comercio_exterior

La exportación y el comercio electrónico, una salida para el sector de la construcción

No hay obras. No hay ofertas de trabajo. Todo está muerto. Esto es una ruina. Estas son las frases más habituales que se pueden escuchar en cualquier conversación entre empresarios o profesionales de las pymes del sector de la construcción. No ocurre lo mismo en las grandes empresas. Quizá por su experiencia, su formación o su músculo financiero, lo cierto es que las grandes empresas del sector han tardado mucho menos en cambiar su foco de interés para rastrear un mundo, más allá de las fronteras españolas, donde construcción no es sinónimo de crisis o catástrofe económica.

Entidades como la patronal española de la Ingeniería, Tecniberia, y la Asociación Nacional de Fabricantes de Bienes de Equipo, Sercobe, han unido fuerzas para animar a las empresas españolas a que inicien proyectos industriales en Latinoamérica y aumenten sus exportaciones a la región. En estos momentos, allí existe una gran variedad de proyectos latinoamericanos en fase de licitación, donde van a participar empresas asociadas a sendas patronales. La experiencia y el saber hacer de las empresas de construcción españolas es muy admirado en todo el mundo y grandes infraestructuras como el tren de alta velocidad, carreteras como la M12 al aeropuerto de Madrid o la misma Terminal 4 del aeródromo están sirviendo de ejemplo para muchos constructores fuera de España.

Presentarse a concursos de la mano de patronales o de forma independiente es una vía de internacionalización a explorar, pero no la única. Empresas más pequeñas y con un músculo financiero menor pueden valorar la exportación por la vía de Internet. El denominado comercio electrónico tiene más vías que la música, los libros y la ropa. Según un estudio elaborado por la plataforma de comercio electrónico Solostocks.com, los productos de construcción que se venden por internet tienen uno de los ratios de interés más altos. Por cada anuncio relacionado con la venta de un producto de este sector el vendedor recibe una media de cuatro mensajes de compradores interesados, frente a un contacto por cada cuatro productos ofertados de media en el comercio electrónico.

En esta plataforma, presente en 12 países y que comercializa productos de más de 34 sectores diferentes, aseguran que el de la construcción se ha convertido en el quinto sector más activo tras Alimentación, Equipamiento industrial, Salud y belleza y Logística y empaquetado. Y como en el mundo off line, el dinamismo de la construcción en Latinoamérica también tiene su reflejo en el comercio electrónico. Brasil, México y Colombia encabezan el ranking de actividad en esta plataforma.

Por productos los que generan más interés son paneles aislantes, vigas y tejas, azulejos, revestimientos y otros materiales de acabado y también generan mucho interés la maquinaria de construcción (grúas o bulldozers,etc), como se puede observar en este gráfico.

Esto, en la práctica, significa que las pymes españolas que se dedicaban a estas actividades durante la época del boom de la construcción pueden hacer algo más que lamentarse esperando a que vuelvan tiempos mejores. Es el momento de apostar por un canal de comercialización (internet) que por desconocimiento no tiene porque ser denostado. Una buena planificación y unas nociones técnicas básicas, algunas de las cuales se explicaron en este blog en anteriores entradas, puede convertirse en el motor de arranque que necesita su negocio.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *