exito

El camino al éxito, según Richard Branson

Controla un grupo que cuenta con más de 350 empresas y que factura más de 15.000 millones de euros. Con estas cifras, Virgin es uno de los mayores conglomerados empresariales del Reino Unido. Al frente del mismo se encuentra su excéntrico fundador, Richard Branson. Este empresario ha sido capaz de crear un imperio de dimensiones siderales en menos de 40 años. ¿Su truco? El mismo se encarga de desvelar las que, en su opinión, son las diez claves del éxito.
Con semejante trayectoria, resulta evidente que lo diga es interesante para todo aquel que aspire a convertirse en emprendedor. Por eso, a continuación les desvelamos las etapas que llevan al éxito en el mundo de los negocios. Palabra de Branson.

Persiga sus sueños
Para este personaje la vida es mucho más edificante si se basa en las pasiones. Las personas que trabajan en las cosas que le gustan son más felices. Y nada hace disfrutar más que obtener aquello por lo que se ha soñado siempre.

Haga algo positivo
Una empresa no es solo una forma jurídica que sirve para ganar dinero, sino mucho más. Se trata de un ente que aporta algo beneficioso a otras personas. Diferenciarse del resto para ofrecer algo que mejore a la sociedad es la principal responsabilidad de las compañías. Esos beneficiarios pueden ser los empleados o los clientes. Eso es lo de menos, lo importante es aportar algo bueno a los demás.

Crea en sus ideas y póngalas al servicio de la empresa
El presidente de Virgin piensa que la cercanía que haya entre el negocio y los objetivos personales marca la diferencia entre el éxito y el fracaso. Si un emprendedor no está orgulloso de lo que está haciendo, ¿por qué debería estarlo alguien más? La respuesta a esta pregunta no se encuentra en los beneficios obtenidos por aquello que no nos satisface. A la larga, la aventura empresarial acabará mal si no comulga con los fines personales del emprendedor.

Diviértase y haga que el resto de miembros de la plantilla también disfrute
La diversión es una de las virtudes fundamentales de cualquier empresa exitosa. Si no se disfruta acudiendo al trabajo todos los días quizá haya llegado la hora de probar otra cosa. Con una actitud negativa es imposible que los empleados se sientan comprometidos y felices. Y eso se nota en la relación con los clientes.

La palabra fracaso no existe
Aunque pueda parecer lo contrario, la carrera del presidente de Virgin no ha sido un camino de rosas. A lo largo de los años ha habido muchos momentos en los que la dificultad de los acontecimientos le hizo replantearse lo que estaba haciendo. Pero jamás pensó en dejarlos de lado. Esa es una de las lecciones principales que todo emprendedor debería conocer. A pesar de todo, hay que seguir intentándolo, ya que la tenacidad acerca mucho a la consecución de los fines.
Saber escuchar, y anotarlo todo
Para un empresario es más importante saber escuchar que hablar. De esa forma se consigue mucha información importante que debe ser anotada en el primer momento que sea posible para que no caiga en el saco del olvido. De esas ideas pueden surgir con posteridad negocios de éxito.
Aprender a delegar y a pasar tiempo con los suyos
Para Branson, la familia es y siempre ha sido lo más importante. Por eso es vital no olvidar que se debe tener tiempo para los seres queridos. La forma de conseguirlo consiste en saber delegar y en contratar a esas personas que le descarguen de responsabilidades y le regalen un tiempo precioso para el goce personal. Ésta es una de las máximas que todo emprendedor suele romper y que, con los años, repercute en el funcionamiento de la empresa.

Comunicarse
Grandes empresarios como Steve Jobs (Apple) o John Lasseter (Pixar) siempre tuvieron claro que las ideas debían tener barra libre para circular por la sede social de cualquier compañía. Por ese motivo, crearon espacios abiertos y fomentaron la comunicación entre todos los componentes de las compañías, altos jefes incluidos. De esa forma, se genera un ambiente beneficioso para los negocios y para el descubrimiento de ese nicho de negocio que toda empresa siempre anda buscando.

Salir de la oficina
Muchas veces el trabajo obliga a estar pegado a la pantalla del ordenador o del dispositivo móvil de turno. Eso no es bueno. En opinión del fundador de Virgin un emprendedor debe aventurarse a salir del despacho y contemplar la vida desde una perspectiva más cercana. De esa forma conocerá lo que realmente necesita la sociedad y como su empresa puede satisfacer esas cuestiones.

Olvidarse del sueño de ser millonario
Aunque Richard Branson no sea la persona que debería decirlo, el mero hecho de no soñar con la riqueza supone la última lección que ofrece este empresario a los futuros hombres de negocios. En su opinión, con un techo sobre la cabeza y poco más se puede conseguir la felicidad. Esa forma de ser es fundamental transmitirla a la empresa para poder crear líneas de negocio que quizá no aporten beneficios pero sí imagen.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *