Crowdlending, una oportunidad de financiación para emprendedores

Emprendimiento, Financiación

crowdlending_emprendedores

Es cierto que la crisis hizo que muchas de los nuevos negocios que existían en ese momento cerraran sus puertas. Pero también es una realidad que con la recuperación las pymes han empezado a retomar el protagonismo perdido que tenían y empiezan a volver a tener peso en la economía, el pib y la creación de empleo de España. A pesar de ello, existe un problema que siempre lastra el desarrollo de las pymes: la dificultad para obtener financiación. Este freno hizo que durante la recesión muchas empresas se vieron obligadas a clausurar y ahora impide un crecimiento más importante de las mismas.

Quizá algunos puedan pensar que el hecho de que la banca haya abierto el grifo del crédito evita que exista riesgo financiero para las pymes y los autónomos. Nada de eso. El acceso a los préstamos sigue siendo un gran hándicap debido a los avales imposibles de cumplir que las entidades financieras solicitan. Con todo, los propios protagonistas ven rayos de luz al final del túnel financiero. De hecho, según un estudio reciente, el 32 por ciento de las pymes estima que existe una mayor predisposición de los bancos a conceder préstamos a los empresarios. Otra cosa es que, como decíamos antes, exigen unas condiciones que eliminan a la mayoría de los candidatos.

Para poder salir del laberinto que supone pedir un crédito en un banco tradicional, es conveniente sondear el resto de opciones que existen en el mercado. En este blog se ha hablado en alguna ocasión del crowdlending. Pero su creciente importancia como método de financiación para los negocios de futuro le lleva a ganar protagonismo como una alternativa complementaria a otras opciones más tradicionales. Además, se trata de un nuevo producto de inversión para cualquier inversor. De hecho, el crowdlending permite que cualquier persona con 50 euros pueda invertir en el crecimiento de un pequeño negocio a cambio de un porcentaje de la rentabilidad futura.

¿Qué es el crowdlending?

El crowdlending es la forma en la que los emprendedores pueden conseguir crédito de una comunidad de inversores particulares a través de una plataforma online, que luego tendrán que devolver con intereses. En otras palabras, es prácticamente lo mismo que un préstamo bancario pero entre particulares y sin las duras condiciones que exige aún la banca. Uno de los errores más habituales que se suelen cometer con este tipo de financiación es confundirlo con el crowdfunding. Sin duda, existen coincidencias, ya que ambos entran en el grupo de vehículos alternativos y se trata de préstamos entre particulares. Pero a partir de ese punto se acaban las semejanzas. Más allá de que una parte del crowdfunding es simplemente donación desinteresada, la gran diferencia está en el retorno del crédito. Mientras el crowdfunding exige una participación en la empresa a cambio del préstamo, el crowdlending solo pide su devolución con intereses, y no pone en duda la propiedad de la empresa.

Debido a sus innegables ventajas, las compañías españolas se han lanzado a explorar sus posibilidades, solicitando de media 541.552 euros a través de esta modalidad durante el último año. Aunque no parezca demasiado, la cifra es importante ya que el crowdlending solo lleva tres años de funcionamiento en el mercado europeo y poco más de uno en España. De hecho, la ya citada cifra es superior a la de Italia y Francia, lo da buena fe del rápido crecimiento que esta opción de financiación alternativa está teniendo entre los nuevos negocios.

El crowdlending es especialmente interesante para todos aquellos negocios cuya facturación oscile entre 1 y 30 millones de euros, ya que los que estén por encima de esa cantidad lo tienen más sencillo para acceder a los bancos.

Características del crowdlending

Al ser un producto financiero novedoso, el consenso a la hora de establecer sus líneas maestras y su media de actuación no es tarea fácil. Pero por los informes publicados en España se pueden destacar diversos aspectos que pueden suponer una buena guía para el inversor que se quiera acercar al crowdlending.

Plazo de amortización

Hasta el momento la media que se tiene en cuenta en este sentido es la de devolver un crédito en un plazo de unos 45 meses. Se trata de un periodo de tiempo inferior al de Francia (50 meses), pero más largo que en Italia, donde hay que retornar el dinero prestado más los intereses en unos 38 meses.

Tipo de riesgo

El nivel de riesgo del crédito es lo que condiciona la tasa de interés. De ahí que para el emprendedor sea interesante conocer que, tanto en España como en Francia e Italia, la calificación de este tipo de préstamos se considera de riesgo medio. Esto hace que los tipos de interés que se cobran no sean en exceso elevados y se centren en una horquilla que va del 4 al 7 por ciento.

Motivos que llevan a pedirlo

El crecimiento de la compañía a través de la internacionalización, o mediante campañas de marketing o inversiones en bienes de equipo son las principales causas que llevan a los emprendedores a recurrir al crowdlending que, debido a sus ventajas, se está convirtiendo en una opción cada vez más demandada por los emprendedores para complementar u obtener financiación más allá de la que pueden conseguir en las sucursales bancarias.

Last modified: 19/06/2018