primerpaso

Digitalizar la empresa, el primer paso de la internacionalización

Todos los caminos de largo recorrido, como el que conduce a la internacionalización de una empresa, empiezan con un primer paso. Y este no tiene porqué consistir en hacer las maletas y salir inmediatamente hacia otros países -con los costes correspondientes que supone empezar desde cero-, sino que también puede iniciarse dándose a conocer en ellos de forma previa. ¿Cómo lograrlo? Hoy en día resulta relativamente sencillo, ya que no hace falta cruzar fronteras físicas, sino que se puede conseguir rápidamente digitalizando y globalizando la compañía. Eso sí, habrá que hacerlo bien para que los resultados sean satisfactorios. Aquí van algunos consejos.

 

Comenzar con suficiente antelación. Aunque el mundo digital se caracteriza por la rapidez e inmediatez en la transmisión de noticias y conocimientos, llegar a ser suficientemente conocido es un objetivo que necesita su tiempo. Por eso, la empresa debe emprender el proceso de digitalización lo antes posible y, como mínimo, varios meses antes de programar su salida física hacia nuevos mercados.

 

Crear un nuevo modelo. La empresa debe crear una nueva estructura de negocio que le permita tener una presencia global, es decir un modelo de negocio digital, en el que desaparezca en la medida de lo posible el papel y la información virtual se convierta en protagonista principal. Además, deberá abandonar su visión localista y limitada, para transformar su estrategia hacia planteamientos globales, que puedan llegar al máximo número de potenciales clientes y consumidores de otros países.

 

Diseñar un producto muy claro. Es posible que en este proceso de internacionalización virtual haya que cambiartambién el diseño de algunos productos e, incluso, crear otros dirigidos especialmente a los nuevos mercados que se quieran abordar. En esta tarea, habrá que tener muy en cuenta los gustos y preferencias de los nuevos consumidores, las modas imperantes en sus respectivos países y, también, las diferencias culturales que puedan llevar a un mayor o menor uso de determinados útiles o servicios.

 

Crear una web internacional. La remodelación de la web, o la creación de una nueva, es uno de los elementos fundamentales para darse a conocer antes de emprender la internacionalización física. La empresa debe tener especial cuidado en dirigirse, a través de ella, a un público general, utilizando diferentes idiomas, globalizando su oferta, facilitando canales de comunicación directos y dotándose de medios de pago seguros, eficaces y reconocidos en todo el mundo.

 

Promoción exterior. Para que este primer paso en la internacionalización de la empresa sea eficaz no basta con haber digitalizado el negocio y modernizado la web. A continuación, será necesario dar a conocer lo antes posible los productos y servicios ofrecidos. ¿Cómo hacerlo eficazmente? En primer lugar, a través de la propia web, pero también de las distintas redes sociales, de las instituciones y organismos relacionados con el comercio exterior, y de las múltiples plataformas digitales relacionadas con el mundo empresarial y los negocios de los países que más nos interesen.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *