Lab

Más razones para utilizar la ‘nube’ y para abrir tienda en internet

La ‘nube’ está aumentando su protagonismo entre las pymes, según acaban de poner de manifiesto dos estudios, uno impulsado por Microsoft y otro por Arsys. Por una parte, Microsoft ha dado a conocer un informe, realizado por Edge Strategies, que prevé un aumento significativo del uso de servicios ‘cloud’ de pago durante los próximos cinco años entre las pequeñas y medianas empresas. La investigación, basada en una encuesta entre más de 3.000 pymes de 13 países, llega a la conclusión de que estos servicios se duplicarán en cinco años, y que las pymes que los empleen incluso se triplicarán.

Por otra parte, un informe de Arsys desvela que la crisis está animando a las pymes españolas a abrir tienda en internet y asegura que la creación de nuevos canales de venta ‘online’ entre las pequeñas y medianas empresas aumentó un 20,4% en 2011, gracias a las soluciones ‘cloud computing’.

Y es que el estudio de Edge Strategies deja claro que el ‘cloud computing’ es capaz de ofrecer operaciones más baratas y rápidas, así como mejor fusión de información vital a cualquier dispositivo. De hecho, desvela que un 59% de las empresas que actualmente utilizan servicios en la ‘nube’ consideran que consiguen un significativo beneficio en productividad, en comparación con el 30% de las pymes que todavía no los usa.

Además, el 63% de las pymes que utilizan servicios ‘cloud’ espera hacer crecer sus ventas entre los próximos 12 y 18 meses, mientras que el 55% cree que la tecnología potenciará su crecimiento. Además, para ellas la movilidad es esencial; quieren dispositivos móviles no sólo para acceder a su correo electrónico, sino que buscan aplicaciones de productividad y negocio.

En este contexto, las pymes españolas están encontrando en internet un aliado para impulsar sus ventas ante la crisis. Como decíamos anteriormente, el estudio de Arsys pone de manifiesto que la creación de nuevos canales de venta ‘online’ aumentó un 20,4% en 2011. Y explica que las soluciones ‘cloud computing’ de comercio electrónico son los principales impulsoras del negocio ‘online’ entre las pymes del comercio tradicional, ya que permiten gestionar una tienda en internet fácilmente, sin necesidad de conocimientos de informática ni diseño web. Los datos, obtenidos a partir de una muestra de más de 2.500 empresas, revelan que las pymes dedicadas al comercio de moda y complementos (14,73%) son las que mejor están aprovechando los canales de ventas ‘online’, seguidas muy de cerca de las de alimentación (13,47%) y a más distancia de las de informática, imagen y sonido (6,64%), deportes (5,77%), belleza y estética (5,51%) y regalos (5,24%).

El 26% de las empresas con menos de diez empleados tiene página web y una cuarta parte de éstas ya vende ‘online’, lo que les permite encontrar en internet nuevas vías de acceso a clientes para hacer frente a la caída del consumo. Además del comercio electrónico, las empresas españolas utilizan internet para mostrar sus catálogos de productos y listas de precios o reforzar su servicio de atención al cliente, lo que les permite también incrementar sus transacciones ‘off line’, debido a la influencia de internet en los hábitos de los consumidores. Actualmente, se calcula que una de cada dos compras está influida por las búsquedas de información en la red.

La rapidez, el precio y el acceso al mercado global son los principales argumentos de las empresas para poner en marcha un negocio o estrategia de ventas ‘online’. Mientras que el principal obstáculo para aquellas compañías que se muestran reacias son la desconfianza en la seguridad de los pagos y la pérdida del contacto directo con el consumidor.

La inversión tecnológica que una pyme tiene que realizar para abrir su tienda ‘online’ es mínima con las soluciones de ‘cloud computing’. Existen plataformas desde 15 euros al mes, que permiten no solo iniciarse en el comercio electrónico, sino también apoyar las ventas de los canales físicos tradicionales. Por último, unos consejos de Arsys para que el negocio ‘online’ sea un éxito: utilizar un nombre de dominio fácil de recordar, vinculado al producto; eliminar los gastos de envío; ofrecer información completa y relevante sobre la empresa y sus productos; o activar un servicio de atención al cliente.

portada-informe-fundetec

Fundetec presenta el Especial Tecnologías de Movilidad para pymes

Con el fin de mejorar sus procesos empresariales y mejorar su competitividad, el 48% de las pymes españolas usan las llamadas tecnologías de movilidad. El dato procede del Especial Tecnologías de Movilidad elaborado por Fundetec y la Dirección General de Industria y de la Pyme (Dgipyme). Además, y durante 2011, el crecimiento del uso de estas tecnologías fue del 12,4%, un dato más que reseñable en el actual contexto de crisis.

Sectores con un mayor uso

Teléfono móvil básico, teléfono inteligente o smartphone, notebook, y tablet PC son los “protagonistas” de esta historia y los sectores tecnificados son los que presentan un mayor uso de ellos. Así, el sector logístico, con un 95% de empleados que disponen de herramientas de movilidad, encabeza la hipotética clasificación. Tras su estela, el sector agroalimentario (77%), los instaladores de telecomunicaciones (75%), y la ingeniería de consultora (74%). Una excepción: el sector hotelero. Pese a ser el segundo más tecnológico según el Informe ePyme 2011, no ocupa un lugar destacado por la escasa movilidad de sus empleados.

Los móviles con mayores funcionalidades se concentran en el sector logístico, alcanzando el smartphone una penetración del 94%, registrando un crecimiento del 49% en un año. No es su único récord: también es el dispositivo que más ha crecido en todos los sectores. La presencia del notebook, por su parte, es más minoritaria, aunque también ha crecido de manera notable en el sector logístico, situándose en el 75% de penetración (un 55% más que en 2010). El resto de sectores se sitúan por debajo del 37%, porcentaje que corresponde a los instaladores de telecomunicaciones.

Más inferior es la penetración del tablet PC, cuyo másivo porcentaje corresponde de nuevo al sector logístico (un 38%, 23 puntos más que en 2010), mientras que en el resto de sectores no supera el 23% (cifra que corresponde al sector agroalimentario).

Usos por dispositivo

Por lo que respecta a los usos de las pymes de los tres dispositivos móviles con mayores funcionalidades (smartphone, portátil y tablet PC), el portátil es el más utilizado y versátil. Su presencia es amplia en todos los sectores, encontrándose más diferencias de penetración en el caso de los smartphones y tablet PC.

El portátil es el preferido para el acceso a los sistemas corporativos, para realizar operaciones comerciales o procesos empresariales, consulta de stocks, elaboración de ofertas y presupuestos, realización de pedidos… Para otros usos, como el acceso a Internet, la consulta de información general y el correo electrónico, el portátil sigue siendo el de mayor aplicación. Pero el smartphone le va pisando los talones en los sectores más tecnificados.

Financiacion

Alternativas de financiación para pymes cuando el banco dice “no”

Para salir de la crisis es necesario incentivar el crecimiento económico y el empleo por todas las vías posibles. Y, entre ellas, el acceso a la financiación de las pequeñas y medianas empresas cobra especial protagonismo.

La Fundación de Estudios Financieros (FEF), que preside Juan Carlos Ureta, acaba de presentar el Estudio “Pequeña y mediana empresa: impacto y retos de la crisis en su financiación”. En él se explica que las autoridades públicas deberían desarrollar al máximo las alternativas de financiación con que cuentan este tipo de empresa y aporta algunas ideas muy interesantes. Ampliar sus fuentes de financiación, más allá de las bancarias, a través de los mercados de capitales es una de las propuestas de FEF.

En concreto, los expertos que han realizado este estudio afirman que las soluciones deberían basarse en las buenas prácticas internacionales sobre financiación de la pyme, en modelos de colaboración público-privados que impulsen nuevos espacios en los mercados de capitales y favorezcan la reducción de barreras –reales y culturales- y en la creación de plataformas alternativas de negociación de ámbito europeo. Además, aconsejan adoptar una normativa (española y comunitaria) a “escala pyme” y revisar la regulación y principales directivas que afectan a estas empresas.

En estas condiciones de fuerte restricción crediticia para las pymes, es muy probable que se refuerce la práctica de la banca relacional, así como la de los servicios financieros orientados en particular a las pymes (‘Small and Medium Enterprises Banking’).

El estudio recuerda también que la recesión de la economía española ha otorgado mayor protagonismo a la actuación pública en el campo de la financiación a la pyme a través del ICO, que ha puesto en marcha nuevas y más flexibles iniciativas, asumiendo mayor riesg. Por otra parte, el capital riesgo, principalmente el ‘venture capital’, no ha sido en España hasta la fecha una alternativa suficientemente eficaz en la financiación de la pyme.

Finalmente, las garantías de crédito otorgadas por las sociedades de garantía recíproca (una de las políticas emblemáticas de apoyo público a la financiación de las pymes) pueden ser un instrumento positivo para empresas de frágil estructura financiera, pero tienen todavía una escasa incidencia en el tejido empresarial. Con la crisis ha aumentado la demanda de avales, pero se han reducido las magnitudes de crédito solicitado. Además, esta fórmula sigue siendo demasiado lenta a la hora de enfrentarnos al proceso administrativo. Y en ésta, como en otras situaciones, el tiempo puede convertirse en una cuestión de vida o muerte… empresarial.

logoalahuertadelaesquinapeq

De la huerta a la mesa, pasando por Internet

Que Internet se haya convertido en un espacio donde un buen número de emprendedores han conseguido que todos compremos música, películas, tecnología, vuelos y hasta viajes a la Patagonia no sorprende a casi nadie. Pero lo que sí llama la atención es que también sea una plataforma válida para otorgar una segunda juventud a negocios tan tradicionales y deficitarios como la agricultura o la ganadería. ¿Exagerado? Para nada. La red se está poblando de tiendas virtuales que venden carne, tomates, lentejas y hasta huevos, lo que permite a los trabajadores del campo encontrar una salida digna a la dictadura de los intermediarios, que marcaban unos precios de origen con los que muy pocos agricultores podían cubrir costes. En otras palabras: se ha pasado de tirar y regalar los tomates frente al ministerio de Agricultura a poder vivir de su trabajo.

De la dureza del campo, saben mucho en la empresa A la huerta de la esquina. “Cuesta mucho producir los alimentos y es una pena ver que los productores los tiran a la basura. Así que, apoyándonos en la tecnología, vimos que podíamos hacer algo beneficioso para todos”, explica Manuel Ortega, uno de los fundadores de esta tienda online. Con sede en Villa del Prado (Madrid), esta pyme es mucho más que una página de comercio electrónico. “Cierto es que vendemos alimentos a través de la web y que eso nos podría dar la idea de que también somos intermediarios. Pero no es así, ya que aquí el agricultor o ganadero también es socio de la empresa”, añade Ortega. Esta extraña característica implica que el productor sea quien fija los precios a los que se venderán los alimentos. “Los tres fundadores, que no venimos del campo sino de campos como la tecnología y el marketing, solo intervenimos cuando vemos que el precio deja de ser competitivo”, explica Ortega.

Mucha más que una simple tienda online

Con solo un año de vida, esta huerta virtual ya ha convencido a 25 productores, con lo que ha pasado de comercializar solo frutas y hortalizas a incluir también carne, leche, huevos, etc. “Vendemos a toda España y ahora el reto es incluir un apartado de productos ecológicos y desarrollar una aplicación para que se pueda hacer la compra desde el teléfono móvil”, concluye Ortega. Mientras eso llega, A la huerta de la esquina se sigue posicionando como una variante más a la tradicional cesta de la compra del supermercado. Y es que su principal ventaja es la garantía de procedencia de los productos, algo que queda muy claro a la hora de hacer la compra. “Es importante poner toda la información en la página, ya que la idea fundamental es fomentar el diálogo con el cliente y que vengan a ver las fincas donde se produce lo que luego llega a la mesa”, explica Ortega.

Ejemplos como éste demuestran que Internet se ha convertido en un océano de oportunidades donde cualquiera con buenas ideas puede revivir negocios, o crearlos de la nada. Para lograrlo, no se requiere de inversiones millonarias, ya que la gran ventaja de utilizar la web y las nuevas tecnologías como pista de despegue es justamente el bajo coste.

comercio exterior

El 80% de las pymes carece de un plan para saltar al exterior

Dar el salto a mercados emergentes es el objetivo de miles de pequeñas y medianas empresas. Un proceso en el que no faltan piedras en el camino, y la primera de todas ellas es la falta de una estrategia bien definida. “El 80% de las pymes no ve la internacionalización como algo estratégico, sino como una búsqueda de dinero fácil en forma de subvenciones para salir al exterior”, señaló el consultor de comercio exterior Juan Suárez Terol en las “Jornadas de Comercio Internacional en Países Emergentes” organizadas por el escuela de negocios ESCP Europe y el Instituto Internacional de Conocimiento Empresarial (IICE).

Para no perderse en el exterior, los expertos asistentes a dichas jornadas plantearon la necesidad de desarrollar cuatro pasos claves: ver la internacionalización como un paso estratégico, no temporal; coordinación de las administración central, autonómica y local para ayudar a las pymes; formar a los directivos para que conozcan los puntos fuertes y débiles de los nuevos mercados; y vencer el pánico general que existe actualmente ante la marca “made in Spain”.

Las grandes compañías como ejemplo

Telefónica, Inditex, Mercadona o Mango fueron algunos de los ejemplos que pusieron los expertos para vencer ese pánico general a la marca España, modelos que contribuyen de manera activa a reforzar la imagen española en el exterior. Según Suárez Perol, “lo mejor es conocer las peculiaridades de cada mercado y establecer una mejor conexión con el país de destino”.

Respecto a las administraciones, es necesario que éstas estén coordinadas para facilitar a las pymes un asesoramiento completo y claro para agilizar sus procesos de internacionalización. Mientras que las empresas deben formar a sus directivos en aquellos campos de desconocen como pueden ser los aspectos legales, culturales o políticos propios del país de destino. Para ello es fundamental conocer los puntos fuertes y débiles de la economía en las que las empresas quieren desarrollar sus negocios para así, saber cómo robar mercado a la competencia local. Y no olvidar el marco legal del país para evitar la entrada en sectores prohibidos, incumplir el pago de impuestos o encontrarse con trabas que obstaculicen la actividad de la compañía.

the lab coworking

Coworking: espacios compartidos para ahorrar costes a los emprendedores

No son tiempos para desperdiciar ninguna oportunidad de ahorro. Por eso, cada vez son más los profesionales que intentan encontrar la mejor fórmula para mantener la actividad y los ingresos, pero reduciendo las inversiones que tienen que hacer para ello, la infraestructura y los gastos. Una de las posibilidades que ha surgido y que se está extendiendo progresivamente en múltiples ciudades de España es el coworking.

Se trata de una nueva forma de trabajar para profesionales, autónomos, emprendedores o microempresas basada en la utilización de espacios compartidos completamente equipados para el desempeño de las actividades. La ecuación es sencilla: compartir supone ahorrar; pero también crear sinergias y establecer, en muchas ocasiones, nuevas relaciones y contactos que pueden potenciar el negocio. Este modelo ya funciona en alguna de las ciudades más importantes de España:

CoWorking Space está situado en el centro de Alcobendas (Madrid), a menos de un kilómetro de empresas multinacionales como Indra, Samsung o Capgemini. Su idea es convertirse en un punto donde se pueda comenzar una idea emprendedora o montar una nueva empresa. Formar parte de este proyecto cuesta 225 euros al mes.

The Lab Coworking es otro espacio de trabajo de este tipo, situado en el centro de Barcelona. Ubicado en un local de 250 metros cuadrados diáfano a pie de calle, está totalmente equipado para empezar a trabajar fácil y cómodamente. Dispone de una recepción que incluye la recogida de correspondencia y paquetería. Consta de espacios abiertos dotados con puestos de trabajo completos. En la sala de reuniones se pueden realizar encuentros de carácter formal y privado con clientes, proveedores, colaboradores, etc. Además, existe una sala polivalente amplia e independiente para usar como despacho, oficina o aula.

El precio al mes para una persona es de 230 euros; 390 para dos personas; 550 euros para tres; y 680 euros para cuatro. Si se trata de media jornada, la tarifa se sitúa en 150 euros al mes. El coste de una semana es 90 euros y el de un día 30 euros. También se puede alquilar únicamente la sala de reuniones.

Sevilla también cuenta con un espacio de trabajo profesional ubicado en el centro de la ciudad, se trata de wokINcompany.

Y Bilbao no podía ser menos. CO.LAB es el espacio de coworking de la capital vizcaína, que combina la creatividad que se puede generar en una cafetería con la productividad y funcionalidad que se busca en una oficina.

start up

Aceleradores de ideas: asesoramiento y recursos para lanzar tu empresa

Desde hace tiempo se viene hablando de una nueva iniciativa que, una vez más, se importa de Estados Unidos. Son los conocidos como aceleradores de ideas (o aceleradores de startups) y consisten en programas de trabajo que ayudan a una empresa, o a un emprendedor, a desarrollarse y dar sus primeros pasos. Estos programas de mentoring son ideales cuando alguien cree tener una idea innovadora y viable, mejor aún si tiene algo que ver con entornos web o TICs, y necesita orientación sobre cómo sacarla adelante.

Básicamente se trata de cursos de dos o tres meses de trabajo para un número de proyectos de negocio, que han tenido que superar una selección previa. En general, además del asesoramiento de expertos, los elegidos para el programa de aceleración recibirán dinero para su manutención y para empezar a ejecutar sus iniciativas empresariales. Por si esto no fuera suficiente incentivo, los emprendedores elegidos recibirán a menudo la visita de especialistas que les guiarán en el proceso y al final del curso, se presentará el proyecto a inversores que podrían estar interesados en formar parte de la empresa. Como es de suponer nada es gratis, y la organizadora de estos programas se queda con un porcentaje de la empresa ganadora.

Aunque desconocidos para muchos, en Europa existen diversos programas que sirven de soporte a los emprendedores:

Startupbootcamp. Tras un proceso de selección, se aceptan hasta 10 iniciativas que participarán en un programa de capacitación y mentoring durante tres meses, donde recibirán asesoría especializada, un lugar donde trabajar, contacto con inversores y entre 12.000 y 18.000 euros a cambio de una participación en la pyme de entre el 6 y el 8%.

Digital Assets Deployment. El sistema de esta incubadora de negocios de Internet y tecnología se basa en la aportación económica inicial al proyecto seleccionado para superar la puesta en marcha del negocio. La inversión media es de 150.000 euros. A cambio se cede el 15% de participación en la empresa.

Seedrocket. Esta aceleradora está ubicada en Barcelona y proporciona al emprendedor acceso a una red de Business Angels que apuestan por proyectos en su fase inicial. Desde la empresa se asegura que más del 70% de las startups que han presentado su proyecto en los días del inversor han conseguido financiación. Los elegidos para formar parte de la aceleración del negocio reciben 120.000 euros por parte de Seedrocket, además de un despacho gratis durante un año y asesoría legal y financiera gratuita.

Wayra. Telefónica está detrás de esta iniciativa que está presente en Madrid y Barcelona. Se ofrece financiación de entre 30.000 y 70.000 dólares a cambio de una participación cercana al 10% y derechos preferentes de la operadora para la comercialización o adquisición de los productos o servicios desarrollados por la nueva empresa. Además, ofrece asesoría legal, administrativa y financiera, cursos de formación, soporte tecnológico, acceso a una red de fondos de inversión en innovación y espacio de trabajo gratuito durante un periodo de entre 6 y 12 meses.

PREMIO LA CAIXA

La Caixa convoca la 6ª edición del Premio Emprendedor XXI

Se abre la veda. El Premio Emprendedor XXI arranca su sexta edición hoy mismo, 20 de marzo, para ofrecer a pymes jóvenes y emprendedores la posibilidad de hacerse con el respaldo económico que necesitan para impulsar sus proyectos. Nada menos que 100.000 euros para el premio principal, que ganará la empresa “más innovadora de España”.

Además de este suculento galardón, otros 41 empresarios se pueden beneficiar del programa impulsado por La Caixa, la Empresa de Innovación pública (Enisa) y otras 40 entidades más. Y es que, además de premio económico, el Premio Emprendedor XXI ofrece apoyo formativo con la posibilidad de asistir a clases en las escuelas de negocio más importantes del mundo e incluso colaborar con proyectos tecnológicos en el afamado Silicon Valley californiano.

¿Quién puede participar?

En esta ocasión, pueden participar dos categorías de empresarios: emprendedores en fases iniciales (para optar por el premio “Emprendes XXI”) y empresas consolidadas que tangan más de dos años de vida y gran potencial de crecimiento (para hacerse con el galardón “Creces XXI”).

¿Qué hay que hacer para participar?

En el caso de Emprendes XXI, las empresas que deseen participar tendrán hasta el 9 de mayo para presentar un plan de negocio que demuestre la motivación del emprendedor y su capacidad para avanzar durante las primeras fases de su aventura empresarial.

Este premio consta de una primera vuelta autonómica en la que se anunciará el nombre de los 17 ganadores (en mayo-junio), quienes obtendrán un premio de 5.000 euros y la participación en dos experiencias de formación y “networking” internacional: la asistencia al curso Ignite Fast Track, impartido por la Universidad de Cambridge, y el puente tecnológico a Silicon Valley, donde podrán conocer de primera mano algunas de las empresas líderes mundiales en innovación.

Además, estas 17 empresas seleccionadas en la fase autonómica competirán por el galardón estatal, dotado con 20.000 euros, que se dará a conocer en octubre en la gala oficial de entrega de las dos categorías del Premio Emprendedor XXI.

Por otra parte, Crece sXXI propone a las empresas interesadas presentar hasta el 30 de mayo información sobre su trayectoria empresarial, sus resultados, un ambicioso plan de crecimiento y un equipo con alta capacidad de gestión para aplicarlo y ejecutarlo.

En este caso, la elección del ganador cuenta con una única vuelta estatal. Para elegir a la empresa más innovadora se realizará una preselección de 25 compañías que serán premiadas con una beca para el Executive Growth Program, curso diseñado e impartido adhoc por IESE y ESADE para empresas en crecimiento. Entre las 25 citadas, 6 serán finalistas y optarán a los premios económicos de mayor dotación: 100.000 euros para el ganador, 40.000 euros para el segundo clasificado y 25.000 para el tercero. El fallo del premio está previsto para octubre de 2012.

Novedad: un premio para empresas con mayor impacto social

Una de las principales novedades de la edición 2012 del Premio Emprendedor XXI tiene que ver con el programa de obra social de La Caixa. En este sentido, la entidad financiera catalana otorgará dos accésits (uno de 5.000 euros para la categoría de Emprendes XXI y otro de 25.000 euros para Creces XXI) con el objetivo de reconocer el trabajo de empresas innovadoras que además generan un impacto positivo en la sociedad y/o aportan soluciones rentables y sostenibles a un problema social concreto.

Los premiados en esta categoría se elegirán entre los 17 ganadores autonómicos (en el caso de Emprendes XXI) y entre los 25 seleccionados que participarán en el Executive Growth Program (en el caso de CrecesXXI).

Bust

Pymes: en busca del crédito perdido

Aunque parezca misión imposible, los emprendedores y las pymes todavía pueden encontrar lugares donde fluya el crédito o, al menos, alguna muestra de esperanza para conseguirlo. Por ejemplo, Novagalicia acaba de anunciar que prevé destinar 6.108 millones a créditos para pymes en 2012, de los que el 40% serán nuevas concesiones. Y Caja Laboral ha afirmado que apoyará a pymes y autónomos de Navarra con una línea de crédito de dos millones de euros con unas condiciones que irán desde el euribor+1,75 al euribor+3 y un plazo de financiación de 60 meses. A finales de año, Bankia también comenzó a moverse e indicó que destinaría 1.000 millones de euros a financiar pymes españolas en los próximos dos ejercicios a través de un convenio firmado entonces con el Ministerio de Industria, Turismo y Comercio.

Pero por si la situación fuera muy agobiante y requiriera de una actuación inmediata, emprendedores y pymes también pueden encontrar una solución urgente en internet. La Federación de Empresarios de la Comunidad de Madrid (Fedecam) y la firma Weemba están dando a conocer entre el empresariado madrileño las posibilidades que ofrecen los créditos ‘online’ para acabar con el estrangulamiento que sufren pymes y emprendedores en esta comunidad autónoma.

Y es que cualquier acción es buena para volver a abrir el grifo. No hay que olvidar que, si hacemos balance general, en 2011 los bancos españoles siguieron recortando los créditos a las empresas. Para los de un importe inferior al millón de euros (los que solicitan pequeñas y medianas empresas), la reducción fue del 16,8% y para los superiores a esa cantidad, del 22,4%.

Otro lugar donde es posible acudir es el Instituto de Crédito Oficial. Un 41,3% de las pymes demandantes de crédito se dirigieron al ICO en el cuarto trimestre de 2011, más que en la media de los dos años anteriores (37,7%), y de ellas, el 77% consiguieron financiación. Los resultados no están mal: el 57,6% de las empresas que solicitaron préstamos de esta institución no encontraron obstáculos en su solicitud.

Además de las líneas ICO, entre las empresas que acudieron a la financiación externa durante el pasado ejercicio, un 11% utilizaron el factoring y un 18,5% el confirming. El 3,5% se dirigieron a sociedades de garantía recíproca para obtener su aval y un porcentaje muy reducido (1,3%) recurrió a otras fórmulas de financiación como el capital riesgo. Las empresas que se dirigen a estos medios alternativos suelen cubrir con ellos el 24,4% de sus necesidades.

zapato

El calzado español pisa fuerte en el exterior

Imaginemos una coctelera cuyos ingredientes son diseño y calidad. ¿Resultado? Un cóctel excelente. Dicho de otra manera: 2011 ha sido un buen año para el sector del calzado español. Y todo gracias a sus exportaciones. Ni más ni menos que 124 millones de pares vendieron las empresas del sector durante 2011 más allá de nuestras fronteras, un 12,3% más que el año anterior. ¿Traducido a euros? 2.007 millones, una cifra que supone un incremento del 8,6% respecto a 2010.

Europa sigue siendo el principal mercado receptor, acaparando los cinco primeros mercados el 64% del total de las ventas. Un podio que encabeza Francia, con casi 30 millones de pares vendidos, por un importes de 439,1 millones de euros, seguido de Italia, donde se vendieron 14,1 millones de pares por 239,6 millones de euros, y Alemania, con 10,4 millones de pares por un importe de 197,4 millones de euros. En concreto, las exportaciones crecieron un 11% en Italia, un 6,1% en Francia, y un 2,6% en Alemania. En el Reino Unido lo hicieron un 6,4%, y un 4% en Portugal, aunque en este último país la cifra de negocio descendió un 3,8%.

 

Más allá de la UE

Para encontrar el sexto país destinatario de los zapatos españoles hay que cruzar el charco. Se trata de Estados Unidos, con 2,5 millones de pares vendidos por un valor de 99,9 millones de euros (el precio medio del par se vendió a 39,55 euros). Dos buenos datos que se vieron corroborados por el hecho  de que las exportaciones aumentaron un 16,4% en volumen y un 11,5% en valor.

Otros mercados, como el japonés (el primer destino asiático), también registraron datos relevantes, ya que las exportaciones crecieron un 38% en pares y un 29% en valor económico, con 1,2 millones de pares por importe de 32 millones de euros. Y China sigue avanzando con paso firme, situándose ya en el puesto número 11 del ranking. Además, es el mercado que experimenta un mayor crecimiento (61% en pares y 82% en valor), con un precio medio por par que se sitúa en los 46,43 euros, el mayor de todos los países de destino.

¿Las cifras? Se exportaron más de 690.000 pares por un importe de 32 millones de euros. Otros países como Polonia, Rumanía, República Checa, México, Rusia, Turquía, Emiratos Árabes o Brasil también tuvieron crecimientos significativos.

exterior

ICEX Next el nuevo plan para facilitar la aventura exterior de las pymes

Con una economía en recesión y unas tasas de consumo en caída libre, está claro que la supervivencia de muchas pequeñas empresas pasa por salir al exterior. Pero la aventura no es sencilla. A la falta de financiación se suele unir el desconocimiento de los mercados exteriores, así como de la competencia que habrá en los países de destino. Para hacer más fácil todo el proceso de internacionalización y de exportación, el ICEX acaba de presentar ICEX Next. Se trata de un plan para potenciar la competitividad exterior de las empresas a través de la elaboración de estrategias a medida para cada mercado. Entre otras cosas, el programa, que se pondrá en funcionamiento de inmediato, ofrece una plataforma de asesoramiento y servicios muy flexibles que permiten cubrir las necesidades específicas de las empresas en función de sus actividades en el ámbito internacional.

ICEX Next también tiene el objetivo de incrementar y mejorar el apoyo a la iniciación y la consolidación de las pymes en su apuesta por los mercados internacionales, especialmente a través del coste que exige su salida al exterior, y de una ventanilla única. Durante el proceso de iniciación de la internacionalización, el organismo oficial apoyará a las empresas en el diseño de su estrategia internacional para aumentar su competitividad. Más tarde, en la fase de consolidación, en destino, facilitará la diversificación de su red comercial al definir su plan de negocio en un mercado en particular, poniendo a su disposición asesoramiento específico de tipo fiscal, legal, promocional y de inteligencia competitiva, entre otros factores.

Ayuda económica y formativa

El programa ICEX Next apoyará también la cofinanciación de los gastos de las empresas en la promoción de su actividad. El plan se pone en marcha con un coste máximo estimado de 25.100 euros por cada empresa que se promocione, de los que 12.700 euros serán aportados por el Instituto y los restantes 12.400 euros correrán a cargo de la empresa. La previsión es que la mayor parte de ese dinero (unos 20.000 euros por empresa) se destinen a los gastos de promoción exterior y la contratación de personal especializado para los departamentos de internacionalización que esas empresas pueden poner en marcha.

Por otro lado, cada empresa contará con un cupo de 60 horas de asesoramiento personalizado (la mitad serán de carácter obligatorio y la otra mitad opcionales) prestado por expertos en los distintos ámbitos de la internacionalización y la competitividad exterior.

Según el ICEX, se trata de un programa abierto y flexible, adaptado a las necesidades de las pymes, al que las empresas se pueden incorporar dependiendo del grado de internacionalización que hayan alcanzado y las características de su negocio. De esta manera se conjuga flexibilidad y asesoramiento sin que se obligue a la empresa a realizar una inversión inicial mínima.

Por último, el programa incluye también un consejo de orientación estratégica, que permitirá que grandes multinacionales españolas presten su experiencia a las pymes y sirvan de ariete para la internacionalización de los emprendedores. Algunas de estas empresas serán Telefónica, Santander, BBVA, Inditex, Barceló, Iberdrola, Repsol, Acciona y Mapfre.