suequipo

El Código de Buen Gobierno también afecta a las pymes ¿está la tuya preparada?

Tal vez lo escuchó o lo leyó hace unos días. “La Comisión Nacional del Mercado de Valores acaba de aprobar el nuevo Código de Buen Gobierno”. Es probable que, como la mayoría de los empresarios españoles, al frente de pymes, pensara: “Eso es para las grandes. No va conmigo”. Pues no debería estar tan seguro de eso.

El nuevo Código de Buen Gobierno ha introducido un área de atención que va a tener grandes repercusiones en las relaciones empresariales según los expertos de esta materia. Se trata del interés social que debe primar en las decisiones empresariales. Lo que el asesor en Gobierno Corporativo de la consultora Grant Thornton Tomás Garicano denomina “Teoría del Valor compartido”. La idea es que las empresas aparquen la idea de que su único objetivo es conseguir beneficios a toda costa e identifiquen aquellos campos de actuación en los que además de conseguir esos beneficios también puedan crear valor, de alguna manera, para la sociedad.

A partir de ahora, ya no valdrá todo. Aunque esto es solo una recomendación de buen gobierno, los expertos aseguran que con el tiempo que esta tendencia tendrá importantes repercusiones financieras. “Cuando un banco o un fondo de capital riesgo tengan que analizar el perfil de la empresa que solicita la financiación, la aplicación de este tipo de prácticas socialmente responsables supondrá ganar puntos frente a quien no lo haga”, asegura el experto.

Es algo parecido a lo que está ocurriendo con la presencia femenina. Aunque el código de buen gobierno hable de su participación en los consejos de administración, los fondos de capital riesgo cada vez tienen más reticencias a que los equipos gestores de cualquier proyecto estén compuestos solo por hombres.

Es cierto que el cambio es lento. Pero la concienciación ha llegado. “Las empresas que se quieran diferenciar deberán hacerlo por esta vías”, se comenta habitualmente en los foros que tratan estos temas. No solo porque una pyme que se rija por criterios de buen gobierno será analizada como una empresa con amplitud de miras. También, porque según ellos, la aplicación de buenas prácticas está directamente ligada con la obtención de mayores beneficios.

De nuevo, el ejemplo de las mujeres es significativo. La consultora McKinsey lleva años publicando estudios que demuestran que las empresas que cuentan con más presencia femenina en los puestos de decisión obtienen mejores beneficios que las que sólo apuestan por el conocimiento masculino.

Todo ello refuerza la necesidad de que las pymes se adapten al buen gobierno, pero esta política no es nueva. Hace años que existen publicaciones sobre cómo gestionar el buen gobierno con las peculiaridades de las empresas más pequeñas. El 24 de marzo de 2010, el Parlamento Europeo publicó la “Guía y principios de gobierno corporativo para empresas no cotizadas en Europa”, elaborada por la Confederación Europea de Asociaciones de Consejeros (Ecoda). En España, el Instituto de Consejeros-Administradores (IC-A) dio luz verde en 2005 a los principios de buen gobierno corporativo para empresas no cotizadas.

En ambos textos se destacan los beneficios de las buenas prácticas de gobierno corporativo, sobre todo en las empresas familiares. Por ejemplo, aplicar las normas de composición de los consejos de administración, respetar las reglas marcadas para las políticas de retribución son prácticas que reducen los conflictos, muy habituales, en este tipo de compañías.

Las principales novedades del último código de buen gobierno en esta materia están relacionadas con los blindajes por finalización de contrato de los directivos. La CNMV aconseja que no superen la cuantía total de dos años de trabajo. Además también se pide la inclusión de lo que en este mundillo se denomina clawback, un tipo de cláusula según la cual la empresa se reserva la posibilidad de reclamar la devolución de un bonus o un blindaje en caso de que con posterioridad a su abono, se descubra que no había razones para justificar esos abonos.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *