Empresas españolas y reducción de residuos: buenas intenciones, pero falta de concreción

Gestión empresarial, Noticias

El cambio climático, provocado por las emisiones de dióxido de carbono (CO2) a la atmósfera, se ha convertido en la principal amenaza para el futuro del planeta. A ello se suma el deterioro del medio ambiente provocado por la actividad del hombre. Un proceso que necesita de una acción urgente de la sociedad para evitar que el daño sea irreversible.

Además de los ciudadanos, los gobiernos y las organizaciones multilaterales, las empresas son cada vez más conscientes de su contribución a este deterioro y de la necesidad de poner de su parte para evitarlo.

También en España, si bien la buena voluntad no va siempre unida a las medidas concretas. Así se extrae del informe A deep dive into environmental metrics, de Refinitiv, según el cual en nuestro país el 90,91% de las empresas ya dispone de una política de reducción de residuos, en comparación con el 80% de hace 5 años. Es más, España es el tercer país con mayor porcentaje de empresas que cuentan con este tipo de iniciativas. En concreto, solo por detrás de Reino Unido (99,02%) y Francia (96,55%), y por encima de países referente en medidas medioambientales como Suecia (66,67%), Canadá (46,78%) o Australia (40,36%).

Sin embargo, el informe también reconoce que, pese a despuntar en las políticas de reducción de residuos y estar por encima de la media mundial, solo el 37% de las empresas españolas cuenta con objetivos claros. Un porcentaje que no es mucho mejor en Europa, donde se mantiene en un 35%, lo que refleja que muchas empresas están estableciendo políticas sin objetivos específicos para respaldarlas.

 

Empeoran las cifras de reciclaje

Las cifras del reciclaje de los residuos generados por la actividad empresarial tampoco son halagüeñas. En España, la ratio de reciclaje es del 55%, con un descenso de 1 punto entre 2013 y 2017. Una cifra que se extrae de dividir el desperdicio reciclado entre el total de residuos generados por 100. Nuestro país se ubica en este ámbito por debajo de la media, que se sitúa en el 63%, si bien solo el 29% de las empresas reportan realmente los datos siguiendo esta métrica, lo que hace complicado conocer con exactitud el grado de reciclaje real de las compañías.

En cualquier caso, en España, la media de empresas encuestadas produce 86.691 toneladas de residuos por cada millón de dólares generados.

 

Gestión del agua

España también se sitúa a la cabeza del mundo en cuanto a empresas con políticas de eficiencia de los recursos hídricos. Un 80% de las compañías españolas dispone de políticas de optimización del agua, si bien, como ocurría con la reducción de residuos, solo el 25% cuenta con objetivos concretos en este ámbito.

No obstante, España es de los países con menor emisión de contaminantes del agua por parte de la actividad empresarial del mundo. El informe de Refinitiv nos sitúa entre los países con mejor desempeño en este punto, junto Australia, Francia o Suiza, entre otros, mientras otras naciones como India, Canadá, Alemania o Japón se sitúan entre las que más contaminantes vierten sobre el agua.

Por su parte, el 84% de las empresas españolas, además de implantar sus propias políticas medioambientales, también establece políticas enfocadas a la sostenibilidad para sus proveedores.

Last modified: 04/12/2019