speech

El elevator pitch, la clave para conseguir dinero para tu negocio

Si se le pregunta a algún emprendedor cuál ha sido el momento más difícil y emocionante a la vez en su carrera empresarial es muy posible que recuerde aquel día en el que se presentó temblando ante un nutrido grupo de personas con cara de pocos amigos a los que, además, tenía que convencer de la viabilidad de su negocio. Y es que el primer encuentro con los inversores es uno de los momentos más delicados, ya que todo está en juego y el arma del emprendedor son unas pocas frases. Esas palabras es lo que se conoce como elevator pitch. Y la importancia de llevar preparada esa presentación es vital para el futuro de la empresa. Los expertos aseguran que un buen elevator pitch debe hacer llegar al posible inversor o inversores las características principales del proyecto empresarial que se pretende crear con brevedad y concisión. Además se debe trasmitir entusiasmo e ir al grano. Pero esto que parece tan sencillo requiere de unas pautas a seguir.

Para ayudar a los emprendedores en la ardua tarea de buscar dinero, la firma de consultoría financiera Augeo Consulting Group ha presentado una serie de consejos para no equivocarse con el discurso. “En momentos como los actuales, en que la falta de financiación es un freno real para los emprendedores, es indispensable disponer de un discurso breve pero bien estructurado que sirva para transmitir una idea de negocio en cualquier oportunidad que se presente y despertar el interés de quien está en posición de financiar nuestro proyecto”, explica José Cadenas, responsable de start-ups de la firma de consultoría.

Lo primero que se debe tener en cuenta en un elevator pitch es que el discurso debe hacer llegar a los interesados las características principales del proyecto empresarial. Pero todo ello debe ser explicado en pocas palabras y de forma directa. Además, se debe dejar claro cuál es el modelo de nuestro negocio. Es decir: ¿de dónde vendrán los beneficios? Esto es especialmente importante en las empresas de Internet, donde en demasiados casos es casi imposible conocer cómo se gana el dinero. También es importante transmitir por qué queremos poner en marcha el proyecto empresarial, cuáles son nuestros objetivos y plantear con claridad cuáles son nuestras necesidades para sacarlo adelante.

Por otro lado, conviene recordar que un elevator pitch no es un business plan. Este primer discurso ante inversores es casi un sumario de una idea de negocio, por lo que no se necesita entrar hasta el más mínimo detalle de cada aspecto contable. Eso se dejará para reuniones posteriores. Ahora basta con lanzar una serie de titulares que identifiquen de forma cristalina la oportunidad que supone apostar por nuestra idea de negocio.

Otra característica que debe cumplir nuestro discurso ante los inversores es la identificación meridiana del mercado al que nos dirigimos. Por tanto, hay que demostrar un conocimiento exhaustivo del sector y explicar los factores que diferencian nuestro proyecto del resto de los rivales. También es vital estar preparado para las preguntas que puedan surgir tras la presentación. Los inversores profesionales están hartos de examinar iniciativas y tratarán de buscar las vueltas al negocio. Pero eso no quiere decir que no estén interesados, se trata simplemente de una prueba que le están haciendo para descubrir cómo sale usted de las dificultades.

Tampoco debe olvidar que sus interlocutores necesitan saber quién es usted. Por tanto, no olvide explicar de manera concisa su experiencia profesional y las necesidades vitales que le han llevado a querer convertirse en emprendedor.

Y, por último, los expertos de Augeo Consulting recuerdan que todo emprendedor debe tener siempre preparado su elevator pitch, ya que nunca se sabe dónde puede saltar la oportunidad para conseguir financiación para nuestro proyecto. “Puede que esa oportunidad se presente en la sala de juntas de un banco o de un business angel, pero también podemos encontrarla en una fiesta, en un estreno o una conferencia. Lo importante es que cuando surja, estemos preparados para aprovecharla”, concluye Cadenas.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *