instagram

Consejos para que los emprendedores saquen partido a Instagram

A día de hoy todavía existen muchas empresas que consideran las redes sociales como un trabajo extra que no queda más remedio que hacer dentro de la estrategia de marketing de una compañía. Pensar así constituye un error ya que los entornos sociales solo serán beneficiosos para un negocio cuando sean vistos y tratados como claves dentro de la estrategia de crecimiento de una empresa. Solo así, la presencia en redes puede contribuir al éxito de la compañía.

En las grandes empresas pero, sobre todo, en los nuevos negocios, pymes y también autónomos se suele cometer el error de centrar la apuesta social en entornos donde el contenido es fundamental, como Facebook o Twitter. Y se dejan de lado plataformas basadas en la imagen gráfica como Snapchat o Instagram. Cuando esto ocurre se están perdiendo grandes oportunidades de negocio. Sin ir más lejos, Instagram es ideal para promocionar una marca. Aunque para ello primero hay que tener una considerable audiencia.

Por eso el objetivo de este post es, precisamente, lograr que un emprendedor aumente su número de fieles seguidores en Instagram para poder aprovechar esta aplicación para impulsar su crecimiento.

Sepa quién es su público objetivo
Antes de comenzar la andadura en Instagram (y en cualquier red social dicho sea de paso) debe saber a la perfección cómo es el público objetivo de su negocio. No es lo mismo que los jóvenes sean los que le compran sus productos o servicios a que sean personas mayores. Solo conociendo a su público podrá iniciar una estrategia de crecimiento en entornos sociales.

Ofrezca a su cliente lo que éste quiere
Resulta obvio, para crecer en número de seguidores es Instagram es imprescindible ofrecer un contenido de interés para su público. De ahí la importancia del punto anterior. Pero, cuidado, aunque sepa cómo es su cliente es posible que le cueste mucho acertar con lo que debe publicar en Instagram para atraer su interés. Por tanto, la mejor estrategia que puede seguir en este sentido para amarrar y fidelizar al internauta es mediante ensayo y error. Pruebe hasta que encuentre alguna materia que funcione. Cuando lo consiga siga tirando del hilo sin olvidar que nada es eterno. Es decir, es posible que lo que le ha funcionado bien durante meses o años deje de hacerlo sin ningún motivo evidente. En ese momento no le quedará más remedio que regresar a la estrategia de prueba y error.

Obtenga seguidores por sus contenidos
La única forma de lograr seguidores útiles para la marca que, más tarde, podrían convertirse en buenos clientes del negocio es acertando con el contenido publicado. En ese caso logrará un crecimiento orgánico en el número de seguidores. Pero, lo más importante, es que habrá captado la atención de cada una de esas personas y esperarán con entusiasmo cualquier nueva actualización de su perfil. En otras palabras, están totalmente fidelizados con su marca.

Esfuércese
Tener un perfil en Instagram y publicar algo de vez en cuando no le llevará a obtener grandes resultados. Los medios sociales requieren de la existencia de un compromiso del usuario y de interacción. De lo contrario, pierden su razón de ser. El internauta también busca eso mismo. De ahí que no acepte que alguien se esconda detrás de un perfil y aparezca de vez en cuando, como si de un fantasma se tratase. Si usted actúa así, olvídese de lograr algo de éxito en Instagram. Un buen contenido necesita ser acompañado por la interacción. Así que no dude en dedicar un tiempo al día a contestar a todos y cada uno de los mensajes y comentarios que le llegan a su perfil. De esa forma, construirá una relación más fuerte y duradera con sus seguidores.

Si usted es capaz de lograr una buena comunión con sus seguidores solo necesitará un pequeño esfuerzo más para convertir a esas personas en clientes. Pero eso solo será posible si, como decíamos al comienzo de este post, Instagram y el resto de redes sociales forman parten del núcleo de nuestra estrategia de marketing.

pilotos_ryanair

Claves para que los emprendedores eviten la fuga de empleados

Recientemente hemos asistido a un hecho insólito. En  menos de un año, la aerolínea Ryanair ha visto como perdía 700 pilotos, que ponían rumbo a compañías rivales. Esta circunstancia es llamativa en cualquier gran multinacional. Pero adquiere todavía más relevancia al comprobar que la aerolínea irlandesa es la líder en Europa por número de pasajeros transportados.

A pesar de ello, buena parte de su plantilla ha decidido abandonarla para iniciar una nueva etapa en otra compañía. ¿Por qué ha ocurrido? En este caso, la razón que ha llevado a la emigración de los trabajadores de la firma irlandesa son los bajos sueldos que paga en comparación con sus rivales del bajo coste. Así, los salarios en Vueling y easyJet, por ejemplo, son hasta un 30 por ciento más elevados.

El ejemplo de Ryanair ilustra la realidad de que nadie está libre de la pérdida de talento. Los emprendedores deben hacer lo imposible para que eso no les ocurra, ya que en la mayoría de los casos resulta muy complicado encontrar a otro empleado capaz de desarrollar el trabajo con la misma calidad que el que se tenía previamente.

El primer paso para evitar la huida del personal es tener en cuenta una realidad. Además de por un salario mejor, un trabajador está dispuesto a abandonar un puesto por la mala actuación de sus jefes. Ellos, y no la empresa, son la causa principal del abandono. De cara a evitar que usted sufra un accidente con su personal laboral que afecte al negocio es necesario comprender los grandes errores que los managers cometen y que obligan a renunciar a empleados rentables y óptimos.

Exceso de trabajo
Uno de los factores de mayor riesgo que precipitan las salidas de la empresa es la sobrecarga de actividad. Es cierto que es tentador incrementar el volumen de trabajo en los buenos empleados, ya que siempre cumplen con su cometido a la perfección. Pero se trata de una mala idea, ya que ellos se sentirán castigados por el mero hecho de ser mejores que los demás.

Si cree inevitable elevar la carga de trabajo de un empleado en concreto, debe acompañarlo con una mejora en el escalafón de la empresa y en la nómina mensual. Así el trabajador lo considerará un premio y no un castigo inmerecido.

No reconocer el trabajo bien hecho
La famosa palmadita en la espalda ha salvado a muchos empresarios de que su mejor empleado abandonara la compañía. Un jefe que no es capaz de reconocer el beneficio que para la empresa supone un empleado en concreto corre el riesgo de sufrir una importante pérdida de talento. Para evitarlo las personas que se esfuerzan en pro de la empresa deben ser reconocidas, bien con un gesto público o con un incremento en su retribución.

Tener una mala (o nula) relación
Es imposible pedir esfuerzos extra a nadie si jamás nos hemos interesado por esa persona. Es cierto que la productividad de la plantilla se mide por los resultados, pero es una evidencia que los trabajadores mejorarán su desempaño si ven que en la compañía son tratados como personas y que tienen un jefe que se preocupa por ellos. Por tanto, la obligación de un emprendedor es acercarse a sus colaboradores y tener una relación laboral cercana.

No cumplir  con lo que se promete
Decirle a un empleado que en enero tendrá una subida de sueldo y luego no realizarla es sinónimo de pérdida de ese trabajador. Y es que una de las peores acciones que un jefe puede realizar es no cumplir con la palabra dada. Para eso es mejor no prometer nada ya que lo contrario eleva la desmotivación de la plantilla hasta tocar máximos.

Ascender a quien no lo merece
Para un trabajador que se esfuerza como nadie y que es consciente de la gran labor que realiza para la empresa no existe mayor ofensa que ver cómo se asciende a un compañero suyo que hace un trabajo peor. La buena salud laboral de una empresa depende de que los jefes no se equivoquen a la hora de tomar este tipo de decisiones. De cara a evitar que eso ocurra es necesario saber realmente cómo funciona la empresa por dentro. Solo así podrá descubrir quién es la persona adecuada para recibir el premio.

Impedir el desarrollo de los empleados
Un mal jefe que ve que un empleado es bueno haciendo una labor busca mantenerle en ese nicho de productividad. Pues bien, se equivoca.  Al talento no se le puede encerrar en una caja. Hay que dejarle expandirse si no tratará de buscar su propia salida en otra parte. Así que no se niegue si un colaborador le pide otra función. Le estará agradecido por ello.

No formar a su gente
Pensar que alguien que es capaz de hacer un trabajo hoy seguirá siendo capaz de hacerlo en el futuro es una equivocación. Los tiempos cambian y la formación continua de la plantilla es necesaria para mantener los niveles de productividad y para evitar que se marchen a otra compañía en busca de los conocimientos que se le niegan en su actual desempeño.

En conclusión, lo más principal es tratar bien a los trabajadores más talentosos, ya que ellos son los que tienen más opciones de encontrar un puesto mejor en una firma rival. Por tanto, un buen jefe debe conseguir que estas personas quieran seguir colaborando con la firma. Ésa es su principal misión.

poco_dinero

¿Cómo montar un negocio con poco dinero?

En el área de los negocios, el término anglosajón bootstrapping se utiliza la definir la capacidad de emprender un negocio con recursos muy limitados. Y es que es precisamente la falta de dinero lo que en demasiadas ocasiones evita que nazcan negocios innovadores, que podrían ofrecer productos o servicios que mejoraran la calidad de vida de las personas.

Muchas veces esas buenas ideas se pierden por lo extremadamente difícil que es el bootstrapping. No hay que engañarse, las famosas historias de los garajes americanos de los que surgieron multinacionales se pueden contar con los dedos de una mano. Pero eso no quiere decir que un emprendedor deba abandonar su sueño por el mero hecho de que el camino esté repleto de obstáculos. De ahí que en el objetivo de este post sea explicar cómo montar un negocio con pocos recursos.

Nada de derrochar

Resulta obvio, pero un emprendedor que pretenda inscribir su nombre entre los fundadores de negocios con futuro y que no cuente con una infinita cuenta corriente por detrás debe cuidar hasta el último céntimo de euro. De ahí que ejemplos propios de muchas startups cuyos espacios de oficinas son lujosos y albergan caprichos como mesas de ping pong son innecesarios en las primeras etapas. Es mucho más aconsejable que ese dinero se utilice para la conquista de clientes, por ejemplo. Con la idea de recudir costes, utilizar espacios de coworking se antoja como una buena solución.

Pero no solo por el dinero que se queda en el banco sino por otra serie de beneficios de los que los negocios innovadores pueden sacar partido. Trabajar en un entorno de coworking puede ser beneficioso para su negocio y, entre otras cosas, puede ayudar a aumentar la rapidez a la hora de tomar decisiones. Por eso es importante que considere esta posibilidad aunque disponga de fondos suficientes para abrir una oficina propia.

Nada de deudas

El gran objetivo del  bootstrapping es el de ser capaces de levantar un negocio del que mantenga el total de la propiedad de la empresa. Para conseguirlo la palabra deuda no debe formar parte del diccionario de la empresa. Así que no se le ocurra empezar a acumular pasivo, aunque sea en su tarjeta de crédito, ya que si no es capaz de pagarlo en el plazo previsto podría empezar a generar un agujero financiero insalvable para la empresa y que, quizá, solo la entrada de un socio inversor evitaría.

La publicidad es usted

Una de las primeras misiones de una firma que posee un producto o servicio con posibilidades de ser la base de todo negocio con futuro que se precie es darse a conocer. Si somos muy buenos y nadie lo sabe, es como si no existiéramos. Las agencias de comunicación y publicidad son el mejor vehículo para que la empresa se haga con un nombre que sea conocido por la opinión pública. Pero, aunque se puedan encontrar por pagos mensuales de menos de 600 euros, existen opciones de índole gratuito de generarnos prensa valiosa para el negocio. Lo único que tiene que ocurrir es que usted señor emprendedor esté dispuesto a hacer ese trabajo. Si puede y quiere dedique tiempo a utilizar cualquier herramienta gratuita de internet para promocionar su marca.

No dude tampoco en contactar con los periodistas para ver si fuera posible que alguna revista, diario o medio digital escriba sobre usted o su negocio. Si quiere contactar con los profesionales de los medios siga este consejo: no utilice el correo electrónico. Los periodistas tienen la bandeja de entrada repleta de correos por lo que es probable que el que usted manda no sea ni abierto y acabe en la basura. En su lugar, es preferible que busque contactar por las redes sociales. Si comprueba que la persona en concreto es activa en un entorno social determinado, no dude en tratar de conversar con él a través de ese canal. Sus posibilidades de éxito aumentarán de manera exponencial.

No baje la guardia con los gastos

La mejor manera de llevar la contabilidad de un negocio que acaba de empezar es similar a cómo los padres o madres llevan las cuentas de la casa. Piense que su empresa es como su familia y que el único objetivo es que el dinero que tenemos nos alcance para llegar a fin de mes. Y si se puede ahorrar algo, pues mejor que mejor. Solo así se asegurará de la solvencia financiera de su micropyme y evitará tener que perder su propiedad o, lo que es peor, tener que cerrar.

Nadie regala nada

En los negocios, como en la vida en general, es casi imposible encontrar a alguien que regale las cosas. Como decían los mayores, nadie da duros a peseta. Aplíquese este refrán a la hora de buscar más dinero para su negocio en el capital riesgo. Muchos emprendedores brillantes son cegados por el venture capital y olvidan que los ingresos menos los costes debe dar cifras positivas. De ahí que aceleren la puesta en marcha del negocio y se lancen a la aventura mucho antes de estar preparados.

El bootstrapping es más lento pero a menudo se traduce por un resultado financiero mejor en el futuro. El capital riesgo es una buena herramienta. Pero no para todos. Para algo como una red social, cuya mayor virtud está en elevar su número de usuarios, sí que es necesario. Pero no todas las empresas son iguales.

South_Summit

South Summit vuelve a poner en valor al emprendedor tecnológico

Madrid acogerá en octubre South Summit, un foro de encuentro internacional para startups e inversores en busca de proyectos innovadores. En esta ocasión se ha dedicado un espacio exclusivo dirigido a fondos de inversión y de venture capital, business angels, instituciones y corporaciones con el fin de facilitar su interacción y favorecer el cierre de proyectos.

 

Entre el 4 y el 6 de octubre Madrid acogerá una nueva edición de South Summit, un encuentro en el que emprendimiento e innovación se dan la mano y al que acuden empresarios e inversores de todas las partes del planeta. De hecho, este año contará con un espacio de debate dirigido a fondos de inversión y de venture capital, business angels, instituciones y corporaciones para compartir estrategias, aprendizajes, cerrar potenciales rondas de inversión.

 

Expertos asistentes a South Summit

Se convierte así en una interesante cita para las startups de dentro y fuera de España, ya que entre los expertos que han confirmado su presencia están: Jonathan Medved, CEO de Ourcrowd, una plataforma de equity crowdfunding que ha invertido ya más de 440 millones de euros en 70 compañías tecnológicas en fases tempranas de desarrollo.

También acudirá Laura Grimmelmann, inversora en Accel Partners, uno de los mayores fondos del mundo, interesado en jóvenes startups especializadas en software, data y el llamado ‘consumer internet business’, que pone en contacto directo al proveedor de un servicio con el consumidor. Tampoco faltarán: Johannes Bruder, COO de Rocket Internet, desde donde se han constituido firmas tan conocidas como Zalando; y Carolina Brochado, partner del fondo Atomico y referente en el mundo del venture capital, entre otros muchos.

 

Foco de aprendizaje asegurado

Además de ser un punto de encuentro para encontrar la tan ansiada financiación o el apoyo de grandes compañías, South Summit también es un foco de aprendizaje y conocimiento. Hay más de un centenar de ponentes confirmados de distintas nacionalidades, que representan a diversos sectores y que tratarán en sus conferencias y mesas de debate temas específicos para la puesta en marcha y desarrollo de empresas tecnológicas.

No obstante, hay ocho bloques temáticos que tendrán especial protagonismo durante la celebración: sistemas inteligentes de transporte; viajes y turismo; sistemas de gestión financiera innovadores; industria y sostenibilidad; gestión de contenidos; salud y biotecnología; moda y estilo de vida; y arte y cultura.

100 Startups Finalistas

Anualmente la organización de South Summit da la oportunidad a 100 empresas innovadoras a presentar sus proyectos en uno de sus escenarios, la mayoría vinculadas a esos ocho bloques temáticos. Para participar hay que inscribirse en la Startup Competition, que este año ha recogido unas 3.500 solicitudes, de las cuales un 53% han sido de origen internacional, procedentes de 72 países.

Para realizar la selección final, un jurado conformado por más de 90 expertos ha valorado factores como la innovación que aportan al mercado, la viabilidad económica, la escalabilidad de su tecnología, el equipo humano que está detrás y si son o no invertibles. Según la organización, un 31% de las seleccionadas cuentan ya con un proyecto consolidado en fase de crecimiento.

Además de su puesta de largo en South Summit, todas las startups elegidas tendrán acceso a formación, reuniones individualizadas, mentoring y un espacio propio en el lugar de celebración para montar un stand que facilite su visibilidad. El proyecto ganador competirá por un millón de dólares en financiación en la Startup World Cup de Silicon Valley y contará con una campaña guiada por Seedrs, una de las plataformas de equity crowdfunding más importantes a nivel mundial.

En cualquier caso, llegar a esta fase ya se convierte en una gran oportunidad. Los finalistas de las tres ediciones anteriores, entre los que resuenan nombres tan conocidos como Cabify y Spotahome, han cerrado rondas de financiación por un valor conjunto que se aproxima a los 1.000 millones de euros. En unas semanas, los seleccionados tendrán la oportunidad de darse a conocer ante inversores nacionales e internacionales y grandes corporaciones en busca de innovación, y muy probablemente podrán engrosar esa cifra.

errores_web

Los errores más graves de las webs de los nuevos negocios

Diseño y características, la clave para evitar errores

En la actualidad, parece que para tener una página web con visitas solo es necesario invertir en posicionamiento y en redes sociales. Es decir, parece que con gastar dinero en diversos aspectos relacionados con el marketing online ya se consigue el tráfico. Eso es cierto, pero el problema es que si no se cuenta con un diseño y unas características específicas de calidad en la página, esa inversión y ese ingente volumen de tráfico no valdrán absolutamente para nada. Llegarán los errores y las visitas, según lleguen, se irán si no existe nada que les retenga.

Lejos de lo que pueda parecer, el marketing online ha llevado a muchas empresas consolidadas y a nuevos negocios a descuidar su site, lo que constituye el primer gran error en las webs. Y es que sin un buen diseño no se conseguirá convertir a los visitantes en clientes. Y, por tanto, todo el dinero dedicado a posicionarnos mejor en Google y a ser conocidos en redes sociales no se traducirá en ventas en nuestra web.

Adiós errores

Para evitarlo es necesario elaborar una página regida por las características que mostramos a continuación y, como es obvio, no cometer los errores de los que hablaremos más adelante.

Los emprendedores que busquen que sus inversiones en Internet sean lo más rentables posible deben desarrollar un site corporativo que siga estas sencillas reglas: debe llamar a la acción, debe ofrecer algo, debe tener un enfoque muy concreto, debe tener una buena resolución, debe incluir herramientas sociales y debe ser agradable para el internauta, con encabezados destacados y un buen contenido

Quizá todo esto le parezca simple y elemental en cualquier página web. Pero basta con darse una vuelta por la red para comprobar cómo la mayoría de las páginas de las grandes empresas se han olvidado de estas normas tan sencillas.

Los errores más comunes

Como se decía antes, el buen diseño no es óbice para recordar los grandes errores que se cometen en los sites y que evitan atrapar a los visitantes. Y que, por tanto, no repiten los negocios que funcionan.

 

  • Carecer de objetivos

Si una página web carece de elementos que inciten a pulsar en links porque no cuenta con ofertas o alicientes o, simplemente, información interesante, no servirá para nada. De ahí que sea necesario evitar que la inversión realizada en el canal digital acabe en saco roto. Por tanto, jamás se debe cometer el error de minusvalorar los elementos que contendrá el site.

 

  • No es aconsejable copiar los de la competencia, ya que entonces se pierde el elemento sorpresa.

Y es que si un internauta aterriza en una página que no le ofrece nada más que otra en la que ha estado recientemente, huirá de forma fulminante.

Una de las mejores maneras de conseguir un objetivo claro para el visitante es disponer de un diseño atractivo en el que destaquen los títulos. Será la mejor forma de llamar la atención del lector obligándole a permanecer más tiempo en la página. De esa forma estará más cerca de convertirse en cliente del negocio, que es el que debería ser nuestro objetivo final.

 

  • Confundir a la audiencia

De cara a dar un mensaje claro a los internautas es fundamental que se ofrezca la información que realmente quieren conocer. De lo contrario se sentirán frustrados y abandonarán la página. Por tanto, la mejor manera de no caer en el error es formularse las siguientes cuestiones: ¿quién es mi cliente? ¿sabe de mi empresa? ¿y de mis productos? ¿cómo puedo hacer que compren productos?

Solo cuando tenga respuesta para estas preguntas, estará preparado para abordar las necesidades y presentar soluciones en las que sus futuros clientes podrían estar interesados.

 

  • No se entiende

Muchas veces las webs de las empresas están escritas con un lenguaje que no se entiende con solo echar un vistazo o realizar una lectura diagonal. Eso constituye un error de bulto que expulsa a los posibles clientes de la página. No se debe olvidar que los sites empresariales no son lugar para poetas o escritores de novelas. Aunque la magnitud de los párrafos y del lenguaje utilizado le parezcan interesante, no se olvide nunca de la regla de los cinco segundos, que es el tiempo que una persona dedica a saber de qué va la página. Si en ese escaso intervalo de tiempo, no ha sido capaz de captar su atención y explicarle las características de su empresa o de sus soluciones o servicios, olvídese de contar con él como futuro cliente.

 

  • No explicar los beneficios

En ocasiones, las páginas que venden productos o servicios se centran en describir las características de lo que ofrecen y se olvidan de los beneficios que para el cliente puede tener su adquisición. Una buena página web que presente el objetivo de atrapar a los visitantes no puede caer en este error. Es importante, por tanto, incluir en la estrategia de marketing todos los aspectos relacionados con las virtudes de lo que ofrecemos.

Solo solucionando una carencia que los internautas puedan tener se tienen posibilidades de que se conviertan en clientes. Con esta idea, y para aumentar ese porcentaje de opciones de ganar nuevos clientes, es necesario conocer las necesidades de los clientes e incluir esa información en la estrategia de marketing y en el desarrollo de los productos o los servicios. Será la manera ideal de que nuestros esfuerzos de marketing obtengan recompensa en la web.

 

profesionales

Los profesionales que demandan las empresas de nueva constitución

La tecnología, clave del día a día

Los avances tecnológicos han mejorado casi todos los aspectos de nuestras vidas. La conectividad, la inteligencia artificial, el análisis de datos, los Smartphone y la realidad virtual son términos que hace pocos años sonaban lejanos y que, sin embargo, ya forman parte de nuestro día a día. Y además, han revolucionado nuestra forma de vivir.

Pero no solo tienen una gran influencia en nosotros: los procesos industriales y las formas de trabajar también han cambiado. Y es que las nuevas tecnologías facilitan un mayor rendimiento de los procesos, así como la optimización de aspectos como la producción, las ventas e incluso la eficiencia energética.

 

 Nuevos perfiles centrados en las tecnologías

En este sentido, los puestos de trabajo también se están adaptando a los avances tecnológicos y nuevas profesiones que, inimaginables hace unos años, están surgiendo y adquiriendo cada vez mayor importancia.

Las grandes compañías están viviendo procesos de transformación digital que necesitan de nuevos tipos de perfiles profesionales, si bien es un proceso que se está viviendo de forma gradual. Son las empresas de nueva constitución, especialmente startups de raíz tecnológica, aquellas que, por su naturaleza nativa digital, su entorno y su modelo productivo, necesitan desde el principio apoyarse en nuevos profesionales como el growth hacker o el Big Data analyst. Sin embargo, no son los únicos:

 

4 nuevos profesionales para startups o empresas de nueva constitución

 

Business Developer (BD): Extiende los límites de la empresa

Se trata de una posición puramente táctica, imprescindible para las empresas de nueva creación, y que desarrollará nuevas formas de implementar estrategias de marketing y ventas.

¿Por qué se trata de una posición disruptiva? Porque se apoya en datos y más datos. Una de las principales actividades de un BD será investigar los mercados y analizar nuevos nichos, así como el comportamiento de usuarios y potenciales clientes, sus patrones de compra, valoraciones y principales intereses, además de conocer otras nuevas empresas del sector y toda la competencia en general.

La información de la que provee permite optimizar las decisiones y acceder a nuevos mercados estratégicos, crear nuevas alianzas con empresas, utilizar nuevos canales de distribución e incluso adaptar los productos o servicios a la demanda real.

La gestión y análisis de gran cantidad de datos será clave para este profesional, que nutrirá sus decisiones con las estadísticas e información que le suministre un analista de Big Data.

 

H3 – Analista de Big Data: Aprovecha toda la información

El trabajo de un analista de datos consiste en apoyarse en los datos obtenidos mediante Big Data y aplicar en ellos toda su capacidad interpretativa para formular las preguntas correctas. Así, obtiene información y datos concretos que pueden ser de gran utilidad para una empresa de reciente creación, pero también para entidades de cualquier tamaño y antigüedad.

Hay que tener en cuenta que en el mundo se generan 2,5 millones de gigabytes de datos nuevos cada día y que cada empresa, por muy pequeña que sea, genera los suyos. Para aprovecharse de los mismos en la toma de decisiones, son necesarias mentes analíticas que buceen en este mar de información para poder dar con las respuestas y los inputs adecuados.

 

Growth Hacker: Ser un estratega en la Red

Se trata de un profesional que utiliza la Red para optimizar la inversión y obtener el máximo rendimiento. Dicho de otra forma, es el estratega digital que hace que, con el mínimo esfuerzo y pocos recursos, se consiga la máxima cantidad de usuarios, ingresos o ventas.

Es un perfil que combina el carácter analítico con la creatividad del que busca y encuentra nuevos caminos, con una clara orientación a objetivos. Utilizan todas las posibilidades de Internet, las redes sociales y las últimas tecnologías para crear nuevas iniciativas que ayuden al objetivo de toda compañía: generar más ingresos.

 

Experto en Ciberseguridad: proteger la empresa de nuevas amenazas

Son muchas las facilidades que otorgan las nuevas tecnologías. Sin embargo, también son la causa de un nuevo tipo de riesgo: los ciberataques, una amenaza en auge y que ya provoca 400 incidentes de ciberseguridad diarios. Y es que la digitalización de los procesos productivos de las empresas ha provocado que éstas estén también expuestas a hackers y actividades que buscan el enriquecimiento ilícito mediante el chantaje o el secuestro de información.

Para protegerse de estas nuevas amenazas, es imprescindible contar con un experto en Ciberseguridad, un profesional capaz de implementar los mejores firewalls y educar al resto de empleados para que aprovechen al máximo las posibilidades que ofrece la tecnología con total tranquilidad.

recursos humanos para las empresas

¿Cuándo necesitan los nuevos negocios un departamento de personal?

En los primeros años de existencia de un negocio, la mayoría de los emprendedores se multiplican y ejercer multitud de funciones, entre las que se encuentra la de responsable de recursos humanos. Pero eso constituye un error, ya que la gestión del personal lleva mucho tiempo que hay que restar de otras actividades también fundamentales para la empresa.

Por este motivo, es fundamental que los empresarios sepan cuándo es el momento de profesionalizar esta labor y agregar un departamento de recursos humanos y también es clave que descubran cuáles son los grandes errores que retrasan la profesionalización de esta labor. A estas preguntas son a las que trataremos de dar respuesta a continuación.

No se conforme con el cada vez mejor software de gestión

Es evidente que cada vez existen más y mejores aplicaciones informáticas dedicadas a la gestión de recursos humanos de las que los nuevos negocios se aprovechan. Si bien está fuera de toda duda que estas herramientas son útiles en el funcionamiento de una empresa, no sirven para reemplazar a las personas.

Este tipo de soluciones lo que en realidad logran es reducir las tareas administrativas. Mejoran los procesos de gestión de nóminas pero no constituyen una base sólida para eliminar un departamento o, simplemente, para no crearlo. La tecnología en la gestión de las personas debe aprovecharse para que el profesional de recursos humanos abandone su papel de administrador y adquiera un rol más estratégico en la organización.

Aumentando la implicación de esta área hasta abarcar todos los aspectos del negocio se mejorará la experiencia laboral de los empleados y se logrará mantener una cultura empresarial positiva. Esas labores no las podrá realizar nunca la tecnología pero sí permitirá que el responsable de recursos humanos tenga tiempo para consultar y conocer de primera mano la situación real de las personas que trabajan en la firma.

El error de no ser proactivo

Como decíamos antes, durante los primeros años el plan de negocios de una empresa no contempla al departamento de recursos humanos. En cambio, cuando surge un problema en este sentido, todos en la firma parecen saber gestionar a las personas. Esta circunstancia deja demasiados agujeros en el sistema y no suele resolver las dificultades a largo plazo.

La gestión de recursos humanos no debe ser reactiva, ya que genera problemas. Es mejor ser proactivos ya que se trata de un aspecto estratégico que hace que un negocio sea rentable. Y es que recursos humanos respalda las metas de una organización ya que se asegura de que los empleados estén atraídos, involucrados y motivados con los objetivos de la empresa. Es decir, crea una empresa sin problemas de productividad y con una elevada tasa de desempeño.

Por tanto, los emprendedores deben decidir si sus prácticas actuales de recursos humanos son reactivas o proactivas y actuar en consecuencia. Empiece estudiando si lo cambios acaecidos en este sentido se han originado tras un problema puntual o han formado parte de la estrategia de negocio. Si sigue esperando a que surjan los problemas para encontrar soluciones, se perderá las innumerables ventajas que unos recursos humanos bien gestionados presentan.

No sitúe a alguien sin experiencia al frente

Tan importante es saber cuándo se debe poner en marcha un área de recursos humanos que evitar cometer el error más importante en este sentido, que no es otro que poner al frente de estas labores a alguien sin experiencia.

Un profesional de recursos humanos acarrea decisiones de mucho peso en una empresa, por lo que no se puede situar al frente a personas que no tengan los conocimientos suficientes. Hacerlo es perjudicial y puede llevar a pasar por alto cuestiones que, posteriormente, pueden ser perjudiciales para las cuentas de la empresa.

Por tanto,  una empresa de cinco o de 5.000 empleados debe cuidar siempre la gestión y el cumplimiento de los aspectos jurídicos del trabajo. Si descubre que no existe nadie en la firma con capacidad para realizar estas funciones, es evidente que ha llegado el momento de profesionalizar esta área de negocio.

El elevado coste de no tener a nadie ejerciendo de líder de los recursos humanos

Los emprendedores no suelen tener en cuenta los riesgos legales a los que se enfrentan cuando surge un conflicto laboral con algún empleado. Cualquier contratación, despido, promoción o pago de nóminas debe estar bien realizado para evitar la existencia de inconvenientes con posterioridad, que generan un importante problema a la caja de la firma.

Para resolver estas cuestiones se suele acudir a empresas externas que, por lo general, prestan un servicio adecuado pero limitado. Ya que ese contratista será incapaz de ejercer las labores, más allá de las meramente administrativas, que un negocio requiere en el ámbito de los recursos humanos. Por tanto, cuando usted considere que la gestión de personas de su empresa necesita ser algo más que un mero programa de contabilidad no dude en profesionalizar este departamento. Será una decisión de la que nunca se arrepentirá.

preguntas que debe hacerse un emprendedor

Preguntas que un emprendedor debe hacerse para descubrir cuál es su mercado

Conoce la demanda

Muchos negocios que funcionan y que consiguen incrementar año a año sus principales cifras lo hacen porque conocen a sus clientes. Por el contrario, existen infinidad de nuevos negocios que languidecen porque los emprendedores todavía tienen dudas sobre cuál es su mercado.

Conocer la demanda que se puedes tener sobre un producto o servicio es tan fundamental que nadie debería jamás intentar montar una empresa sin saberlo. Debido a ello, le proponemos una serie de preguntas clave para saber si su proyecto empresarial tiene mercado potencial para permitir la supervivencia y el desarrollo del negocio.

¿Quién lo pagará?

La primera pregunta que debe hacerse un emprendedor es la de determinar el volumen de personas que estarían dispuestas a pagar por el producto o el servicio que la empresa ofrece. Es posible que usted considere que tiene una idea genial pero que ésta no es del interés de la mayoría de la población. En ese caso, conviene seguir dedicando tiempo y esfuerzo a redefinir el negocio, porque su apertura constituiría un claro suicidio. Una buena solución para conocer el alcance real de la propuesta es buscar en internet palabras relacionadas con la idea de negocio. Así se podrá hacer una idea del interés que despierta.

 ¿Quién lo ha pagado ya?

Para definir y afinar mejor la solución ofrecida así como el plan de negocio y el comercial, es preferible presentar en sociedad un producto o servicio en fase de prueba y dejar que los consumidores potenciales nos hablen a través de su cartera. ¿Lo compraron? ¿Por cuánto? ¿Lo consideran un precio justo? Toda esa información puede ser muy útil para no equivocarse posteriormente, cuando quizá ya no haya remedio.

¿Definir el alcance real?

Un emprendedor es siempre una persona apasionada con una idea que considera lo mejor que se ha descubierto desde hace muchos años. Por tanto, no es la indicada para conocer el alcance real de nada. De cara a no hacerse suposiciones y  saber la realidad de lo que se ofrece, es importante acercarse a consumidores potenciales para confeccionar una imagen más detallada de la audiencia y reducir esfuerzos de marketing. Así, es aconsejable realizar estudios de mercado, entrevistas a pie de calle u organizar foros. Será la única manera de no sobrestimar el tamaño del mercado.

¿Qué piensan mis contactos?

Quizá organizar reuniones o hacer encuestas pueda ser demasiado laborioso o caro. Pero un emprendedor debe consultar a sus contactos en redes sociales con lo que obtendrá una retroalimentación gratuita, que le dará una idea del interés de la solución que su negocio podría ofrecer.

¿Ser un experto me perjudica?

Muchas veces el emprendedor posee el conocimiento y la experiencia personal sobre el producto o servicio que piensa desarrollar. Pero nunca se debe asumir que esa virtud permite conocer lo que quiere el público objetivo. Hay que preguntarles para saber realmente sus intenciones, ya que éstas pueden no coincidir con las nuestras.

¿Cuál es el modelo de negocio?

Grandes empresas tecnológicas como Snapchat o Twitter arrastran el problema de que carecen de un modelo de negocio claro que les permita obtener beneficio. Quizá por ello el mercado castiga sus títulos, que llevan devaluándose desde hace tiempo. Un emprendedor no debe caer en semejante error. Siempre se debe conocer cómo será el negocio, cómo serán los ingresos, si serán suficientes para cubrir los costes, etc. Si no, mejor aplazar la aparición.

¿Cómo vendo?

Un emprendedor también debe saber cómo va a vender su producto o servicio. Es decir, si puede hacerlo desde entornos digitales o si, por el contrario, necesita presencia física a pie de calle. También es importante definir en el plan de negocio la zona de influencia, ya que no es lo mismo vender en el barrio, en la ciudad, en el país o a escala mundial.

¿Cómo lo hicieron los demás?

Estudiar el camino seguido por la competencia también es un paso necesario que todo emprendedor debe hacer antes de irrumpir en el mercado. No se trata de copiar a los rivales, sino descubrir qué técnicas han utilizado para saber su volumen de consumidores y actuar en consecuencia.

¿Conoce a la perfección a su target?

Además de saber el volumen de mercado que se puede tener es imprescindible también conocer a los clientes. Se debe hacer una investigación para descubrir aspectos demográficos y hábitos de compra de su target objetivo. Solo así se podrá adaptar el negocio a su idiosincrasia y se podrán definir estrategias comerciales y de marketing acertadas.

¿Se puede crecer?

Por último, un emprendedor que ya conoce el volumen y las características de su target debe descubrir si ese público puede crecer o cambiar con el tiempo. Una vez que lo sepa estará preparada para lanzarse a la aventura de desarrollar una solución con buenas posibilidades de alcanzar el éxito en los negocios.

Israel

La receta del éxito de Israel, la cuna de los emprendedores

Israel, atractivo de las startups

Israel es una nación ideal para emprender. Especialmente en el ámbito tecnológico. Solo hace falta una buena idea para que la Administración Pública se vuelque y apoye el proyecto. Debido a ello, este pequeño país tiene una de las concentraciones más altas de startups en el mundo. Y no se trata de empresas con uno o dos empleados que recién acaban de empezar, sino de firmas de gran éxito que atraen la atención de las multinacionales más importantes del mundo.

Así lo atestiguan los movimientos de inversión acaecidos en los últimos 12 meses. Por ejemplo, Sony adquirió Altair por 212 millones por sus innovaciones en el campo de los chips. Cisco Systems invirtió 320 millones en Leaba, otra desarrolladora de procesadores. Y, recientemente, Intel compró Mobileye, una firma enfocada en el diseño de sistemas de asistencia al conductor, imprescindibles para el vehículo autónomo. ¿Precio? 15.000 millones de dólares.

País de cultura emprendedora

¿Cómo es posible que un país diminuto de poco más 20.000 kilómetros y ocho millones de habitantes atesore tal cantidad de firmas innovadoras? Desde luego la clave del éxito de Israel es su cultura emprendedora que está incrustada en el tejido social y que, poco a poco, impregna las facetas de cualquier negocio que desarrollan los emprendedores del país, sea cual sea el plan comercial y de empresa en el que se base la pyme. Por encima de todo ello siempre estará la innovación. Además de esta característica, y de la seguridad industrial de la que gozan los nuevos negocios, Israel presenta otra serie características que conforman su receta del éxito y de la que se pueden extraer valiosas lecciones.

La necesidad como virtud

El país nació en tiempos inestables y continúa en ellos. Ninguno de todos los territorios que les rodean quiere que exista. Esta circunstancia genera tensiones continuas en las fronteras, lo que lastra las relaciones comerciales con los países vecinos, y reduce la capacidad de Israel de acceder a los recursos naturales de la zona. Por todo ello, la nación hebrea ha necesitado ser autosuficiente para poder existir. Se ha visto obligada desde el principio a considerar que su mayor fortaleza es su propio pueblo, adoptando un enfoque económico como si de una isla se tratara para edificar una presencia a nivel mundial. De ahí que las autoridades construyeran una cultura centrada en el desarrollo y la educación del pueblo para nutrir y proteger a los habitantes, lo que ha generado el inmenso océano de startups que el país genera.

 

La misma necesidad fue el germen de la innovación

Como ya se ha comentado en el punto anterior, Israel nunca ha tenido la posibilidad de solicitar a sus vecinos cualquier tipo de ayuda. De ellos siempre ha podido esperar justo lo contrario. Esta circunstancia, unida a la falta de recursos naturales, donde la escasez de agua es el gran hándicap, ha originado una lucha continua contra la sequía que el país ha resuelto mediante la innovación. Los ingenieros israelís han hecho progresos increíbles en el manejo de la gestión del ciclo del agua y han sido pioneros en tecnologías como el riego por goteo y la reutilización del agua y la desalación. Gracias a ello, Israel es un país independiente en esta materia mientras que el agua, más bien la escasez de la misma, se está convirtiendo en un problema que aumenta en muchos territorios. De ahí que muchos países recurran a Israel, y a sus empresas tecnológicas, para aprender sus métodos. Por tanto, todas las enseñanzas de Israel en este campo nacen de la propia necesidad. Si no hubieran tenido el problema de la escasez de agua, es probable que jamás hubieran destacado en este ámbito.

Necesidad militar

Israel es un país en guerra constante con sus vecinos. De ahí que la población aprenda las artes de la guerra sin necesidad de ir al servicio militar. Pero los conocimientos que adquieren están relacionados con la tecnología y la inteligencia estratégica. Esto lleva a que existan un buen número de expertos en comunicaciones que luego crean negocios con los que desarrollan tecnologías propias que acaban exportando por el mundo.

Formación puntera

Un estudio realizado hace cuatro años por la OCDE reveló que Israel era el segundo país más instruido del mundo, por detrás de Canadá, pero superando a Japón por mucha distancia. Una de las ventajas que el informe destacaba era que las instituciones formativas del país preuniversitarias tienden a avivar cualquier sentimiento de curiosidad, iniciativa o liderazgo en el alumnado. Es decir, premian a los que destacan y tratan de potenciar  las capacidades relacionadas con la innovación y la gestión de equipos. Las universidades, por otro lado, están invirtiendo fuertes cantidades de recursos en el desarrollo de sus capacidades tecnológicas, laboratorios y centros de investigación, lo que permite al alumnado acceder a equipos de primera con los que avanzar en el desarrollo de sus habilidades.

Además, la formación se enfoca directamente a la innovación ya que los propios israelís son conscientes de que su mera existencia se debe al I+D+i.

Sin problemas de financiación

El capital disponible y los medios de financiación no significan un problema u obstáculo para la innovación. En el país existen más de 70 firmas de capital riesgo prestas a invertir en cualquier proyecto avanzado, lo que permite el desarrollo de las empresas en sus primeros años para posteriormente, y una vez que han alcanzado la madurez tecnológica, desarrollarse en el exterior con éxito.

mobile-phone-426559_960_720

Los secretos del networking que todo emprendedor debe conocer

Cuida la primera impresión

A la hora de hacer negocios y networking, las primeras impresiones son fundamentales. De hecho, en estos tiempos es posible que aquella persona que podría convertirse en su próximo gran cliente se encuentre en cualquier mostrador de la cafetería del lugar a donde ha acudido a un evento o feria relacionada para su negocio. En este contexto, la primera impresión se ha convertido en un aspecto fundamental que cada emprendedor debe cuidar de cara a incrementar su agenda de contactos.

Es evidente que el buen networking no se consigue pasando horas y horas frente al espejo ensayando cada frase que vaya a pronunciar. Muy al contrario, bastan esta serie de consejos con los que logrará dejar una excelente impresión en los nuevos contactos que pretende realizar en un futuro próximo.

Definir con claridad nuestra actividad

El primer paso para iniciar una conversación que pretenda terminar con la consecución de un importante contacto, es la claridad. Por tanto, usted debe explicar con sencillez qué es lo que hace. Piense que es posible que su interlocutor no sea un experto como quizá lo es usted. Pero eso no quiere decir que esa persona no sea válida como un contacto que pueda impulsar sus nuevos negocios y hacer networking.

Con la idea de transmitir claridad es necesario hacer un esfuerzo para que la conversación sea concisa. Es más conveniente resumir y concretar las virtudes principales del negocio, que contar seis o siete aspectos diferentes de la firma. ¿Motivo? Es más fácil que alguien  se quede impresionado con una habilidad específica que hemos sido capaces de transmitir brillantemente, que con una dispersión de bondades difíciles de entender.

La clave está en escuchar

En un mundo lleno de distracciones, es necesario valorar que alguien presta atención a nuestra conversación. Por tanto, se debe hacer un esfuerzo y escuchar también lo que nuestro interlocutor nos quiera decir. Muchas veces las mejores relaciones no se consiguen hablando sino siendo capaz de escuchar lo que se nos cuenta. Por tanto, si en algún momento de una conversación considera que está hablando demasiado, utilice la fórmula de la pregunta para cambiar el foco de la conversación y situarlo en su interlocutor.

Conviértase en fuente de contactos

Incluso si usted carece de ello, debe hacer los esfuerzos que sean necesarios con tal de presentarse al resto como una persona útil y de confianza, y con una agenda importante. Por tanto, descubra cómo puede ayudar y busque a esas personas que pueden ser perfectas para resolver un problema puntual de otras personas. De esa forma su red de networking crecerá de forma exponencial, lo que sin duda beneficiará a su negocio. Quizá pueda pensar que por qué debe hacer usted el esfuerzo que corresponde a la persona que tiene el problema. Pero, imagine que está ante un inversor y éste le hace una consulta. Resolvérsela es la mejor forma de que usted le convenza en qué debe invertir.

Responda a los consejos que recibe

Resulta evidente que es halagador que alguien nos pida consejo. Pero también es cierto que si la persona que lo recibe lo ignora, es frustrante. Por tanto, si usted pide consejo a alguien, asegúrese de actuar de inmediato y tomar medidas acordes a lo que le han estado comunicando. Si no lo hace, es probable que su contacto sienta que ha perdido tiempo y energía y que, por tanto, no merezca la pena esforzarse la próxima vez que se encuentre en la misma situación, y usted acuda en su auxilio. Obviamente esto no quiere decir que tenga que tomar decisiones que sean perjudiciales para su empresa. En el caso de que esté convencido de que lo que le dicen no lo pude poner en práctica, dígalo y explique las razones. De esa forma, su interlocutor pensará otra solución y, si no da con ella, no se mostrará reticente a resolver sus problemas en el futuro.

Utilice el lenguaje corporal

A la hora de mejorar nuestras relaciones de networking es importante utilizar todas las armas que haya a nuestra disposición. La mayoría de las personas están tan concentradas en evitar que algo negativo salga por la boca que se olvidan de la importancia que las señales no verbales presentan. El lenguaje corporal puede ser igual o más importante que lo que usted dice.

Con el fin de transmitir confianza en la conversación utilice una postura relajada, con los brazos sueltos por los lados. No meta sus manos en los bolsillos o cruce los brazos. Esto puede indicar actitud defensivo y, por tanto, escasez de confianza.

Debe asegurarse también de que la postura del cuerpo está alineada con los hombros. También debe mantener el contacto visual, ya sea hablando o actuando. Ensaye este tipo de posturas, ya que la mejora del lenguaje corporal le generará la imagen de fortaleza y seguridad, que es necesaria para dejar una buena impresión en las personas que están a nuestro alrededor y que, no olvidemos, pueden ser nuestros futuros grandes clientes y, por ello, constituir importantes oportunidades de negocio que no se deben desaprovechar.

board-2434016_960_720

¿Cómo asegurar el éxito a largo plazo de los nuevos negocios?

Se flexible

La senda que conduce al éxito difiere en cada empresa. Existen oportunidades, trampas y cambios que deben superarse para lograr convertir una buena idea en un negocio de éxito. Sin embargo, superar los primeros problemas que un emprendedor se encontrará en su nuevo negocio son una mezcla de las palabras visión y flexibilidad.  La manera en la que se implemente esta mezcla será la clave del éxito de los nuevos negocios en el largo plazo.
Aunque no lo parezca, gran parte del éxito de una empresa a lo largo de los años se consigue en las etapas iniciales del negocio. Es justo en esos primeros momentos cuando es inculcan en la empresa factores fundamentales como la cultura, la diferenciación y el compromiso que el cliente tiene con el negocio. Esa visión del negocio que le puede hacer merecedor de dicho compromiso debe mezclarse con la manera en la que se satisfacen las nuevas necesidades que un negocio adquiere según aumenta su tamaño. Es decir, la flexibilidad en adaptar todos los procesos a las necesidades que en cada momento tiene la empresa.

Comencemos por el principio

Por tanto, y aunque muchos retos que los empresarias deben superar en los primeros momentos, a continuación mostramos diversas realidades relacionadas con la visión y la flexibilidad que son capitales para superar los primeros tiempos de vida empresarial.

Encontrar aquello que nos haga únicos

Las ideas de negocios que son el germen de toda nueva empresa, deben tener la suficiente calidad como para permitir al empresario entregar algo diferente al  consumidor. No basta con una referencia que sea buena. También debe constituir una novedad. De esa forma será capaz de lograr que la visión del negocio esté capacitada para responder a la gran pregunta de la que depende el éxito o el fracaso de un negocio: ¿qué me hace ser único?

Y es que un emprendedor debe valorar que cuando un cliente compra un producto de una firma de reciente creación está asumiendo un riesgo mayor que si lo hace de un negocio ya consolidado. Por tanto, debe estar lo suficientemente motivado por la calidad y singularidades del producto o servicio ofrecido. De ahí que sea imprescindible centrarse en el valor único de su producto casi desde antes de que existiera la empresa. Solo así se podrá diseñar esa funcionalidad extra que hace al producto diferente. Posteriormente se podrá hacer gala de flexibilidad y adaptar el producto a los cambios y nuevas necesidades del mercado. Pero el primer producto que sale a la venta es el que abre todo y, por lo tanto, es lo que más hay que cuidar y mejorar.

La importancia de la agilidad en los negocios

Algunas veces las historias de éxito de una empresa pasan por un fundador, en cual en su día fue un emprendedor, que se aferró a su visión de éxito y a su plan de negocios inicial, y que no vaciló aunque se le conminó a hacerlo. Ellos fueron capaces de ver un futuro para la compañía y no abandonaron nunca ese camino.

Pues bien, quizá esta estrategia sirvió en ocasiones. Sin embargo, esa es también la historia de muchas empresas que ya no están entre nosotros. Sin escuchar al mercado y a nuestros clientes es probable que no exista futuro. En los negocios, y más en las primeras etapas, construir un concepto y una visión es importante. Pero ser ágil y abierto a las nuevas ideas es la llave a la longevidad de la compañía.

Cuidado extra en la contratación

Cuando un negocio recién empieza es habitual que el emprendedor tenga la mente puesta en conseguir las metas que se marca. Es decir: que se centre en exclusiva en su visión. Pero es justo en esos momentos cuando se sientan las bases de la cultura empresarial de una empresa y las decisiones equivocadas en este sentido pueden tener un impacto a más largo plazo. Para ser capaces de crear una cultura válida para los objetivos marcados, el liderazgo de la compañía también debe estar involucrado en las personas que se contratan en esos primeros momentos. Será la única forma de asegurarse que se cuenta con el equipo adecuado para alcanzar las metas. Esto es esencial, ya que equivocarse con estos primeros empleados, hará que los siguientes también sean erróneos, ya que estos últimos se fijaran en los veteranos.

Lograr mejoras continuas con el cliente

El corazón de cualquier empresa es la relación que tenga con los clientes. Es evidente que la visión y la calidad del producto o servicio es la piedra angular sobre la que se construye todo. Pero si se pierde la confianza con el cliente, todo se acabará.

Por tanto, el cliente debe ser el centro de todo. Y eso solo se puede conseguir si toda la empresa es consciente de la situación y se vuelca a la hora de solucionar cualquier problema. No basta con la existencia de un departamento que atienda al cliente. Todos han de trabajar con el objetivo de lograr mejoras continuas de esa relación con el cliente. Será la única posibilidad de alcanzar un éxito duradero.

men-1979261_960_720

La comunicación que debe regir en pymes y autónomos

Nada supera el cara a cara

En la actualidad se dispone de multitud de herramientas que permite comunicarse. Todos conocemos a Skype a FaceTIme y a las aplicaciones de mensajería instantánea, etc. Incluso se utiliza aún el correo electrónico. Pero, para que engañarse, las reuniones cara a cara son mucho más exitosas que el resto de métodos de comunicación.

Así lo demuestra un reciente estudio de la Universidad de Harvard que hasta se atreve a cifrar esa supuesta mejora de las relaciones personales con respecto a las impersonales en 34 veces más provechosas. El informe sugiere que el éxito del cara a cara se debe a la falta de conexión personal que se experimenta hoy en la sociedad debido a la mejora tecnológica.  Cualquier método de mensajería actual basado en el texto no podrá nunca superar ese extra que la  relación personal  presenta. A continuación les mostramos estas grandes ventajas de la comunicación cara a cara, que es la de que debe erigirse como principal en pymes y en los negocios de cualquier autónomo.

Se pueden dar indicaciones no verbales

El lenguaje corporal es un importante aliado a la hora de comunicar. Muchas veces, las cosas son más o menos importantes dependiendo de la manera en las que se dijeron. Las expresiones faciales o la postura corporal emiten una serie de señales que son imposibles de enviar en el caso del correo electrónico o la mensajería instantánea.  Y es que diversos estudios demuestran que alrededor del 90 ciento de la efectividad de una comunicación está determinada por las señales no verbales.

Se gana en confianza

Todas las personas, incluso las que se incluyen en la tecnológica generación de los millennials, demandan con asiduidad encuentros cara a cara con los interlocutores, porque saben que es la mejor manera de construir una relación basada en la confianza y, por tanto, con mayores garantías de perdurar en el tiempo. Por dicho motivo, en algún momento de esa relación es necesario fomentar una comunicación que vaya más allá de la mala imitación que con videoconferencia se puede conseguir.

El poder  del tacto

Quizá sorprenda, pero existen informes de psicólogos que destacan cómo un simple contacto o toque consigue objetivos que sin ese pequeño roce hubieran sido inviables. Lo llaman el poder del tacto, que puede promover el enlace y la cooperación entre humanos y que, indudablemente, los emprendedores pierden cuando en su negocio desarrollan una comunicación marcada por la distancia y las nuevas  tecnologías.

Refuerza la participación

No existen referencias en estudios de expertos, pero es una realidad que la cercanía que una relación personal presenta impulsa la participación. Se debe a que la corta distancia que separa a los protagonistas anima a participar. Por tanto, si usted requiere de un socio o cliente para que lleve a cabo una tarea es aconsejable que evite la conversación en remoto para aumentar las probabilidades de éxito.

Se gana en eficiencia

Por lo general, las reuniones cara a cara son excelentes ideas de negocio, ya que son más cortas que las conocidas como videoconferencias. Esto ocurre con toda probabilidad porque el ritmo de conversación telefónica entre varios es siempre más lento que en el caso presencial. De todas formas, en las empresas se comete el error de alargar en demasía las reuniones, aunque éstas sean presenciales. Esta práctica genera un tipo de riesgos importantes, como que la excesiva duración impida que los asistentes hayan entendido el objetivo principal de la reunión.

Un emprendedor nunca debe olvidar que el interés de una persona por un asunto no es infinito. Por tanto, alargar cualquier reunión por encima de una hora eleva de forma exponencial las probabilidades de fracaso.

Para evitar pérdidas de tiempo, el organizador cuenta con la ventaja de recoger las pistas que el lenguaje corporal de su audiencia le ofrece. Por tanto, puede actuar en consecuencia y, cuando observe que se pierde interés, acelerar la toma de decisiones para acortar los tiempos.

Facilita la operación de venta

Vender por correo electrónico (o cualquier otra herramienta informática basada en el texto) es más complicado que si existiera contacto visual. Por ello, debe intentar que la comunicación cara a cara sea una prioridad, ya sea para reunirse con un posible cliente por primera vez o para programar reuniones regulares con su equipo de colaboradores.

Si por diversas circunstancias no puede llevar a cabo este tipo de reuniones personales, al menos utilice métodos que requieran de cámara web, como podría ser Skype. Es obvio que el resultado no será el mismo, pero es indudable que siempre será más eficaz que la comunicación solo por correo electrónico o por mensajes de texto.