España y Latinoamérica refuerzan sus lazos comerciales

Internacionalización, Noticias

Un estudio realizado por EAE Business School asegura que en 2017 las exportaciones de España a la región latinoamericana crecieron un 12,5% respecto a 2016, superando los 15.250 millones de euros, y las importaciones aumentaron un 25%, rozando los 17.000 millones de euros

 

Desde hace cientos de años, la balanza comercial entre España y Latinoamérica ha tenido un fuerte vínculo. En las últimas décadas se ha acrecentado con el incesante intercambio comercial que se ha dado y que sigue funcionando en ambas direcciones. De hecho, en 2017 España incrementó sus exportaciones a los países del centro y sur de América un 12,5% respecto a 2016, superando los 15.250 millones de euros, y aumentó sus importaciones un 25%, rozando los 17.000 millones.

Así lo recoge el estudio Las relaciones comerciales entre España y América Latina en 2017, publicado recientemente por EAE Business School. El informe también especifica las relaciones de nuestro país con diferentes regiones comerciales, como el Mercado Común de América del Sur (Mercosur), conformado por Argentina, Brasil, Paraguay y Uruguay. En este caso el incremento de las exportaciones en el mismo periodo fue del 12,8%, situándose en 4.140 millones de euros, y el de las importaciones superó el 21%, alcanzando los 5.953 millones. Un déficit comercial de más de 1.820 millones que, por otra parte, se ha reducido un 44,6% con respecto a 2016.

MERCOSUR PRIMER BLOQUE DE LA BALANZA COMERCIAL ENTRE ESPAÑA Y LATINOAMERICA

Mercosur fue el primer bloque comercial con el que la Unión Europea suscribió acuerdos de libre comercio y asociación estratégica. Además cuenta con otros países asociados como Bolivia, Ecuador, Chile y Perú, al tiempo que tiene como estados observadores a México y Nueva Zelanda.

Entre los miembros y asociados de Mercosur hay algunos con los que la balanza comercial española ha sido especialmente negativa: Chile, Brasil y Venezuela (que por su situación política ha sido suspendida del bloque comercial). El motivo: las dificultades económicas que atravesaron durante 2017, combinadas con las graves crisis políticas y sociales sufridas por Brasil y Venezuela, que han estado marcadas por casos de corrupción y de inestabilidad institucional. Por su parte, Chile ha tenido en 2017 una situación económica delicada como consecuencia de un menor crecimiento económico (1,6% frente al 2,3% de 2016) que ha motivado una contracción del consumo privado.

MÉXICO, UN PAÍS MÁS ESTABLE EN LA BALANZA COMERCIAL ENTRE ESPAÑA Y LATINOAMERICA

Afortunadamente, con México, uno de los países de la región con el que España tiene un mayor flujo comercial, las exportaciones superaron levemente a las importaciones en cantidad, rozando ambas partes un crecimiento del 12%. Sin embargo, nuestro país presenta saldo negativo en la balanza, puesto que la diferencia entre compras y ventas ha sido del -30,3%.

Desde el punto de vista del estudio, México tiene un papel estratégico Balanza comercial entre España y Latinoamérica, relacionado no sólo con su gran tamaño sino también con su posición geográfica, como también ocurre con otros países de Centroamérica. Es una puerta de entrada al eje Asia-Pacífico, ya que forma parte del Foro de Cooperación Económica Asia-Pacífico (APEC) y de la Alianza del Pacífico junto a Perú, Chile y Colombia. Y también al mercado estadounidense y canadiense, con los que mantiene el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (NAFTA por sus siglas en inglés).

EJE COLOMBIA-PERÚ

Con el eje Colombia-Perú se han dado circunstancias similares a las del Mercosur, aunque se ha logrado un superávit comercial del 44,4% respecto a 2016. Las exportaciones crecieron un 30,4% y las importaciones un 22,6%. Según el estudio, este incremento ha sido especialmente intenso con Perú, debido a la mayor pujanza económica del país andino.

Ambas naciones son miembros de la Comunidad Andina de Naciones, la Asociación de Cooperación Económica Asia-Pacífico y parte de la Alianza del Pacífico junto con México y Chile, con el interés geográfico que ello despierta. Además, tanto Colombia como Perú han mostrado unas elevadas cifras de crecimiento económico durante las últimas dos décadas.

Finalmente, con el área de Centroamérica (El Salvador, Guatemala, Honduras, Costa Rica y Panamá) se registró otro ascenso de exportaciones, en este caso del 20,6%, y de las importaciones, de un 37,7%. El resultado en la balanza comercial también fue negativo, del 0,9% en relación a 2016.

Last modified: 25/07/2018