Consejos para ahorrar y ser más productivo

ahorrarHacer que su negocio sea más productivo es uno de los grandes objetivos de cualquier emprendedor. Para conseguirlo no es necesario solamente ahorrar sino también trabajar en otros frentes. Todo depende de las características de cada sector y empresa, pero existen algunos consejos de carácter general. Veamos algunos de ellos.

 

En primer lugar, podemos intentar reducir costes, tanto los que tienen que ver con la estructura como los referentes a gastos financieros. Entre las soluciones que encontramos para los primeros se encuentra la externalización, la reingeniería de procesos y la optimización de recursos. Además, será conveniente examinar el rendimiento de las materias primas y auxiliares; la relación con los proveedores y, si es preciso, la revisión de acuerdos y contratos que mantenemos con ellos.

 

La puesta en marcha o adaptación de nuevas técnicas de producción, así como la reducción de stocks son también cuestiones que pueden favorecer una mejora sustancial. Y no hay que olvidarse de buscar la mejor relación posible entre costes fijos y variables, además de reducir en la medida de lo posible el apalancamiento. Precisamente, en cuanto a los gastos financieros, será conveniente reunirse con el director de esta área de la empresa para repasar la evolución del activo circulante, el stock, la tesorería y la gestión de impagados. Y analizar la posibilidad de mejorar los procesos referidos a ellos, para intentar agilizar al máximo posible su funcionamiento.

 

La gestión de impagados merece un estudio especial, ya que se ha convertido últimamente –debido fundamentalmente a la crisis económica- en una de las principales causas de desaparición de muchos pequeños negocios. Se puede considerar, incluso, tomar medidas para prevenirla anticipadamente, como la contratación de seguros o de otras fórmulas financieras que aumentan las posibilidades de cobro en caso de morosidad. Otro aspecto que podría mejorarse es el pasivo circulante, negociando con proveedores o revisando algunas condiciones bancarias.

 

Una fórmula para aumentar la productividad y rentabilidad de una pyme es aliarse con otras empresas del mismo sector o de sectores complementarios, para generar sinergias y multiplicar productos y servicios. De esta forma, no solo aumentarán los consumidores cuyas necesidades podrá satisfacer sino que conseguirá acceder rápidamente a nuevos segmentos de clientes, hasta ahora desconocidos para ella.

 

Y una última receta –por ahora- para mejorar la productividad es usar inteligentemente la tecnología. Por ejemplo, para conocer e identificar exactamente la demanda, algo esencial para poder prever las necesidades de stocks y reducirlas o aumentarlas en su caso. Y, lógicamente, como herramienta fundamental del marketing, del proceso de venta y del seguimiento de los clientes, así como de la detección de las nuevas tendencias que se van produciendo en el mercado y hacia las que rápidamente tendremos que dirigir nuestros productos y servicios.

Last modified: 13/08/2014