4 July 2011 0 Comments

Ya estamos preparados para exportar… ¿lo está la pagina web de nuestra Pyme?

web-exportar¿Está la página web de nuestra Pyme preparada para dar el salto a la exportación? No es la primera vez que en este blog tratamos la importancia de la web en el negocio exportador. El proceso de internacionalización de las Pymes también debe reflejarse en la evolución de nuestra página web, que tendrá que dar una respuesta adecuada a cada mercado o nicho de mercado en el que queremos introducirnos, máxime si, además de márketing por internet, queremos también realizar comercio electrónico (vender a través de nuestra web).

Si nos decidimos a actuar en estas últimas, veremos que el asesor en tecnologías de la información y de la comunicación (TIC) nos introduce en un concepto que se popularizó en los años ochenta en las páginas dirigidas al mercado internacional: glocal o glocalización. Se trata de:

  • Pensar de forma global
  • Actuar de manera local

Si algo hemos aprendido a la hora de proteger nuestra marca y de entablar las primeras relaciones comerciales con el exterior es que cada mercado es diferente. Nuestra página web, al igual que las acciones comerciales y publicitarias, tendrá que adecuarse a las peculiaridades de cada mercado, según los distintos niveles de actuación:

  • Cultura, gustos y costumbres de los compradores o importadores
  • Normativas y regulaciones legales
  • Nivel de precios

Internet se ha convertido en un instrumento de indudable eficacia a la hora de presentar nuestra empresa y nuestros productos o servicios en los diferentes mercados, ferias internacionales, concursos públicos… Nos permite adaptar la imagen de nuestra Pyme exportadora al entorno de los diferentes mercados de destino.

Los expertos en TICs aconsejan a las empresas en proceso de internacionalización no abordar los diferentes países con la misma página web. En la medida de lo posible, nuestra presencia en Internet debe realizarse mediante versiones diferentes según las particularidades del “cliente-comprador”: culturales, idiomáticas, sociales, etc. Hoy existen herramientas para abordar la imagen internacional de nuestra web que son de gran ayuda al departamento de exportación.

Internacionalización vs. Localización

El paso inicial en la internacionalización de nuestra página web es la creación de las diferentes plantillas (template, en inglés) que serán utilizadas, posteriormente, para personalizar las páginas de las versiones adaptadas a los distintos mercados. Es este proceso de adaptación lo que entendemos por localización. A la hora de buscar la máxima eficacia de nuestra página web internacional tenemos que determinar el perfil de localización de nuestro cliente. Así por ejemplo, no basta con indicar en qué idioma que quiere el internauta explorar nuestra página web.

Los expertos sugieren que combinemos el idioma con las peculiaridades del país de destino, como por ejemplo: francés-Canadá, francés-Suiza, español-Argentina, español- España, etc. En el mercado, los expertos en localización no faltan. Se pueden encontrar compañías de servicios y profesionales del sector. Muchos, incluso están presentes en redes profesionales como Linkedin, una vez que desapareciese la Localization Industry Standards Association (LISA) el pasado abril. Aún así son numerosos los trabajos y documentos en Internet, que hoy en día, tratan el tema de la localización y la exportación.

Una estrategia similar debemos tener en las redes sociales, creando, por ejemplo, cuentas que presenten nuestra Pyme en los diferentes mercados de origen en los que queremos actuar según sus propios estándares culturales. ¿Quién se resiste al f-commerce y desprecia los 500 millones de usuarios de Facebook?. Las diferencias culturales entre los diferentes mercados se pueden consultar con la herramienta “CultureGPS”, una aplicación para iPhone. Las herramientas de posicionamiento en buscadores locales vienen de la mano de Google: Global Market Finder.

¿Qué mercados deben contar con una web localizada?

Principalmente, serán los mercados exteriores que hemos señalado en nuestro plan de marketing internacional como objetivos los candidatos probables a contar con una web “glocalmente” adaptada:

  • Porque ya exportamos en ese territorio
  • Porque hemos realizado iniciado ya las campañas de exportación

Los expertos clasifican el nivel de localización de las páginas web de las empresas con actividad exportadora de menor a mayor:

§  Páginas estándar: Sus contenidos son únicos para el mercado doméstico y el internacional. No se realiza ninguna inversión en internacionalización o localización.

  1. Páginas semilocalizadas: Contienen información sobre la red (oficinas o filiales) en el extranjero.
  2. Páginas localizadas: Ofrecen contenidos específicos traducidos a los idiomas elegidos por el departamento de internacionalización
  3. Páginas altamente localizadas: La inversión en localización lleva a construir sitios web donde los diferentes contenidos, traducidos a cada mercado, se agrupan en url´s específicas para cada país extranjero e incluyen la información adaptada en términos de horario, fechas, códigos postales.
  4. Páginas culturalmente adaptadas: El diseño de las páginas tiene en cuenta los elementos culturales de cada mercado. El objetivo es presentarnos ante nuestro posible cliente como una empresa que tiene asumida en su organización la cultura empresarial de su país.

Leave a Reply