se_traspasa

Cómo valorar el traspaso de negocios

“Traspaso completo de una amplia panadería (11.000€ negociables) situada en plena ciudad y a menos de 100 metros de la parada del metro; totalmente equipada y en funcionamiento con clientela habitual”. El anuncio corresponde a Barcelona, es real y puede haber puesto ya los dientes largos a más de un emprendedor.

 

Y es que comenzar una actividad desde cero puede resultar un tanto complicado y tedioso. Al  emprendedor le suelen asaltar mil dudas sobre la elección del local, su ubicación, sus posibilidades de éxito, etc. Ante todos estos interrogantes, existe una fórmula que pueda dar cierta tranquilidad al que apuesta por ella. Se trata de adquirir un traspaso de negocio que venga funcionando desde hace tiempo y que, por lo tanto, ya haya demostrado su viabilidad. Pero, ¿cómo valoraremos adecuadamente el precio del traspaso para que las dos partes (vendedor y comprador) queden completamente satisfechas de la operación? Sin duda, habrá que tener en cuenta algunos importantes aspectos como los siguientes:

 

Ubicación. La situación física del local es fundamental. Su ubicación en el centro de una ciudad o en un lugar con gran afluencia de posibles clientes y consumidores es un factor a tener muy en cuenta. Así como la presencia de medios de transporte cercanos, ya sean paradas de autobús o bocas de metro. Ambos elementos constituyen atractivos añadidos a un buen local, que pueden aumentar su valoración.

 

Fondo de comercio. Se trata del valor inmaterial del negocio o, dicho en otras palabras, de la capacidad que éste tenga para generar beneficios en el presente y en el futuro. Aunque es difícil calcular una cifra, ésta dependerá finalmente de factores como la mayor o menor clientela de la que disponga, el prestigio conseguido, la experiencia adquirida, etc.

 

Efecto CESCE

Información sobre el local. El ‘comprador’ del negocio no debe dejarse deslumbrar por un alquiler de bajo precio, sino que ha de pedir todos los datos y la información posible sobre el local. Entre los documentos que tiene que proporcionarle el ‘vendedor’ se encuentra el contrato de arrendamiento, los permisos y licencias, así como la documentación donde se puedan comprobar aspectos como la antigüedad, el inventario, los equipos y las existencias.

 

Reformas. Un capítulo importante, al que habrá que prestar una atención especial, es el de las reformas realizadas en el local, sobre todo si se han hecho recientemente. Es importante conocer en qué han consistido, cuándo se han realizado y con qué objetivos. Además, es conveniente saber si han afectado a las instalaciones y suministros de energía, así como a las medidas de prevención y seguridad, un elemento muy importante a tener en cuenta en algunos negocios como la restauración.

 

Información sobre el negocio. Si el local es importante para calcular el precio del traspaso, la evolución del negocio lo es, aún, más si cabe. Es imprescindible comprobar cómo han ido las cuentas durante los últimos años, por lo que conviene pedir información sobre las ventas, la facturación, el número de clientes, los costes y la rentabilidad de los últimos años.

 

Valoración. Una vez estudiada toda la información sobre el local y el negocio, es el momento de llegar a un acuerdo sobre el precio del traspaso. En el caso de que éste no se produjera rápidamente, sería aconsejable encargar una valoración objetiva e independiente a un perito externo. Una vez obtenida ésta, puede ser también conveniente acudir a otro experto, que aporte una segunda opinión, si así nos quedamos más tranquilos.

 

Imagen de Jesús Rodríguez

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *