negocios_disruptivos

Estrategias para crear nuevos negocios disruptivos

En ocasiones es interesante despejar la vista de lo cercano y elevar la mirada hacia lo que ocurre en el mundo. Si lo hace comprobará que vivimos en una sociedad hiperconectada en la que la tecnología es la piedra filosofal capaz de separar los negocios que terminan en fracaso de los negocios más rentables. Aquí es cuando vienen los negocios disruptivos.

En todos los sectores se nota su presencia. Por ejemplo, en la banca. Ahora se puede usar el teléfono móvil para hacer casi todas las operaciones bancarias. Desde la apertura de una cuenta, a realizar transferencias, o pagar tributos. Puede incluso tener un asesor financiero a un clic de distancia que por un precio mucho menor le puede indicar qué puede hacer con sus ahorros para que sean más rentables.

Los emprendedores deben ser conscientes de esta situación y desarrollar negocios innovadores y disruptivos que sean capaces de aprovechar las oportunidades que la economía digital presenta. Para ello no se debe perder el ritmo de los continuos cambios a los que la tecnología aboca a todos los negocios. Si no se mantiene esa velocidad de crucero se corre el riesgo de quedarse atrás en un tiempo récord. Y si no se lo cree piense ahora en algún banco que, a pesar de mantener costosas estructuras de sucursales, no ofrezca la posibilidad de hacer en remoto casi todo lo que sus comerciales ofrecen.

No queda más remedio y cuanto antes se dé el paso, antes se podrán desarrollar ideas disruptivas, capaces de triunfar en tan cambiante entorno. Pero, ojo, los nuevos negocios o los negocios innovadores no son los únicos capaces de romper el mercado. Una empresa con historia también puede subirse al carro de la disrupción. Pero para ello debe guiarse por estos sencillos pasos que prepararán su negocio para triunfar en la era digital.

 

Aprovechar la diversidad y crear negocios disruptivos

Un grupo homogéneo de personas será capaz de desarrollar un número limitado de ideas. ¿Motivo? Todos ellos conviven en un mismo entorno, provienen de lugares similares y comparten una cultura y una religión determinada. Muchas startups actuales se dotan de equipos formados por personas que provienen de diversos países, etnias, géneros, edades y áreas industriales diferentes. Este sistema abre más el abanico de las nuevas ideas, ya que cada una de estas personas piensa de forma diferente y pondrá sus intereses encima de la mesa de trabajo.

Una empresa debe aprovecharse de esta situación para generar productos o servicios rompedores que sean capaces de abrirse camino en mercados, por lo general, bastante saturados.

 

No tener miedo a lo desconocido

Resulta obvio que si el fundador de Tesla, Elon Musk, o el de Virgin, Richard Branson, hubieran tenido miedo a navegar en aguas desconocidas, hoy en día no existirían sus dos imperios empresariales. Un emprendedor debe dejar de lado sus temores y tomar los riesgos que muy pocos se atreven a tomar. Los pioneros desconocen los problemas que su idea puede plantear, porque sencillamente no existen casos precedentes. Pero es la única forma de crear algo disruptivo.

En definitiva, no se debe tener miedo al riesgo. Pero eso no es óbice para que se descuiden las más elementales normas de una empresa. Se debe arriesgar pero siempre con criterio y sin que una idea revolucionario comprometa la situación financiera de un negocio, hasta hacerla insostenible. Capacitar a su gente para que sea capaz de vencer sus miedos también favorece la aparición de nuevos y revolucionarios conceptos. Por tanto, se debe asumir una cultura empresarial en la que se premie a los valientes y en la no se castigue el fracaso, sino que de él se obtengan lecciones. Además de, por supuesto, cubrir todos aquellos riesgos que sí se pueden cubrir con un seguro.

 

Vigilar la utilización de los recursos

Muchas veces se piensa que dedicando ingentes cantidades de dinero es más fácil innovar. Eso quizá puede servir para una gran empresa. Pero en el caso de los negocios más rentables de reciente creación es más importante el uso que se hace de esos recursos que la empresa pone a disposición. Con esta idea, el emprendedor debe vigilar por la buena utilización de los recursos. También debe considerar que una escasez de los mismos incentiva el ingenio, lo que al final puede acudir en beneficio del surgimiento de nuevas y disruptivas ideas.

 

Adelantarse a la regulación

Resulta obvio que en la mayoría de los casos, la regulación va por detrás de los nuevos negocios. Ejemplos en este sentido tenemos muchos. Pero los conflictos originados por Uber o Airbnb en los sectores donde se mueven sus actividades constituyen una buena muestra de ello. Un nuevo negocio que se precie de ser innovador debe considerar que sus soluciones y servicios pueden generar conflictos legales. Para evitar los problemas, debe estar preparado. Será la mejor manera de evitar los inconvenientes que la burocracia legal y administrativa generan en las empresas.

 

Siempre mirar hacia el futuro

Robots, internet de las cosas, mundos virtuales… Las oportunidades para la innovación tecnológica son realmente infinitas y las nuevas empresas deben siempre mirar hacia un futuro a medio plazo. Será la única manera de generar ideas y soluciones audaces, capaces de adelantarse en el tiempo y convertir el negocio en uno de los más disruptivos y rentables del sector.

plan_comercial

Plan comercial: errores básicos de marca

A la hora de montar un negocio y elaborar un plan comercial existe un aspecto al que, en ocasiones, los emprendedores no le dan la importancia que se merece: la marca. Conviene recordar que multinacionales como Coca-Cola, Apple o Google se gastan auténticas fortunas en determinar, establecer y mantener su imagen corporativa. Ellos lo consideran básico en su negocio. Entonces, ¿por qué no se le da la misma importancia en pymes consolidadas y en negocios que acaban de comenzar?

Denominaciones como Finanzas Martínez o Demoliciones Pascual puede que gusten a los fundadores de dichas empresas. Pero, desde luego, no son capaces de generar la cultura empresarial necesaria que sea capaz de atraer a los clientes a comprar los productos o servicios que estas firmas ofertan. Por tanto, si su caso es el de un emprendedor que está lanzando su negocio, le conviene determinar una estrategia de marca viable que no caiga en estos errores fundamentales y básicos que a continuación detallamos.

Diseño amateur del logotipo de la marca

Puede que tenga la tentación de llamar a algún conocido o familiar relacionado con el diseño gráfico para que le elabore en un par de horas un logotipo para su negocio. Quizá así le salga más barato pero a la larga le resultará caro. Una empresa seria debe tener una imagen acorde y para ello es necesario contar con un diseñador gráfico profesional al cual hay que explicarle con todo lujo de detalles qué es lo que queremos que el consumidor piense de la compañía con solo vislumbrar el logotipo.

Además esa persona debe encargarse de crear el libro de estilo para que todos los documentos con los que trabaja la compañía (cartas, tarjetas, presentaciones…) y las campañas de marketing sean homogéneos. Ser amateur en este punto no compensa, ya que se transmitirá una imagen de marca errónea a los clientes, que cuesta mucho esfuerzo desmontar.

No ser consistente

Si una empresa está ya en funcionamiento y cuenta con una imagen corporativa de marca, que se quiere cambiar por los motivos que se consideren oportunos, es necesario hacerlo en todos los frentes. No puede ser que exista un logotipo determinado y que los folletos de marketing, etiquetas o facturas vayan con otros tonos de colores, o con una imagen diferente. No ser consistente con la marca genera confusión en los clientes, que tendrán dudas sobre la empresa a la que han comprado un producto o servicio. Hay que tener en cuenta que nadie tiene tiempo para perder en descubrir si detrás de dos logotipos diferentes se encuentra la misma firma. A la sociedad hay que presentarse con una imagen consistente y unitaria y ser consecuente con ella. Es decir: si queremos transmitir una imagen de calidad en nuestras referencias, no se debe generar una campaña publicitaria, basando todo en los bajos precios.

Este error ocurre con demasiada asiduidad y se encuentra entre las razones principales que llevan a que un negocio no atraiga la atención de los consumidores.

No tener eslogan

Seguro que recuerda casi todos estos reclamos: “Piensa diferente” (Apple); “¿Te gusta conducir? (BMW);  “Porque yo lo valgo” (L’Oréal); “Si bebes no conduzcas” (Tráfico); “Just do it” (Nike), “Vuelve a casa por Navidad” (Turrones El Almendro), etc. Todos ellos forman parte del club de los mejores reclamos publicitarios de marca de la historia empresarial, y reflejan en una sola frase la base del negocio. Desarrollar un eslogan pegadizo y que contenga la cultura de la compañía tiene un valor incalculable. Por contra, no contar con ningún reclamo lastra el normal desarrollo del negocio.

A la hora de montar una empresa y elaborar un plan comercial hay que tener claro también el reclamo que se pretende utilizar y valorar con estudios y diversas opiniones si es el más acertado para las referencias que se pretenden poner en el mercado.

No vigilar a los rivales

Antes de acometer cualquier plan comercial que incluya elementos de marketing, como el logotipo o la identidad corporativa, es fundamental estudiar a la competencia. Solo analizando cómo lo hacen los demás se podrán evitar errores importantes como diseñar una marca que coincida con otros o, por el contrario, que sea tan diferente, que confunda al comprador habitual. No tenga miedo en elaborar su propia versión de una buena idea que haya hecho la competencia. Si a otros les ha funcionado, a usted también puede ayudarle para incrementar ventas y beneficios.
Desconocer a nuestros clientes
No cometa el error de pensar que todo el mundo es susceptible de ser su cliente. No es así. Los productos o servicios que su empresa ofrezca interesarán a una parte de la población. Por tanto, es imprescindible que conozca el perfil de compradores que puede tener su negocio. Solo así, podrá realizar un buen trabajo con la marca. Y es que conviene recordar que un estudio de la consultora ClickZ desvela que saber quién es su cliente le permite retornos de su inversión del 241 por ciento. En cambio, desconocer dónde está su nicho hundirá cualquier posibilidad de éxito.

pocos_clientes

¿Cómo lograr que un nuevo negocio crezca con pocos clientes?

En ocasiones, la propia idiosincrasia del producto o servicio que ofrece la empresa lleva a que su base de clientes no sea excesiva. Ejemplos en este sentido podrían ser las firmas de lujo, un negocio que no requiere un elevado número de compradores, ya que por cada uno de ellos obtienen una ingente cantidad de ingresos.

Un nuevo negocio también puede sobrevivir e incluso crecer partiendo de una pequeña base de compradores. Aunque en este caso, la estrategia a seguir no pasa por los elevados márgenes, sino por lograr que de cada uno de nuestros consumidores obtengamos mayores ingresos y beneficios. El primer paso para lograrlo pasa por echar cuentas y descubrir la facturación que obtenemos por compra. A continuación, el emprendedor debe marcarse un objetivo a conseguir de cara a incrementar esos ingresos. Y, por último, se debe poner en práctica una estrategia para lograr el objetivo del punto anterior. Existen muchas maneras de incrementar el ticket medio de cada compra pero desde aquí proponemos cuatro sencillas estrategias que a buen seguro ayudarán a acercar la meta.

 

Personalizar la oferta

Una vez conozca la frecuencia con la que le visita un cliente y su gasto, es el momento de acometer los pasos necesarios para elevar esas cuantías. En muchos casos, lograrlo es lo que separa a los negocios de éxito de los que fracasan. Lo ideal para acometer este decisivo paso es personalizar las ofertas sobre los productos o servicios.

Antes podía existir la excusa del gasto, pero Internet hace que la comunicación con los clientes no suponga coste alguno al negocio, más allá, claro, del de los expertos en marketing digital que le asesoren o, directamente, trabajen para usted. Puede utilizar cualquier herramienta, como correo electrónico, mensajería instantánea, redes sociales, etc. Pero lo importante es que consiga que cada comprador que usted tiene se sienta especial y único. Y para lograrlo, nada mejor que presentarle promociones exclusivas que sean de su interés.

Otra de las ventajas de la tecnología es que ha permitido que el empresario conozca toda la información que necesita sobre sus compradores, lo que se incrementará de forma exponencial las posibilidades de éxito de las ofertas personalizadas.

Debido a los buenos resultados, este tipo de estrategias son utilizadas cada vez con más asiduidad por todo tipo de negocios que funcionan. Las grandes empresas son un buen ejemplo de estrategias que cualquier emprendedor puede replicar. Se podría decir que casi todas intentan personalizar sus referencias. Ejemplos en esta línea son los supermercados Día, que aprovechan la información que obtienen con sus tarjetas de cliente para realizar promociones personales por tiempo limitado. Amazon, El Corte Inglés, las operadoras, los bancos… Todo el mundo sigue esta política en su negocio por lo que las pymes no pueden quedarse atrás en esta carrera por fidelizar y obtener más ingresos por cliente.

Preparar contenido extra del negocio

Una de las razones por las que las empresas funcionan y tienen éxito es porque no se limitan a ver al cliente como a una persona a la que hay sacarle un dinero sino que lo consideran un socio comercial al que se le debe proporcionar un contenido interesante. Con esta manera de pensar, se logran consumidores más comprometidos con la compañía y con sus productos y servicios. También serán más receptivos a la apertura de correos electrónicos promocionales o a interactuar con la empresa en redes sociales. En definitiva, serán más abiertos a no considerar cada información que la firma proporciona como spam.

Para alcanzar ese nivel de comunión con las personas que nos pagan las nóminas nada mejor que poner a su alcance un contenido extra, que será diferente dependiendo del tipo de negocio que se tenga. Pero existen unos fijos que pueden funcionar en cualquier ámbito como los eventos educativos o los vídeos mostrando el funcionamiento de las diferentes áreas de la compañía. Lo fundamental es que el producto sea interesante para que la experiencia del cliente con la marca mejore y, por lo tanto, la tengo más en cuenta a la hora decidir sus adquisiciones.

 

Ofrecer la función de recordatorio

Una vez que se logra la identificación por parte del cliente con la cultura de empresa se puede pasar a un siguiente nivel de comunicación. En este sentido, la empresa está capacitada para convertirse en agenda o prescriptora del consumidor, recordándole a través de un correo electrónico, un tweet, un whatsapp, etc. una promoción por tiempo limitado.

Muchas veces para lograr que se incremente la frecuencia de las visitas no es necesario crear productos o servicios nuevos, sino que basta con recordar al comprador que seguimos estando en el mismo sitio para cualquier cosa que necesite. Por ejemplo, imaginemos que usted tiene una empresa de servicios de limpieza y cuenta con varios compradores que podrían utilizar el servicio una vez por semana, pero que lo hacen cada 15 días. Es probable que con algún recordatorio sobre las ventajas de un mayor uso al final obtenga su objetivo e incremente los ingresos que obtiene por dicho cliente.

 

Convertirlos en prescriptores

Es cierto que el objetivo de este post no es el de incrementar la base de consumidores, sino ampliar los beneficios que se obtienen de cada uno de ellos. Pero también es verdad que una vez obtenido el primer fin, es factible que nuestros propios compradores se conviertan en los mejores embajadores de la marca. Esto es una ventaja que conviene no menospreciar, ya que los entornos digitales son un perfecto altavoz para aumentar el grado de conocimiento de la firma. Circunstancia que, sin duda, nos beneficiará de cara a aumentar tanto ingresos como beneficios.

diplomacia_comercial

La diplomacia económica se hace cargo del comercio internacional

El combate al proteccionismo ha desaparecido de los comunicados oficiales sobre comercio internacional del G-20. Ahora, la diplomacia perfilará el nuevo orden económico global en la era Trump.

Tregua hasta julio. Será entonces, en Hamburgo, cuando los líderes de las potencias industrializadas y los grandes mercados emergentes que configuran el G-20 tendrán que perfilar la estrategia del comercio internacional. Aunque a mediados de marzo, los responsables de Economía y Finanzas de este selecto club, al que muchos analistas consideran el germen de un gobierno económico mundial, han dejado sobradas muestras de que el proteccionismo ha hecho escala en el G-20. Y que los debates sobre las normas comerciales en el futuro serán tensos y podrían eludir los precedentes históricos en favor de la libre circulación de bienes, mercancías y servicios. No por casualidad, los dirigentes de las áreas económicas de estos países no lograron consensuar la redacción final sobre comercio en el comunicado del foro. Por primera vez en su historia. Ni siquiera en un entorno como el de la ciudad-balneario de Baden-Baden. Alemania lidera la presidencia anual del G-20, junto a sus socios europeos, Francia e Italia, y a los que acompaña Reino Unido en los últimos meses antes del Brexit. En julio, retomarán las sesiones geoestratégicas y económicas del grupo los jefes de Estado o de Gobierno.

comercio_internacional_diplomacia

Comercio internacional y la nueva Administración Trump

Las relaciones comerciales han dado un giro con la nueva Administración Trump, como ya hablamos en el post sobre el nuevo escenario del comercio internacional. El nuevo Gabinete de EEUU se ha desmarcado de la estrategia de comercio internacional del gobierno de Obama. Desde el inicio de su mandato, en enero pasado, del tratado de libre comercio recién firmado con Asia/Pacífico, mientras quedaba en agua de borrajas el acuerdo transatlántico con Europa y ponía en tela de juicio el funcionamiento y las reglas de juego actuales del Nafta norteamericano con Canadá y México. El secretario del Tesoro, Steven Mnuchin, apenas logró sortear la cuestión. Intercedió para incluir en el acta del encuentro el apelativo de comercio “justo”, mientras China, que aún carece del estatus de economía de mercado, fue la gran impulsora de la existencia de las normas que rigen los intercambios transfronterizos en el seno de la Organización Mundial del Comercio (OMC). A pesar de que Pekín ha protagonizado la mayor parte de los conflictos en los paneles de arbitraje de la más alta institución comercial.

La maniobra de Mnuchin deja a las diplomacias económicas de estas naciones el papel de conciliación. Una misión nada baladí. Porque, hasta ahora, las menciones del G-20 en este punto hablaban de “resistir a cualquier forma de proteccionismo”. El asedio diplomático hacia el G-20 tendrá, al menos, 100 días para buscar una solución que se antoja compleja. Porque si bien los deseos pretéritos de que el proteccionismo al comercio y las inversiones extranjeras no se han traducido necesariamente en una mejora de los flujos de mercancías y capitales, lo cierto es que el giro político de EEUU en esta materia no sólo parece que modificará la retórica oficial, de concepción, hasta ahora, más multilateralista; sino que también añadirá incertidumbre y dudas sobre la defensa sin paliativos que, hasta ahora, la Casa Blanca ha hecho sobre la libertad comercial. Así, al menos, se manifiesta el consenso del mercado tras la reciente reunión de titulares de Economía del G-20. Una vez interpretaron la banalidad de su redacción final: “estamos trabajando para fortalecer la contribución del comercio a nuestras economías”.

administración_trump_comercio_internacional

En gran medida, la labor de esta diplomacia económica -y sus posibilidades de éxito- están en manos del comisario europeo de Asuntos Económicos y Monetarios, Pierre Moscovici, que ya se apresuró a poner paños calientes a la brecha abierta desde EEUU. “La mayor aportación a la Gran Depresión de 1929 y al Crash de 2008 ha sido evitar caer en las tentaciones proteccionistas y apostar por economías globalmente abiertas”. En sintonía con las declaraciones de la canciller Angela Merkel, y su homólogo japonés, Shinzo Abe, en un encuentro bilateral simultáneo a la reunión del G-20. Ambos incidieron en la defensa del libre comercio, y de los mercados globales abiertos y justos. “Sin barreras”, enfatizaron. En alusión a la estrategia menos cooperante con el exterior y más enfocada a la economía nacional que ha instaurado la Administración Trump.

Los expertos en comercio internacional, sin embargo, apelan a la paciencia. Porque una cosa es la dialéctica que emplea EEUU y otra bien distinta -dicen esperar-, sus decisiones oficiales. Aunque haya que prestar atención a la guerra abierta de divisas, como vimos en el post sobre los 5 principales riesgos del comercio exterior, por el retorno a la política de un dólar fuerte, que ha desempolvado la fluctuación de los tipos de cambio de las monedas en los mercados globales, y valorar la premisa de Trump de convertir el crónico déficit comercial norteamericano en superávit, impulsando las exportaciones, desde el software a la Educación.

La posición de España ante la nueva estrategia de comercio internacional

España, en este contexto, y como país invitado permanente al G-20, tendrá también que perfilar sus líneas de influencia. Como no puede ser de otra forma, al lado de la UE, institución a la que los socios europeos han cedido su soberanía en materia comercial. Pero, sobre todo, en favor del libre comercio. En un momento en el que el déficit comercial ha vuelto a hacer aparición. El pasado enero, la brecha entre compras y ventas españolas aumentó un 31,3% debido a la energía, cuyos precios se encarecieron súbitamente en los mercados internacionales durante el tránsito de 2016 a 2017. Un lastre para un país todavía muy crudo-dependiente. Y a pesar de registrar un nuevo récord exportador, con un nuevo repunte del 17,4% respecto al mismo mes del ejercicio precedente.

españa_comercio_internacional

Este brío del sector exterior español también se vislumbra entre los empresarios. Según el sondeo de Perspectivas España 2017 de KPMG, realizado entre 2.906 directivos y cargos intermedios de firmas que operan en 22 sectores diferentes de actividad, el 35% de las inversiones previstas para los próximos doce meses se destinará a la internacionalización. El estudio, que se realiza en colaboración con CEOE, marca como destinos preferenciales de las exportaciones e inversiones en mercados exteriores EEUU (10%); Francia (8%) y México (7%). Por delante de Alemania (6%) y una triada a la que asignan el 5% de los flujos internacionales, compuesta por Reino Unido, pese al Brexit, China e Italia.

nube_futuro

La nube, el futuro de los nuevos negocios

Todos recordamos el auge de las puntocom de la década de los 90. Fue una época espectacular para un sinfín de nuevos negocios que, como sabemos, no acabó bien para la mayoría de empresas que protagonizaron aquellos años de crecimiento desmedido. Haciendo un breve análisis de aquel momento, la verdad es que muy pocos sabían qué era lo que estaba ocurriendo. Se tenía la certeza de que las empresas basadas en Internet serían fundamentales en el futuro, pero, como todo lo que empieza, casi nadie fue lo suficientemente visionario para discernir el pleno alcance de ese boom, y cómo había que sobrevivir al lógico pinchazo de la burbuja.

 

Todavía hoy se siguen sin conocer las causas reales que condujeron a que muchas de aquellas empresas acumularan capital en un momento, para poco después observar como ese maná de dinero que provenía fundamentalmente de los hedge funds voló sin regreso. Obviamente, el hecho de que la mayoría de esas firmas carecieran de un plan de negocio definido en el que se mostrara con claridad una hoja de ruta adecuada de cara a obtener beneficios en el futuro, constituía una causa de peso. Pero la lecciones más importantes que se deben extraer de aquellos maravillosos y locos años es que aunque las empresas no perduraron, sí lo hizo la tecnología, que ha evolucionado hasta conducirnos a una época, la actual, en la que nada existe si no tiene una pata en el mundo digital.

 

Al igual que aquellos pioneros de Internet, hoy nos encontramos en una situación similar a la de entonces, lo que pasa es que en vez puntocom se llama puntocloud. Como pasó durante la última década del siglo XX, todo empresario o emprendedor que se precie de serlo es perfecto conocedor de que la nube o el cloud computing dominará el futuro de los negocios. Pero no será solo fundamental para los negocios por Internet o para los negocios innovadores, sino para todos los negocios. Aunque se desconoce su alcance real, todas las empresas están migrando a la nube que, en pocos años, llegará a revolucionar hasta los modelos de trabajo y de negocio de forma mucho más veloz a lo que lo hizo Internet. Obviamente toda startup que recién comience no puede obviar una realidad a la que no se sabe cómo enfrentarse.

 

Ventajas de la economía en la nube

Indudablemente el auge cloud elimina barreras de entrada para los empresarios y genera un buen número de oportunidades que conviene aprovechar. Entre otras cosas, redefine lo que es una compañía y permite que éstas partan con un enfoque mucho más global. Las relaciones comerciales y personales también sufrirán cambios, y qué decir del trabajo. Resulta evidente que algunos puestos desaparecerán y otros nuevos ocuparán su lugar.

 

El cloud formará parte del corazón de unas pymes que mirarán más allá del ámbito local o, incluso, nacional. Pero lo harán desde el mismo comienzo. Como ocurrió con las puntocom, seguirá habiendo paralelismos, ya que muchos de estos nuevos negocios centrados en la nube desaparecerán porque no fueron capaces de comprender el alcance del entorno en el que se movían. Y al igual que sucedió en el pasado, quedarán un puñado de visionarios que dirigirán el mundo desde firmas con menos de 15 años de existencia.

Uno de los cambios más notables, que ya se está empezando a producir, es la procedencia de los socios. El mundo digital elimina fronteras por lo que empieza a ser habitual que algunas startups tengan dueños de diversos rincones del planeta que, quizá, jamás han mantenido una conversación personal con la persona a la que ofrecen su apoyo financiero.

Incomprensión
Al igual que pasó con la economía digital, y todavía ocurre, la empresa tradicional considerará al cloud computing como un enemigo. No hace falta echar la vista muchos años atrás para encontrar cómo la industria de la música hizo lo imposible por impedir el auge de Internet. Pues bien, después de la dura batalla y de los cientos de víctimas, la derrota del pasado es clara y ahora buena parte de la sociedad escucha en forma digital. Igual pasará con la nube en los sectores que puedan estar más afectados por su auge, como por ejemplo, la consultoría o la auditoría. Habrá protestas y denuncias para finalmente plegarse a un futuro irremediable.
El camino a seguir
El emprendedor actual no debe ser nostálgico del pasado. Para tener éxito hoy en día es obligatorio mirar hacia delante. En los próximos años el puntocloud ofrecerá oportunidades inigualables que se deben aprovechar. Pero eso conllevará a reconocer la verdad de que esta nueva plataforma empresarial es un camino alternativo pero eficaz para que los emprendedores creen sus propias empresas de forma más rápida y efectiva.

 

Eso sí, para ello hay que olvidarse de que el mundo, al menos el más desarrollado, se mueve dentro de una economía donde la manufactura es la clave. La realidad es que la tecnología y el cloud es parte fundamental de la misma. Y que empuja al mundo de forma inexorable a una economía integrada que la política puede retrasar, pero nunca detener.

formacion_comerciales

Convierta su empresa en un centro de formación para sus comerciales

El departamento comercial es uno de los más importantes de la empresa. Ellos son los responsables de generar buena parte de los ingresos. De ahí que todo emprendedor que se precie pretenda que estos empleados dispongan de todas las herramientas necesarias para tener éxito en su labor, ya que toda la empresa depende de ello. Pero además de contar con las soluciones más adecuadas, ventas debe estar compuesto por un equipo formado de la mejor manera posible.

Sin una formación adecuada, el equipo va a la deriva y el crecimiento del negocio puede llegar a resentirse. Este punto tiene especial relevancia a la hora de acometer nuevas incorporaciones. Quizá más que en otros departamentos, la gestión comercial debe funcionar como un todo sin que existan fisuras. De lo contrario, se puede originar un efecto dominó con el resto de miembros más antiguos del equipo, que puede llevar a la pérdida de liderazgo.

La mejor forma de lograr los objetivos es convertir su empresa en un centro de formación continua para que sus comerciales siempre puedan mejorar sus conocimientos. Los emprendedores, por tanto, deben esforzarse en este punto, y estas cinco estrategias que a continuación detallamos le ayudarán en tan importante labor, que asegurará una mejora del negocio.

Difunda conocimientos de manera constante
En estos tiempos no es necesario buscar demasiado para dar con buenos contenidos. Una de las ventajas de la sociedad digital es la democratización del conocimiento. Basta con navegar por la red para que los emprendedores descubran una multitud de buenos contenidos que pueden ir desde el marketing y la compraventa internacional a las últimas estrategias a la hora de visitar clientes, o las técnicas de venta. Por tanto, es primordial que el empresario haga uso de esos recursos de probada eficacia y los comparta con su equipo comercial.

Cree una biblioteca de recursos en la que se incluya los artículos de los especialistas más prestigiosos  de los que su gente puede aprender a mejorar. Lejos de lo que pueda pensar, esta iniciativa agradará tanto a los veteranos como a los novatos, ya que serán conscientes de que la empresa hace un esfuerzo extra para que exista una continua mejora en su trabajo.

Aproveche las nuevas tecnologías
Las multinacionales no tienen inconvenientes en introducir plataformas de e-learning para la formación de los equipos. Tampoco debería tenerlos una pyme, ya que, con el entrenamiento previo adecuado, el aprendizaje electrónico ayudará a su equipo a identificar con mayor rapidez y eficacia los problemas del cliente y cómo el producto o servicio que su empresa comercializa, puede beneficiarle.

Otra de las ventajas que ofrece el e-learning es que su personal se puede formar en cualquier lugar, sin necesidad de desplazarse hasta un centro propiamente dicho para resolver cualquier duda. Internet posibilita que todo esté disponible al momento.

Permita a los veteranos ejercer una labor formativa
En este apartado no hablamos de una herramienta o solución específica que amplía conocimientos, sino de una forma de trabajar dentro del departamento comercial. Huya de la competitividad que muchas empresas imponen como funcionamiento interno y que mantiene enfrentados a los comerciales. A la larga es mucho más beneficioso para la firma que este departamento funcione como un verdadero equipo unido, en el que todos colaboren para obtener el mismo fin.

Un buen método para lograr que los veteranos no se vean presionados por los novatos es dotarles de una función formativa con los recién llegados. Esto ayudará a crear un ambiente más amigable donde todos se ayudarán para resolver los problemas con mayor prontitud.

Clases formativas cortas
Cuando no quede más remedio que llevar a cabo sesiones presenciales es importante que éstas sean lo más breves posibles. Muchos estudios han demostrado que por muy extensa que sea una charla o una explicación, la atención más intensa se produce por un periodo de tiempo que no supera los 20 minutos. Da igual lo bueno que sea el experto en cuestión, alargar en demasía una clase no aportará mayores conocimientos a los que se obtienen en una sesión breve.

La evaluación constante es imprescindible
Por su naturaleza, el departamento de ventas es uno de los más presionados de la empresa. Sus componentes están siendo constantemente valorados, ya que es muy sencillo conocer si sus cifras mejoran o empeoran. El emprendedor debe utilizar esta ingente cantidad de datos no solo para evaluar a sus comerciales, sino para encontrar los puntos débiles que se deben mejorar de cara a obtener mejores resultados.

En otras palabras, se debe buscar el lado amable de los datos y utilizarlos como herramienta de formación de cara a eliminar carencias y obtener como resultado un equipo más cohesionado.

Crear un equipo de ventas fuerte y eficiente es una de las cosas que usted puede hacer que son más beneficiosa para su negocio. Por tanto, no escatime y ofrezca a su departamento acceso a todas las fuentes de conocimientos disponibles hasta el punto de convertir su empresa en un centro de formación.

inteligencia_emocional

La inteligencia emocional, clave del éxito de los emprendedores

Ni la mejor de las ideas está libre de fracasar. En ocasiones, una de las principales causas que lleva a los nuevos negocios a la quiebra es la falta de inteligencia emocional. Desde que estos dos vocablos aparecieron por primera vez a la hora de hablar de gestión empresarial, su importancia no ha dejado de crecer. Algo lógico si se tienen en cuenta los estudios que demuestran que las personas con elevada inteligencia emocional, pero que tienen un coeficiente intelectual medio, superan a los que poseen un alto grado de coeficiente en el 70 por ciento de los casos.

Esta anomalía arrojó la realidad de que la inteligencia emocional era una importante fuente de éxito para los nuevos negocios, ya que es la clave que explica la diferenciación existente entre gran parte de la población y unos pocos elegidos, capaces de convertir ideas en negocios que funcionan. La conexión es tan fuerte que se afirma que el 90 por ciento de los empresarios con mejor desempeño personal y profesional son poseedores de una elevada dosis de inteligencia emocional. Al tratarse de algo intangible resulta complicado conocer si somos poseedores de ese “gen”, por lo que a continuación vamos a explicar unas pautas de comportamiento que indican carencia de inteligencia emocional y que, por tanto, sería conveniente que eliminara de su repertorio.

Se estresa fácilmente
Si en demasiadas ocasiones considera que la situación le supera y que le genera elevada dosis de estrés, resulta evidente que a usted le falta inteligencia emocional. Ésta le ayudaría a manejar mejor las situaciones, lo que, sin duda, irá en beneficio del negocio. En caso contrario, tomar decisiones en momentos de elevado porcentaje de estrés acostumbra a conducir al error y al equívoco.

Pierde los modales
La inteligencia emocional sirve para controlar los cambios de humor por lo que si situaciones determinadas hacen que un emprendedor abandone la empatía y amabilidad, perdiendo con ello los modales, muestra una carencia absoluta de la misma. Esto suele conducir a problemas, ya que en los negocios es fundamental el tacto. En la mayoría de las ocasiones, la fachada exterior suele ser importante a la hora de llevar a buen puerto las negociaciones.

Falta de vocabulario específico
Las personas deben expresar sus emociones, pero solo el 36 por ciento son capaces de identificarlas con claridad. Este bajo porcentaje implica un problema, ya que las emociones que no se entienden provocan malas decisiones. En cambio, esa parte de la sociedad con inteligencia emocional, que saben identificar lo que sienten, meditan mejor los siguientes pasos a tomar, ya que conocen con exactitud cómo se siente y si ese sentimiento puede afectar al negocio.

No permite el debate
Si usted es de lo que considera que siempre tiene razón y expone y defiende sus argumentos con vehemencia  ignorando el debate que le pueda plantear otra persona que no piensa igual que usted, será una prueba de carencia de inteligencia emocional. Esto es muy peligroso para las personas que dirigen negocios que funcionan, ya que solo se tendrán en cuentas sus opiniones, y se perderá el conocimiento que puede aportar el resto del equipo. Además desmotivará a la plantilla,  ya que serán conscientes de que la empresa no cuenta con ella.

Es rencoroso
El hecho de no poder olvidar una ofensa y, por el contrario, aferrarse a un resentimiento significa que vive en estado de tensión, lo que perjudica la toma de decisiones. Las personas emocionalmente inteligentes saben pasar página y sus negocios suelen beneficiarse de esta virtud.

No es capaz de perdonarse sus errores
Las personas con elevadas dosis de inteligencia emocional toman rápidamente distancia con respecto a sus errores pasados, y así lo tienen mucho más sencillo para adaptar y superar los retos del futuro. Castigarse con los fallos cometidos impide avanzar.

No conecta con los que le rodean
Ganarse la confianza de la plantilla es fundamental en una empresa, ya que los negocios existen hasta que los empleados quieren. Por tanto, si un emprendedor no logra hacerse entender o tiene problemas para relacionarse con los demás mostrará una falta importante de inteligencia emocional, que lastrará el buen trabajo de sus colaboradores.

No es capaz de expresar su enfado
La inteligencia emocional no sirve solo para ser agradable. Realmente es una cualidad que es óptima para controlar las emociones y lograr gestionarlas mejor. Por tanto, un emprendedor emocionalmente inteligente debe mostrar cuándo está molesto o frustrado, ya que enmascarar las emociones tampoco genera actitudes positivas en la compañía.

No asume responsabilidades
Es muy sencillo echar la culpa a ajenos de errores propios. Quien lo hace carece de inteligencia emocional y perjudica a la gestión de los nuevos negocios.

seo_2017

Tendencias SEO que los nuevos negocios deben seguir en 2017

Las tendencias SEO cambian continuamente y buena muestra del interés que despierta son sus continuas apariciones en mensajes en redes sociales, como Twitter, Facebook e Instagram. Si bien existen algunos componentes dentro del campo de la optimización de los motores de búsqueda (los famosos robots) que han funcionado siempre y que, es previsible, lo sigan haciendo en el futuro, siempre surgen cambios que conviene tener en cuenta para que la posición de nuestro negocio en buscadores (es decir Google) sea lo más elevada posible.

Para los nuevos negocios el conocimiento digital es fundamental para lograr una buena imagen de marca. Sacar provecho de las nuevas tendencias SEO es clave para la gestión comercial y de marketing de la empresa. Por eso desde este blog proponemos ocho nuevos puntos a vigilar en 2017 de cara a lograr que nuestra presencia digital sea lo más notable posible.

HTTPS ya es una obligación
Hasta el pasado año, que nuestra dirección de internet fuera http o https no implicaba cambios en cuanto a SEO. Ya no es así. Google ha hecho caso a las demandas de los internautas y premia el paso de las webs al protocolo https, que es más fiable a la hora de navegar. De hecho, la “s” del final es sinónimo de mayor seguridad en el intercambio de información con los servidores. El internauta busca cada vez más una experiencia segura por lo que este cambio es obligatorio y, lejos de lo que pueda parecer, implica un mínimo coste.

Tendencia hacia los contenidos largos
No es algo nuevo de este año pero cada vez se impone más en cuanto al SEO la preferencia a los contenidos extensos. ¿Cuánto? Una media de 2.000 palabras se considera adecuado y hace que nuestras páginas tengan mayor facilidad para atraer a los robots sin necesidad de tener que pagar por ello.

Los entornos sociales, cada vez más importantes
Piense acerca de la actividad y la creciente participación de todo el mundo en entornos sociales. Esta tendencia imparable lleva a que muchos productos y servicios se descubran en las redes, ya que los consumidores prefieren recurrir a los consejos anónimos de Twitter o Facebook, más que a voces más expertas. Ante esto, las marcas recurren cada vez más a estos entornos de cara a promocionar sus referencias y a mejorar sus servicios de atención al cliente, siendo activas en múltiples plataformas. Los nuevos negocios online (u offline) de los emprendedores también deben hacer un esfuerzo que, sin duda, incrementará el tráfico a su red.

Incremento de los servicios de búsqueda por voz
Google Home y Echo de Amazon permiten a los consumidores realizar búsquedas sin necesidad de utilizar teclado, ya que basta la voz para que el ordenador acate nuestras órdenes. Estos servicios irán mejorando con el tiempo y cada vez ganarán mayores funcionalidades por lo que es lógico suponer que el crecimiento generará oportunidades que sería interesante aprovechar. Su negocio no puede ser ajeno a ellas, ya que el SEO premiará cada vez con mayor intensidad un site preparado para los servicios de búsqueda por voz.

Google prefiere las páginas basadas en AMP
Accelerated Mobile Pages Project (AMP) es una manera de compilar páginas web para contenido estático para representación rápida que cada vez es más seguido por Google. Gracias a este protocolo las páginas se cargan al instante al ser webs de código abierto, mejorando con ello la experiencia de usuario. Circunstancia que siempre ha sido importante para los buscadores, pero que en 2017 seguirá ganando en influencia.

La mejor experiencia de usuario
Casi como si fuera una continuación del anterior punto, las ventajas de proporcionar una experiencia de navegación agradable para el internauta hace que éste permanezca más tiempo en la página, lo que impacta directamente en el SEO. Por si fuera poco, los visitantes que permanecen en el site se involucran más con los contenidos, reduciendo con ello la tasa de abandono. Esto también aumenta el tiempo promedio de permanencia, impulsando con ello la notoriedad de su negocio online.

Primero, los dispositivos móviles
En la actualidad, el tráfico proviene cada vez en mayor medida de dispositivos móviles, superando por un elevado porcentaje al que envían los ordenadores de sobremesa o portátiles. Esta circunstancia obliga a que la web esté concebida y diseñada primero para su correcta visualización en smartphones y tablets. Obviamente Google relegará a las últimas posiciones de su buscador aquellos sites que todavía no estén adaptados a las nuevas tendencias de navegación.

Los beneficios de los enlaces
En este sentido no hay demasiados cambios. Siempre es positivo enlazar a otras páginas desde nuestros propios contenidos, ya que es una práctica premiada por el SEO. Colgar en el site infografías también constituye otra buena herramienta para impulsar nuestra posición en Google.

socio_perfecto

Trucos para encontrar al socio perfecto para emprender un negocio

Bien es cierto que es posible que un solo emprendedor sea capaz de conducir una aventura empresarial a buen puerto. Pero, según indican las estadísticas, suele ser más habitual que a la hora de emprender un negocio exista más de un socio. De ahí que acertar en la elección del compañero de viaje perfecto para la ardua tarea que tenemos por delante nos ayude a lograr la gran meta: ganar dinero.

Las grandes empresas se logran con asociaciones. Pero también es cierto que estos enormes imperios también pueden ser destruidos por malas asociaciones. Con la intención de que los emprendedores que consultan este blog jamás tengan problemas en el momento de asociarse, exponemos a continuación unos sencillos trucos que conviene considerar para tener mayores posibilidades de éxito.

Confíe en sus instintos por encima de todo

Imagino que llamará la atención que con la infinidad de estudios y teorías que existen alrededor del tema de la asociación empresarial, el primer consejo sea el de ignorar todo aquello y confiar en los instintos. Pero es que es una gran verdad. Ninguna fría estadística será capaz de enseñar lo que se puede aprender con las sensaciones que se obtienen de una persona tras horas de conversación. Así que si en su fuero interno no está convencido del ser humano que tiene enfrente, mejor que se busque una excusa y evitar arrepentirse con posterioridad.

No busque su otro yo

Las asociaciones empresariales que funcionan se basan en que cada uno de los socios es capaz de realizar trabajos diferentes. Que cada uno tenga un conocimiento del que carece el compañero es muy beneficioso para la compañía. De ahí que a la hora de buscar sea importante fijarse en candidatos con cualidades absolutamente diferentes a las nuestras.

Aclarar las funciones de cada uno de los socios

Uno de los mayores errores que se pueden cometer al asociarse es no tener las funciones suficientemente claras. Los límites, las compensaciones y las estrategias de cada uno de los departamentos deben quedar escritas y, también, firmadas. No se trata de una cuestión de falta de confianza, sino de necesidad de cara al buen funcionamiento de la compañía.

Pongamos un claro ejemplo en este sentido. Imaginemos una productora de cine formada por tres socios principales. Uno es experto en asuntos creativos, otro sabe de finanzas, y el tercero de marketing y ventas. Obviamente si se está produciendo un film, el primer socio debe dedicarse a dirección, guión, actores, etc. El segundo, por el contrario, a encontrar la financiación para el proyecto y asegurarse de que se cumple el presupuesto. El tercero, por su parte, tendrá que trabajar la campaña de publicidad y comunicación para que la sociedad sea conocedora del proyecto realizado. Pues bien, no basta con definir las diferentes áreas de trabajo, cada uno de los tres socios debe ser el amo y señor de su parcela empresarial. De lo contrario, se generan los conflictos que suelen acabar con la disolución de la compañía.

No tenga prisas

Otro gran error que se suele cometer en la búsqueda de socios es acometer el hecho con excesiva prisa. Es primordial conocer a alguien durante un largo tiempo antes de proponer el matrimonio empresarial. ¿Cuánto tiempo? Obviamente la respuesta es relativa, aunque los psicólogos suelen situar la barrera en un año. A partir de ese momento es cuando las personas se muestran tal y como son en la realidad. Ante este contexto, lo mejor para elevar las posibilidades de éxito de la asociación es tomárselo con calma.
Las matemáticas son su aliado

Las asociaciones empresariales son maravillosas pero también pueden convertirse en la peor pesadilla de un emprendedor. Para evitarlo, es bueno echar mano de las matemáticas, aunque sea para no seguir sus reglas. Si la teoría dice que uno más uno es igual a dos, se trata de una teoría que no es buena para usted. En su caso uno más uno debe ser igual, por lo menos, a tres. Y es que una asociación debe ser mucho más que la suma de las partes, de lo contrario seguro que le compensa más externalizar esa parte del trabajo del que usted no posee los conocimientos para realizarlo.

El socio ideal debe aportar mucho más que un conocimiento específico. Al igual que usted, debe tener conocimiento en todos los apartados de la empresa para poder aportar soluciones diferentes e innovadoras de las que la empresa saldrá beneficiada en su día a día.

No olvide la diversión

Para terminar, un último truco que también funciona es el de encontrar un socio con el que se divierte. Piense que será casi como su pareja. Es más, probablemente pase más tiempo junto a su socio que junto a su familia. Así que es importante que parte de ese tiempo sea divertido. Si su socio es una persona con la que no puede hablar de otra cosa que no sea la empresa, casi mejor que se busque otra opción para abrir un negocio.

77979722-87e3-430f-b0a1-29933dfa2782

Sí te puedes aplazar hasta 30.000 euros de IVA

La controversia en torno a la posibilidad de que los trabajadores autónomos puedan solicitar aplazamientos en el pago de impuestos como el IVA llega a su fin. Al menos, a un fin temporal, por compromiso explícito del Gobierno y la publicación de una Orden a través de la Agencia Tributaria (AEAT) que faculta a este colectivo a beneficiarse aún de esta ventaja fiscal. La Orden permite aplazamientos y viene a corregir las prohibiciones levantadas por el Decreto Tributario que el Congreso aprobó el pasado 2 de diciembre, y que entre otras iniciativas, limitaba al máximo la posibilidad de solicitar aplazamientos.

 

El pasado viernes, la AEAT publicaba en su página web que las solicitudes de aplazamiento se tramitarán “en función de su importe”, y de ellas también se podrán beneficiar, no solo los trabajadores autónomos sino también las pymes, según fuentes del Ministerio de Hacienda. Ahora bien, el Gobierno establece dos procedimientos diferenciados:

 

  • Los autónomos y pymes que soliciten aplazamientos o fraccionamientos de cantidades inferiores a los 30.000 euros de IVA no tendrán que aportar ni aval ni garantía, por lo que, y he aquí la gran novedad, el fisco no pedirá explicaciones sobre si el IVA a aplazar ha sido cobrado por el contribuyente o no lo ha sido. En numerosas ocasiones el colectivo de autónomos ha puesto el grito en el cielo cuando Hacienda le reclamaba el pago del impuesto sin que a él su cliente se lo hubiera abonado. Los retrasos en el pago, además, conllevaban sanciones. En este sentido, quien demande el aplazamiento o el fraccionamiento contará con la posibilidad de pagar en 12 meses, si bien la Agencia Tributaria precisa que si el plazo de abono demandado es inferior, también será concedido.
  • Por contra, los autónomos y pymes que soliciten aplazamientos de cantidades superiores a los 30.000 euros de IVA, sí tendrán que presentar obligatoriamente aval y/o garantía para poder beneficiarse de esa medida tributaria. En este caso, el plazo máximo de abono del impuesto llega a los 18 meses, y el autónomo tendrá que demostrar que la cantidad solicitada no ha sido cobrada.

 

La corrección de la situación a instancias del Ministerio de Hacienda ha motivado el aplauso unánime de los colectivos de autónomos más representativos, la Asociación de Trabajadores Autónomos ATA y la Unión de Profesionales y Trabajadores Autónomos UPTA. ATA, de hecho, ya había hecho saber en diciembre que el Gobierno trabajaba en una solución en este sentido. Sin embargo, desde UPTA, se critica la “inseguridad jurídica” en la que está incurriendo el Ejecutivo de Mariano Rajoy con tanto cambio en este ámbito, y emplaza a los partidos políticos a acordar un marco estable para este tipo de aplazamientos.

 

Demasiados cambios

Lo cierto es que el Gobierno, en el último año y medio, ha modificado en varias ocasiones el régimen con el que los autónomos y las pymes podrían solicitar los citados aplazamientos a la Agencia Tributaria. Y todo por las necesidades del déficit público, que toca el 4,6% en un momento en el que las deudas con Hacienda superan nada menos que los 49.000 millones de euros. En octubre de 2015, dos meses antes de las elecciones, el Ejecutivo elevó el límite legal para solicitar postergar los pagos desde los 18.000 a los 30.000 euros, una mejora sustancial.

Pero por los problemas con Bruselas; la necesidad de encarrilar las cuentas públicas; y la obligación de demostrar a las instituciones europeas que este año, 2017, implicará una reducción del desvío presupuestario del 4,6 al 3,1%, Moncloa lanzó el famoso Decreto Tributario que limitaba al máximo los aplazamientos para ahorrar 1.500 millones, amén de endurecer el Impuesto de Sociedades para las 9.000 compañías que en España facturan más de 10 millones de euros; subir los tributos de Alcohol y Tabaco; e informar de que se recaudarán 500 millones de euros extraordinarios a través de nueva fiscalidad medioambiental.

La aprobación del Decreto Tributario a menos de dos meses de que autónomos y pymes tuvieran que liquidar el IVA del ejercicio anterior (cabe recordar en este punto que tienen como límite el 30 de enero de este año para hacerlo) había creado una gran inseguridad jurídica. Por eso, la reacción de Hacienda se ha producido a tiempo para que los contribuyentes tengan cierto margen y eviten “tensiones de liquidez por valor de 3.500 millones de euros”, según los cálculos proporcionados recientemente por UPTA.

De cualquiera de las maneras, y según datos facilitados por la Agencia Tributaria, la mejora económica está provocando que caigan considerablemente las peticiones de aplazamiento. En concreto, en el año 2015 un total de 1,6 millones autónomos y pymes lo solicitaron, cifra que contrasta con la de más de 2 millones del año 2013, quizá en lo más duro de la crisis económica. Además, también en 2015, las cantidad total a aplazar se situó en poco más de 10.000 millones de euros, nada más y nada menos que un 40% inferior a los más de 17.000 millones que en 2013 solicitaron devolver más tarde los contribuyentes.

errores_dinero

Errores que conllevan gastos innecesarios y que los emprendedores deben evitar

Muchas veces, cuando se escribe sobre dinero en el mundo de los emprendedores se hace especial hincapié en la idea de obtener financiación para el sostenimiento de la compañía. Pero a la hora de hablar de aquellos errores en la gestión diaria de los nuevos negocios que conllevan a perder importantes sumas de capital, el abanico es más reducido.

De ahí que en este post vayamos a tratar de mostrar fallos que se comenten en el día a día de una aventura empresarial y que pueden originar consecuencias catastróficas de cara a la supervivencia de la propia empresa.

Traer el talento del exterior en vez de desarrollo de forma interna
Cuando una empresa afronta una etapa de crecimiento precisa de talento diferente que sea capaz de desarrollar el trabajo. Por norma general, el empresario, independientemente del tamaño de la firma que dirija, suele acudir al mercado laboral para cubrir los necesarios huecos en la plantilla. Dicho de otro modo: suele ser más tentador pagar por comprar a un experto que invertir en la gente que ya forma parte de la plantilla para su adaptación a las nuevas exigencias que la empresa requiere. Aunque esta forma de actuar es habitual supone un error. Es preferible no desperdiciar lo que se posee y apostar por gente interna. Será la mejor forma de construir lealtad alrededor del negocio y confianza dentro de la organización.

Pagar por el espacio
Muchas veces un emprendedor se hace la siguiente pregunta: ¿cómo invertir mi dinero? Obviamente, en este caso nos referimos al dinero de la empresa. Por desgracia, la respuesta muchas veces se dirige hacia la oficina. Relacionado con el sueño de convertirse en empresario y en su propio jefe, el emprendedor anhela disponer de una oficina amplia y bonita que, por lo general, suele ser cara.

Es fundamental cambiar esta mentalidad. En el siglo XXI, el espacio de trabajo es lo de menos. La tecnología hace posible que la mayoría de los trabajos se puedan realizar desde cualquier lugar. Por tanto, es preferible aprovechar las mil y una oportunidades que existen en cuanto a lugares de trabajo compartido que malgastar el capital en una oficina.

Apostar por los nuevos clientes en vez de conservar a los que ya se tienen
Generalmente, las empresas tienden a dedicar sus esfuerzos a incrementar su base de clientes. Eso es lógico pero no puede dejarse de lado la labor de fidelizar a los que ya se han conseguido. ¿Motivo? Porque simplemente son más rentables. La fidelización cuesta mucho menos y genera más beneficios que la captación.

Pagarse en exceso
Una de los mayores peligros que tiene una empresa es gastar de más. Muchas veces y casi sin que el emprendedor se dé cuenta, el gasto excesivo se cuela en el día a día de la firma y cuando se quiere dar cuenta el problema es ya irreversible. Es necesario llevar las cuentas de la compañía como se hace con las de casa. Subir demasiado los sueldos (especialmente el de los altos cargos) no suele ser una buena política. Siempre será necesario vigilar la productividad hasta descubrir hasta dónde se puede pagar, sin que el negocio se ponga en peligro.

Olvidarse de vigilarlo todo
Cuando se emprende un negocio, el emprendedor está encima de todo. Pero cuando se va avanzando y, sobre todo, si se tiene éxito se tiende a delegar muchas responsabilidades en los subalternos. Esa actitud es lógica y positiva. Pero siempre hay que mantenerse al pie del cañón de todas las decisiones importantes. Será la única manera de evitar que se malgaste un dinero que, quizá, sea imprescindible para la gestión de la compañía en un futuro cercano.

Confiarlo todo al marketing
A la hora de tomar decisiones, en muchos casos los directivos se olvidan de algo tan simple como que somos personas y nos gusta comprar a la gente que conocemos y nos ha tratado bien. Extrapolando esta idea al mundo de los nuevos negocios y su necesidad de generar una imagen de marca se percibe que se suele apostar en exceso por los gastos de marketing al mismo tiempo que se descuida un factor fundamental: formar a la plantilla para ofrecer un mejor servicio a los clientes.

El marketing es fundamental para crearse una marca reconocible. Pero no es menos cierto que a la hora de obtener un retorno económico a la inversión, no perder de vista la formación de los equipos ofrece una rentabilidad superior.

Anteponer los ingresos a los beneficios
Una empresa está para ganar dinero. Punto. Todos los añadidos que se le quieran poner después son precisamente eso: accesorios. Por tanto, todavía sorprende cómo es posible que muchas empresas de gran tamaño presten tan poca atención a la rentabilidad –léase Twitter por ejemplo-. Centrar los esfuerzos en incrementar la facturación sin comprobar si estos ingresos son rentables es probablemente el mayor error relacionado con el dinero que se puede cometer.

Por tanto, la línea de la cuenta de resultados que debe mirar siempre un emprendedor es la  de pérdidas y ganancias y tratar de lograr que las segundas superen siempre a las primeras.

ideas_dinero

Ideas de negocio que requieren poco dinero

Este 2017 parece un buen año de cara a comenzar una aventura empresarial. El consumo se aceleró en 2016, el empleo dejó buenas cifras y las previsiones para 2017 son optimistas. Obviamente, existen múltiples incertidumbres externas, como el cercano fin de la política monetaria del Banco Central Europeo, que puede meter presión a la deuda del país, o las acciones que lleve a cabo Donald Trump desde la Casa Blanca. Pero, si no ocurre nada inesperado, lo normal es que la economía española siga creciendo.

De ahí que 2017 se presente como interesante para los emprendedores. Quizá haya llegado el momento de que dé el paso y cumpla su sueño de convertirse en un empresario. Pero, por supuesto, existen infinitos obstáculos que puede impedirle alcanzar la meta. Uno de los más importantes, si no el que más, es la falta de dinero para levantar el castillo de naipes.

A pesar de eso, siempre hay que recordar que existen préstamos, subvenciones y otras opciones que el mercado pone a disposición de los emprendedores, como el crowdfunding. Por tanto, el dinero no debería ser la excusa utilizada para poner en marcha ideas de negocio que podrían funcionar. Más allá de esos mecanismos de financiación, existe un cierto tipo de negocios que pueden arrancar con una inversión mínima de efectivo.

¿Qué se necesita para poner en marcha ideas que no requieren de un exceso de capital?
El primer paso debe ser la planificación, que será dónde se descubrirá qué necesita la empresa y qué nos puede costar. Por tanto, será necesario idear un plan de negocio y un modelo financiero para tener una base en la que moverse.

A continuación, llega uno de los momentos más laboriosos. Aunque los procesos han mejorado, la realidad es que España todavía pone demasiadas trabas a la hora de arrancar ideas de negocios rentables. No le quedará más remedio que ir de un lado a otro con papeles para crear la empresa. Pero eso sí, dinero no le hará falta demasiado.

Obviamente si la intención es gastar entre poco o nada el negocio debe estar ubicado en entornos digitales. En este contexto, comprar un dominio se antoja necesario. Es imprescindible invertir en la marca desde el principio si se quiere tener una imagen de empresa que será clave para que las ideas innovadoras que pretendemos poner en el mercado tengan posibilidades de éxito. De todas formas, la inversión en este sentido será modesta. Ya que se pueden conseguir dominios fiables por menos de 30 euros al año.

Finalmente toca crear la página web (lo que se puede hacer gratis, aunque requerirá un esfuerzo extra) y llevar a cabo una pequeña inversión en marketing para que el consumidor sepa que existimos.

A continuación llega el turno del equipo, las oficinas y otros bienes tangibles. Pues bien, como la intención de la idea de negocio es invertir poco dinero, será necesario prescindir de estos elementos. Algunas empresas no requieren de ninguno de ellos, como se verá más adelante.

Lo que no se puede olvidar es el producto o el servicio. Como es normal, toda empresa debe vender algo. Este gasto sí que será imprescindible, pero mínimo si la referencia es un servicio en vez de un bien tangible.

¿Qué tipo de empresa se puede crear con recursos escasos?
Existen diferentes ideas de negocios rentables o ideas innovadoras que no requieren de una inversión mayor de la que ya se ha llevado a cabo en el apartado anterior. Un ejemplo serían las creaciones personales. En concreto, referidas a artesanía. Por ejemplo, si usted es pintor podría vender sus obras de arte con la inversión que se reduce a los materiales y el tiempo que precisa para completarlas. Plataformas de venta como eBay o Amazon le permiten acceder a un inmenso mercado sin tener que afrontar el gasto que implica crear una tienda online.

Ofrecer servicios a domicilio también se incluye entre las opciones que un emprendedor sin capital tiene a su disposición. Los servicios no le constarán dinero porque son bienes intangibles. Y si desarrolla su trabajo en un área cercana a su domicilio, tampoco necesitará una sede física para su negocio. En este apartado se pueden incluir servicios de canguro, clases extra, paseo de perros, cuidado de mascotas, reparación de ordenadores, etc.

Todo lo relacionado con las reparaciones también son una buena opción. Si usted es un manitas en un tema determinado, podrá convertir esa virtud en ingresos para su negocio. Reparaciones del hogar en todas sus variantes se incluyen en este apartado. No requerirán invertir nada y si es bueno en lo que hace, pronto el boca oreja le convertirá en un nombre conocido en la zona.

Otro buen ejemplo sería la consultoría. Si usted posee un conocimiento que en estos momentos resulta necesario podrá montar un negocio alrededor del mismo. Una empresa de consultoría no requiere de inversiones ni de tener una sede física. Es suficiente con una web y una marca reconocida.

Por último, entre las buenas ideas de negocio que requieren de escasa inversión se encuentra la segunda mano. La idea detrás de la reventa es simple. Usted compra los productos y los vende a otras personas por un precio superior. Para llevarlo a cabo con éxito se puede recurrir al dropshipping o venta al por mayor, para adquirir los bienes. Con la primera opción se envían directamente al cliente desde el fabricante y usted se convierte exclusivamente en el intermediario, con lo que el beneficio será menor pero no le hará falta invertir. El segundo aspecto, convertirse en mayorista, precisa de más dinero y espacio para almacenar. Pero tendrá más control sobre el negocio y mejores oportunidades de incrementar las ganancias.