comite_expertos

El consejo asesor, una de las mejores ayudas para emprendedores

Los emprendedores tienden a pensar que los consejos asesores son solo para las grandes empresas. Esta percepción es un error, ya que es en las pymes donde esta figura adquiere todo su potencial. Una multinacional no necesita de nadie externo que les aconseje, ya que disponen de músculo financiero para contratar especialistas en todas las áreas empresariales. El dueño de una pyme no tiene esa facilidad y es imposible que sepa de todo. Por eso, suelen recurrir a familiares, amigos o conocidos en busca de consejo. Esta práctica es muy habitual y no es la mejor de las soluciones, ya que la experiencia nos dicta que los conocidos no son los más indicados para repartir consejos.

 

Para una pyme es mucho más provechoso contar con un consejo asesor. Se trata de una de las mejores ayudas para emprendedores. Este tipo de órganos suele ser vital a la hora de la gestión estratégica de una firma. También son fundamentales para la negociación directiva, la visión internacional, las finanzas y el networking. Prácticamente cualquier duda que se tenga en el día a día de una pyme puede tener respuesta en este grupo de expertos.

 

A pesar de ello, el desconocimiento que existe de los consejos asesores en el mundo de los emprendedores es muy elevado. Una de las grandes equivocaciones es que se confunde su misión con la del consejo de administración. Y hablamos de dos cosas totalmente diferentes. Estos últimos se juegan su dinero, son los que deciden y dirigen una firma. En cambio, los protagonistas de este post se limitan a formar parte de un órgano consultivo. La decisión final nunca dependerá de ellos sino del consejo de administración.

 

Una vez definida la importancia de este organismo en el devenir de una pequeña empresa, toca explicar cuáles son los pasos a seguir para poner en marcha el mejor de los consejos asesores para nuestra pyme.

 

Buscar las carencias

La obligación de todo emprendedor es la de conocerse a sí mismo y a su empresa. Solo así se podrán identificar las dificultades. Nadie es especialista en todos los frentes, y donde se tiene menos fuerza es donde hay que apoyarse en el consejo asesor. Pongamos el ejemplo de que usted es un experto vendedor pero del tema financiero y fiscal no tiene ni idea. Su misión en este caso es la de buscar a ese grupo de expertos que sea capaz de complementar las lagunas y que le ayuden a mejorar. En cambio si su fuerte son los números quizá falten conocimientos en marketing y ventas. Todos esos problemas se pueden solucionar gracias al consejo asesor.

 

Identificar a las personas adecuadas

Ya conocemos nuestros puntos débiles y seguimos en la busca de formar ese órgano que a la larga se convertirá en una de las mejores ayudas para emprendedores. Esta segunda etapa es de vital importancia, ya que la misión será la de formar el consejo. Por regla general, hablamos de un grupo reducido, cinco miembros como máximo, de especialistas. La regla de oro para no equivocarse con la elección es solo una: busque a personas que le digan lo que usted necesita saber. Huya de aquellos que solo dicen lo que usted quiere escuchar. Aquí no caben aduladores ni familiares ni amigos, o cualquiera que esté interesado en su negocio. La clave será dar con personas independientes. Si nos las encuentre, pregunte en Internet o a otros empresarios. Revuelva cielo y tierra para fichar a los más idóneos.

 

Convenza a los expertos

Ahora ya tiene los nombres y se pasa a la fase de convencerles para que entren en su proyecto. Esta tarea no es sencilla. Por norma general, las pymes no tienen dinero suficiente para pagar a nadie por estos servicios. Entonces, ¿cómo se les convence? Existen diversos métodos. Apele a las virtudes de su negocio, dígales que ayudarán a crear algo grande y de provecho. Utilice también la táctica del networking. Es decir: dígales que gracias a usted se podrán relacionar entre ellos y conocer a otros especialistas. Otro método que no se puede obviar es el de ensalzar unos conocimientos que su empresa quiere llevar a la práctica. Pruebe todo lo que se le ocurra con tal de ganarse la confianza de los especialistas.

 

Ya lo tengo y ahora qué

Una vez que se haya constituido el equipo soñado, hay que ponerse manos a la obra y fijar una serie de reuniones. Conviene recordar que estas personas no reciben nada por su trabajo. Por tanto, hay que dar todas las facilidades necesarias para fijar los encuentros. Seleccione con cuidado la ubicación para que a todos les resulte fácil acudir. Una buena idea, que hacen muchos empresarios, es la de organizar comidas o cenas en restaurantes para ofrecer un aliciente a los expertos. Usted decide la estrategia a seguir y la frecuencia de las reuniones, pero tenga en cuenta que el consejo asesor no forma parte de la plantilla de la empresa.

 

Desarrolle un plan de trabajo

Pongamos el ejemplo de que su empresa ha sido capaz de desarrollar un nuevo producto o servicio y se ha buscado un consejo asesor que es experto en poner en el mercado las novedades. Para sacar provecho del consejo asesor y lograr que se convierta en la mejor de las ayudas para emprendedores se debe describir las obligaciones y responsabilidades del órgano. Es decir: se tiene que definir un plan de trabajo en el que se definen los puntos que se tienen que tratar en cada reunión. También es obligatorio establecer clausulas, como la de confidencialidad.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *