informes_financieros

Lo que los informes financieros dicen de tu competencia

Para todas las empresas, ya sean de menor o mayor tamaño, es esencial conocer el sector del que forman parte. Para ello, no basta solo con hacer un estudio de mercado para captar a los potenciales clientes del nicho, hay que tener muy en cuenta a aquellos que realizan la misma actividad que nosotros: nuestra competencia. Conocer la estrategia en cuestión de precios, calidad, servicios o rentabilidad de los competidores nos ayudará a determinar nuestra forma de actuar y nuestra estrategia comercial. Una herramienta que puede sernos de gran ayuda son los informes financieros.  Y es que además de por nuestras propias decisiones, estamos muy condicionados por las empresas de nuestro sector, por lo que será de vital importancia saber si los clientes de otras compañías están satisfechos, si su actividad es realmente rentable o si mantienen una buena relación con sus proveedores, entre otras cosas.

Hoy en día, gracias a la digitalización empresarial y a Internet es mucho más fácil poder realizar un análisis de las empresas con las que competimos en el mercado. De una forma sencilla y rápida podemos obtener los suficientes datos como para estudiar la situación actual del negocio. Mediante los informes financieros es posible acceder a toda la información comercial y financiera de la empresa que escojamos y obtener así una visión general de la misma. Seguro que nos resulta más que interesante conocer los datos de la cuenta de pérdidas y ganancias de nuestra competencia, su balance de situación, la memoria de actividades, los ratios de morosidad o sus estados financieros para después compararla con la nuestra y descubrir con qué empresas podemos competir o el lugar que ocupamos en el sector.

¿Qué datos encontraré en los informes financieros?

Gracias a los informes financieros podremos disponer de información de valor, fiable y contrastable, pues los datos que forman este tipo de informes están extraídos de fuentes oficiales como el Registro Mercantil o los Depósitos de cuentas.

Los informes financieros pueden ser a priori algo complicado de entender, si bien correctamente presentados cuentan con una estructura clara que nos permitirá identificar los datos más relevantes. A continuación, te mostramos los apartados de los que constan y lo que incluyen, de modo que puedas encontrar de un vistazo toda la información que necesitas:

  • Resumen ejecutivo, en el que encontraremos los datos generales de la empresa, tales como el NIF, contacto, razón social, capital social, fecha de inicio de la actividad, número de empleados, etc.
  • Estructura corporativa, donde estarán reflejados los administradores y dirigentes o los auditores de cuentas. Además, se incluye la remuneración del consejo, directivos funcionales, accionistas y participaciones.
  • Estructura legal con información mercantil como los datos de constitución, los actos publicados en el B.O.R.M.E. o la información bursátil.
  • Información comercial procedente en su mayoría de la memoria de actividades. Nos permitirá conocer el origen de la empresa, la actividad que desempeña, la situación presente y evolución de su plantilla, información sobre pagos y cobros, etc.
  • Información financiera extraída de la documentación presentada por la empresa en el Registro Mercantil. Contiene datos como el balance de situación, la cuenta de pérdidas y ganancias, los estados de cambios del patrimonio neto o el estado de sus flujos de efectivo.
  • Riesgo comercial. Adicionalmente, algunos informes financieros, como los de Informa, ofrecen un estudio del riesgo comercial de la compañía con análisis del límite de crédito o la previsión de evolución a media y largo plazo. Un apartado especialmente importante a la hora de evaluar una empresa de tu sector, pues existe la posibilidad de que en algún momento tengas que establecer una alianza o disputar un cliente con otra entidad y el riesgo es un buen argumento para que se decante por ti en última instancia.

Como comentábamos anteriormente, gracias a Internet es posible acceder a información sobre nuestros competidores de manera mucho más rápida, como consecuencia de las múltiples fuentes que encontraremos. Sin embargo, para los asuntos más delicados y que requieran de datos fidedignos y actualizados, como por ejemplo temas legales o referentes a impagos, es preferible manejar los informes y documentos disponibles en servicios electrónicos especializados.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *