compañías españolas puedan solicitar préstamos en banca local y, sobre todo, en las entidades autorizadas que tengan sede en los países donde se vayan a desarrollar los proyectos de inversión o la actividad exportadora.

Este organismo público, que cumple 25 años, ha financiado más de 79.900 operaciones durante 2017, por un importe cercano a los 4.600 millones de euros. Una cifra muy similar a la empleada en 2016, según ha asegurado su presidente, Pablo Zalba.

El responsable de la entidad ha concretado que el 92,7% de los préstamos concedidos han sido suscritos por pymes con menos de 49 trabajadores, y el 66,5% por micropymes. De hecho, el ICO calcula que cerca del 53% de los créditos concedidos han sido inferiores a 25.000 euros.

La línea Canal Internacional

Podrán acogerse a ella aquellas empresas con domicilio social en España. O las que aún estando asentadas de forma oficial fuera de nuestras fronteras tengan intereses en nuestro país y vendan bienes o servicios, con aplazamiento de pago, a empresas con domicilio social fuera de España.

El importe máximo concedido será de hasta 12,5 millones de euros (o su contravalor en la divisa local correspondiente). Si la financiación se destinase a la exportación a medio y largo plazo, en una o varias operaciones, esa cantidad podría duplicarse hasta los 25 millones de euros.

La financiación solicitada ha de estar enfocada a: proyectos de liquidez; de inversiones productivas fuera de España; como crédito suministrador para las compañías antes descritas, aptas para beneficiarse de esta línea; como crédito comprador para financiar a empresas con domicilio social fuera de España para la adquisición de bienes o servicios exportados por las compañías antes descritas (esta última opción puede estar sujeta a financiación complementaria).

La modalidad y las condiciones financieras quedan sujetas al contrato que firme el cliente con la entidad elegida para tramitarlo y, por el momento, sólo hay tres a las que acudir y todas ellas cubren la región latinoamericana.

¿Que entidades gestionarán los créditos?

  • CAF: El ICO ha concedido a CAF –banco de desarrollo de América Latina- un préstamo global de 300 millones de dólares (unos 245 millones de euros) que debe destinarse a financiar este tipo de proyectos para empresas españolas afincadas en países iberoamericanos. A través de bancos locales de la región, CAF financiará a empresas que tengan al menos un 30% de capital español y que deseen acometer proyectos de inversión en América Latina y el Caribe.
  • BCIE: El Banco Centroamericano de Integración Económica cuenta con un préstamo global del ICO de 25 millones de euros, destinados a proveer de fondos a proyectos de comercio exterior y de fomento de sectores productivos. ICO ha activado esta línea de crédito para que BCIE, directamente o a través de bancos locales de Centroamérica, financie a empresas que tengan, al menos, un 30% del capital español y que desarrollen actividades comerciales en esta zona de influencia.
  • BANBIF: El Banco Interamericano de Finanzas, una de las entidades más importantes de Perú, cuenta con un préstamo global de 30 millones de euros para financiar proyectos de inversión y necesidades de liquidez, así como exportaciones a medio y largo plazo. La idea es fomentar e intensificar el intercambio comercial entre España y Perú, uno de los países que más ha crecido en la región latinoamericana en los últimos años.
personas sentadas reunidas en una mesa

Una estrategia de crecimiento exitosa para 2018

Empresas de pequeño tamaño

La falta de tamaño de las compañías nacionales es uno de los motivos que más se ha esgrimido como principal problema del tejido empresarial español. Especialmente si se está pensando en competir en otros países. Según los datos del INE, a 1 de enero de 2017, el 55,5% de las empresas no tenían ningún asalariado y un 27,2% empleaban sólo a una o dos personas. Es decir, más del 80% de las empresas españolas tienen un tamaño mínimo.

Es por eso que conocer las estrategias de crecimiento de las empresas se vuelve tarea fundamental. Éstas, además, tienen que estar asentada en sólidos cimientos para que puedan desarrollarse según los planes y alcanzar el éxito.

Ampliar el tamaño

Si, con la llegada del nuevo año, usted se está planteando ampliar el negocio, sepa que dos son las alternativas principales: crecer por su cuenta, de forma independiente, lo que se conoce como crecimiento orgánico, o hacerlo acompañada, vía fusiones y/o adquisiciones, lo que se conoce como crecimiento corporativo. Tomar un camino u otro requerirá realizar un análisis en profundidad de los medios disponibles en la propia empresa y de la situación del mercado, maduro o no, algo para lo que toda la información sobre empresas que se pueda obtener será de gran ayuda. También habrá que considerar la cultura corporativa, ya que las compras o alianzas implican una mayor apertura a influencias externas. Vamos con las opciones:

  1. Ampliar la capacidad de la empresa

El plan para expandir un negocio lleva aparejados riesgos, por lo que es necesario definir adecuadamente los pasos a seguir para ser capaces de afrontarlos y evitar, entre otras cosas, un aumento excesivo del endeudamiento de la compañía que ponga en peligro su permanencia en el largo plazo. Cuanta más información empresarial se consulte durante la etapa de preparación de este proceso, más fácil será evitar estos riesgos, algo que se puede hacer de forma rápida y sencilla a través de sitios web como eInforma, garantizando además la fiabilidad de los datos que se obtienen.

Para crecer será necesario:

  • Conseguir nuevos clientes, lo que requerirá aumentar la capacidad de producción/venta de productos y servicios para poder atenderlos.
  • Probablemente habrá que incrementar el equipo de la compañía, o recurrir a nuevos proveedores que sostengan la nueva demanda.
  • También es aconsejable invertir en I+D, lo que posibilitará desarrollar nuevos productos que mejoren los de la competencia para captar más clientes.
  • La digitalización del negocio puede impulsar la expansión. Adaptarse a las nuevas tecnologías incrementará la capacidad de producción y facilitará el acceso a nuevos clientes a través de Internet. Una plataforma de venta online o campañas de publicidad en las diferentes redes sociales pueden suponer un salto exponencial en las ventas de una compañía.
Informarse a fondo

Gracias a los informes que contienen información sobre empresas se podrá acceder a todos los datos necesarios de los proveedores con los que se trabaja, incluyendo su nivel de riesgo, para seleccionar aquellos más fiables. También se podrá conocer la situación del mercado y la competencia o la solvencia de futuros clientes.

Nuevas herramientas, como las soluciones de Geomarketing, permiten descubrir patrones de proximidad entre clientes, proveedores y competidores de un negocio, sacando el máximo partido de las acciones dirigidas a captar nuevos clientes o localizando las ubicaciones estratégicas para desarrollar su actividad.

  1. Crecer vía fusiones o adquisiciones

Otra forma de incrementar el tamaño del negocio es crecer comprando una empresa o a través de acuerdos o fusiones con otras compañías. Una adquisición requiere una capacidad financiera importante, por lo que asociarse puede resultar una medida más factible para una pequeña empresa a la hora de expandir su mercado.

La selección del socio adecuado requiere una investigación a conciencia. Para la búsqueda del candidato ideal también se pueden utilizar los datos que ofrecen los informes de empresas, para quedarse con aquellas que cumplen los criterios de tamaño, ingresos, posición en el sector o solvencia que se hayan establecido. Y tener los últimos datos actualizados sobre las mismas, su estructura societaria, y sobre sus administradores. Esto cobra mayor importancia si se está pensando dar el salto a un mercado exterior que no se conozca todavía.

Independientemente de la opción por la que se decante, tener claro las necesidades que se van a producir y la mejor forma de responder a ellas, según las características de la empresa, es fundamental. Guiarse por una información sobre empresas de calidad y fiable es un primer paso en el buen camino.

Mano firmando contratos

Beneficios para la pyme de la Ley de Contratos del Sector Público

El pasado 19 de Octubre, el Congreso aprobó la Ley de Contratos del Sector Público, que tiene como principal objetivo implantar el uso de la tramitación electrónica en todos los expedientes de licitación con los poderes públicos. Esta medida, destinada a incrementar los controles de morosidad y corrupción y a aumentar la transparencia, tendrá un impacto directo e inmediato en los contratos que se establecen con los distintos niveles de la Administración, y que mueven alrededor de 200.000 millones de euros cada año, alrededor del 20% del PIB.

Según la hoja de ruta marcada desde Bruselas, la nueva legislación hace obligatorio el uso de las comunicaciones electrónicas en las distintas fases de los procedimientos de contratación pública (por ejemplo, en la publicación en Internet de los anuncios de licitación). También prevé la entrada en vigor de la obligatoriedad de la compra centralizada en la Red, dejando para abril de este año la creación del Documento Único de Contratación.

Contratos sujetos afectados por la Ley

El nuevo articulado afecta a todos los contratos de obras, servicios, suministros y contratos mixtos adjudicados por el Sector Público, lo que incluye a las Administraciones Públicas (Administración General del Estado, Comunidades Autónomas y Administraciones Locales). Del mismo modo, se engloban en ella otras instituciones, como las fundaciones públicas participadas al menos en un 50% por sujetos pertenecientes al sector público, las Universidades Públicas o las Mutuas colaboradoras con la Seguridad Social. Quedan excluidos los contratos en materia de Defensa y Seguridad derivados del Tratado de Funcionamiento de la UE o los basados en la investigación y desarrollo de un nuevo producto.

Beneficios de la contratación electrónica

La implementación de estas mejoras en los procedimientos con la Administración conlleva dos grandes beneficios: el ahorro de costes y una mayor transparencia. El incremento del control en los procesos de licitación que aporta la tecnología permite tanto la centralización de la información como su mejor encriptación mediante protocolos de seguridad. También facilita la eliminación de cualquier barrera física o geográfica que antes podía significar alguna clase de hándicap, así como un progreso en la eficiencia y agilidad de trámites burocráticos.

Para las pymes, los beneficios son evidentes en ámbitos como la menor necesidad de acudir a oficinas públicas, el ahorro de papel, la posibilidad de satisfacer los requerimientos administrativos desde cualquier lugar, o poder verificar cada etapa de un procedimiento público de forma rápida. En definitiva, aumenta la garantía de veracidad y transparencia con la Administración, mientras se promueve la participación de la pequeña y mediana empresa en este tipo de procesos en igualdad de condiciones, fomentando el acceso gratuito a la información.

Principales novedades de la Ley

Aunque son muchas las novedades que incluye la nueva legislación, de cara a las pymes y autónomos conviene destacar algunas de ellas:

  • Los contratos que sean susceptibles de fraccionamiento se dividirán para facilitar la elección de las pymes y facilitar los procesos administrativos.
  • Las empresas con menos de cinco años de existencia no tendrán que acreditar trabajados realizados con la Administración Pública para optar a este tipo de contratos.
  • Desaparece el criterio de elección de mejor relación calidad-precio como factor decisivo, primando los servicios de eficiencia y calidad.
  • Todo contrato público deberá incorporar de manera transversal y preceptiva criterios sociales y medioambientales si guardan relación con el objeto del contrato. Las pymes y las empresas de economía social tendrán una mayor facilidad de acceso a estos procedimientos con la Administración.
  • Aquella empresa que desee trabajar con la Administración no deberá pagar tarde a sus proveedores, por lo que tendrá la obligación de depositar cada factura en un registro electrónico.
  • Se crea la Oficina Independiente de Regulación y Supervisión, dependiente del Ministerio de Economía, que se ocupará de garantizar la libre concurrencia y supervisará los contratos.
  • Se suprime la posibilidad de contratación sin publicidad, con el objetivo de favorecer la contratación con pymes y la prevalencia de la división en lotes.
  • Se limita la capacidad de la Administración para la adjudicación directa de contratos hasta 40.000 y 15.000 euros. En paralelo, se agilizan los procesos de adjudicación exprés para los contratos inferiores a 80.000 euros (en el caso de obras) y 35.000 euros para el resto de contratos.

Con estas y otras medidas, el regulador ha pretendido facilitar el acceso de las pymes a los procesos de contratación pública, fomentando su potencial de crecimiento e innovación, simplificando los trámites administrativos y contractuales, e instaurando el procedimiento electrónico. De este modo, cualquiera podrá supervisar una o diversas etapas de los mismos, lo que incrementa de un modo muy relevante la transparencia y la seguridad en las relaciones con el ámbito público.