Essential Data Management, cómo tratar de forma correcta la información B2B

Gestión empresarial

Las nuevas tecnologías Big Data permiten tratar con rapidez un gran volumen de datos de diversas fuentes. Esto hace que un concepto como el Essential Data Management, que abarca los principios necesarios para el correcto uso, procesamiento y comprensión de la información, se convierta en algo muy necesario para las empresas. Ya que ser capaz de trabajar con la ingente y variada cantidad de información disponible actualmente es indispensable para seguir compitiendo en un mercado cada vez más abierto, en el que el comercio online traspasa fronteras.

En este camino el primer paso consiste en establecer las bases que van a guiar todo el proceso. Debemos tener claros nuestros objetivos y qué información es realmente útil para nuestro negocio, porque no todas las empresas son iguales. Solo así conseguiremos dar el salto del Big Data al Smart Data, ese dato que de verdad suponga una diferencia y nos ayude a incrementar nuestros beneficios. Como señala Conrado Martínez, director de Marketing y Atención al Cliente de INFORMA D&B, en EmpresaActual: “Solo si tenemos un equipo que da sentido a los datos podremos transformarlos en oportunidades”.

Otra cuestión básica, una vez hayamos definido la información que necesitamos, ya sea internamente o con ayuda de expertos externos, será obtener los datos con los que no contamos, los que no puede recopilar nuestra empresa, que tendrán que provenir de fuentes fiables. Para esto podemos acudir a diferentes organismos gubernamentales, los registros oficiales o informes de empresas de marcas con contrastada trayectoria como eInforma, por ejemplo.

 

Decálogo del Essential Data Management

Como se ha comentado, cada empresa es un caso particular y debe encontrar su propio camino, pero si queremos realizar una gestión eficiente de los datos que maneja nuestro negocio, hay una serie de reglas esenciales, que utiliza INFORMA, pero que son aplicables de forma genérica como principios:

 

  1. Nuestro eje, las personas: Situamos al cliente como centro de nuestra estrategia.
    Lo importante no son los datos, sino las decisiones que las personas tienen que tomar en base a los mismos.
  2. Información global: Recopilamos la información de todas las fuentes disponibles.
    Hay que alcanzar todas las fuentes de información disponibles, tratarlas y analizarlas para así estar seguros de obtener los mejores insights y de que ofrecemos la mejor opción existente en cada momento.
  3. La última tecnología: Utilizamos las herramientas tecnológicas necesarias para optimizar el tratamiento de la información.
    La tecnología evoluciona más rápido que nunca, por eso hay que asegurar el aprovechamiento de las últimas tecnologías para extraer siempre el máximo de conocimiento.
  4. Profesionales de los datos: Contamos con personas especializadas en Master Data Management, capaces de poner a trabajar las matemáticas y la estadística y crear valor a partir de los datos.
    Datos y tecnología no son nada si no están en manos del equipo adecuado, por eso es fundamental contar con un equipo especializado en todas las fases de tratamiento de la información.
  5. Información inteligente: Aseguramos los procesos de la compañía para convertir los datos en información de valor añadido, minimizando el ruido y los errores.
    En el mundo actual de la sobreinformación, fake news y fraudes online, contar con procesos que aseguren la selección adecuada de la información que debe llegar al usuario final es un factor que marca la diferencia.
  6. Facilidad de uso: Diseñamos pensando en el usuario, para que acceder a la información clave en el momento oportuno, le resulte siempre lo más fácil posible.
    La UX (experiencia de usuario) es tan importante como la propia información, por eso no basta con ofrecer la información esencial, sino que también hay que cuidar todos los detalles para que el acceso y utilización de la misma sean una labor sencilla y 100% amigable.
  7. Asesoramiento personalizado: Acompañamos al cliente en todas las fases del proceso con un papel de consultores, acompañantes y guías.
    En el B2B no es suficiente con ofrecer la mejor solución online, también hay que dar apoyo personal de máxima calidad en todas las fases del negocio.
  8. En constante evolución: Mantenemos la información viva mediante tratamientos sistemáticos para asegurar su calidad, fiabilidad y actualización.
    En este mundo de cambios y del Big Data no basta con generar fotografías estáticas, sino que hay que asegurar la vida y evolución de los datos para conseguir la película del conocimiento.
  9. Cumplimiento normativo: Cumplimos 100% con nuestras obligaciones legales y ayudamos a que los procesos de nuestros clientes también lo hagan.
    La gestión de la información tiene un marco regulatorio exigente con el que hay que cumplir en todo momento, sin excepción y con garantías, por eso, además de cumplir con el objetivo, hay que asegurar el completo cumplimiento de la legislación y normativas.
  10. Innovación continua: Escuchamos al cliente y adaptamos nuestras soluciones a sus necesidades, facilitando su toma de decisiones y la gestión de su negocio.
    Todos los días surgen nuevos datos, nuevas fuentes, tecnologías, competencias o posibles mejoras, por eso cualquier sistema que quiera permanecer en el tiempo tiene que tener establecidos los mecanismos que aseguren la incorporación de innovaciones y su evolución.

 

Poniendo esto en práctica seremos capaces de transformar el Big Data en Smart Data, posicionándonos en una situación de ventaja frente a nuestra competencia que nos permita mejorar los resultados de nuestra compañía.

Last modified: 05/12/2018