imagenes_online

¿Cómo lograr que las imágenes sean oportunidades de negocio online?

En el cuartel general de Inditex en la localidad de Arteixo (A Coruña) existe un inmenso espacio dedicado a realizar fotografías de las prendas que posteriormente serán puestas a la venta en las distintas tiendas online de la cadena textil. Allí, un buen número de modelos, fotógrafos y diseñadores realizan un sinfín de pruebas hasta que logran dar con la instantánea que consideran perfecta para representar el producto.

Tamaño esmero refleja con claridad la importancia de la imagen en cualquier firma que utilice el canal digital para llegar al cliente. Es obvio que una pyme no puede dedicar los mismos recursos que la propietaria de marcas como Zara. Pero eso no es excusa para descuidar la imagen con la que ilustrar las referencias que se ponen a la venta por internet.

No se puede olvidar que el consumidor que se acerca a nuestros productos o servicios a través de la red solo cuenta con el sentido de la vista para realizar o no su compra. De ahí que sea imprescindible generar y mostrar instantáneas de la mayor calidad posible para tener posibilidades de convencerle. Eso sí, eso solo se puede lograr si antes se dispone de una buena tienda online adaptada a los dispositivos móviles, que son un instrumento cada vez más fundamental en las compras de los usuarios.

Teniendo en cuenta todo lo anterior, vamos a mostrar a continuación unos consejos muy sencillos, pero imprescindibles, para perfeccionar las imágenes de los productos y alcanzar el objetivo de que la imagen genere oportunidades de negocio.

Utilizar solo imágenes en alta resolución
Es cierto  que para mantener  el interés del usuario es necesario que el tiempo que tarda en cargar una página web sea corto. Pero eso no es óbice para permitir que las imágenes que se suban al site tengan mala calidad. Muy al contrario las instantáneas iniciales que se hacen a un producto deben ser en alta resolución para asegurar un visionado perfecto en página.

Y es que solo partiendo de originales con calidad se podrá trabajar posteriormente para rebajar su tamaño pero sin que esta acción conlleve pérdida de calidad en el visionado. Para ello será necesario contar con un buen equipo fotográfico. Es cierto que habrá que realizar una inversión pero sin ella es imposible lograr que una imagen pueda generar ingresos. De hecho, si se hace mal lo único que reportará son pérdidas, ya que el posible usuario abandonará la tienda online y se irá a otro lugar donde pueda ver con claridad los productos que quiere adquirir.

Utilizar un formato estándar como JPG
Aunque existen infinidad de formatos para las fotos digitales, las buenas tiendas online suelen trabajar siempre con imágenes JPG, PNG o GIF. El motivo es que otros formatos que quizá ofrecen mayor calidad de visionado suelen dar problemas en internet. Quizá haya navegadores que los reconozcan pero otros no. De ahí que para evitar inconvenientes posteriores con imágenes que no se ven en pantalla sea importante centrarse en los formatos establecidos.

Trabajar con tamaños manejables
Las pymes y los autónomos que tienen negocios que funcionan por internet poseen páginas webs sencillas que cargan rápido aunque integren un buen número de imágenes. Para lograrlo es necesario obtener instantáneas que pesen poco para no saturar los servidores pero sin que este hecho conlleve pérdida de calidad. De ahí que nuestras fotos en alta resolución que hicimos en el primer paso de estos consejos deban ser tratadas y transformadas a formatos como GIF o JPG que reducen megas de peso pero sin reducir la calidad.

Realizar fotos desde diversos ángulos
Uno de los principales problemas que el usuario se encuentra a la hora de comprar por internet es no poder tocar ni oler el producto. De ahí que sea necesario que la imagen que se muestra sea capaz de transmitir todas esas sensaciones que el consumidor no tiene en los canales digitales. Es obvio que un emprendedor no podrá conseguir nunca reflejar el tacto de una tela con una foto. Pero sí que puede sustituir esa sensación dando al cliente la posibilidad de apreciar el producto desde todos los ángulos posibles para que sea capaz de hacerse la idea más fidedigna posible de lo que va a adquirir.

Siempre fotos en color
Aunque parezca obvio conviene recordar que a la hora del comercio electrónico, las imágenes en blanco y negro están descartadas, ya que los estudios demuestran que el 90 por ciento de las decisiones de compra de un producto tienen que ver con el color.

Trabaje el encuadre
El esfuerzo no debe centrarse solo en el producto, lo que rodea al mismo también es importante. El cliente no quiere ver una referencia colocada sobre un fondo blanco. Al igual que en los escaparates de las tiendas prefiere observar el artículo en un contexto adecuado que refleje su utilización real.

Centre la atención en lo importante
Aunque el cliente digital es partidario de ver el artículo en su entorno, tal y como se decía en el punto anterior, el emprendedor debe esforzarse porque la mirada del usuario se centre siempre en el objeto principal. Aquel que queremos que compre. De ahí el buen funcionamiento que los diseños minimalistas tienen en este tipo de tiendas online.

trabajo_en_equipo

Los secretos del trabajo en equipo en los nuevos negocios

Eficiencia y productividad son dos palabras que se han escuchado mucho en estos años pasados de crisis. Incluso siguen siendo utilizadas ahora en sectores como la banca, que deben mejorar en estos aspectos para sobrevivir en un entorno de tipos de interés al cero por ciento. Pues bien, la mejor manera de elevar la productividad de un negocio no pasa necesariamente por bajar sueldos y recortar plantilla. Una solución que, por desgracia, se utiliza más de lo debido.

Existen alternativas para incrementar la eficiencia de los empleados, aunque la más importante de todas ellas es fomentar el trabajo en equipo haciendo que todos persigan las mismas metas en común. Esta forma de trabajar reduce de forma exponencial el tiempo que se tarda en realizar una labor. No se limita a recortar un 50 por ciento la duración en caso de ser realizada por dos personas. Cuando se trabaja en grupo, los esfuerzos se potencian disminuyendo con ello el tiempo y elevando la eficiencia y calidad de los resultados.

El emprendedor es la figura clave que existe en los nuevos negocios para lograr que exista el trabajo en equipo. Si el líder solo piensa en sí mismo es imposible que logre la comunión y el compromiso del resto de la plantilla. De ahí que sea fundamental que siempre eleve el  “nosotros” por encima del “yo”. Eso es lo que hacen precisamente grandes empresarios como el fundador de Vigin, Richard Branson, que en todas sus entrevistas siempre habla de “nosotros” y nunca se cuelga la medalla en solitario. Resulta evidente que Branson sabe que elevar la motivación de su gente e integrarlos en la estrategia del grupo es un plan de negocios con visos de alcanzar el éxito.

Las pymes y los autónomos que cuenten con algún colaborador en su equipo también pueden realizar una gestión de personas basada en el grupo. Aunque para lograrlo es necesario seguir los pasos que se exponen a continuación.

Genere confianza en su gente

La confianza es la clave fundamental del trabajo en equipo.

Sin ella será imposible lograr el compromiso del resto. De ahí que sea fundamental generar un entorno laboral en el que todos conozcan las habilidades del resto y en donde los secretos se reduzcan a la mínima expresión.

Establezca las mismas metas

Es imprescindible que todos en la plantilla comparta las mismas metas, ya que de lo contrario será imposible llevar a cabo una estrategia de trabajo en equipo. Para lograrlo, es necesario que el emprendedor comunique de forma clara y sincera la misión y los objetivos de la compañía a todos los componentes de la misma.

Fomente el orgullo de pertenencia

En el gigante familiar Codorníu son conscientes de que lo más importante para el futuro de la empresa más longeva de España es mantener el orgullo de pertenencia. Solo así se logrará que un accionariado formado por cientos de parientes se mantenga estable y siga remando en la misma dirección.

El ejemplo de la cava catalana es perfecto para ilustrar la importancia capital que presenta el hecho de que solo se colaborará en equipo cuando el ser humano se siente parte de algo importante. De ahí que desarrollar una identidad común en la empresa se antoje como importante para alcanzar un entorno de trabajo adecuado para todos.

Cuente con sus empleados

Una empresa que quiera integrar el trabajo en equipo en su estrategia de negocio de cara a mejorar la eficiencia y la productividad no puede regirse por un líder autoritario al que no le interesa la opinión del resto de miembros de la plantilla. Por eso, el emprendedor debe estar siempre abierto a recibir ideas, sugerencias e incluso reconocer errores. En otras palabras debe tener en cuenta cualquier comentario del último miembro de la compañía, ya que solo así podrá fomentar el trabajo en equipo.

Impulse el compromiso

Un buen emprendedor debe ser capaz de hacer entender al  resto de su equipo que los triunfos y los fracasos son responsabilidad de todos. Nunca cometa el error de hacer pensar al resto que el problema es de otro, sino que haga que todo sea compartido.

Mejore la comunicación

Un equipo debe escuchar y expresarse. Y eso solo se logra si en la firma existen los canales de comunicación adecuados para que todo se retroalimente. Resulta evidente que en este empeño, una estrategia de puertas  cerradas en los despachos carece de sentido, ya que suponen una muralla infranqueable para llevar a cabo una buena labor de comunicación.

Conviértase en un líder

Todo grupo de trabajo requiere de la figura de un líder que sea capaz de guiar los esfuerzos en aras de alcanzar un mayor éxito.  En una pyme esa figura es la del emprendedor que debe convertirse en miembro del equipo y que tendrá que ser clave a la hora de que todos avancen en la misma dirección.

cesce

El seguro del exportador

La internacionalización del tejido empresarial y ser exportador

Desde hace varios años, la Administración y las empresas españolas y sus organizaciones representativas apuestan decididamente por fomentar la internacionalización de nuestro tejido empresarial, conscientes de que si la economía española quiere crecer, ha de ser a través del exterior. Es por ello que desde todos estos ámbitos se alienta a las empresas a salir al exterior como única vía de crecimiento, como medio para fomentar la productividad, la innovación y para crear empleo. Para ello es necesario ser exportador.

Un mensaje este de internacionalizarse para crecer que, pese a su validez incuestionable no siempre se acompaña de una reflexión previa y necesaria como es la necesidad de disponer de masa crítica, productividad, innovación y capacidad de crecimiento como garantías del éxito a la hora salir al exterior.

Los datos y el seguro exportador

Un aspecto este último esencial en un tejido empresarial como el español que está formado casi en su totalidad por pymes. Las empresas con menos de 250 trabajadores representan el 99,88%, lo que equivale a 3.178.408 unidades productivas. Por ello, si queremos que se consolide el modelo de crecimiento orientado al exterior, debemos dinamizar los instrumentos que ayuden a potenciar esas deficiencias en productividad, innovación y, fundamentalmente, en la financiación.

Las carencias financieras son, hoy, uno de los factores que más está frenando el desarrollo de la exportación en las empresas. Desde las distintas administraciones se han puesto en marcha diferentes instrumentos financieros públicos para solucionarlas o mitigarlas. Entre ellos está el seguro de crédito de CESCE, que juega hoy un papel esencial como elemento dinamizador y de apoyo a la iniciativa empresarial. Un papel clave que quedó de manifestó durante los primeros años de la crisis, cuando fueron los mecanismos oficiales los que hicieron posible acometer los proyectos en el exterior ante la carencia casi absoluta de crédito por parte de las entidades, demostrando su utilidad como corrector de fallos de mercado.

Hoy, con la recuperación económica en fase de consolidación, y con ella la oferta de financiación privada, la realidad es que ésta, que fluye para las grandes empresas, todavía no llega a las pymes; o, al menos, no lo hace en la cuantía y con las condiciones que debiera, lo que se traduce en pérdida de oportunidades de negocio exterior y de crecimiento en los mercados internacionales. Y a esto es a lo que quiere y va a contribuir CESCE, a través del Plan Estratégico que la Compañía ha aprobado con el horizonte del año 2020, y que tiene como ejes estratégicos la internacionalización, la digitalización y las pymes, poniendo al cliente como eje prioritario de todas las actividades y productos.

bliack_friday_espana

Consejos para abordar el Black Friday desde la pyme

Desde hace varios años, los comercios españoles se han unido a la moda anglosajona del Black Friday con el fin de adelantar las compras navideñas y captar nuevos clientes a través de grandes descuentos. En la campaña de este año, que arrancará el 24 de noviembre, se espera una participación de casi el 50% de las pymes con venta online.

 

Quedan pocos días para la llegada del Black Friday, un viernes de descuentos marcado a fuego por el sector del comercio. Celebrado un día después de la festividad norteamericana de Acción de Gracias (que este año tendrá lugar el 23 de noviembre), se ha convertido en el pistoletazo de salida de las compras navideñas.

De hecho, ha dado pie a todo un periplo de consumo que va desde ese viernes hasta el lunes (Ciber Monday), con descuentos en el canal de venta online. O, incluso, hasta el martes (Giving Tuesday) para todos aquellos que quieren regalar solidaridad y potenciar desde la empresa nuevas políticas de Responsabilidad Social Corporativa (RSC).

En cualquier caso, cada vez son más las pymes españolas que deciden sumarse a este reclamo comercial. Según un reciente estudio publicado por eBay, casi un 50% de las tiendas online ofrecerán descuentos entre el 24 hasta el 27 de noviembre. En cuanto a las pequeñas y medianas empresas que venden también físicamente, este año se ha superado por primera vez la barrera del 30%.

El documento asegura que las parcelas que más éxito esperan tener son las de la moda, el deporte y la electrónica, aunque también tendrán una importante presencia las vinculadas con casa y jardín, ocio y coleccionismo. Según los datos de eBay, las más de 4.000 tiendas españolas que participaron en la campaña del año pasado incrementaron un 20% sus ventas con respecto al mismo periplo en 2015.

Una fecha que no se puede descuidar

Toda aquella pequeña empresa que quiera subirse al carro del Black Friday debe tener en cuenta una serie de detalles que no puede descuidar y que debe activar desde ya.

  • Promoción y diferenciación

    El establecimiento debe avisar con antelación al cliente ávido de ofertas y dejarle muy claro cuándo, dónde y con qué cantidades van a llevarse a cabo. Cuanto más se diferencie más llamará la atención, y cuantos más medios emplee para promocionarse, más ojos verán su marca. Para ello puede valerse de la publicidad, de reclamos en su escaparate, físico y/o digital, y de anuncios atrayentes a través de redes sociales.Pero, cuidado, optar por esta última opción significa haberlas trabajado previamente, diseñando diligentemente la presencia y los mensajes y habiendo captado a un grupo generoso de seguidores fieles que puedan no sólo darnos feedback como compradores, sino que fomenten el ‘boca a boca’.

  • Mensaje y objetivo

    Para que la promoción sea eficaz, el mensaje trasladado a nuestros posibles clientes debe ser directo y claro. Si fuese posible, ha de estar enfocado a un nicho poblacional concreto, el más habitual entre nuestros compradores, y a una serie de demandas o necesidades que se nos hayan planteado de forma frecuente. Y, por supuesto, con un precio lo más ajustado posible para poder captar y fidelizar.

  • Servicio de entrega y posventa

    Son esenciales también para esa captación y fidelización de la que hablábamos anteriormente. Da igual que nuestro precio sea el más bajo: si el cliente lo recibe tarde o en malas condiciones, o si no sabemos darle solución a un problema latente habremos perdido su confianza. Y con ella también la de otros muchos que atenderán a sus malas críticas sobre nuestro servicio, que muy probablemente quedarán plasmadas en la Red de Redes.

  • Planificación

    Entrar en el universo del Black Friday no debe decidirse de la noche a la mañana, hay que estar preparado y tener muy presentes posibles hecatombes para saber cómo evitarlas: caídas de la tienda online; fallos en los sistemas de cobros o en la gestión de stock; contratación de personal adicional; posibles problemas con proveedores de productos y/o servicios… Que alguno de los eslabones falle significará retrasos y desajustes en muchos pedidos y, en consecuencia nos llevaremos unos cuantos clientes insatisfechos.

redes_sociales

Nueve errores que no debe cometer en redes sociales

El social media marketing y las redes sociales

Más de 19 millones de españoles utilizan a diario las redes sociales. Además nuestros internautas están a la cabeza del mundo en cuanto al número de entornos sociales que visitan cada día, con 6,2. Mientras, nuestros vecinos europeos se conforman con 5,4 y la media mundial se queda en 4,8. Sirvan estos datos para reflejar la enorme importancia que tienen las redes para una empresa. De ahí que el social media marketing se haya convertido en una poderosa herramienta para aquellas pymes que pretendan conectar con sus clientes.

Hoy en día el plan de negocio de una empresa debe tener en cuenta las redes sociales. Es más, muchas marcas de éxito han levantado sus negocios a través del boca a boca que se originó en Facebook, Twitter, LinkedIn, Instagram o YouTube. Por el contrario, muchos emprendedores nunca han sido capaces de dar con la tecla para conectar con su público. Lo más probable es que ese empresario que no fue capaz de captar la atención del internauta cometiera alguno de los errores de marketing que detallamos a continuación y de los que todos los negocios que aspiran a ser rentables deben huir.

Diversificar los esfuerzos en las redes Sociales

En demasiadas ocasiones, los negocios, y más los que son por internet, tienden a utilizar demasiadas plataformas. Quizá una gran empresa con un inmenso equipo de marketing pueda permitirse el lujo de apostar por -además de las 5 citadas- Snapchat, Pinterest, FourSquare, SlideShare, Yelp, Flickr… Pero una pyme debe centrarse en dos o tres plataformas que se adapten a su negocio y a los intereses de sus clientes y convertirse en experto de las mismas.
Y es que el marketing en redes sociales requiere experiencia. Solo así se podrá destacar entre las 300 millones de fotos que se suben cada día a Facebook, o los 510.000 comentarios que se publican cada 60 segundos en la misma red social.

Olvidarse de los seguidores

Los seguidores son los que traen más seguidores. Ésta es una regla básica de las redes sociales. Con esta idea, olvidarte de ellos constituye un error de irreparables consecuencias. A los que nos siguen en entornos sociales hay que tratarlos como si clientes fueran. Por tanto, su interés e interactuación con nuestros contenidos debe ser recompensada, por ejemplo mediante un mensaje personal que puede incluir, o no, un regalo de agradecimiento.

Copiar a otros

Copiar tal cual la estrategia y contenidos de otra marca rival que esté teniendo éxito no es positivo para nuestro negocio. Las redes sociales están diseñadas para premiar el contenido nuevo y los usuarios lo prefieren. Por tanto, es preferible que diseñe su propia estrategia de marketing. Aunque se equivoque y haya que pulirla, es mejor que plagiar a otro.

No utilizar las estadísticas en las redes sociales

Nos guste o no las estadísticas son parte fundamental del social media marketing. Saber si un contenido es más o menos visitado por los seguidores nos da una idea de la estrategia que debe seguir la empresa para captar la atención del internauta. Por dicho motivo, ignorar lo que los números reflejan hace que sea muy complicado elaborar una estrategia correcta con la que mejorar el impacto de nuestros contenidos.

Desconocer a nuestro cliente

Si el emprendedor desconoce cómo es su cliente en las redes sociales y qué es lo que puede interesarle no será incapaz de desarrollar un marketing digital adecuado. Incluso podrá equivocarse a la hora de seleccionar las redes a las que dedicar sus esfuerzos.

No aprovechar el potencial del vídeo

El 60 por ciento de los expertos en redes sociales destaca que el vídeo es fundamental para incrementar el impacto de los contenidos. Su indudable atractivo para la audiencia hace ineludible la utilización a la hora de elevar el conocimiento de la marca en entornos sociales.

Considerar que la estrategia en todas las redes sociales es la misma

Cada red social es diferente y lo que funciona en una puede no hacerlo en otra. Hay que valorar que los internautas utilizan diversas redes para encontrar contenidos diversos. Si no, ¿para qué iban a tener en su smartphone las diferentes aplicaciones de las diversas redes?. Es evidente que si una empresa utiliza el mismo contenido en todas estas redes sin adaptarlo mínimamente a las mismas estará llevando a cabo una estrategia equivocada.

Crear un equipo demasiado amateur

Es habitual considerar que los más jóvenes son los mejor preparados para crear una estrategia adecuada de marketing en redes sociales. Este tipo de decisiones refleja que la firma no desarrolla una apuesta digital profesional. Muy al contrario, destacar en el mundo de internet exige de la elaboración de planes trabajados y concienzudamente medidos. Solo así se podrán tener posibilidades de éxito.

Centrarse exclusivamente en aumentar la cantidad de seguidores

Es cierto que un objetivo es lograr aumentar el número de seguidores de la empresa. Pero es conveniente no olvidar que, en el caso de las pymes, es preferible una pequeña y sólida base de fieles clientes que derrochar esfuerzos en captar seguidores momentáneos logrados a base de realizar publicaciones de pago. Un emprendedor debe valorar lo que le resulta más interesante para su negocio.

generacion_z

La Generación Z y su importancia para los nuevos negocios

¿Sabes quienes son la Generación Z?

Cuando se habla de nueva generación de clientes, se suele recordar siempre la importancia de los Millennials. Es decir los nacidos en la década de los 80 y principios de los 90. Es cierto que estas personas son consumidores ávidos. Pero del grupo demográfico que continua a la también conocida como Generación Y, se desconocen demasiadas cosas. Nos referimos a la que ya se viene llamando Generación Z. Se trata del grupo de jóvenes que nacieron a partir de 1995 y que llega hasta el año 2000, según algunos estudios. Otros, en cambio, estiman que esta generación comienza en el 2000. Sea como sea, el caso es que hablamos de los jóvenes que actualmente no llegan o acaban de cumplir los 20 años.

En qué se diferencia ésta generación

A diferencia de sus predecesores, la Generación Z no quiere cambiar el mundo. Tampoco destaca por acumular bienes materiales, lo que distingue a estos jóvenes de sus padres, la Generación X. Son un amplio grupo demográfico que está a medio camino de las dos generaciones precedentes. En otras palabras, tienen algo de idealistas y algo de materialistas, pero sin destacar en ninguno de los dos entornos, lo que hace más complicado definir una estrategia de negocio capaz de captar su interés.

Las claves

La Generación Z es completamente digital:

Y capaz de controlar diversas pantallas a la vez. Son personas autodidactas y saben aprender de Internet. Destacan por su elevada creatividad y al desarrollarse en un entorno económico complicado, conviene recordar que crecieron durante la crisis financiera de 2008, son autosuficientes. Además agrupan al 25,9 por ciento de la población mundial y no están demasiado interesados en las marcas que son en exceso protagonistas.

Objetivos medidos: 

Otra de sus claves es que se trata de jóvenes que tienen muy medidos sus objetivos y piensan en la vida como una constante superación de niveles, al estilo de los videojuegos. De ahí que una de las grandes diferencias que tienen con los Millennials es que mientras estos utilizan las redes sociales para compartir información, la Generación Z aprovecha las plataformas para elaborar contenido propio, llevando con ello su propia estrategia de marketing digital.

Visuales:

Además destacan por disponer de una comunicación en la que el apartado visual es el rey. Para ellos, el manejo de las imágenes, los vídeos y los símbolos es casi más importante que el de las palabras. Entienden mejor los entornos visuales porque, para la Generación Z, se prestan menos a las malas interpretaciones.

El poder adquisitivo:

De momento, carecen de suficiente poder adquisitivo como para poder considerarlos clientes importantes, pero este es el colectivo al que los nuevos negocios deben tratar de vender sus productos o servicios en un corto periodo de tiempo y que, como decíamos al principio, agrupa al 25,9 por ciento de la población mundial. De ahí la gran importancia que tiene que los emprendedores elaboren estrategias de gestión comercial y marketing con las que lograr marcas con capacidad para conquistar a la Generación Z. Con esta idea, desde este blog lanzamos una serie de consejos que pueden ayudar a atrapar a los jóvenes actuales.

Conoce su peculiar lenguaje

Ya se ha comentado en este post que los jóvenes que forman parte de este importante colectivo usan un lenguaje y una conversación más conceptual basada en elementos sintéticos e imágenes y que reducen la utilización de las palabras. Ante esta evidencia es necesario que plataformas como Instagram o SnapChat tengan una especial relevancia en nuestro plan de negocio, ya que son las preferidas por la Generación Z.

Para ellos, los entornos y medios tradicionales no son suficientes. De ahí que requieran de un esfuerzo extra de las empresas. Las últimas campañas de publicidad de marcas como Coca-Cola o Microsoft constituyen buenos ejemplos de cómo seducir a estos jóvenes.

Solucione sus problemas

La Generación Z ignora a todas aquellas marcas que quieren ser demasiado protagonistas. No comparten la idea de una enseña que destaque en exceso su identidad, sino que quieren que las empresas les ayuden a resolver sus propios problemas y que les acompañen a lo largo de su propia vida. En otras palabras, buscan que las marcas sean compañeras a las que se pueden recurrir. De ahí que aprecien por encima de cualquier otra estrategia, el lanzamiento de aplicaciones específicas que solucionen carencias concretas.

La marca también debe impulsarles

A la Generación Z no le basta con la simple transacción habitual. La empresa vende, yo compro. Eso no es suficiente. También quieren que las marcas les ayuden a mantener o incrementar su propia influencia, por ejemplo, en redes sociales. Una buena idea en este sentido es buscar entre nuestros jóvenes seguidores al protagonista o protagonistas de nuestra próxima campaña de publicidad.

Una experiencia única de compra

Antes se decía que la Generación Z no está tan concienciada socialmente como la Y. Es decir, nunca se apuntarán a colectivos como Greenpeace, pero eso no quiere decir que no prefieran comprar a marcas que tengan conciencia social y que ayuden en causas en las que creen. Por tanto, es necesario que los nuevos negocios tengan los valores de responsabilidad que ellos buscan. También exigen de una experiencia de compra única para seleccionar un producto por encima de otro de carácter similar.

logo_empresa

¿Estás seguro que tú logo habla bien de ti?

Tu logo, su primera impresión

No hay empresa sin logo. Después de la idea, los objetivos y algunos puntos de la estrategia, el diseño de un logo está entre las primeras tareas que aborda cualquier emprendedor a la hora de realizar su plan de negocio.  Staples, la empresa de suministros de oficina más grande de Estados Unidos, asegura que apenas se necesitan 90 segundos para que un cliente se cree una opinión sobre un negocio o una empresa: el tiempo que tarda en analizar su logotipo.

La baja efectividad del logo “no profesional”

Pero que esta tarea sea prioritaria no siempre significa que se le dé la importancia y el tratamiento adecuado.  Delegar esa tarea en colegas aficionados a la creatividad, hacerla entre los propios emprendedores o confiarla a algún método barato y rápido que se anuncia por Internet sin duda culmina con algún tipo de icono denominado logo que puede servir para imprimir las primeras tarjetas de visitas.

Lo que no está tan claro es que ese icono tenga la efectividad suficiente. Es probable que el resultado de ese proceso ofrezca una figura basada en modelos estándar que aplican a muchas empresas, en el mejor de los casos basada en los gustos personales del fundador de la compañía que fue quien lo encargó. Y muy probablemente carente de un análisis previo básico: ¿Qué se quiere comunicar?

Lecciones básicas del logo:

Por ello, no conviene escatimar en esta inversión, ya que será la tarjeta de presentación del negocio por muchos años y apostar por el consejo y la ayuda de los profesionales del branding. Sin duda, así lo hicieron referentes como CocaCola, Nike, Apple, Adidas y tanta otras grandes compañías cuyas grafías son mundialmente conocidas y transmiten mucho más que el nombre de la empresa.  De sus experiencias se pueden sacar algunas lecciones básicas, como:

– Lo simple es un valor seguro

Si hay un proceso para aplicar eso de Menos es Más, ese es, sin duda, la creación de un logo. En el ranking de los mejores logos del mundo reina la simplicidad, desde la manzana de Apple hasta el pajarito de Twitter. Las formas simples son más fáciles de retener por la mente humana y, por lo tanto, más fáciles de asociar a una marca que es lo que se quiere conseguir cuando se diseña un logo.

– Pensar en el cliente, no en el jefe

Aunque suene difícil para muchos, el resultado del diseño de un logo tiene que responder a lo que quiere transmitir a los clientes a quienes va dirigido.

A nadie le importa si el color favorito del jefe es el verde o si es un apasionado de la tipografía comic sans. Los colores tienen una psicología. El verde transmite seriedad frente a la positividad del amarillo o a calma del azul.  El Blanco es, además de la famosa pureza, ingenuidad, sencillez. El negro prestigio, por ejemplo. Estudiar estas connotaciones para adecuarlas a lo que se quiere que piensen los futuros clientes es clave.

Lo mismo ocurre con las grafías. Elegir un comic sans para transmitir un mensaje serio, no parece muy acertado, por ejemplo.  Otra cosa es que el logo se dirija a un público infantil. Aunque no está demás saber que ese es, tal vez, el tipo de letra más odiado por los diseñadores.

– Huir de las modas

Elaborar un logo es un proceso complicado y costoso. No es algo que esté sujeto a cambios constantes, por ello su diseño tiene estar enfocado al largo plazo. Que pasen los años y eso no afecte al diseño ni deje a trasnochada la imagen de la compañía.

Para ello, hay que evitar ligarlo a las tendencias de diseño, colores, grafías de moda en el momento de abordar su diseño.  Lo que puede ser perfecto para una publicidad puntual, puede quedar desfasado con el plazo de unos pocos años.

– ¿Colores corporativos? Sí, pero…

En algunos casos, no muchos, los logotipos multicolor pueden quedar bien, como le ocurre a Google, pero lo normal es que no sea así. Además, hay que tener en cuenta que en muchas ocasiones, como les ocurre a los partidos políticos o a los bancos españoles, el color dominante de sus logos es parte intrínseca de su identidad.

Cuando la propuesta de logo es multicolor es conveniente hacerlo pasar por la prueba del blanco y negro. Es decir, imprimirlo solo en esos dos colores.  Las políticas de ahorro de coste en las empresas han impuesto que, de manera generalizada, los documentos se impriman en blanco y negro por lo que más que invertir en colorido hay que apostar por diseño y color dominante.

Un ejemplo de esta apuesta ha sido Apple, su manzana multicolor original se ha transformado en la actual sombra casi transparente.

Y recuerde, si nunca encargaría a un aficionado organizar sus finanzas, tampoco lo haga con el elemento más visible de su imagen de marca. El coste puede ser muy alto.

riesgo_financiero

Claves para evitar el riesgo financiero y la crisis

La crisis y el consumo

La crisis económica de la pasada década, de la que aún no se puede decir que la hayamos abandonado en su totalidad, demostró que muchas empresas no estaban tan preparadas como se creían. La mejor muestra se encuentra en las cientos de miles que tuvieron que cerrar, ya que su situación financiera no fue capaz de soportar la bajada de los ingresos que el menor consumo generó.

Las pymes

Las pymes, como eslabón más débil de la actividad empresarial española, también padecieron las consecuencias de la crisis, especialmente el cierre del grifo del crédito bancario que condenó a muchos negocios al ostracismo. Para evitar que esto vuelva a suceder y que su negocio sea capaz de superar con mejor nota un periodo de recesión le mostramos cinco claves básicas y fundamentales que no le convertirán en un experto de la contabilidad financiera pero sí le permitirán disminuir su riesgo financiero, y aumentar las posibilidades de supervivencia ante futuras crisis económicas.

Separe las cuentas

Algunos emprendedores siguen cometiendo el grave error de considerar que las finanzas del negocio y las personales son lo mismo. De ahí que las gestionen juntas y mezclen las partidas. Para llevar bien un negocio debe hacerse un control por separado de lo personal y la empresa. No deben tener nada que ver, ya que de lo contrario es imposible discernir que parte de los ingresos y gastos corresponden a una u otra partida.

Incluso no basta con tener cuentas y tarjetas separadas. Lo más importante es que las operaciones que se efectúen con esos productos financieros correspondan en exclusiva a necesidades reales de la empresa. Solo así se podrá estar más prevenido ante una crisis. O, al menos, se evitará que la quiebra de la empresa arruine nuestras propias finanzas.

Contrate un seguro

Prevenir es mejor que curar. Y para responder a esta máxima es imprescindible que el escaso número de emprendedores que protege su inversión a través de la compra de un seguro aumente. Todas las firmas aseguradoras cuentan con infinidad de pólizas que le cubren ante cualquier instancia y, también, reflejan la vigencia y las limitaciones de lo contratado. Por tanto, deje de pensar que sacar un seguro significa un gasto.

Muy al contrario, se trata de una buena inversión que puede salvar el futuro de su negocio en caso de siniestros de cualquier tipo.

Compare

Nunca hay que conformarse con la primera opción. Para evitar riesgos financieros de más es imprescindible que usted compare siempre todas las opciones existentes antes de afrontar un gasto. Esta máxima es imprescindible en el momento de elegir un proveedor, pero también sirve para cualquier otra acción empresarial.

A la hora de comparar también debe tener en cuenta que el precio no es la única variable a considerar. La calidad, la seriedad, la prontitud y las condiciones de entrega también deben tenerse en cuenta, ya que todo ello influye para la estabilidad financiera.

Nunca gastar de más

La pasada crisis también es un perfecto ejemplo de cómo miles de empresas cometieron el error de gastar por encima de sus posibilidades. Solo hay que fijarse en las constructoras que hasta se atrevían a comprar bancos, o a crecer a través de deuda, ya que la evolución futura de su negocio parecía ser más que suficiente para satisfacer el pasivo.

El problema es que la crisis derrumbó todas esas perspectivas de ingresos y mostró las verdades de unas empresas que eran incapaces de saldar cuentas con sus acreedores. Casos como los de Fadesa, Sacyr o Nozar son fiel reflejo de una situación que conviene evitar a toda costa. De ahí que nunca haya que endeudarse por encima de la capacidad de pago, así las finanzas de la firma serán capaces de responder a cualquier préstamo que se solicite.

Pero lo anterior solo se puede conseguir si los gastos nunca superan a los ingresos, ya que lo contrario nos conduce al abismo. Lo mejor es que el equilibrio entre ambas partidas exista desde el momento de puesta en marcha del negocio. Solo así se podrá crecer sin acumular deuda y, por lo tanto, se obtendrá una independencia financiera, que es un salvavidas fundamental en casos de recesión económica.

A la hora de cuadrar las cifras tampoco se puede olvidar que son los pequeños gastos (agua, internet, luz, alquiler…) los que muchas veces nos impiden alcanzar la ortodoxia contable.

Cuente con un fondo de reserva

Piense en el capital que necesita tener disponible para asegurar el funcionamiento del negocio durante un mes. Multiplique esa cantidad por tres o cuatro y meta ese dinero en una cuenta que no tocará salvo en caso de extrema necesidad. Disponer de un fondo de reserva también reduce el riesgo financiero por lo que siempre que sea posible cuente con ese extra para superar los malos momentos económicos.

instagram

Consejos para que los emprendedores saquen partido a Instagram

Hay que estar en las Redes Sociales

A día de hoy todavía existen muchas empresas que consideran las redes sociales como un trabajo extra que no queda más remedio que hacer dentro de la estrategia de marketing de una compañía. Pensar así constituye un error ya que los entornos sociales solo serán beneficiosos para un negocio cuando sean vistos y tratados como claves dentro de la estrategia de crecimiento de una empresa. Solo así, la presencia en redes puede contribuir al éxito de la compañía.

Céntrate en las imágenes: Snapchat o Instagram

En las grandes empresas pero, sobre todo, en los nuevos negocios, pymes y también autónomos se suele cometer el error de centrar la apuesta social en entornos donde el contenido es fundamental, como Facebook o Twitter. Y se dejan de lado plataformas basadas en la imagen gráfica como Snapchat o Instagram. Cuando esto ocurre se están perdiendo grandes oportunidades de negocio. Sin ir más lejos, Instagram es ideal para promocionar una marca. Aunque para ello primero hay que tener una considerable audiencia.

Aumenta seguidores en Instagram

Por eso el objetivo de este post es, precisamente, lograr que un emprendedor aumente su número de fieles seguidores en Instagram para poder aprovechar esta aplicación para impulsar su crecimiento.

Sepa quién es su público objetivo

Antes de comenzar la andadura en Instagram (y en cualquier red social dicho sea de paso) debe saber a la perfección cómo es el público objetivo de su negocio. No es lo mismo que los jóvenes sean los que le compran sus productos o servicios a que sean personas mayores. Solo conociendo a su público podrá iniciar una estrategia de crecimiento en entornos sociales.

Ofrezca a su cliente lo que éste quiere

Resulta obvio, para crecer en número de seguidores es Instagram es imprescindible ofrecer un contenido de interés para su público. De ahí la importancia del punto anterior. Pero, cuidado, aunque sepa cómo es su cliente es posible que le cueste mucho acertar con lo que debe publicar en Instagram para atraer su interés. Por tanto, la mejor estrategia que puede seguir en este sentido para amarrar y fidelizar al internauta es mediante ensayo y error. Pruebe hasta que encuentre alguna materia que funcione. Cuando lo consiga siga tirando del hilo sin olvidar que nada es eterno. Es decir, es posible que lo que le ha funcionado bien durante meses o años deje de hacerlo sin ningún motivo evidente. En ese momento no le quedará más remedio que regresar a la estrategia de prueba y error.

Obtenga seguidores por sus contenidos

La única forma de lograr seguidores útiles para la marca que, más tarde, podrían convertirse en buenos clientes del negocio es acertando con el contenido publicado. En ese caso logrará un crecimiento orgánico en el número de seguidores. Pero, lo más importante, es que habrá captado la atención de cada una de esas personas y esperarán con entusiasmo cualquier nueva actualización de su perfil. En otras palabras, están totalmente fidelizados con su marca.

Esfuércese

Tener un perfil en Instagram y publicar algo de vez en cuando no le llevará a obtener grandes resultados. Los medios sociales requieren de la existencia de un compromiso del usuario y de interacción. De lo contrario, pierden su razón de ser. El internauta también busca eso mismo. De ahí que no acepte que alguien se esconda detrás de un perfil y aparezca de vez en cuando, como si de un fantasma se tratase. Si usted actúa así, olvídese de lograr algo de éxito en Instagram. Un buen contenido necesita ser acompañado por la interacción. Así que no dude en dedicar un tiempo al día a contestar a todos y cada uno de los mensajes y comentarios que le llegan a su perfil. De esa forma, construirá una relación más fuerte y duradera con sus seguidores.

Si usted es capaz de lograr una buena comunión con sus seguidores solo necesitará un pequeño esfuerzo más para convertir a esas personas en clientes. Pero eso solo será posible si, como decíamos al comienzo de este post, Instagram y el resto de redes sociales forman parten del núcleo de nuestra estrategia de marketing.

pilotos_ryanair

Claves para que los emprendedores eviten la fuga de empleados

Recientemente hemos asistido a un hecho insólito. En  menos de un año, la aerolínea Ryanair ha visto como perdía 700 pilotos, que ponían rumbo a compañías rivales. Esta circunstancia es llamativa en cualquier gran multinacional. Pero adquiere todavía más relevancia al comprobar que la aerolínea irlandesa es la líder en Europa por número de pasajeros transportados.

A pesar de ello, buena parte de su plantilla ha decidido abandonarla para iniciar una nueva etapa en otra compañía. ¿Por qué ha ocurrido? En este caso, la razón que ha llevado a la emigración de los trabajadores de la firma irlandesa son los bajos sueldos que paga en comparación con sus rivales del bajo coste. Así, los salarios en Vueling y easyJet, por ejemplo, son hasta un 30 por ciento más elevados.

El ejemplo de Ryanair ilustra la realidad de que nadie está libre de la pérdida de talento. Los emprendedores deben hacer lo imposible para que eso no les ocurra, ya que en la mayoría de los casos resulta muy complicado encontrar a otro empleado capaz de desarrollar el trabajo con la misma calidad que el que se tenía previamente.

El primer paso para evitar la huida del personal es tener en cuenta una realidad. Además de por un salario mejor, un trabajador está dispuesto a abandonar un puesto por la mala actuación de sus jefes. Ellos, y no la empresa, son la causa principal del abandono. De cara a evitar que usted sufra un accidente con su personal laboral que afecte al negocio es necesario comprender los grandes errores que los managers cometen y que obligan a renunciar a empleados rentables y óptimos.

Exceso de trabajo

Uno de los factores de mayor riesgo que precipitan las salidas de la empresa es la sobrecarga de actividad. Es cierto que es tentador incrementar el volumen de trabajo en los buenos empleados, ya que siempre cumplen con su cometido a la perfección. Pero se trata de una mala idea, ya que ellos se sentirán castigados por el mero hecho de ser mejores que los demás.

Si cree inevitable elevar la carga de trabajo de un empleado en concreto, debe acompañarlo con una mejora en el escalafón de la empresa y en la nómina mensual. Así el trabajador lo considerará un premio y no un castigo inmerecido.

No reconocer el trabajo bien hecho

La famosa palmadita en la espalda ha salvado a muchos empresarios de que su mejor empleado abandonara la compañía. Un jefe que no es capaz de reconocer el beneficio que para la empresa supone un empleado en concreto corre el riesgo de sufrir una importante pérdida de talento. Para evitarlo las personas que se esfuerzan en pro de la empresa deben ser reconocidas, bien con un gesto público o con un incremento en su retribución.

Tener una mala (o nula) relación

Es imposible pedir esfuerzos extra a nadie si jamás nos hemos interesado por esa persona. Es cierto que la productividad de la plantilla se mide por los resultados, pero es una evidencia que los trabajadores mejorarán su desempaño si ven que en la compañía son tratados como personas y que tienen un jefe que se preocupa por ellos. Por tanto, la obligación de un emprendedor es acercarse a sus colaboradores y tener una relación laboral cercana.

No cumplir  con lo que se promete

Decirle a un empleado que en enero tendrá una subida de sueldo y luego no realizarla es sinónimo de pérdida de ese trabajador. Y es que una de las peores acciones que un jefe puede realizar es no cumplir con la palabra dada. Para eso es mejor no prometer nada ya que lo contrario eleva la desmotivación de la plantilla hasta tocar máximos.

Ascender a quien no lo merece

Para un trabajador que se esfuerza como nadie y que es consciente de la gran labor que realiza para la empresa no existe mayor ofensa que ver cómo se asciende a un compañero suyo que hace un trabajo peor. La buena salud laboral de una empresa depende de que los jefes no se equivoquen a la hora de tomar este tipo de decisiones. De cara a evitar que eso ocurra es necesario saber realmente cómo funciona la empresa por dentro. Solo así podrá descubrir quién es la persona adecuada para recibir el premio.

Impedir el desarrollo de los empleados

Un mal jefe que ve que un empleado es bueno haciendo una labor busca mantenerle en ese nicho de productividad. Pues bien, se equivoca.  Al talento no se le puede encerrar en una caja. Hay que dejarle expandirse si no tratará de buscar su propia salida en otra parte. Así que no se niegue si un colaborador le pide otra función. Le estará agradecido por ello.

No formar a su gente

Pensar que alguien que es capaz de hacer un trabajo hoy seguirá siendo capaz de hacerlo en el futuro es una equivocación. Los tiempos cambian y la formación continua de la plantilla es necesaria para mantener los niveles de productividad y para evitar que se marchen a otra compañía en busca de los conocimientos que se le niegan en su actual desempeño.

En conclusión, lo más principal es tratar bien a los trabajadores más talentosos, ya que ellos son los que tienen más opciones de encontrar un puesto mejor en una firma rival. Por tanto, un buen jefe debe conseguir que estas personas quieran seguir colaborando con la firma. Ésa es su principal misión.

poco_dinero

¿Cómo montar un negocio con poco dinero?

En el área de los negocios, el término anglosajón bootstrapping se utiliza la definir la capacidad de emprender un negocio con recursos muy limitados. Y es que es precisamente la falta de dinero lo que en demasiadas ocasiones evita que nazcan negocios innovadores, que podrían ofrecer productos o servicios que mejoraran la calidad de vida de las personas.

Muchas veces esas buenas ideas se pierden por lo extremadamente difícil que es el bootstrapping. No hay que engañarse, las famosas historias de los garajes americanos de los que surgieron multinacionales se pueden contar con los dedos de una mano. Pero eso no quiere decir que un emprendedor deba abandonar su sueño por el mero hecho de que el camino esté repleto de obstáculos. De ahí que en el objetivo de este post sea explicar cómo montar un negocio con pocos recursos.

Nada de derrochar

Resulta obvio, pero un emprendedor que pretenda inscribir su nombre entre los fundadores de negocios con futuro y que no cuente con una infinita cuenta corriente por detrás debe cuidar hasta el último céntimo de euro. De ahí que ejemplos propios de muchas startups cuyos espacios de oficinas son lujosos y albergan caprichos como mesas de ping pong son innecesarios en las primeras etapas. Es mucho más aconsejable que ese dinero se utilice para la conquista de clientes, por ejemplo. Con la idea de recudir costes, utilizar espacios de coworking se antoja como una buena solución.

Pero no solo por el dinero que se queda en el banco sino por otra serie de beneficios de los que los negocios innovadores pueden sacar partido. Trabajar en un entorno de coworking puede ser beneficioso para su negocio y, entre otras cosas, puede ayudar a aumentar la rapidez a la hora de tomar decisiones. Por eso es importante que considere esta posibilidad aunque disponga de fondos suficientes para abrir una oficina propia.

Nada de deudas

El gran objetivo del  bootstrapping es el de ser capaces de levantar un negocio del que mantenga el total de la propiedad de la empresa. Para conseguirlo la palabra deuda no debe formar parte del diccionario de la empresa. Así que no se le ocurra empezar a acumular pasivo, aunque sea en su tarjeta de crédito, ya que si no es capaz de pagarlo en el plazo previsto podría empezar a generar un agujero financiero insalvable para la empresa y que, quizá, solo la entrada de un socio inversor evitaría.

La publicidad es usted

Una de las primeras misiones de una firma que posee un producto o servicio con posibilidades de ser la base de todo negocio con futuro que se precie es darse a conocer. Si somos muy buenos y nadie lo sabe, es como si no existiéramos. Las agencias de comunicación y publicidad son el mejor vehículo para que la empresa se haga con un nombre que sea conocido por la opinión pública. Pero, aunque se puedan encontrar por pagos mensuales de menos de 600 euros, existen opciones de índole gratuito de generarnos prensa valiosa para el negocio. Lo único que tiene que ocurrir es que usted señor emprendedor esté dispuesto a hacer ese trabajo. Si puede y quiere dedique tiempo a utilizar cualquier herramienta gratuita de internet para promocionar su marca.

No dude tampoco en contactar con los periodistas para ver si fuera posible que alguna revista, diario o medio digital escriba sobre usted o su negocio. Si quiere contactar con los profesionales de los medios siga este consejo: no utilice el correo electrónico. Los periodistas tienen la bandeja de entrada repleta de correos por lo que es probable que el que usted manda no sea ni abierto y acabe en la basura. En su lugar, es preferible que busque contactar por las redes sociales. Si comprueba que la persona en concreto es activa en un entorno social determinado, no dude en tratar de conversar con él a través de ese canal. Sus posibilidades de éxito aumentarán de manera exponencial.

No baje la guardia con los gastos

La mejor manera de llevar la contabilidad de un negocio que acaba de empezar es similar a cómo los padres o madres llevan las cuentas de la casa. Piense que su empresa es como su familia y que el único objetivo es que el dinero que tenemos nos alcance para llegar a fin de mes. Y si se puede ahorrar algo, pues mejor que mejor. Solo así se asegurará de la solvencia financiera de su micropyme y evitará tener que perder su propiedad o, lo que es peor, tener que cerrar.

Nadie regala nada

En los negocios, como en la vida en general, es casi imposible encontrar a alguien que regale las cosas. Como decían los mayores, nadie da duros a peseta. Aplíquese este refrán a la hora de buscar más dinero para su negocio en el capital riesgo. Muchos emprendedores brillantes son cegados por el venture capital y olvidan que los ingresos menos los costes debe dar cifras positivas. De ahí que aceleren la puesta en marcha del negocio y se lancen a la aventura mucho antes de estar preparados.

El bootstrapping es más lento pero a menudo se traduce por un resultado financiero mejor en el futuro. El capital riesgo es una buena herramienta. Pero no para todos. Para algo como una red social, cuya mayor virtud está en elevar su número de usuarios, sí que es necesario. Pero no todas las empresas son iguales.

South_Summit

South Summit vuelve a poner en valor al emprendedor tecnológico

Madrid acogerá en octubre South Summit, un foro de encuentro internacional para startups e inversores en busca de proyectos innovadores. En esta ocasión se ha dedicado un espacio exclusivo dirigido a fondos de inversión y de venture capital, business angels, instituciones y corporaciones con el fin de facilitar su interacción y favorecer el cierre de proyectos.

 

Entre el 4 y el 6 de octubre Madrid acogerá una nueva edición de South Summit, un encuentro en el que emprendimiento e innovación se dan la mano y al que acuden empresarios e inversores de todas las partes del planeta. De hecho, este año contará con un espacio de debate dirigido a fondos de inversión y de venture capital, business angels, instituciones y corporaciones para compartir estrategias, aprendizajes, cerrar potenciales rondas de inversión.

 

Expertos asistentes a South Summit

Se convierte así en una interesante cita para las startups de dentro y fuera de España, ya que entre los expertos que han confirmado su presencia están: Jonathan Medved, CEO de Ourcrowd, una plataforma de equity crowdfunding que ha invertido ya más de 440 millones de euros en 70 compañías tecnológicas en fases tempranas de desarrollo.

También acudirá Laura Grimmelmann, inversora en Accel Partners, uno de los mayores fondos del mundo, interesado en jóvenes startups especializadas en software, data y el llamado ‘consumer internet business’, que pone en contacto directo al proveedor de un servicio con el consumidor. Tampoco faltarán: Johannes Bruder, COO de Rocket Internet, desde donde se han constituido firmas tan conocidas como Zalando; y Carolina Brochado, partner del fondo Atomico y referente en el mundo del venture capital, entre otros muchos.

 

Foco de aprendizaje asegurado

Además de ser un punto de encuentro para encontrar la tan ansiada financiación o el apoyo de grandes compañías, South Summit también es un foco de aprendizaje y conocimiento. Hay más de un centenar de ponentes confirmados de distintas nacionalidades, que representan a diversos sectores y que tratarán en sus conferencias y mesas de debate temas específicos para la puesta en marcha y desarrollo de empresas tecnológicas.

No obstante, hay ocho bloques temáticos que tendrán especial protagonismo durante la celebración: sistemas inteligentes de transporte; viajes y turismo; sistemas de gestión financiera innovadores; industria y sostenibilidad; gestión de contenidos; salud y biotecnología; moda y estilo de vida; y arte y cultura.

100 Startups Finalistas

Anualmente la organización de South Summit da la oportunidad a 100 empresas innovadoras a presentar sus proyectos en uno de sus escenarios, la mayoría vinculadas a esos ocho bloques temáticos. Para participar hay que inscribirse en la Startup Competition, que este año ha recogido unas 3.500 solicitudes, de las cuales un 53% han sido de origen internacional, procedentes de 72 países.

Para realizar la selección final, un jurado conformado por más de 90 expertos ha valorado factores como la innovación que aportan al mercado, la viabilidad económica, la escalabilidad de su tecnología, el equipo humano que está detrás y si son o no invertibles. Según la organización, un 31% de las seleccionadas cuentan ya con un proyecto consolidado en fase de crecimiento.

Además de su puesta de largo en South Summit, todas las startups elegidas tendrán acceso a formación, reuniones individualizadas, mentoring y un espacio propio en el lugar de celebración para montar un stand que facilite su visibilidad. El proyecto ganador competirá por un millón de dólares en financiación en la Startup World Cup de Silicon Valley y contará con una campaña guiada por Seedrs, una de las plataformas de equity crowdfunding más importantes a nivel mundial.

En cualquier caso, llegar a esta fase ya se convierte en una gran oportunidad. Los finalistas de las tres ediciones anteriores, entre los que resuenan nombres tan conocidos como Cabify y Spotahome, han cerrado rondas de financiación por un valor conjunto que se aproxima a los 1.000 millones de euros. En unas semanas, los seleccionados tendrán la oportunidad de darse a conocer ante inversores nacionales e internacionales y grandes corporaciones en busca de innovación, y muy probablemente podrán engrosar esa cifra.