cesce

El seguro del exportador

Desde hace varios años, la Administración y las empresas españolas y sus organizaciones representativas apuestan decididamente por fomentar la internacionalización de nuestro tejido empresarial, conscientes de que si la economía española quiere crecer, ha de ser a través del exterior. Es por ello que desde todos estos ámbitos se alienta a las empresas a salir al exterior como única vía de crecimiento, como medio para fomentar la productividad, la innovación y para crear empleo.

Un mensaje este de internacionalizarse para crecer que, pese a su validez incuestionable no siempre se acompaña de una reflexión previa y necesaria como es la necesidad de disponer de masa crítica, productividad, innovación y capacidad de crecimiento como garantías del éxito a la hora salir al exterior.

Un aspecto este último esencial en un tejido empresarial como el español que está formado casi en su totalidad por pymes. Las empresas con menos de 250 trabajadores representan el 99,88%, lo que equivale a 3.178.408 unidades productivas. Por ello, si queremos que se consolide el modelo de crecimiento orientado al exterior, debemos dinamizar los instrumentos que ayuden a potenciar esas deficiencias en productividad, innovación y, fundamentalmente, en la financiación.

Las carencias financieras son, hoy, uno de los factores que más está frenando el desarrollo de la exportación en las empresas. Desde las distintas administraciones se han puesto en marcha diferentes instrumentos financieros públicos para solucionarlas o mitigarlas. Entre ellos está el seguro de crédito de CESCE, que juega hoy un papel esencial como elemento dinamizador y de apoyo a la iniciativa empresarial. Un papel clave que quedó de manifestó durante los primeros años de la crisis, cuando fueron los mecanismos oficiales los que hicieron posible acometer los proyectos en el exterior ante la carencia casi absoluta de crédito por parte de las entidades, demostrando su utilidad como corrector de fallos de mercado.

Hoy, con la recuperación económica en fase de consolidación, y con ella la oferta de financiación privada, la realidad es que ésta, que fluye para las grandes empresas, todavía no llega a las pymes; o, al menos, no lo hace en la cuantía y con las condiciones que debiera, lo que se traduce en pérdida de oportunidades de negocio exterior y de crecimiento en los mercados internacionales. Y a esto es a lo que quiere y va a contribuir CESCE, a través del Plan Estratégico que la Compañía ha aprobado con el horizonte del año 2020, y que tiene como ejes estratégicos la internacionalización, la digitalización y las pymes, poniendo al cliente como eje prioritario de todas las actividades y productos.

jornadas_reaf

Consejos de fin de año para mejorar la Renta 2017

Durante sus Jornadas Tributarias, el Consejo General de Economistas ha lanzado una batería de consejos, útiles para las pymes, con el fin de que éstas puedan tomar ciertas decisiones antes de que acabe el año que repercutirán positivamente en su próxima declaración de la Renta.

 

En los últimos días, el REAF-REGAF, órgano especializado del Consejo General de Economistas, ha celebrado en Madrid sus Jornadas Tributarias anuales. En ellas se han puesto sobre la mesa temas como el escenario de la fiscalidad internacional, los riesgos de la implantación del SII, cómo están impactando las nuevas tecnologías en la forma de trabajar de los despachos profesionales y los aspectos contables de las aportaciones de negocios.

Además, se aportó un listado de consejos útiles antes de que acabe el año fiscal para que el empresario pueda planificar mejor su Renta 2017.

  • Cambiar rentas dinerarias por rentas en especie: Es un buen momento para negociar cambios en los contratos de los trabajadores de cara a 2018, con retribuciones en especie que no tributan (exceptuando el IVA correspondiente), como la tarjeta restaurante, el abono de transporte o el vale guardería.
  • Vehículos eficientes: Si se utilizan vehículos de empresa como retribución en especie, mejor que sean de los considerados energéticamente eficientes, con mayores ventajas fiscales.
  • Seguro médico: Si se abona el seguro médico desde la empresa a empleados (e incluso a su cónyuge e hijos), puede beneficiarse de una exención de hasta 500 euros para cada una de las personas aseguradas. Y si alguno es discapacitado, la renta en especie que no tributa se amplía a 1.500 euros por cada uno de ellos.
  • Capitalizar el paro: Si tiene derecho a cobrar la prestación por desempleo y va a iniciar una actividad económica, es recomendable solicitar el cobre en la modalidad de pago único. Así no tributará por ella, siempre y cuando no haya cese de negocio durante los cinco años siguientes.
  • Subvenciones: Cualquier ayuda percibida en 2017 tributará, como por ejemplo el Plan PIVE o el Plan MOVEA, excepto aquellas que por ley se declaren exentas. Por otra parte, si la subvención está concedida pero aún no se ha abonado, no será necesario declarar la ganancia hasta que se perciba.
  • Trabajar desde casa: El empresario o autónomo que trabaja desde su domicilio podrá deducir los gastos de titularidad del inmueble en proporción a los metros cuadrados que destine a la actividad. Por ejemplo, el Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI), la comunidad de vecinos y otras tasas. Por otra parte, podrá deducir un porcentaje, según el tiempo que destine al desarrollo de la actividad, de la parte de vivienda utilizada en la misma sobre los gastos de suministros como internet, luz, agua o calefacción. En 2018 la ley fijará ese porcentaje en el 30% para evitar litigiosidad.
  • Manutención deducible: El empresario o autónomo que se desplaza por motivos de trabajo fuera del domicilio de la actividad puede deducirse los gastos de manutención siempre que esté justificado por factura. A partir de 2018 éstos se podrán deducir con los límites establecidos para las dietas exceptuadas de gravamen reguladas en el Reglamento y que se paguen con tarjeta.
  • Creación de empleo: Dirigido a aquellos empresarios que realicen actividades económicas, determinen el rendimiento neto en estimación directa y tengan en mente generar puestos de trabajo en 2017 y 2018 con respecto a 2016 contando con que pueda beneficiarse del régimen especial de empresas de reducida dimensión. Se recomienda invertir en elementos nuevos del inmovilizado material o de las inversiones inmobiliarias, que podrá amortizar libremente hasta en 120.000 euros anuales por empleo generado.
  • Atención al cliente: Si se pretende realizar gastos de atenciones a clientes y proveedores antes de que termine el año y va a superar en ello 2.000 euros anuales, puede ser interesante aplazar el exceso de ese importe a 2018, ya que está limitado el gasto deducible por este concepto a la citada cantidad.
  • Rendimientos: Si se determina el rendimiento neto de la actividad por estimación objetiva, y en 2018 va a poder seguir haciéndolo porque no prevé superar los límites en este año, es el momento de echar cuentas y ver si su rendimiento neto real supera o no llega al que le sale por módulos. En el segundo caso le podría interesar renunciar al régimen, teniendo en cuenta que la estimación directa conlleva obligaciones formales mayores.
mapa_mundo

El clima empresarial mejora en el mundo, según el ‘Doing Business’

España mejora su situación global en apertura de negocios, por delante de Alemania, Japón, Austria y Polonia. Se destaca su alta seguridad jurídica.

 

El informe Doing Business mide, desde 2004, con parámetros objetivos en los 190 mercados que analiza, aspectos tan relevantes para garantizar los climas adecuados de hacer negocios como las regulaciones nacionales y sectoriales o los requisitos para constituir empresas. Además de evaluar áreas tan determinantes como las normas laborales, fiscales o la fluidez crediticia y la estabilidad de las industrias financieras de cada jurisdicción. El salto cualitativo de las catorce ediciones de este estudio de reconocido prestigio del Banco Mundial ha sido fulgurante. Hasta el punto de que, en el último diagnóstico, de 2018, que se acaba de publicar y que pasa revista a las reformas de mercados durante el ejercicio 2017, al menos en 119 se ha producido algún cambio en la dirección correcta. Es decir, en la senda hacia una mejor regulación de las economías de mercado. Y, del conjunto de estos países, el 79,8% han emprendido algún tipo de modificación en sus ordenamientos jurídicos en dos periodos anuales consecutivos, y el 64,5%, por tercer año seguido.

La base regulatoria de un país puede determinar la diferencia entre un negocio de éxito de una quiebra anunciada. El propio informe lo pone de ejemplo ilustrativo. Una ingeniera, que se ha convertido en empresaria al diseñar un software altamente competitivo y que reduce los costes de inversión productiva y de mantenimiento de compañías de logística y distribución emplearía en Canadá dos procedimientos, un día y medio y menos del 1% de la renta per cápita para poner en marcha su negocio. Tan sólo rellenar una hoja registral de ámbito federal, otra solicitud, esta vez on line y provincial, y 200 dólares canadienses (159 estadounidenses). Si su empresa aparta beneficios, en ejercicios posteriores, pagaría el 20,9% de los mismos, además de contribuciones sociales anuales por cada trabajador que contrate. En cambio, en Filipinas, si esa misma app se constituyera en la ciudad de Quezón, por ejemplo, le exigiría a esa misma emprendedora un total de 16 procedimientos legales, 28 días de trámites y alrededor del 16% de la renta per cápita del país. Además de tributar por 20 tasas tributarias diferentes y sufragar un coste total, en materia impositiva, del 42,9% de sus futuros beneficios comerciales.

La clasificación del Banco Mundial 2018 no deja apenas resquicios a las sorpresas. Copan las primeras posiciones del Doing Business, un año más, las economías, enclaves o jurisdicciones de alto espíritu emprendedor. Por eso, se mantienen en el top del listado Nueva Zelanda, Singapur o Dinamarca. Mientras que quedan relegadas a las últimas posiciones países africanos -como Eritrea o Somalia- y mercados con altas dosis de intervencionismo estatal como Venezuela.

España ocupa el puesto vigésimo octavo, por detrás de varios de sus grandes socios económicos como EEUU, Reino Unido y Alemania. O por las pequeñas repúblicas bálticas de Estonia, Letonia y Lituania. Aunque, al mismo tiempo, rebasa a rivales como Francia o Italia, tras escalar cuatro posiciones respecto al pasado diagnóstico.

El informe, al que, en esta edición acompaña el elocuente subtítulo Reformando para crear empleo, destaca las diez economías que más mejoraron este año su posición. El primer término, Brunéi, que consigue este galardón por segundo año consecutivo. Le siguen Tailandia, Malawi, Kosovo, India, Uzbekistán, Zambia, Nigeria, Yibuti y El Salvador. “La política pública es decisiva para que las pequeñas y medianas empresas puedan iniciar sus actividades, operar y ampliarse”, asegura Shanta Devarajan, director superior de Economía del Desarrollo del Banco Mundial. Así, por ejemplo, en los quince años de trayectoria del Doing Business, Ruanda, con un total de 52, es el país que mayor cantidad de reformas estructurales vinculadas a los negocios ha culminado en leyes. Por delante de Georgia (47 reformas), que este año figura entre las diez economías mejor clasificadas y Kazajistán y la ex República Yugoslava de Macedonia (41 cada una).

El Doing Business analiza diez parámetros para determinar sus mapas nacionales sobre clima de negocios: trámites administrativos y requisitos legales para iniciar el negocio; obtención de los permisos de construcción; pasos para acceder al suministro eléctrico; certificaciones en registros de la propiedad; facilidades para formalizar créditos; protección de los accionistas minoritarios;  pagos de impuestos; comercio transfronterizo; mecanismos de resolución judicial de discrepancias entre las partes de un contrato y entramado legal sobre suspensión de pagos o quiebra de empresa.

La media de los socios de la UE se sitúa en el puesto 34. Es decir, seis puestos por encima del peldaño de España. De los 19 países de la eurozona, ganan Estonia y Finlandia. Y Grecia y Malta son los últimos.

En el texto del estudio, los expertos del Banco Mundial aseguran que de sus investigaciones han extraído “suficientes evidencias” de que las compañías que operan en economías con mejores ratios de protección a inversores y unas normas de gobernanza corporativa más avanzadas han sido capaces de sortear de forma más palpable la crisis financiera de 2008. Hasta alcanzar unos niveles de solvencia en los ejercicios posteriores al colapso de las bolsas internacionales que les han permitido avanzar en beneficios y competitividad en valores actuales de mercado, frente al descenso de la valoración de aquellas firmas que han evolucionado en países con unas estructuras legales más débiles. “Hay una relación contundente entre una calidad regulatoria y una producción eficiente”, concluye el informe. Un vínculo que se traslada también a los costes. El informe pone un botón de muestra. Los costes de atraque de mercancías marítimas desde los mercados latinoamericanos hacia EEUU, a donde dirigen la mayor parte de sus exportaciones, tienen que soportar altos desembolsos por transporte, cada vez más barreras arancelarias y nuevas tarifas a la importación. Para más inri, en una atmósfera de especial ineficiencia. Porque el exceso de regulación es la principal razón de que la red de puertos entre el hemisferio sur americano y el primer gran mercado mundial no pueda mejorar la fluidez y eficacia de este tipo de transporte comercial, incluso bajando un 12% los costes e incrementando substancialmente el flujo de mercancías.

Por áreas geográficas y órbitas de influencia, los socios de la OCDE copan las posiciones más privilegiadas. Catorce de los veinte primeros puestos son naciones que pertenecen a este club de potencias industrializadas y mercados emergentes con el estatus de economías de mercado. Y 18 de ese top-twenty son catalogados como países de rentas altas. Macedonia es la única nación con unos ingresos medios y Georgia la representante de los de nivel de riqueza medio-baja. Además, entre las cincuenta naciones mejor evaluadas del ranking -donde aparecen 28 de la OCDE- se aprecian 18 de Europa y Asia Central, cinco del Extremo Oriente y el Pacífico, dos de África Subsahariana y una tanto de América Latina como de África del Norte y Oriente Medio.

riesgo_financiero

Claves para evitar el riesgo financiero y la crisis

La crisis y el consumo

La crisis económica de la pasada década, de la que aún no se puede decir que la hayamos abandonado en su totalidad, demostró que muchas empresas no estaban tan preparadas como se creían. La mejor muestra se encuentra en las cientos de miles que tuvieron que cerrar, ya que su situación financiera no fue capaz de soportar la bajada de los ingresos que el menor consumo generó.

Las pymes

Las pymes, como eslabón más débil de la actividad empresarial española, también padecieron las consecuencias de la crisis, especialmente el cierre del grifo del crédito bancario que condenó a muchos negocios al ostracismo. Para evitar que esto vuelva a suceder y que su negocio sea capaz de superar con mejor nota un periodo de recesión le mostramos cinco claves básicas y fundamentales que no le convertirán en un experto de la contabilidad financiera pero sí le permitirán disminuir su riesgo financiero, y aumentar las posibilidades de supervivencia ante futuras crisis económicas.

Separe las cuentas

Algunos emprendedores siguen cometiendo el grave error de considerar que las finanzas del negocio y las personales son lo mismo. De ahí que las gestionen juntas y mezclen las partidas. Para llevar bien un negocio debe hacerse un control por separado de lo personal y la empresa. No deben tener nada que ver, ya que de lo contrario es imposible discernir que parte de los ingresos y gastos corresponden a una u otra partida.

Incluso no basta con tener cuentas y tarjetas separadas. Lo más importante es que las operaciones que se efectúen con esos productos financieros correspondan en exclusiva a necesidades reales de la empresa. Solo así se podrá estar más prevenido ante una crisis. O, al menos, se evitará que la quiebra de la empresa arruine nuestras propias finanzas.

Contrate un seguro

Prevenir es mejor que curar. Y para responder a esta máxima es imprescindible que el escaso número de emprendedores que protege su inversión a través de la compra de un seguro aumente. Todas las firmas aseguradoras cuentan con infinidad de pólizas que le cubren ante cualquier instancia y, también, reflejan la vigencia y las limitaciones de lo contratado. Por tanto, deje de pensar que sacar un seguro significa un gasto.

Muy al contrario, se trata de una buena inversión que puede salvar el futuro de su negocio en caso de siniestros de cualquier tipo.

Compare

Nunca hay que conformarse con la primera opción. Para evitar riesgos financieros de más es imprescindible que usted compare siempre todas las opciones existentes antes de afrontar un gasto. Esta máxima es imprescindible en el momento de elegir un proveedor, pero también sirve para cualquier otra acción empresarial.

A la hora de comparar también debe tener en cuenta que el precio no es la única variable a considerar. La calidad, la seriedad, la prontitud y las condiciones de entrega también deben tenerse en cuenta, ya que todo ello influye para la estabilidad financiera.

Nunca gastar de más

La pasada crisis también es un perfecto ejemplo de cómo miles de empresas cometieron el error de gastar por encima de sus posibilidades. Solo hay que fijarse en las constructoras que hasta se atrevían a comprar bancos, o a crecer a través de deuda, ya que la evolución futura de su negocio parecía ser más que suficiente para satisfacer el pasivo.

El problema es que la crisis derrumbó todas esas perspectivas de ingresos y mostró las verdades de unas empresas que eran incapaces de saldar cuentas con sus acreedores. Casos como los de Fadesa, Sacyr o Nozar son fiel reflejo de una situación que conviene evitar a toda costa. De ahí que nunca haya que endeudarse por encima de la capacidad de pago, así las finanzas de la firma serán capaces de responder a cualquier préstamo que se solicite.

Pero lo anterior solo se puede conseguir si los gastos nunca superan a los ingresos, ya que lo contrario nos conduce al abismo. Lo mejor es que el equilibrio entre ambas partidas exista desde el momento de puesta en marcha del negocio. Solo así se podrá crecer sin acumular deuda y, por lo tanto, se obtendrá una independencia financiera, que es un salvavidas fundamental en casos de recesión económica.

A la hora de cuadrar las cifras tampoco se puede olvidar que son los pequeños gastos (agua, internet, luz, alquiler…) los que muchas veces nos impiden alcanzar la ortodoxia contable.

Cuente con un fondo de reserva

Piense en el capital que necesita tener disponible para asegurar el funcionamiento del negocio durante un mes. Multiplique esa cantidad por tres o cuatro y meta ese dinero en una cuenta que no tocará salvo en caso de extrema necesidad. Disponer de un fondo de reserva también reduce el riesgo financiero por lo que siempre que sea posible cuente con ese extra para superar los malos momentos económicos.

ley_autonomos

Claves de la nueva ley de autónomos

La Ley sale a la luz

El ruido mediático del conflicto secesionista casi ha camuflado la aprobación de una de las Leyes más esperadas. Tras casi un año en barbecho, por fin, el Senado ha ratificado la Ley de Reformas Urgentes del Trabajo Autónomo, con lo que su puesta en marcha ya solo está pendiente de su publicación en el Boletín Oficial del Estado.

La reforma trae cambios de calado para quienes ejercen como autónomos pero, por si la espera no hubiera sido suficiente, la implementación de las más importantes tendrá que esperar hasta enero de 2018.

Así ocurrirá con…

  • La famosa tarifa plana de 50 euros para nuevos autónomos. Hasta ahora solo se aplica durante los primeros seis meses de actividad, a partir de enero de 2018 se amplía a un año. Además, podrán disfrutar de ella, por segunda vez, los emprendedores que hayan vuelto a emprender después pasados dos años desde el primer intento y no cinco como se exige actualmente.
  • Las bonificaciones de la tarifa plana se extienden hasta los 24 meses. Los seis siguientes a los doce de tarifa plana de 50 euros, se bonifica al 50% y los últimos seis al 30%.  Pero eso solo será operativo a partir de enero de 2018. En principio si el final de la tarifa plana se acaba antes de esa fecha el autónomo no tendrá derecho a estas nuevas bonificaciones.
  • También se hace operativa la posibilidad de que los autónomos paguen sus cotizaciones desde el día que se dan de alta en el Registro Especial de Trabajadores Autónomos y no, como ocurre ahora, por el mes completo en el que realizan esa gestión.
  • Incluso, se va a permitir darse de alta y de baja hasta tres veces en el mismo año.
  • No se ha conseguido implantar la demanda de las asociaciones de trabajadores autónomos que pedían que los empresarios por cuenta propia pagaran impuestos en base a sus ingresos reales. A cambio se flexibiliza la elección de bases de cotización y se permite cambiarla hasta cuatro veces el mismo año.
  • Con el objetivo de hacer más llevadera la gestión de tesorería de los trabajadores autónomos, el Gobierno ha rebajado a la mitad los cargos por retrasos en los pagos a la Seguridad Social. Del 20% actual al 10%, a partir de enero de 2018.
  • Otra de las grandes novedades de esta reforma está relacionada con una gran lucha de colectivo durante los últimos años: el tratamiento de los gastos deducibles. A partir de 2018, se permite la deducción de un 30% de los gastos de suministros, como el agua, la luz y telefonía, siempre que se trabaje desde casa.
  • Además, Hacienda cede también para tratar de igual un poco más el trato de los autónomos a la hora de reconocer los gastos de comida. Se podrán deducir 26,67 euros diarios en el IRPF por gasto en comida, una cantidad que asciende a 48 euros si el gasto se produce fuera de España.
  • A partir de 2018, también se mejora el trato a los emprendedores con discapacidades reconocidas.

Aplicación inmediata

Por su parte, serán de aplicación inmediata tras la publicación de la ley en el BOE otras reformas como:

  • La devolución automática del exceso de cotización de los trabajadores con pluriactividad, es decir los que trabajan como autónomos y por cuenta ajena, sin que tengan que solicitarla como ocurría hasta ahora.
  • Desde ahora, los autónomos podrán cobrar el 100% de la pensión y seguir trabajando si tienen al menos un trabajador a su cargo. Es decir, que la jubilación de un autónomo no tiene que significar obligatoriamente el cierre de un negocio como ocurría hasta ahora.
  • Las medidas destinadas a conciliación también son de aplicación inmediata. Así, las mujeres que reemprendan actividad hasta dos años después de haberla suspendido por maternidad, adopción, acogimiento, etc. podrán hacerlo con una tarifa plana de 50 euros.
  • Los padres y madres quedan exentos de pagar la cuota de autónomos durante el período que dure su baja.
  • Además, se ha aprobado con efectos inmediatos la exención del 100% de la cuota de autónomos durante un año para el cuidado de menores o dependientes.
  • En el ámbito familiar se ajustan algo más las relaciones laborales. Así, se bonifican al 100% las contingencias comunes durante un año para contratos como trabajadores por cuenta ajena a cónyuges, ascendientes, descendientes y demás parientes por consanguinidad o afinidad, hasta el segundo grado inclusive. Para poder acogerse a esta bonificación será necesario que el trabajador autónomo no hubiera extinguido contratos de trabajo y mantener el contrato al menos seis meses.
  • La cuota de los autónomos societarios ya no subirá automáticamente en función de lo que se eleve el salario mínimo interprofesional, sino que dependerá de lo que se determine en los presupuestos generales del Estado (PGE), después de negociarlo con las asociaciones de autónomos más importantes. El problema es que en este momento, la aprobación de esos PGE está suspendida por el Gobierno por lo que con la prórroga de los PGE de 2017 esta medida no puede ser puesta en marcha.
  • Otra de las reivindicaciones históricas es reconocida. Por fin, se acepta como accidente laboral el que tiene lugar entre la ida y de vuelta del autónomo a su puesto de trabajo cuando sea distinto a su domicilio

 

Otros detalles

Por último, con esta reforma se permite a los autónomos incorporarse al diálogo social y los reconocimientos que de ello se deriva de las negociaciones conjuntas.

En este sentido, las organizaciones de autónomos más importantes y representativas pasan a considerarse de “utilidad pública” y se abre un plazo de un año para que puedan incorporarse al Consejo Económico y Social y para la constitución del Consejo del Trabajo Autónomo.

Por su parte, la formación de los trabajadores autónomos pasa a ser una cuestión a valorar por los sindicatos en la misma línea que lo hacen con los asalariados. Por lo que los autónomos podrán acceder a formación en prevención de riesgos laborales, y a formación adaptada a sus necesidades, con el fin de mejorar su competitividad y consoliden su actividad empresarial.

En cualquier caso, este es solo el primer paso de lo que está por llegar. El pasado 27 de septiembre se inauguró en el Congreso de los Diputados, una comisión para la reforma del Régimen Especial del Trabajador Autónomo en la que está previsto que pasen los principales expertos en el mundo laboral para encauzar una propuesta que aborde el fondo del tratamiento que estos trabajadores tienen en la legislación española.

alianzas_exterior

Encuentra alianzas en el exterior con los informes internacionales

El plan de exportación

Cuando un empresario decide dar el salto internacional lo primero que debe hacer es diseñar un plan de exportación que le permita conocer la viabilidad de su empresa para acometer este proyecto y las actuaciones que debe desarrollar para alcanzar el éxito. Si la situación de su negocio es adecuada, o solventa las carencias que se detecten en el plan, llega el momento de centrarse en los mercados a los que se quiere expandir, ¿qué país le ofrece mejores oportunidades?, y en los recursos que necesita (en inversiones y equipo humano) para poder acceder a los mismos.

Muchas veces las pequeñas y medianas empresas, que constituyen la mayor parte del tejido empresarial español, se dan cuenta de que no disponen de los medios suficientes para poder afrontar este proceso. Un país diferente implica unas costumbres distintas, otras normativas, formas de hacer negocios desconocidas, algo que no guarda relación con los métodos de producción o el funcionamiento diario de estas empresas.

Pero, si el producto o servicio que ofrece es competitivo, estas dificultades propias de su tamaño pueden salvarse y los informes internacionales de empresas le serán de gran ayuda para hacerlo. Una forma de facilitar su acceso a un nuevo mercado es llegar de la mano de un socio local, que aporta todo el know-how sobre el país, sus usos y costumbres y el funcionamiento del sector, de los que carece el pequeño empresario.

El socio adecuado para cruzar fronteras

 De acuerdo con un estudio sobre la actividad internacional de las empresas españolas de INFORMA D&B la Unión Europea es el principal origen y destino de estas empresas, seguida por Asia. Buscar alianzas en los países en los que se quiere estar presente es sin duda una estrategia de éxito, siempre que seamos capaces de seleccionar un partner adecuado para llevar la empresa a buen término. Está claro que tiene que ser una unión rentable para ambos, pero tenemos que garantizar que lo sea para nuestra empresa y todo la información que podamos recabar es clave para ello.

Es por esto que consultar los informes internacionales de empresas permitirá a cualquier pyme manejar cantidad de datos de gran valor para poder decidir con quién le interesa asociarse, en qué términos y qué puede ofrecer para interesar a su futuro socio.

Qué información ofrecen los informes internacionales

 Tener acceso a la información de las empresas del país en el que el empresario está interesado en desembarcar de la mano de un socio local le permitirá analizar a los posibles candidatos para decantarse por el más adecuado. A través de los informes internacionales podrá conocer:

Perfil de la empresa

Datos como cuánto tiempo lleva en activo, su forma societaria legal, el capital social, la dimensión de su equipo, los ingresos y beneficios conseguidos en el último año o su patrimonio neto, por ejemplo. 

Datos de identificación de la compañía (directivos, estructura corporativa)

 Desde el nombre comercial, su dirección, teléfono, fax y código fiscal a la empresa matriz, subsidiarias, afiliadas o sucursales si las tuviera, para tener una visión de conjunto. También contiene información sobre las personas que ocupan los cargos directivos, el capital o los accionistas.

Información de pagos y evaluación de Riesgo

 Además tendrá acceso a las últimas experiencias de pago de esta compañía conociendo su comportamiento medio de pagos, los días de retraso con los que acostumbra a pagar  y un rating valorando el riesgo de la compañía, lo que le ofrecerá una garantía sobre su solvencia.

Historial y Actividades

Ampliando la información sobre la fundación, explicando la trayectoria y actividades que desarrolla y en qué zonas, y, si tiene actividad exterior, el porcentaje que supone para la empresa.

Datos económicos

Tener una comparativa financiera de los tres últimos ejercicios, además de la relación de propiedades inmobiliarias que posee: sus locales, sucursales y otras propiedades. Incluso se puede identificar las entidades bancarias con las que trabaja la empresa.

Otra información de interés

 Como el activo líquido, las existencias, el activo circulante, los acreedores a corto plazo, el total inmovilizado, el total activo, el beneficio, el patrimonio neto, las ventas netas.

Y ratios financieros: Rentabilidad (ROS y ROE), Ratio de Liquidez, Índice de Solvencia Técnica, Pasivo Circulante/Patrimonio Neto, Rotación de existencias.

facilita_rgpd

Una herramienta para cumplir con la nueva protección de datos

La Agencia Española de Protección de Datos ha puesto a disposición de las pymes, micropymes y autónomos que trabajen con datos personales de escaso riesgo la web Facilita RGPD, a través de la cual podrán obtener de forma sencilla la documentación necesaria para cumplir con la nueva normativa europea.

La Agencia Española de Protección de Datos (AEPD) ha presentado en los últimos días una nueva herramienta llamada Facilita RGPD. Se trata de un sitio web desde el que se ayudará a cumplir el nuevo Reglamento General de Protección de Datos (RGPD) a aquellas pymes y autónomos que trabajen con datos personales de escaso riesgo.

Desde la página, todo aquel empresario interesado tendrá que realizar un cuestionario online cuya duración ronda los 20 minutos. A través de éste podrá constatarse, para empezar, que los datos con los que se trata son de bajo riesgo. Pero también conocer y obtener los documentos mínimos indispensables para cumplir con el RGPD.

En él habrá que introducir información sobre la empresa: nombre, dirección, CIF, teléfono, etc. Y también sobre los tratamientos que realiza: clientes, empleados, curriculums de candidatos, etc. Una información que posteriormente se eliminará sin quedar registro de ella para que el test sea completamente anónimo.

Con todos los datos aportados, el programa generará prácticamente completada la documentación exigida para cumplir con la norma: el registro de actividades de tratamiento; la cláusula informativa; las cláusulas que deberían incluirse si la empresa contrata a un externo para la gestión de estos trámites; y un anexo con las medidas de seguridad mínimas. Un ‘papeleo’ esencial que no implica el cumplimiento automático del reglamento.

La norma en cuestión ha sido aprobada por el Parlamento Europeo y el Consejo Europeo y entró en vigor el 25 de mayo de 2016, aunque su cumplimiento obligatorio arrancará oficialmente el 25 de mayo de 2018. Tiene la aspiración de unificar los regímenes existentes sobre la materia de todos los Estados Miembros.

DIFERENCIAS CON LA LOPD

El actual reglamento, la Ley Orgánica de Protección de Datos, seguirá vigente hasta entonces, aunque las empresas tendrán que irse amoldando a las novedades que introduce el RGDP.

Por ejemplo, entra en juego el principio de responsabilidad (Accountability). Es decir, habrá que implementar mecanismos que permitan acreditar que se han adoptando todas las medidas necesarias para tratar los datos personales como exige la norma. Lo que implica que las organizaciones estarán obligadas a desarrollar políticas, procedimientos, controles, etc.

También aparecen los principios de protección de datos por defecto y desde el diseño. O lo que es lo mismo: habrá que adoptar medidas que garanticen el cumplimiento de la norma desde el mismo momento en que se diseñe una empresa, producto, servicio o actividad que implique tratamiento de dato, como regla y desde el origen.

Será en ese momento cuando la compañía deberá tener en cuenta el principio de transparencia: los avisos legales y políticas de privacidad deberán ser más simples e inteligibles, además de más completos. Incluso se prevé que, con el fin de informar sobre el tratamiento de los datos, puedan utilizarse iconos normalizados.

POTENCIALES USUARIOS

Desde la AEPD se asegura que su registro supera ya los 4,6 millones de ficheros de titularidad privada inscritos. El 75% de ellos hacen referencia a tratamientos de bajo riesgo, es decir, nombres de clientes, de proveedores, nóminas, etc., entre otros aspectos. El 90% de sus responsables son pymes, potenciales usuarias de Facilita RGPD.

El propósito final de la Agencia es conseguir que la pequeña y mediana empresa cumpla con la norma sin que ello se convierta en una dificultad más en su día a día. De esta manera, la herramienta en cuestión se convierte también en punto de apoyo para que el pequeño empresario pueda conocer de forma sencilla las implicaciones y los cambios que supone esta nueva legislación.

Nuestro país es el único Estado europeo que ha puesto una aplicación de este tipo a disposición del público por lo que, en la próxima reunión del grupo de trabajo de esta materia  la AEPD ofrecerá este sistema al resto. Por otra parte, para aquellas pymes que manejan datos de mayor sensibilidad, la AEPD está desarrollando diferentes materiales que todavía no están a disposición general.

moroso

Buenas prácticas para evitar caer en un registro de morosidad

Atención máxima

Como empresario/a, dedicas un gran esfuerzo y una parte importante de tu tiempo a cuidar cada detalle para que no se cometan errores y que las jornadas se desarrollen sin sobresaltos. Lo haces porque te interesa que tu negocio marche bien, sin problemas, que tu marca se gane una buena reputación y que todos tus clientes estén satisfechos. Es fácil decirlo, pero también sabes que son muchos los cabos que hay que atar para que todo salga perfecto.

Pagos al momento

En este sentido, uno de los aspectos que más debes mimar es el flujo de cobros y pagos. Y es que tan importante es recibir un cobro a tiempo como cumplir de forma religiosa con tus pagos. De hecho, no pagar en el momento acordado tirará por tierra todos tus esfuerzos y manchará tu buena imagen con la palabra “moroso”, algo de lo que difícilmente se recupera una entidad o profesional. Nadie quiere hacer negocios con un mal pagador: no transmite confianza.

Además, si contraes una deuda impagada con un tercero, es posible que te meta en alguno de los principales ficheros de impagos. Es su forma de avisar a los demás, de prevenirles de ti.

Las listas de la morosidad

Son listas que el resto de empresas bancarias, aseguradoras o proveedoras de servicios consultarán y por las que descubrirán si eres un buen o un mal pagador. De este modo, estar presente en un registro de morosidad es, sin duda alguna, un problema grave de reputación: los demás no se fiarán de ti y muchos no querrán hacer negocios contigo.

Por eso, caer en una lista de morosos como las de ASNEF (Asociación Nacional de Entidades de Financiación), RAI (Registro de Aceptaciones Impagadas) o Badexcug (el fichero de Experian Bureau de Crédito) afectará directamente a la línea de flotación de tu empresa.

Como ves, es importante tomarse los registros de morosidad en serio y evitar a toda costa caer en uno de ellos. Para ello, como dice el refrán, es mejor prevenir que curar.

Las claves para no caer en un registro de morosidad

En la siguiente infografía te mostramos algunas buenas prácticas para no caer en un registro de morosidad, incluso si tienes dificultades para pagar:

Registro_Morosidad

acuerdos_extrajudiciales

Acuerdos de pago extrajudiciales para evitar el concurso de acreedores

Los profesionales del sector jurídico aseguran que la normativa española fomenta poco o nada los llamados acuerdos de pago extrajudiciales, muy útiles para evitar llegar al concurso de acreedores, un proceso lento y farragoso que sobrecarga el trabajo de los juzgados y amplía los tiempos de cobro.

 

Los acuerdos de pago extrajudiciales

Entre las distintas formas que se vislumbran para escapar de un concurso de acreedores están los acuerdos de pago extrajudiciales. Estos permiten a los deudores como personas naturales o a personas jurídicas de pequeña dimensión alcanzar alianzas con los demandantes, con el fin de evitar que se solicite el temido concurso. A su vez, permite a las personas naturales implicadas en el proceso pedir la liberación de sus deudas una vez liquidados sus bienes.

Sin embargo, es una práctica que tiene poco éxito en nuestro país, según indicó recientemente el notario Pablo Gutiérrez-Alviz en la conferencia Mediación concursal y acuerdo extrajudicial de pago, dentro de los Cursos de Verano de la Universidad Pablo de Olavide (Sevilla). El motivo: los acreedores no parecen dispuestos a condonar una parte de la deuda a pesar de que, según el ponente, la mayoría de procesos judiciales terminan recibiendo la misma cantidad que hubieran conseguido de la otra manera.

En general, los especialistas en la materia creen que la regulación no fomenta lo suficiente los acuerdos de pago extrajudiciales. Y también que deberían ponerse en marcha nuevas medidas que los potenciasen para evitar el proceso judicial. De esta manera se reduciría la carga de trabajo de los juzgados y se reducirían los tiempos de cobro.

Procedimiento para ponerlo en marcha

Según la Guía de actuación de la empresa ante la insolvencia, editada por la Confederación Española de Organizaciones Empresariales (CEOE) y el Consejo General de Economistas (CGE), la posibilidad de solicitar dichos acuerdos está restringida a los deudores insolventes personas naturales cuyo pasivo no exceda de los cinco millones de euros.

También pueden acogerse a este sistema las personas jurídicas que, en caso de ser declaradas en concurso, el mismo no hubiere de revestir especial complejidad en los términos previstos en el artículo 190 de la Ley Concursal (activo menor de 5 millones de euros, pasivo que no supere esta cuantía y menos de 50 acreedores). Éstas deben disponer de activos suficientes para satisfacer los gastos propios del acuerdo.

Para solicitar un acuerdo de pago extrajudicial es necesario informar al Ministerio de Justicia vía formulario sobre los bienes, ingresos y gastos regulares previstos, la lista de los acreedores, el detalle de los contratos y un balance. Se deben incluir diversos certificados: de antecedentes penales; de las últimas rentas en caso de que el solicitante sea persona física; de las entidades financieras relativos a las cuentas corrientes, depósitos o bienes de capital mobiliario; de dominios y cargas del Registro de la Propiedad y, si es titular de bienes inmuebles, las correspondientes escrituras.

Esta documentación deberá tramitarse a través del Registro Mercantil o la Cámara de Comercio que haya asumido las labores de mediación entre el deudor y los acreedores. También puede hacerse vía notario, aunque esta opción sólo es válida para personas físicas no empresarias. Aunque no es obligatorio, se recomienda contar con los servicios de un abogado.

A los dos meses después de la aceptación del cargo de mediador concursal, como máximo, tendrá lugar la reunión en la que se deberá debatir sobre el acuerdo a alcanzar. Éste podrá incluir quitas y aplazamientos de pago hasta los diez años, y se aprobará o rechazará por una mayoría del 60% o el 75% del pasivo afectado por el acuerdo (quedan excluidos los créditos de derecho público).

Si se llega a un consenso, las medidas pactadas se elevan a escritura pública. Si no hubiese convenio, o si no se cumpliese, el mediador concursal solicitará al juez la declaración de un concurso llamado consecutivo. En él se procederá a liquidar los bienes para pagar las deudas hasta donde alcancen.

Consulta un registro de morosidad y reduce el riesgo

¿Te conviene firmar? El registro de morosidad y otras fuentes que pueden ayudarte a decidir

Formalizar acuerdos comerciales con clientes, socios y proveedores tiene siempre un componente de incertidumbre, pues es complicado asegurarse de que la relación será idílica bajo toda circunstancia. Sin embargo, recurrir a información de empresas puede ayudarte. Una de sus modalidades son los listados de morosos.

Y es que aparecer en un registro de morosidad conlleva un alto riesgo de que se reduzcan tus posibilidades de hacer negocio, por no hablar de que si eres tú el que finalmente formalizas con un moroso, podría afectar a tu solvencia si no te paga, llegando incluso a adeudar tú ciertas cantidades a tus propios proveedores y perjudicando negativamente a tu reputación como profesional o sociedad.

Por ello, es importante que, antes de cerrar un acuerdo, verifiques si tu nuevo cliente, proveedor o socio aparece en un listado de morosos. Para ello, has de conocer primero los ficheros más consultados en España a la hora de verificar la solvencia comercial de una persona física o jurídica, esto es: el Registro de Aceptaciones Impagadas o RAI, ASNEF -actualizado por la Asociación Nacional de Entidades de Financiación- y Experian Bureau Empresarial.

¿Qué información recoge cada registro de morosidad?

Todos los listados de morosos tienen como finalidad recoger los datos de la persona o sociedad que posee efectos impagados, pero en este caso, cada una de las analizadas tiene sus particularidades. Por esta razón, dependiendo del tipo de acuerdo o cliente -entre otros factores a considerar- uno u otro registro tendrá la respuesta a todos tus interrogantes. Te los presentamos:

RAI

El Registro de Aceptaciones Impagadas o RAI es el fichero más consultado de España. En él se recoge el detalle de los efectos exigibles impagados superiores a 300€ y pendientes de pago desde hace más de 90 días.

El RAI contiene, entre otros datos, información referente a la entidad que ha incluido a un deudor en el registro, la fecha de inclusión o quién ha consultado los datos de una empresa en concreto. Consultar este registro de morosidad será de gran utilidad para corroborar si tu futuro socio, proveedor o cliente tiene un comportamiento de pago adecuado.

ASNEF Empresas

Entidades financieras, empresas de suministro u operadores de telefonía, por poner algunos ejemplos, utilizan el fichero ASNEF para verificar la solvencia financiera de cualquier persona física o jurídica antes de concederle un crédito o proporcionarle un servicio.

Se trata de un registro de morosidad en el que se recogen aquellas obligaciones pendientes de pago con independencia de su cuantía y exigibilidad, información que actualizan constantemente las empresas que forman parte de la Asociación Nacional de Entidades de Financiación, generalmente, entidades financieras y empresas de servicios.

El Experian Bureau Empresarial

Otro de los más consultados e importantes registros de morosidad, en este caso bancaria y multisectorial, es el fichero de Experian Bureau Empresarial, que recoge actualmente más de 65.000 millones de euros de deuda proveniente de más de 500.000 personas físicas y jurídicas deudoras en todo el país.

En cuanto a los datos exactos que ofrece, es posible acceder a la relación de impagos con su procedencia, el tipo de acreedor, el producto causante del impago, el importe de las operaciones o el estado actual del pago, entre otros.

Otros informes útiles para analizar el comportamiento de pagos

Además de verificar que tu futuro socio, cliente o proveedor, no es deudor, conviene que revises su comportamiento de pagos, así como sus principales ratios financieros. También puede ayudarte a contextualizar su situación conocer con qué empresas ha colaborado previamente o colabora, su estructura organizativa y sus apariciones en medios de comunicación. Estas son otras fuentes que pueden echarte una mano a tomar una decisión al respecto:

El informe de empresas

Los informes de empresas posibilitan el acceso a toda la información de la entidad en una misma fuente, con datos sobre su forma organizativa jurídica y corporativa, la evolución de sus principales ratios financieros o si aparece en los registros de morosidad.

Informe ejecutivo

El informe ejecutivo complementa al informe de empresas aportando además datos sobre los administradores de la sociedad, documentación con la que podrás conocer las vinculaciones profesionales con autónomos y empresas.

Informe de Riesgo

Por último, cabe destacar la información que proporcionan los informes de riesgo, pensados para facilitar la toma de decisiones estratégicas, al incluir en un mismo reporte la información empresarial, financiera y tributaria de la compañía, junto con una auditoría de los últimos balances de la empresa y la distribución de los beneficios dentro de la misma.

cif

¿Necesitas información de una empresa? El CIF tiene más de la que crees

EL CIF

El CIF es un número único que identifica a las personas jurídicas residentes en España. Se trata de un sistema utilizado hasta el año 2008, por lo que muchas entidades lo conservan como identificación para todos sus requerimientos y operaciones. A partir de esa fecha, fue el NIF el que comenzó a utilizarse con la misma función, en lugar del Código de identificación Fiscal.

Por su parte, hasta ese momento el NIF o Número de Identificación Fiscal se usaba para designar a las personas físicas registradas como trabajadores y empresarios en España. Actualmente, este número refleja datos como, por ejemplo, si es una sociedad civil o mercantil, si su procedencia es nacional o extranjera, o si está compuesta por una unión temporal de empresas.

Mucho más que un código

Aunque no es una fuente de información comúnmente nombrada como tal, debes saber que el CIF de una empresa puede proveerte de muchos datos sobre una entidad, de forma que si tienes dudas sobre la conveniencia o no de hacer negocios con una compañía, éste puede ayudarte más de lo que a priori podría pensarse. Y es que conocer el Código de Identificación Fiscal o CIF de una empresa te permitirá acceder a relevante información mercantil y financiera.

Porque no hay duda de que antes de establecer algún acuerdo con un nuevo cliente, proveedor o colaborador, conviene informarse pormenorizadamente. Por ejemplo, a través de buscadores de empresas en los que consultar la información de las distintas compañías es muy sencillo siempre y cuando conozcamos el CIF de la entidad.

¿Qué información se puede obtener con el CIF de una empresa?

Una vez en disposición del CIF de esa empresa sobre la que estés interesado en obtener información, descubrirás, entre otras cosas, las líneas de negocio y marcas que lo forman, sus datos mercantiles -razón social, denominación y fecha de alta en el registro-, estructura jerárquica, administradores, accionistas y trabajadores que la integran.

¿Y para qué te puede servir esa información? Muy sencillo: conociendo por ejemplo la estructura organizativa de la entidad, estarás informado sobre su modus operandi y filosofía de trabajo. Y es que con el CIF de la compañía obtendrás los datos de los accionistas, socios y administradores, consiguiendo una foto completa de los profesionales que forman parte y cómo se distribuyen las responsabilidades y, por ende, la toma de decisiones.

Igualmente, con datos mercantiles como la fecha de alta en el registro, podrás establecer un punto de inicio para el estudio de su crecimiento y evolución en estos años. Por otro lado, con información sobre sus accionistas descubrirás cómo está distribuida la propiedad de la misma y con quién puedes contactar en función de su peso accionarial.

Asimismo, el CIF te da acceso a las posibles vinculaciones o participaciones, de manera que recibas más pistas sobre potenciales conexiones entre empresas y marcas, dentro de un mismo sector o en distintos ámbitos de actividad.

Todo es importante

Otros datos a los que podrás acceder mediante el CIF son, entre otros, los antiguos administradores de la empresa o, por ejemplo, las últimas apariciones en prensa o medios de comunicación de la compañía. No olvides que, hoy en día, con la generalización del uso de Internet, la reputación o imagen de marca es básica, por lo que si vas a hacer negocios o a vincular tu nombre con otra entidad, asegurarte de que no hay ninguna polémica reciente que haya podido manchar a la entidad es esencial.

En definitiva, se suele decir que la información es poder, por lo que cuanto mayor cantidad de la misma esté en tu mano, mayores probabilidades de éxito tendrás a la hora de tomar una decisión de carácter empresarial.

acuerdos_refinanciacion

Europa empuja a mejorar la regulación de los acuerdos de refinanciación

Recientemente ha empezado a funcionar el reglamento europeo sobre procedimientos de insolvencia. Sin embargo, España todavía no tiene en marcha todas las exigencias de la UE, entre las que está la mejora de la regulación de los acuerdos de refinanciación para empresas viables con dificultades financieras.

Cambios legales

En los últimos días ha entrado en vigor el Reglamento de la UE 2015/848 sobre procedimientos de insolvencia, una normativa para la que España todavía está en proceso de adaptación. En la máxima brevedad posible, las leyes de nuestro país han de asumir los cambios que desde Europa fueron marcados en 2015. De hecho, en estos momentos, el Ministerio de Justicia tiene en proceso de aprobación un nuevo texto refundido de la Ley Concursal que tiene como objetivo ponerse al día con las exigencias de Europa.

Las medidas

Entre las medidas que adopte la normativa española han de añadirse herramientas útiles para facilitar la tarea de los tribunales de los Estados miembros y evitar determinadas prácticas como el llamado forum shopping o foro de conveniencia. Este término hace referencia a las opciones que un demandante tiene al acogerse a la jurisdicción de un país que pueda emitir una sentencia más favorable a sus intereses.

También para resolver con mayor éxito la insolvencia de empresas viables con dificultades de financiación, a través de la regulación de los acuerdos de refinanciación. Hasta la fecha, éstos estaban amparados por el artículo 71 bis de la Ley Concursal, referido a los acuerdos no rescindibles. Como explica la Guía de Actuación de la Empresa ante la Insolvencia, elaborada por la Confederación Española de Organizaciones Empresariales (CEOE) y el Consejo General de Economistas, para que no sean rescindibles se exige que impliquen una ampliación significativa del crédito disponible o la modificación o extinción de obligaciones, siempre que respondan a un plan de viabilidad que permita la continuidad de la actividad económica en el corto y medio plazo.

Condiciones de aprobación

El acuerdo debe ser aprobado por un mínimo del 60% del pasivo, debe emitirse certificación del auditor de la compañía o, en su ausencia, del que nombre el registrador mercantil, sobre dicha suficiencia de pasivo y debe ser formalizado en instrumento público.

Tampoco son rescindibles aquellos acuerdos que, no reuniendo estas condiciones, cumplan una serie de condiciones financieras también formalizadas en instrumento público. El deudor y los acreedores podrán solicitar el nombramiento de experto independiente para que informe sobre el carácter razonable y realizable del plan de viabilidad, sobre la proporcionalidad de las garantías conforme a las condiciones normales de mercado. Si no se cumplen éstas, se podrá solicitar por parte de la administración concursal la rescisión de los acuerdos.

Otras opciones

Estos también pueden verse amparados en la disposición adicional 4ª de la Ley Concursal. Se trata de acuerdos suscritos por acreedores que representen al menos el  51% de los pasivos financieros y que reúnan las condiciones anteriormente descritas. Todas excepto las referidas a las mayorías de pasivo, que son sustituidas por el 51% de acreedores de pasivos financieros. Según la guía de CEOE, su homologación judicial impide que los acuerdos aderezados con estas características puedan ser rescindidos.

Quedan excluidos de esta modalidad los acreedores por operaciones comerciales, los laborales y los de derecho público. Sin embargo, los efectos de estos acuerdos pueden extenderse a los acreedores de pasivos financieros que no los hayan suscrito de inicio y cuyos créditos no tengan garantía real.

Condiciones especiales

Pueden generarse condiciones especiales si el acuerdo es suscrito por acreedores que representen el 60% del pasivo financiero, extendiendo las esperas de hasta cinco años, así como la conversión de deuda en préstamos participativos durante el mismo plazo. En el caso de que sea suscrito por, al menos, el 75% del pasivo, con esperas de cinco a diez años, quitas y conversión de deuda en acciones o participaciones, los acreedores disconformes tendrán la opción de sustituir la capitalización de su deuda por una quita equivalente al importe del nominal de los títulos que les correspondería suscribir o asumir y, en su caso, de la correspondiente prima de emisión o asunción.