ayudas_ue

Ayudas de la UE que los emprendedores deben conocer y aprovechar

Uno de los grandes objetivos económicos de la Unión Europea es que su industria recupere el peso que ha perdido en los últimos años. Tanto es así que, por ejemplo, España, en el que este sector representa en torno al 14 por ciento del PIB, tiene la exigente meta impuesta desde Bruselas de que la industria alcance al menos el 20 por ciento de importancia dentro del PIB nacional.

Los ambiciosos objetivos que la UE presenta en el ámbito industrial tienen todo el sentido económico del mundo. Más allá de que el puesto de trabajo creado en esta área es de mejor calidad que en otros ámbitos, como el turismo, es destacable que la industria posee unos niveles de productividad y de gasto en innovación superiores al resto, lo que beneficia al crecimiento. La UE también valora que los países que mejor soportan una crisis son aquellos cuyas economías poseen un alto componente industrial. De hecho, esta virtud se pudo ver en  España en la reciente recesión. Las Comunidades Autónomas que contaban con un componente industrial muy desarrollado, como Cataluña, Madrid, País Vasco y Comunidad Valenciana, superaron la crisis con mejor nota que aquellos territorios en los que los servicios son casi la única fuente de ingresos.

Pues bien, el interés que la UE tiene por incrementar el peso de la industria para así fortalecer a las economías de los países miembros hace que desde Bruselas se hayan puesto en funcionamiento ayudas que tienen como objetivo la creación de nuevos negocios dentro del segmento industrial. Resulta obvio que este tipo de ayudas para emprendedores son muy beneficiosas y, por tanto, es aconsejable que se conozcan.

Instrumento PYME
La ayuda más importante que la UE concede recibe el nombre de Instrumento PYME. El objetivo de estas subvenciones para emprendedores es el de apoyar las innovaciones más prometedoras (tecnológicas o no), pero siempre teniendo en cuenta que su misión es generar crecimiento a pymes y autónomos.

En otras palabras: la ayuda está claramente enfocada en pymes que sean capaces de llevar a cabo importantes innovaciones pero no aisladas, sino apoyadas en un sólido plan empresarial. Es obvio que a ella acuden muchas startups, ya que si la obtienen logran impulsar el desarrollo de nuevos productos o servicios que acelerarán su propio crecimiento económico.

El único requisito para que una pyme o firma de reciente creación acceda a Instrumento PYME es que debe estar establecida en un territorio que sea miembro de la Unión Europea. Mediante este vehículo financiero, las pymes pueden obtener entre 50.000 y 2,5 millones de euros. La ayuda está dividida en tres fases: evaluación de la viabilidad, actividades de I+D+i y comercialización. De ahí que según esté avanzado el proyecto por el que se solicita la ayuda, dejará de ser imprescindible presentar la solicitud en las tres fases. En cuanto al plazo de término, la fase 1 de Instrumento PYME estará abierta hasta el 5 de septiembre, y las dos restantes hasta el 10 de octubre.

Como todo, la ayuda cuenta con un límite presupuestario. De ahí que algunas pymes merecedores de obtener el capital no puedan acceder al mismo. En ese caso,  la UE les otorgará el Sello de Excelencia que supone un reconocimiento a la empresa y le abre las puertas a la obtención de financiación alternativa.

En su última edición, Instrumento PYME apoyó a 257 empresas de las más de 2.009 que presentaron propuestas. De ellas 45 eran españolas, una cifra muy elevada, que pone en valor el gen innovador de nuestros emprendedores. En cuanto a los sectores que obtuvieron mayor financiación destacaron salud, ingeniería y tecnologías de la información y la comunicación (TIC). Su presupuesto para 2019 es de 552 millones, cantidad que se incrementará hasta los 600 millones, un año después.

Programa FFI
El programa Fast Truck to Innovation es otra de las ayudas a emprendedores que la UE concede y que las pymes y autónomos pueden aprovechar. Está dirigido a tecnologías, conceptos y modelos de negocio con un fuerte componente innovador. Pero, al contrario que el Instrumento PYME, deben estar desarrollados y próximos al mercado. Además están destinados a un consorcio de varias firmas. Se financian proyectos de hasta 3 millones en consorcios transnacionales de 3 a 5 entidades donde al menos un 60 por ciento de los socios deben ser industriales. Durante la última edición, Fast Truck to Innovation repartió cerca de 200 millones. Para el próximo periodo 2018-2020 se dispone de un presupuesto de 300 millones, lo que supone una buena oportunidad que nuestras pymes más industriales deberían intentar aprovechar.

Iniciativa Pyme
La última ayuda disponible es Iniciativa Pyme, que ya ha logrado generar financiación por valor de más de 3.000 millones. España es el país de la UE que más capital recibe a través de este instrumento financiero (35.000 pymes españolas ya disponen de la ayuda) cuyo objetivo es apoyar la financiación de las pequeñas y medianas empresas.

En cuanto  a los requisitos, las empresas que quieran acceder a Iniciativa Pyme deben tener al menos 250 empleados y necesidad de financiación para proyectos que deben ser desarrollados en el territorio español. Además, estas pymes deben cumplir con uno de estos requisitos: facturar al menos 50 millones o disponer de 43 millones en activos en su balance. Es decir, una oportunidad ideal pero solo al alcance firmas capaces de generar ya empleo e ingresos.

kpis_internet

La utilidad de los KPIs en los negocios de Internet

Si emprender un negocio es ya de por sí algo arriesgado con no pocas dosis de incertidumbre, cuya validez real solo se va a poder calibrar una vez el proyecto se ponga en marcha, este nivel de inseguridad crece exponencialmente cuando se habla de una empresa de internet basada en un modelo innovador. Tal es el caso de, por ejemplo, algunos sectores que están ahora mismo en plena eclosión, como la gestión del espacio aéreo para drones o algo tan curioso como la tramitación online de divorcios sin tener que acudir a un tribunal.

Para favorecer la toma de decisiones críticas en temas como la financiación, la investigación, la estructura de trabajo o la gestión de la tesorería, conviene elaborar y revisar de forma continua las hipótesis de partida, evaluando los recursos y riesgos del modelo más objetivo posible, de manera que se puedan acometer acciones relevantes en base a los datos obtenidos.

En general, los negocios de Internet generan una gran cantidad de información, que permite conocer detalles sobre el perfil de los usuarios que entran en una página web, qué contenidos visitan, cuánto tiempo pasan en ellos, o, por ejemplo, desde qué lugar realizan sus consultas. Datos todos ellos muy importantes para saber, en definitiva, el comportamiento de un potencial cliente y, lo que quizá es más relevante, sus gustos y preferencias.

La clave de la medición y, por lo tanto, de aprendizaje de un negocio en la Red radica en seleccionar la información apropiada y utilizarla del modo más preciso. El consenso entre los expertos señala que es a través de los KPIs (Key Performance Indicators, en inglés) como mejor es posible obtener los indicios para adaptar nuestro negocio a las necesidades y demandas reales del mercado.

Algunos de los KPIs más utilizados son:

  • Tasa de activación: Es la diferencia entre todos los usuarios a los que se ha contactado y aquellos que de verdad han tenido que llevar a cabo alguna acción intermedia para convertirse en cliente. A estos últimos se les denomina ‘activados’ porque han realizado al menos una operación deseada por la empresa, como suscribirse a una lista de distribución, registrarse en la página web o descargar alguna aplicación o programa que se les ha recomendado.

  • Coste medio de adquisición por cliente: Se obtiene de la división entre la suma de todos los costes en los que se ha incurrido para la captación de clientes y el número total que finalmente se ha conseguido en un determinado periodo. Entre estos costes están las partidas de publicidad, promociones o la inversión en el equipo comercial, entre otros. Un negocio en principio sólo es viable si su coste medio por adquisición es menor que el valor por cliente.

Qué hacer con tantos datos

A pesar de que puede resultar algo abrumador disponer de este exceso de información, lo más aconsejable es ser prudente en la toma de decisiones y no perder de vista el objetivo último del por qué se están llevando a cabo estos análisis: identificar los grupos de clientes a los que nos queremos dirigir mediante una adecuada propuesta de valor.

La obtención  de los KPIs es fundamental principalmente para desarrollar una estrategia de captación de ingresos de cara al futuro que asegure la viabilidad del negocio, promueva su crecimiento y sostenga su expansión. Para lograrlo, acciones como la revisión periódica de estos ratios o la creación de informes que analicen estos datos con el resto de variables de la empresa son muy importantes para obtener información fiable y precisa.

Finalmente, es fundamental señalar que la inversión en estos KPIs no debe en ningún caso sustituir otros análisis de suma trascendencia que se deben realizar a la hora de emprender cualquier negocio, y que suelen acabar recogidos en un plan de negocio, como la estrategia de marketing, la viabilidad financiera o todo lo que tiene que ver con los aspectos jurídicos. Es a través de la elaboración y evaluación de ambas realidades como el emprendedor podrá obtener resultados que sirvan para la gestión del proyecto, y, sobre todo, garantizar su éxito.

crowdlending_emprendedores

Crowdlending, una oportunidad de financiación para emprendedores

Es cierto que la crisis hizo que muchas de los nuevos negocios que existían en ese momento cerraran sus puertas. Pero también es una realidad que con la recuperación las pymes han empezado a retomar el protagonismo perdido que tenían y empiezan a volver a tener peso en la economía, el pib y la creación de empleo de España. A pesar de ello, existe un problema que siempre lastra el desarrollo de las pymes: la dificultad para obtener financiación. Este freno hizo que durante la recesión muchas empresas se vieron obligadas a clausurar y ahora impide un crecimiento más importante de las mismas.

Quizá algunos puedan pensar que el hecho de que la banca haya abierto el grifo del crédito evita que exista riesgo financiero para las pymes y los autónomos. Nada de eso. El acceso a los préstamos sigue siendo un gran hándicap debido a los avales imposibles de cumplir que las entidades financieras solicitan. Con todo, los propios protagonistas ven rayos de luz al final del túnel financiero. De hecho, según un estudio reciente, el 32 por ciento de las pymes estima que existe una mayor predisposición de los bancos a conceder préstamos a los empresarios. Otra cosa es que, como decíamos antes, exigen unas condiciones que eliminan a la mayoría de los candidatos.

Para poder salir del laberinto que supone pedir un crédito en un banco tradicional, es conveniente sondear el resto de opciones que existen en el mercado. En este blog se ha hablado en alguna ocasión del crowdlending. Pero su creciente importancia como método de financiación para los negocios de futuro le lleva a ganar protagonismo como una alternativa complementaria a otras opciones más tradicionales. Además, se trata de un nuevo producto de inversión para cualquier inversor. De hecho, el crowdlending permite que cualquier persona con 50 euros pueda invertir en el crecimiento de un pequeño negocio a cambio de un porcentaje de la rentabilidad futura.

¿Qué es el crowdlending?

El crowdlending es la forma en la que los emprendedores pueden conseguir crédito de una comunidad de inversores particulares a través de una plataforma online, que luego tendrán que devolver con intereses. En otras palabras, es prácticamente lo mismo que un préstamo bancario pero entre particulares y sin las duras condiciones que exige aún la banca. Uno de los errores más habituales que se suelen cometer con este tipo de financiación es confundirlo con el crowdfunding. Sin duda, existen coincidencias, ya que ambos entran en el grupo de vehículos alternativos y se trata de préstamos entre particulares. Pero a partir de ese punto se acaban las semejanzas. Más allá de que una parte del crowdfunding es simplemente donación desinteresada, la gran diferencia está en el retorno del crédito. Mientras el crowdfunding exige una participación en la empresa a cambio del préstamo, el crowdlending solo pide su devolución con intereses, y no pone en duda la propiedad de la empresa.

Debido a sus innegables ventajas, las compañías españolas se han lanzado a explorar sus posibilidades, solicitando de media 541.552 euros a través de esta modalidad durante el último año. Aunque no parezca demasiado, la cifra es importante ya que el crowdlending solo lleva tres años de funcionamiento en el mercado europeo y poco más de uno en España. De hecho, la ya citada cifra es superior a la de Italia y Francia, lo da buena fe del rápido crecimiento que esta opción de financiación alternativa está teniendo entre los nuevos negocios.

El crowdlending es especialmente interesante para todos aquellos negocios cuya facturación oscile entre 1 y 30 millones de euros, ya que los que estén por encima de esa cantidad lo tienen más sencillo para acceder a los bancos.

Características del crowdlending

Al ser un producto financiero novedoso, el consenso a la hora de establecer sus líneas maestras y su media de actuación no es tarea fácil. Pero por los informes publicados en España se pueden destacar diversos aspectos que pueden suponer una buena guía para el inversor que se quiera acercar al crowdlending.

Plazo de amortización

Hasta el momento la media que se tiene en cuenta en este sentido es la de devolver un crédito en un plazo de unos 45 meses. Se trata de un periodo de tiempo inferior al de Francia (50 meses), pero más largo que en Italia, donde hay que retornar el dinero prestado más los intereses en unos 38 meses.

Tipo de riesgo

El nivel de riesgo del crédito es lo que condiciona la tasa de interés. De ahí que para el emprendedor sea interesante conocer que, tanto en España como en Francia e Italia, la calificación de este tipo de préstamos se considera de riesgo medio. Esto hace que los tipos de interés que se cobran no sean en exceso elevados y se centren en una horquilla que va del 4 al 7 por ciento.

Motivos que llevan a pedirlo

El crecimiento de la compañía a través de la internacionalización, o mediante campañas de marketing o inversiones en bienes de equipo son las principales causas que llevan a los emprendedores a recurrir al crowdlending que, debido a sus ventajas, se está convirtiendo en una opción cada vez más demandada por los emprendedores para complementar u obtener financiación más allá de la que pueden conseguir en las sucursales bancarias.

business_angel_financiacion

Business angels o capital privado ¿Cuál debe elegir el emprendedor?

La primera opción de financiación de toda empresa que recién comienza es el propio emprendedor. Posteriormente se recurre a la familia y a los amigos y, a partir de entonces, se debe acudir a lo que el mercado puede ofrecer. Justo en ese preciso instante surgen dos figuras que son las únicas a las que se podrá acudir (ayudas y subvenciones públicas aparte) para conseguir el capital necesario con el que dar los primeros pasos en la compañía.

Esas dos opciones son los business angels y el capital privado, que a su vez se divide en venture capital o private equity. Pues bien para los emprendedores es fundamental saber cuáles son las diferencias que hay entre ambos vehículos. Conocer sus propias características elevará, y mucho, las opciones de obtener la necesaria financiación.

Dinero solo o consultoría y networking

La primera diferencia surge en la propia denominación. El capital privado es una actividad desarrollada por entidades especializadas en ese ámbito que aportan recursos de manera temporal (10 años como máximo aunque lo normal es menos de la mitad) a cambio de una participación en la compañía, que puede ser minoritaria o de control. Pero, salvo que alcancen más del 50 por ciento de la firma, no suelen participar en demasía en las decisiones de la firma.  Por el contrario, el business angel es un inversor privado. Un persona con una ingente cantidad de recursos que aporta capital. Pero, además, ofrece su apoyo al emprendedor. En otras palabras, realiza una labor de consultoría, además de proporcionarle contactos, que son fundamentales en un negocio en una edad temprana. A cambio, y como es obvio, se inmiscuirá mucho más en la gestión de las nuevas empresas. Los emprendedores deben ser conscientes de este hecho para discernir entre las dos opciones.

Momentos distintos

El instante en la vida de la empresa en la que se puede recurrir a ambos vehículos tampoco es exactamente el mismo. Veamos: los business angels forman parte de la ecuación en los momentos más iniciales de la empresa. Es decir, justo cuando se acaban la familia y los amigos y no hay nadie a quién recurrir, aparecen. No requieren, por tanto, de un producto o servicio ya comercializado, les basta con una buena idea con posibilidades de convertirse en negocio. En cambio, el capital privado se introduce en estadios un poco más avanzados. En el caso del venture capital, puede llegar a coincidir en momentos con el business angels, pero estas firmas sí suelen precisar algo más cercano a un plan de negocio. En el caso del private equity se exige una fase más avanzada.

Esta diferencia es muy importante ya que dependiendo de la etapa en la que se encuentre la empresa será más fácil recurrir a uno u otro método de financiación.

Nula coincidencia en sectores

Otro aspecto clave para el emprendedor es la diferenciación por sectores. El business angel invierte principalmente en compañías de tecnología, información y comunicación. Por el contrario, el venture capital y sus derivados optan más por sectores como la informática, la medicina, la salud, los productos de consumo, la biotecnología y las ciencias de la vida.
Estas diferencias se explican por la propia filosofía de ambos inversores. Los business angels invierten en startups que son tan jóvenes que, debido a ello, el 70 por ciento acaba fracasando, el 20 por ciento bastante tienen con sobrevivir, mientras que con el 10 por ciento restante deben recuperar la inversión. Se trata, por tanto, de una actividad con mayor riesgo. De ahí que estos inversores apuesten más por firmas que trabajan más en la red y, por tanto, necesitan menores recursos, además de tener una perspectiva de crecimiento más rápida y escalable.

El capital privado, al ser una firma especializada, dispone de mayores recursos y, por tanto, puede diversificar más sus apuestas inversoras.

¿Cuál se utiliza más? ¿Business angels o capital privado?

Las cifras indican que los nuevos empresarios españoles recurren indistintamente a ambas opciones. En el caso de los business angels, nuestro país ocupa la segunda posición en Europa después de Reino Unido. La cifra estimada de inversión por esta vía ascendió a 750 millones, en 679 compañías. El capital privado, por su parte, entró en 2.760 pymes que empleaban a 400.000 personas.

Esta diferencia también corrobora la importancia del momento en el que esté la empresa, de lo que ya tratamos anteriormente, para elevar las opciones de financiación. Resulta obvio que el venture capital busca firmas algo más desarrolladas que el business angel. Un aspecto que, como la diferenciación por sectores, es fundamental para cualquier emprendedor que pretende capturar capital nuevo con el que desarrollar su negocio.

mejorar_liquidez

Cómo mejorar la liquidez de una pyme en el corto plazo

Seis de cada diez empresas que se constituyen en España no sobreviven más allá de cinco años, situando a nuestro país como uno de los líderes en Europa en cierre de pymes y pérdida de empleos, sobre todo entre las personas más jóvenes. Entre las principales razones para explicar esta situación se encuentran la falta de financiación, el escaso apoyo de la Administración o el alto nivel impositivo, aunque, sin lugar a dudas, hay una que destaca sobre las demás, a juicio de las propias empresas: la dificultad en mantener una tesorería estable con la que mejorar la liquidez que permita afrontar los pagos e inversiones que hay que realizar.

 

¿Cash-flow? ¿Qué es eso y cómo te ayuda a mejorar la liquidez? 

Cuando hablamos de cash-flow, o flujo de caja en castellano, nos referimos al total del dinero en efectivo con el que cuenta un negocio, más los depósitos bancarios, los cheques y todo lo que pueda ser fácilmente transformado en dinero. De acuerdo a la teoría contable, el cash-flow no es más que la suma del beneficio neto más la amortización de la compañía. Para una pyme, sobre todo en sus inicios, es crucial ser lo más eficiente posible en la administración de los stocks, prescindiendo de grandes apalancamientos e intentando, en definitiva, generar la mayor tesorería posible.

Aunque resulta ambicioso definir cómo mejorar la liquidez de una empresa, hay ciertas reglas que es necesario seguir, como, por ejemplo:

  • Ser lo más objetivos y realistas tanto en los ingresos como en los gastos previstos, marcándose objetivos pequeños que puedan verificar la estrategia contable.
  • Estudiar de forma periódica las condiciones que ofrece el banco (líneas de crédito, seguro, financiación), comparándolo con otras entidades para buscar siempre el mayor beneficio.
  • Revisar el modo en el que se realizan las operaciones financieras. La tecnología actual permite automatizar y abaratar los procesos, aumentando de paso los protocolos de seguridad.
  • Implantar pequeñas medidas que pueden impactar positivamente en las cuentas y mejorar la liquidez, como acortar los ciclos de facturación o realizar inventarios periódicos para examinar los costes fijos.

 

Algunas de las principales soluciones financieras

Los bancos ofrecen multitud de fórmulas para mejorar la liquidez de las empresas. Antes de optar por cualquiera de ellas, es conveniente buscar el consejo de expertos. Entre las más utilizadas, cabe destacar:

marruecos_emprendedores

Marruecos, tierra de oportunidades para los emprendedores

Todos los años el Banco Mundial elabora un informe fundamental para saber si es conveniente invertir o no en un país. El documento, conocido como Índice Doing Business, analiza precisamente las facilidades, o no, que un empresario encuentra en un territorio determinado. Estudia la seguridad jurídica, la agilidad a la hora de abrir firmas, la burocracia, las opciones de financiación, las oportunidades, etc. En definitiva, analiza todo lo que se debe saber para iniciar una aventura empresarial con más garantías en una región determinada.

Pues bien, en dicho informe, destaca la impresionante subida que viene experimentando Marruecos en los últimos años. Buen ejemplo de ello es que el país magrebí aparece situado en el puesto 69 sobre 190 países, una posición que supera en seis (75) la de 2016 y que es la más baja, es decir la mejor, de entre los territorios del norte de África. De hecho en todo el continente africano solo es mejorada por Mauricio (25) y Rwanda (41) y supera, por mucho, a economías más desarrolladas, como Sudáfrica (82). España, por ejemplo, aparece en el puesto 29 de un listado liderado por Nueva Zelanda y Singapur.

Oportunidades para emprender en Marruecos

Pero su buena posición en el indicador, que refleja una importante mejoría en la seguridad jurídica, no es la única base que convierte en atractivo a Marruecos. Su proximidad geográfica con Europa, su abundante y barata mano de obra y, sobre todo, el especial interés del Gobierno por modernizar al país y virar una economía basada aún en la agricultura en otra más industrial y consumista abre un abanico de opciones para emprender en Marruecos que las pymes y autónomos también pueden aprovechar para hacer buenos negocios.

Con esta idea el llamado Plan de Emergencia Industrial ya ha hecho posible que fabricantes de automóviles como Renault o PSA Ciroën hayan abierto importantes plantas en el país. Este hecho abre vías de negocio a cualquier empresa mediana o pequeña cuyo negocio sean los componentes de automoción.

Algo similar está sucediendo en el ámbito aeronáutico, que  también está siendo suficientemente dopado por el Ejecutivo del país. Debido a las facilidades públicas, un gigante como Bombardier, inauguró recientemente una fábrica de componentes en Casablanca. Es obvio que este sector que ya representa el 5 por ciento de las exportaciones totales del país también ofrece vías de ingresos a las pymes.

Los dueños de nuevos negocios no deberían obviar tampoco que el importante programa de inversiones públicas también afecta al sector agrícola y las infraestructuras. Esto genera importantes opciones de crecimiento para nuestras pequeñas empresas en terrenos como el equipamiento agrícola, la logística, el transporte y el suministro de material para construcción, entre muchos otros. La Sanidad es otra área económica de especial interés por el crecimiento en el ámbito privado.

En definitiva las aspiraciones del país por convertirse en centro de negocios y manufacturero del norte de África, que se apoya en un nivel al menos aceptable de estabilidad política  y en su cercanía geográfica con una gran mercado, como es la UE, obliga a que el territorio esté presente en muchos planes de negocio de firmas españolas.

Además, Marruecos no solo presenta interés a la hora de las exportaciones o de invertir en él, sino que también es atractivo como proveedor de materias primas. Al permitir producir con costes bajos, debido a los reducidos sueldos, las exenciones fiscales y las buenas conexiones con España, es ideal en caso de que una firma precise de una deslocalización.

Problemas para emprender en Marruecos

Eso sí, no debe olvidarse que Marruecos también presenta inconvenientes que es debemos conocer antes de aventurarnos a hacer negocios dentro de sus fronteras. Marruecos posee una red de distribución deficiente y un estrecho mercado de consumidores para un buen número de productos, debido a que la clase media es más bien limitada. Eso sí, debido a ello la competencia no es que sea demasiado fuerte.

Curiosidades para emprender en Marruecos

Como todos los territorios, Marruecos también presenta sus peculiaridades que también deben conocerse para evitar inconvenientes más graves. Un buen ejemplo en este aspecto es la burocracia y la lentitud. A los marroquíes no le van las prisas. Entre eso y la naturaleza burocrática intrínseca de las empresas, se debe tener paciencia ya que la toma de decisiones acostumbra a demorarse más de lo que un empresario español acepta y está acostumbrado.

Al contrario que en otros países tener un socio no es una obligación para hacer negocios. Con todo, contar con una persona de confianza nativa que pueda representar los intereses de nuestra empresa supone una política aconsejable.

Otra curiosidad para emprender en Marruecos la constituye el idioma. Al contrario de lo que viene siendo habitual en cada vez más países, el inglés no es de gran ayuda. El francés es la lengua clave para hacer negocios. Aunque si nuestra presencia se va a limitar a la zona norte de Marruecos, con el español es más que suficiente, ya que lo hablan con mucha frecuencia.

digitalizacion_pymes

Digitalización en pymes y autónomos: servicios que deben aprovecharse

Cada vez es más complicado encontrar a empresarios que consideren que la digitalización no es un paso que sus empresas deben afrontar sin más dilación. Aunque, por desgracia, aún existen casos, especialmente en el colectivo de pymes y autónomos, que no dan el salto digital porque creen que no lo necesitan.

Se equivocan al pensar que la digitalización en pymes no es necesaria. Y para demostrarlo nada mejor que utilizar la lista anual que la revista Fortune realiza sobre las 500 mayores empresas de EEUU. Si se consulta el listado que el medio publicó hace 50 años y se compara con el actual se comprueba que solo el 12 por ciento de las firmas que entonces aparecían entre las más grandes del país sobreviven en la era digital. No es que hayan desaparecido de la lista al ser superadas por nuevos rivales, es que, sencillamente, tuvieron que cerrar sus puertas.

Sirva este ejemplo para demostrar la obligatoriedad que todos los nuevos negocios tienen de adaptarse al medio incorporando la tecnología y la innovación en sus planes de negocio y en la propia cultura de la firma.

Teniendo esto presente es conveniente definir aquellas tendencias del entorno digital de las que los emprendedores pueden sacar un mayor provecho con una inversión reducida.

Digitalización en pymes y autónomos: La nube

Servicios como el almacenaje en la nube ofrecido por plataformas digitales como Google Drive, Dropbox o Apple iCloud o Mega son incluso gratuitos, aunque con un límite de capacidad, que puede llegar a los 50 gigabytes. A pesar de ello, para un uso profesional que permita trabajar con todos los documentos que la empresa necesita en remoto es aconsejable apuntarse a un plan de pago, ya que son bastante económicos.

La nube ofrece unas indudables ventajas en la digitalización en pymes y autónomos, ya que da un impulso extra a la productividad y, por tanto, al crecimiento del negocio. En concreto un reciente estudio realizado por la consultora Sage indica que este tipo de servicios incrementa dicha productividad en un 29 por ciento. Sin duda, la administración de los datos de una empresa en remoto permite a una firma ser más competitiva ya que será capaz de tomar decisiones de una manera más ágil.

Digitalización en pymes y autónomos: Asistentes de voz

Servicios como el que el gigante Amazon ofrece con Alexa, son interesantes, ya que se trata de un asistente de voz lanzado en 2014 con el objetivo de animar a las pymes a utilizar servicios digitales. En otras palabras, está enfocado a resolver los problemas de los emprendedores con esta tecnología.

Quizá a muchos todavía no les parezcan útiles este tipo de soluciones. Pero basta recordar que un servicio como Alexa permite a un trabajador utilizar sus altavoces para organizar reuniones, reservar salas de conferencia, hacer pedidos, buscar información, etc. En otras palabras, el asistente de voz también mejora la productividad del empleado. Además posibilita el acceso a la infinita información digital que existe actualmente por medio de la palabra, democratizando con ello su utilización. Debido a ello no es necesario ser un especialista para acceder al conocimiento digital. De ahí que sea tremendamente aprovechable para los nuevos negocios.

Por si fuera poco, las últimas tendencias apuntan a un desarrollo cada vez mayor de aplicaciones que permiten interactuar con mayor productividad con los asistentes de voz, lo que multiplica sus beneficios.

En definitiva, y al igual que el resto de soluciones digitales, los asistentes de voz vinieron para quedarse. Así lo indican diversas encuestas al reflejar que el 58 por ciento de los empresarios que ya utilizan esta tecnología la seguirán usando en el futuro. Además el 34 por ciento de los emprendedores que aún prescinden de ella, tienen intención de usar asistentes en el futuro.

Nuevas tendencias

Además de la nube y los asistentes de voz, existen varias tendencias más novedosas que empiezan a marcar el camino de la digitalización en pymes y autónomos. Se trata, entre otras, de la inteligencia artificial, la automatización de las tareas, el machine learning o el análisis de datos. Todas ellas son útiles y, lo más importante, necesarias para los nuevos negocios. Pero nada de esto servirá si el emprendedor no es capaz de llevar la digitalización hasta el centro de la toma de decisiones. Cuando eso ocurra, se podrá decir sin ánimo de equivocarse que la empresa ha dado el salto digital y, por lo tanto, estará en mejores condiciones de competir en un mercado globalizado.

ratios_financieros

Para qué sirven los ratios financieros en una pyme

Elaborar un plan económico (o business plan, en inglés) que evalúe la viabilidad financiera de una empresa suele abrumar a cualquier emprendedor. Normalmente, inicia un negocio basándose en sus ideas y en el conocimiento acerca de un sector, sin tener demasiado claro la rentabilidad y ratios financieros del proyecto que está a punto de comenzar. Sin embargo, el análisis contable previo puede ayudar no sólo a comprender mejor aspectos relacionados con la empresa, sino, también, a aportar luz y expectativas a posibles inversores que puedan querer entrar a formar parte.

Viabilidad económica real

Un plan financiero bien definidos aporta conocimiento clave para prevenir uno de los problemas más habituales y graves en cualquier empresa: la falta de liquidez. Su información es crítica para poder hacer frente a los cuatro principales objetivos financieros de cualquier negocio:

La importancia de los indicadores económicos

El análisis de los ratios financieros es el método más objetivo para analizar la salud financiera de una empresa. En realidad no son más que una serie de indicadores que relacionan las magnitudes extraídas de los estados financieros, pero que fundamentalmente, son la herramienta adecuada para medir la rentabilidad, la liquidez, la eficiencia y la solvencia.

A continuación, señalamos algunos de los más utilizados:

  • Rentabilidad económica. Sirve para explicar el rendimiento logrado por las inversiones de la empresa con independencia de las fuentes de financiación que emplee. Es el ratio más indicado para juzgar la eficiencia de la gestión empresarial. Para su cálculo, simplemente hay que multiplicar nuestro margen de beneficio sobre las ventas entre la rotación de los activos.

ROA = Margen x Rotación

  • Liquidez. Para conocerla, se utiliza el ratio de circulante, que pone en relación el volumen de activos corrientes y las deudas a corto plazo. En general, se considera que una empresa presenta estabilidad financiera si la diferencia entre ambas magnitudes es positiva. En cualquier caso, independientemente del resultado que se obtenga, conviene compararlo con otros competidores para evaluar la referencia media del sector y obtener una respuesta definitiva sobre si estamos haciendo o no las cosas bien.

Ratio Circulante = Activo Corriente / Pasivo Corriente

  • Solvencia. Permite predecir si la empresa podrá llegar a tener problemas de pago en el largo plazo. Su principal ratio es el ratio de endeudamiento, que pone en relación el volumen de deuda con respecto al patrimonio neto.

Ratio Endeudamiento = Deuda Total / Patrimonio Neto

  • Eficiencia. Se mide gracias al ratio de rotación, que analiza la rentabilidad económica de una empresa a partir del cociente entre las ventas y el total de los activos. De este modo, se mide la capacidad de generar ingresos y, por lo tanto, beneficios.

Rotación Activos = Ventas / Activo Total

El reto de la interpretación

A pesar de lo que pueda pensarse en un inicio, es bastante sencillo obtener estos ratios financieros, que no dejan de ser números basados en un análisis contable. Sin embargo, la principal complejidad llega en el momento de plantear qué hacer con ellos, es decir, de sacarles utilidad.

Dado que el principal objetivo es obtener una fotografía real acerca de la gestión financiera de una empresa, lo más oportuno resulta comparar los resultados obtenidos, que puede llevarse a cabo desde tres perspectivas distintas:

  • En relación a distintos momentos de la vida de la compañía
  • Frente a otra entidad, preferentemente un competidor en el mismo mercado local
  • Como promedio de una industria localizada geográficamente

Nunca debe olvidarse que uno de los motivos por los que se decide a hallar estos ratios financieros es para conocer las debilidades de una empresa. Que deriven a desarrollar una estrategia correctora en el caso de que haya cosas que no se estén haciendo bien. De su estudio pormenorizado, es posible que se alcancen conclusiones que nada tienen que ver con la gestión financiera propiamente dicha, pero que demuestren que hay problemas que deben ser atajados, como, por ejemplo, relacionados con la estrategia y el alineamiento de los recursos de la compañía, con las políticas con los clientes y stakeholders, con la imagen y reputación de nuestra marca en el mercado, o, incluso, con el ambiente laboral y las relaciones entre los empleados y el comité de dirección.

imagen de dron volando

Los emprendedores deben aprovechar el auge de los drones

El uso de drones crece de forma exponencial cada año, y todo apunta a que seguirá la misma línea ascendente durante, al menos, un par de décadas más. De hecho, según el Ministerio de Fomento, el pasado año las ventas de drones para uso civil a nivel mundial crecieron un 34 por ciento, hasta superar los 6.000 millones. De cara a aprovechar el potencial que estos aparatos tienen en ámbitos tan dispersos, como la agricultura, las infraestructuras, la vigilancia, la defensa, etc., el propio ministerio presentó recientemente una hoja de ruta hasta 2021 con medidas que permiten impulsar el negocio de drones. Así, el plan estratégico permite que sobrevuelen cerca de edificios y regula su uso para entornos rurales.

Lejos de lo que pueda parecer, los emprendedores también pueden aprovechar las mejoras legislativas en el uso de drones. Según los expertos, las oportunidades que pymes y autónomos deben considerar están en entornos como vigilancia, tratamiento de cultivos y mantenimiento de edificios. Por el contrario, se considera que aún existen demasiadas barreras burocráticas que impiden el acceso de los nuevos negocios a este jugoso mercado.

Sea como sea, lo que es una realidad es que cualquier proyecto innovador que una pyme relacionada con los drones tenga, tiene la financiación casi asegurada por las ayudas para emprendedores que  la Unión Europea ofrece y que, a continuación, se detallan.

Ayudas de la UE con drones

Instrumento PyME

Se trata de ayudas que salen cada tres meses y que oscilan entre 50.000 y 2,5 millones de euros. Se destinan a emprendedores que ofrezcan un servicio o un producto innovador.  Desde la fundación de la UE, Finnova, se aconseja que para aumentar las posibilidades de acceder a una de estas importantes ayudas, es aconsejable que el emprendedor bucee por Internet para descubrir si su avance es realmente novedoso o si, por el contrario, ya está desarrollado en cualquier otro lugar del mundo. En cuanto a las nuevas fechas para acceder a estas ayudas, el 3 de mayo finaliza el plazo para presentar iniciativas. El siguiente será en septiembre.

Fast Track To Innovation

A diferencias de las anteriores, estas ayudas, dirigidas también a ámbitos innovadores, exigen que las empresas presenten un proyecto que incluya una fabricación física. Es decir piden como requisito principal que sean manufactureras. De ahí que cualquier pyme española que fabrique drones pueda acceder a este capital europeo cuya cuantía puede alcanzar los 2,5 millones de euros.

Proyecto Piloto Medioambiente-Innovación

Esta es una ayuda específica para desarrolladores de drones. Pero cuyos trabajos se centren en el ámbito medio ambiental, como podría ser el caso de los dispositivos que previenen o avisan de los incendios forestales. El plazo de presentación de candidaturas finaliza a mediados de junio y la cuantía de las mismas también alcanza los 2.5 millones de euros.

Como se puede ver, los emprendedores cuentan con importantes apoyos si pretenden adentrarse y hacer negocios en el sector de los drones. Todas las Administraciones, tanto nacionales como europeas, coinciden en apoyar una utilización cada vez más amplia de estos aparatos. Debido a ese interés público, el actual es el momento perfecto para buscar las oportunidades que puedan presentarse en este sector.

Buen ejemplo de como el dron puede impulsar el negocio de una pyme lo tenemos en algunas empresas que ya están aprovechando el citado buen momento actual. Es el caso de Kowat, una startup acelerada por Finnova y ganadora del StartUp Europe Adwards 2017 Spain por unas soluciones biométricas en drones que sirven para eliminar las plagas de animales que tanto castigan los cultivos agrícolas. DromeHopper también es otro caso de éxito. Este fabricante de drones diseña los aparatos específicamente para la ayuda en tareas forestales. Sus innovadores soluciones en este ámbito permitieron a la firma ser acelerada por Finnova y contar, de momento, con una ayuda de 50.000 euros para el desarrollo del proyecto.

Ambos ejemplos demuestran que las pymes y autónomos pueden sacar partido del auge de los drones. Eso sí, lo que resulta evidente por las dos empresas que hemos comentado en el párrafo anterior es que la innovación y, especialmente, la especialización en un campo de actuación determinado eleva las posibilidades de acceder a la a ayudas que son necesarias para financiar los proyectos.

Una vez superada esa fase, las posibilidades de multiplicar los ingresos en el mercado con los drones son enormes, debido a su cada vez mayor importancia en ámbitos muy diferentes a  los de defensa y espionaje, que eran para los que se utilizaban en un principio. En el futuro, los drones tendrán algo que decir en sectores tan diversos como el transporte de paquetería, actuación en planes de emergencia e incluso transporte de personas.

Indicador cara sonriente

Fidelizar al cliente: estrategia ganadora en pymes y autónomos

En ocasiones, las empresas españolas se centran en enfocar sus estrategias comerciales con la intención de captar nuevos clientes, olvidándose de los beneficios que fidelizar ofrece. Y es que los datos que desvelan todos los estudios de mercado realizados hasta la fecha indican que ganar nuevos usuarios para la marca supone una inversión de entre cinco y siete veces más que la que requiere mantener a los que ya se poseen.

Por si todavía faltaran argumentos para convencer a las pymes y los autónomos que la fidelización es una estrategia ganadora nada mejor que recordar que es mucho más sencillo de convencer un cliente que confía en la marca que otro que la desconoce, lo que facilita enormemente la labor de venderle nuevos productos o servicios.

De cara a mejorar y fidelizar a las personas que compran los productos o servicios es interesante conocer una serie de estrategias y trucos que todo emprendedor debe conocer.

Conocer perfectamente al cliente

Es imposible convencer a alguien de que siga siendo fiel a la marca si desconocemos cómo es y qué es lo que le llevó a contactar con la empresa por primera vez. De ahí que sea imprescindible que el plan comercial o de negocio de la firma incluya una exhaustiva base de datos en la que se incluyan las principales características de los usuarios así como sus hábitos de compra, sus gustos, hobbies y preferencias. Y es que solo segmentando a la audiencia es posible formular estrategias comerciales adecuadas y con mayores posibilidades de triunfo y fidelizar.

Buen trato

Parece una obviedad, pero a día de hoy todavía hay empresarios que suspenden en el trato al cliente y luego se extrañan de que los ingresos caigan. Resulta lógico, ya que nadie va a recomendar a sus conocidos un lugar donde no ha sido tratado como se merece, y tampoco volverá. La fidelización solo es posible con una atención exquisita y personalizada al usuario, que debe ir mucho más allá de la simple venta. La empresa debe incluir en su apartado de gestión comercial y marketing la valoración que los clientes otorgan al trato recibido. Solo así se podrán resolver las carencias y mejorar en un aspecto clave para que exista fidelización.

Ofertas comerciales

Las promociones, ofertas, descuentos, etc., son interesantes para mejorar la tasa y fidelizar con la marca. Pero tampoco conviene abusar de este recurso, ya que suele reducir los ya de por sí ajustados márgenes con los que suelen trabajar los nuevos negocios.

Dentro de las múltiples opciones que existen en el campo de las promociones, las tarjetas de puntos suelen dar buenos resultados. Eso sí, hay que asegurarse de que los obsequios se obtienen a cambio de una elevada frecuencia de compra, que nos genere beneficios. De lo contrario, estaremos poniendo contra las cuerdas la situación financiera de la compañía.

Un truco que suele funcionar bien en este ámbito es de las promociones personalizadas a usuarios concretos como motivo de su cumpleaños o cualquier otro acontecimiento destacable. Por último, las jornadas con actividades especiales también suelen ayudar a mejorar la fidelización a la marca.

Aprovechar la tecnología para fidelizar

Las aplicaciones de mensajería instantánea, las redes sociales, el mail… Es decir, internet en su totalidad se ha convertido en la mejor (y más barata) herramienta de fidelización que existe. Por tanto, es imprescindible que el emprendedor se sirva de todos los avances tecnológicos para alcanzar el objetivo final. En esta línea, servicios como Whatsapp se antojan claves en la mejora de la relación con el usuario. Lo mismo pasa con las redes sociales. Con todo, es conveniente no abusar de estas opciones ya que puede originar hartazgo en el usuario, con lo que en vez de fidelizar se le estará expulsando a la competencia.

No centrarlo todo en el ámbito económico

La sociedad actual está mucho más concienciada con aspectos como el medioambiente, la sostenibilidad, la ayuda social, etc. De ahí que un plan de fidelizar de una empresa debe ir más allá del simple intercambio económico. Al yo vendo y tú compras hay que añadirle otra serie de aspectos que ensalcen el buen hacer del área de responsabilidad social de la empresa. De nuevo las jornadas con actividades son un buen ejemplo de cómo una pyme o un autónomo puede mejorar la percepción que los clientes tienen sobre la marca sin recurrir a meras promociones.

Valoraciones periódicas del plan

Un plan de fidelización serio debe contener las estrategias que la empresa va a poner en práctica para retener a sus compradores. Pero dicho plan debe ser revisado para analizar los resultados de cada actividad realizada. Solo así el emprendedor sabrá si las promociones le funcionan o si, por el contrario, es necesario cambiar el enfoque de las mismas.

Juego letras LinkedIn

LinkedIn, arma de los emprendedores para internacionalizarse

Por regla general se considera que la única utilidad de la red social LinkedIn se ciñe a la búsqueda de trabajo o, simplemente, como un recurso que las empresas utilizan para encontrar candidatos adecuados a puestos que deben cubrir. Sin embargo, estos no son los únicos usos de la red.

Linkedin y Social Selling

LinkedIn cuenta con una herramienta, o un índice, conocida como Social Selling. Consiste en que la red social otorga un valor en función del posicionamiento de la empresa en el resto de usuarios y contactos. También valora la marca personal, el target de interés y la capacidad para crear relaciones. Este indicador es válido ya que será utilizado por nuestros seguidores para tenernos en cuenta a la hora de solucionar una necesidad ya que, en teoría, Social Selling se encarga de buscar al mejor profesional posible, y también permite conocer a la competencia.

Esta técnica también puede ser utilizada para la búsqueda de clientes cualificados. Además permite encontrar empresas, compradores o distribuidores específicos de productos determinados, lo que es fundamental a la hora de que una firma afronte el comercio exterior.

Por si fuera poco, diversos estudios concluyen que la comunicación a través de LinkedIn es más provechosa que por otros canales. Así, mientras Social Selling permite capturar un 95 por ciento de contactos útiles en aspectos como el marketing y la compraventa internacional, el email se queda en el 2 por ciento y el teléfono en menos del 10 por ciento.

Las cifras hablan por sí solas y reflejan que LinkedIn es un arma que los emprendedores pueden utilizar a la hora de dar el salto internacional. Pero, cuidado, para obtener una tasa de éxito del 95 por ciento, como se ha dicho en el párrafo anterior, se necesita seguir unas directrices que a continuación pasamos a exponer.

Definir los parámetros con claridad

El indicador es útil. Pero para sacarle partido es necesario que le demos los parámetros correctos para que sea capaz de ofrecer unos resultados óptimos a la hora de buscar en una base de datos de más de 500 millones de usuarios. De ahí que lo primero sea definir el perfil de la empresa y cargo adecuado antes de lanzar la propuesta comercial.

La solicitud debe de ser personal

A la hora de contactar con los perfiles que Social Selling ha extraído para el emprendedor llega el momento de mandarles la solicitud para ser miembros de nuestra red de comercio internacional. Es absolutamente imprescindible que la solicitud que se mande la haga una persona, preferiblemente un alto cargo, y no vaya a nombre de la empresa. Por otro lado se debe hacer hincapié en que el  texto debe ser lo más personal posible, además de estar escrito en el idioma del destinatario. Por último no hay que olvidar aspectos como la educación y explicar brevemente por qué nos interesa tenerle en nuestra red. Solo con seguir estos sencillos pasos se llega a alcanzar un grado de respuesta superior al 70 por ciento.

Potenciar el contacto

Una vez que se ha contactado con alguien que es interesante para la internacionalización de la empresa hay que esforzarse por mantener vivo ese contacto. Además de ganar en confianza con las personas se conseguirá el doble objetivo de descartar a todos aquellos que sí que respondieron en un primer momento pero que carecen de interés para los objetivos que la firma pretende obtener.

Una vez que se disponga de los contactos útiles e interesados en lo que la compañía ofrece es el momento de pasar a un nivel más alto de conocimiento, algo que solo se puede lograr con el teléfono o con una entrevista personal.

En otras palabras, LinkedIn y su herramienta Social Selling es muy útil a la hora de encontrar a la gente indicada en el exterior. Pero una vez que ya se cuenta con la red necesaria, se debe entablar una comunicación más personal para definir las estrategias de internacionalización a seguir.

A pesar de esa limitación los porcentajes de éxito alcanzados son espectaculares. De ahí que los emprendedores deban tener en cuenta Social Selling a la hora de dar el salto exterior. Si está interesado, basta con poner el término en el buscador y le surgirán un buen número de empresas consultoras especialistas en esta materia. Eso sí, debe tener en cuenta que por mucho que le digan, la herramienta es útil en determinados apartados. Sirve para crear redes comerciales que pueden llegar hasta a influir en las decisiones de compra. Pero jamás afecta a la venta directa de productos o servicios, ya que se basa en las opiniones.

pizarra con frase educación

El papel de las pymes en las nuevas tendencias de la educación

La educación

La educación es uno de los elementos más relevantes con los que cuenta cualquier sociedad para adaptar e integrar los cambios. En la nueva realidad que está imponiendo la disrupción tecnológica, se vivirán cambios muy importantes en los próximos años, que, principalmente, irán orientados a que cada estudiante pueda individualizar cada aspecto de su formación, permitiendo generar plataformas educativas que abran desconocidas ramas del conocimiento, como asegura el Decano de la University of Washington, Mike Eisenberg. En este ecosistema, todos estaremos permanentemente conectados a la Red, mejorando y actualizando nuestras habilidades, sin que nadie, salvo nosotros mismos, supervise nuestro aprendizaje.

El futuro de la enseñanza parece encaminarse a lograr que los estudiantes se formen a través de plataformas digitales sin limitación geográfica, que contarán con robots y programas inteligentes capaces de aprender y de acelerar los descubrimientos. En este paradigma, la inteligencia artificial logrará avances espectaculares a través de las insólitas capacidades de cómputo y el acceso ilimitado a información masiva, utilizando herramientas de aprendizaje que sustituirán a los métodos tradicionales, como los simuladores, los juegos en Red colaborativos, chats permanentes de discusión o el acceso total a bases de datos universales, entre otros.

Todo ello caminará en paralelo a otros cambios que ya está viviendo el mundo desde hace algunos años, y que obliga más que nunca a las organizaciones de hoy en día a adaptarse a un contexto que nada tiene que ver con el de hace tan sólo una década. La llegada de nuevas tecnologías bajo ciclos de vida cada vez más cortos, la globalización o los cambios demográficos, son algunas de las tendencias que afectan a todos los ámbitos políticos, económicos o sociales pero que también influyen en el trabajo. Algo que, por ejemplo, el último informe sobre la materia elaborado por el Foro Económico Mundial ya advierte al señalar que sólo en los próximos cinco años se destruirán cinco millones de empleos a lo largo del planeta.

Cambios irreversibles

Aunque la mayoría de los expertos no se atreven a otorgar una fecha de inicio para este nuevo entorno educativo, algunos estudios hablan de que será una realidad a lo largo de la próxima década, que se irá manifestando de manera progresiva mediante algunos hitos clave, como:

  • La tecnología, eje de todo. Las fuentes de información estarán en la Red plenamente disponibles siempre para su uso. Los juegos online y la utilización de los medios digitales serán partes indispensables en cualquier plan de estudio.
  • La revolución de la Ciencia. La conjunción entre nuevas tecnologías y otras materias (principalmente Ciencia, Ingeniería, Matemáticas e Informática) con un enfoque eminentemente práctico contribuirá decisivamente al desarrollo de innovaciones.
  • Integración con la realidad virtual. Los contenidos educativos serán entornos virtuales complejos, bajo nuevos modelos arquitectónicos del espacio y el tiempo. El estudiante se mimetizará con el entorno digital, integrándose en él.

 

Oportunidades de negocio

A pesar de las incertidumbres con respecto al futuro de la educación, existen numerosos ámbitos en los que compañías de todo el mundo ya están trabajando, pero en los que todavía queda mucho camino por recorrer, como, por ejemplo:

  • Mejora de la experiencia de los usuarios. La integración del Internet de las Cosas en nuestras vidas permitirá, en el caso de la educación, acceder a contenidos en cualquier lugar, haciendo evolucionar los contenidos a la medida de nuestras necesidades.