personas sentadas reunidas en una mesa

Una estrategia de crecimiento exitosa para 2018

Empresas de pequeño tamaño

La falta de tamaño de las compañías nacionales es uno de los motivos que más se ha esgrimido como principal problema del tejido empresarial español. Especialmente si se está pensando en competir en otros países. Según los datos del INE, a 1 de enero de 2017, el 55,5% de las empresas no tenían ningún asalariado y un 27,2% empleaban sólo a una o dos personas. Es decir, más del 80% de las empresas españolas tienen un tamaño mínimo.

Es por eso que conocer las estrategias de crecimiento de las empresas se vuelve tarea fundamental. Éstas, además, tienen que estar asentada en sólidos cimientos para que puedan desarrollarse según los planes y alcanzar el éxito.

Ampliar el tamaño

Si, con la llegada del nuevo año, usted se está planteando ampliar el negocio, sepa que dos son las alternativas principales: crecer por su cuenta, de forma independiente, lo que se conoce como crecimiento orgánico, o hacerlo acompañada, vía fusiones y/o adquisiciones, lo que se conoce como crecimiento corporativo. Tomar un camino u otro requerirá realizar un análisis en profundidad de los medios disponibles en la propia empresa y de la situación del mercado, maduro o no, algo para lo que toda la información sobre empresas que se pueda obtener será de gran ayuda. También habrá que considerar la cultura corporativa, ya que las compras o alianzas implican una mayor apertura a influencias externas. Vamos con las opciones:

  1. Ampliar la capacidad de la empresa

El plan para expandir un negocio lleva aparejados riesgos, por lo que es necesario definir adecuadamente los pasos a seguir para ser capaces de afrontarlos y evitar, entre otras cosas, un aumento excesivo del endeudamiento de la compañía que ponga en peligro su permanencia en el largo plazo. Cuanta más información empresarial se consulte durante la etapa de preparación de este proceso, más fácil será evitar estos riesgos, algo que se puede hacer de forma rápida y sencilla a través de sitios web como eInforma, garantizando además la fiabilidad de los datos que se obtienen.

Para crecer será necesario:

  • Conseguir nuevos clientes, lo que requerirá aumentar la capacidad de producción/venta de productos y servicios para poder atenderlos.
  • Probablemente habrá que incrementar el equipo de la compañía, o recurrir a nuevos proveedores que sostengan la nueva demanda.
  • También es aconsejable invertir en I+D, lo que posibilitará desarrollar nuevos productos que mejoren los de la competencia para captar más clientes.
  • La digitalización del negocio puede impulsar la expansión. Adaptarse a las nuevas tecnologías incrementará la capacidad de producción y facilitará el acceso a nuevos clientes a través de Internet. Una plataforma de venta online o campañas de publicidad en las diferentes redes sociales pueden suponer un salto exponencial en las ventas de una compañía.
Informarse a fondo

Gracias a los informes que contienen información sobre empresas se podrá acceder a todos los datos necesarios de los proveedores con los que se trabaja, incluyendo su nivel de riesgo, para seleccionar aquellos más fiables. También se podrá conocer la situación del mercado y la competencia o la solvencia de futuros clientes.

Nuevas herramientas, como las soluciones de Geomarketing, permiten descubrir patrones de proximidad entre clientes, proveedores y competidores de un negocio, sacando el máximo partido de las acciones dirigidas a captar nuevos clientes o localizando las ubicaciones estratégicas para desarrollar su actividad.

  1. Crecer vía fusiones o adquisiciones

Otra forma de incrementar el tamaño del negocio es crecer comprando una empresa o a través de acuerdos o fusiones con otras compañías. Una adquisición requiere una capacidad financiera importante, por lo que asociarse puede resultar una medida más factible para una pequeña empresa a la hora de expandir su mercado.

La selección del socio adecuado requiere una investigación a conciencia. Para la búsqueda del candidato ideal también se pueden utilizar los datos que ofrecen los informes de empresas, para quedarse con aquellas que cumplen los criterios de tamaño, ingresos, posición en el sector o solvencia que se hayan establecido. Y tener los últimos datos actualizados sobre las mismas, su estructura societaria, y sobre sus administradores. Esto cobra mayor importancia si se está pensando dar el salto a un mercado exterior que no se conozca todavía.

Independientemente de la opción por la que se decante, tener claro las necesidades que se van a producir y la mejor forma de responder a ellas, según las características de la empresa, es fundamental. Guiarse por una información sobre empresas de calidad y fiable es un primer paso en el buen camino.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *