CRM y ERP, dos indispensables para conocer mejor al cliente

Los clientes son el principal activo de cualquier compañía. Conocerlos más y hacerlo con mayor detalle permite atenderles mejor y ofrecerles servicios personalizados, una estrategia que rápidamente se traduce en aumento de ventas. Sin embargo, según un estudio realizado entre pymes, más del 30% de las empresas no han realizado ninguna transformación en los últimos años en las áreas relacionadas con CRMs o ERPs, unos sistemas que cada vez están adquiriendo mayor importancia en la estrategia de los negocios porque contribuyen notablemente al conocimiento del consumidor. Veamos para qué sirven.

 

 

El Customer Relationship Management (CRM) pretende acumular toda la información posible sobre los clientes de una compañía, algo muy interesante y necesario a la hora de incrementar las relaciones entre ambos y satisfacer mejor los gustos y necesidades de los primeros. A nadie le gusta que un desconocido le marque el camino que debe seguir, pero sí que un profesional le aconseje acerca de las distintas posibilidades a la hora de comprar un producto o contratar un servicio. Y si este profesional es de confianza, porque conoce sus gustos, preferencias y prioridades, la relación será mucho más sólida y cercana. Pero, ¿cómo puede una pyme beneficiarse de un CRM? Existen dos fórmulas:

 

    -Una solución informática interna. La solución implantada en la empresa actuará de forma directa sobre todas las tareas y gestiones relacionadas con los clientes y con la gestión comercial.

 

    -Una solución On demand. Es también conocida como CRM en modo Saas (Software as a Service) o Cloud CRM; y se puede acceder a ella en cualquier momento y lugar a través de una aplicación con conexión a internet.

 

 

El segundo gran sistema que queremos comentar en este post es el ERP, que muchas pymes siguen sin aprovecharlo suficientemente, a pesar de que contribuye sustancialmente a conocer mejor al consumidor, además de facilitar gran número de tareas de la empresa, con las consiguientes ventajas que de ello se desprenden.

 

Los Enterprise Resource Planning son una interesantísima fuente de información gerencial, que reúne muchas de las actividades, operaciones y negocios que tienen que ver con la producción y distribución de productos y servicios.

 

Entre las áreas que controlan directamente se encuentran la logística, la producción y la distribución, pero su influencia también llega a tareas tan importantes, concretas y decisivas para una pequeña empresa como la facturación, la contabilidad, las entregas, los pagos e, incluso, la administración de los recursos humanos. Además, esta herramienta no solo maneja y centraliza los procesos, sino que es capaz de perfeccionar aspectos tan importantes de un negocio como la cadena de suministros y potenciar la capacidad y el rendimiento de todos los trabajadores.

Last modified: 24/06/2015