La exportación textil española mejora sus cifras

Internacionalización, Noticias

exportacion_textil

Según diversos estudios, nos hemos consolidado como tercer mayor exportador de moda europeo, superando los 14.300 millones de euros en ventas

 

El sector textil es uno de los grandes motores económicos de nuestro país. Según cifras publicadas por el Observatorio de la Moda de España, esta industria es una de las cuatro que más exporta de España: un 8,4% del total de ventas realizadas por nuestras empresas hacia el exterior. Nos hemos consolidado como el tercer mayor exportador de moda europeo de 2017, superando los 14.300 millones de euros y un incremento anual del 10%.

El conjunto de sus actividades económicas representa un 2,9% del PIB nacional, una cifra que supera a todo el conjunto del sector primario, según el Informe Económico de la Moda en España 2017.

Aunque todavía queda mucho trabajo por hacer para que las textiles españolas se posicionen en ingresos por comercio electrónico de moda. En 2018, las primeras del ranking fueron: China, con 170.000 millones de euros; Estados Unidos, con unos 100.000 millones; Reino Unido, con 26.000 millones; Alemania, con 17.200 millones; y Japón, con 14.700 millones. Estos cinco mercados lideran también el listado de compras internacionales, según el informe El sector textil en 2018. Éste ha sido elaborado por Eduardo Irastorza, profesor de Marketing y Dirección Comercial en EAE Business School.

Desde su punto de vista, a medio plazo habrá muchos cambios en la cabecera de las listas de ventas y de desarrollo. Y es que, en el último año, los países que mayor crecimiento han tenido han sido Indonesia, Irán, Vietnam, Corea del Sur, Uzbekistán, Japón, India e Irán.

No obstante y por el momento, las grandes marcas seguirán siendo occidentales, mientras que toda la producción seguirá instalada en estos países. Aunque casi todos ellos están aprendiendo y siguiendo la estela de China, que aspira a controlar toda la cadena de valor de los productos que fabrica y que ya está poniendo marcas de calidad en el mercado.

Retos y tendencias

Datos como éstos muestran la importancia estratégica del sector a nivel económico año tras año. Un ejemplo claro que España ha conseguido potenciar en los últimos años ha sido la alianza del textil con el turismo para fomentar el consumo de moda entre los visitantes que desembarcan en nuestro país (más de 80 millones en 2018). Un público que, por otra parte, se convierte en embajador de nuestros productos en sus países de origen.

Otra de las tendencias que ya se ha instaurado ha sido la de fomentar los cambios de colecciones no por temporada sino por redes sociales, un camino en el que la todopoderosa Zara ha cogido la delantera. Según Irastorza, los avances en smart data, gestión de la producción y en logística permiten en estos momentos poner en el mercado una idea que acaba de surgir.

Se impone un aumento de la eficiencia logística, el uso del big data para adaptarse a los gustos del consumidor y a sus hábitos de compra online (casi siempre por la noche). Además, no tardará en llegar la ropa inteligente, todavía en proceso de I+D, pero que se está probando para emitir señales de alarma térmica si nuestra actividad aumenta, o ajustar sus pliegues a las formas del cuerpo humano.

El estudio también dedica un espacio a la sostenibilidad y al cuidado del medio ambiente. Se espera que se instauren soluciones legislativas fuertes a nivel mundial, que obliguen a la industria textil a establecer dinámicas de reciclaje más exigentes. En este campo también Inditex está presente, al igual que Hennes and Mauritz.

Datos a nivel interno

A nivel interno, los españoles gastamos unos 35.000 millones de euros en moda en 2017, alrededor de 1.700 euros de media por hogar y algo menos de 430 euros per cápita, 565 euros si incluimos el calzado. Para 2023 se prevé que estos gastos aumenten un 16%. Y si miramos hacia 2030, el gasto familiar llegaría a los 2.700 euros, según las previsiones del informe elaborado por Eduardo Irastorza.

Por otra parte, las comunidades autónomas que más gastan en ropa son Cataluña, con 5.800 millones de euros; Andalucía, con 5.600 millones; Madrid, con 4.400 millones; y la Comunidad Valenciana, con 3.300 millones. Las cuatro suponen más del 60% del gasto total, aunque según el autor del estudio, la brecha con otras regiones del Estado se irá reduciendo poco a poco en el gasto per cápita. “Las diferencias en el futuro estarán sobre todo determinadas por el volumen de población”, explica.

 

Last modified: 15/03/2019