salida_bolsa

Consejos básicos para la salida a bolsa: Consultar un informe de empresas, definir el precio de la acción…

Cotizar en la Bolsa puede ser uno de los pasos más importantes en la vida de una compañía, por ello debes estar preparado. Una buena práctica es investigar cómo lo han hecho otras empresas de tu sector, de manera que esos casos de éxito te sirvan como ejemplo a seguir. La experiencia de terceros puede ayudarte a no dar pasos en falso y tomar las decisiones correctas a la hora de comenzar en bolsa. Para ello, puedes servirte de un informe de empresas, que te permitirá descubrir aspectos relevantes a tener en cuenta sobre compañías que ya han comenzado su andadura en Bolsa, como puede ser su estructura, accionistas, participaciones de capital, etc.

Además de esto, consultando este tipo de información conocerás más a fondo la situación de empresas que como tú se plantearon dar este paso y lo hicieron con o sin éxito. Aparte de esta documentación, hay muchos otros aspectos a considerar antes de decidir la salida a bolsa de una empresa. Existen diversos motivos por los cuales puedes estar planteándote dar este paso y, aunque cada uno de ellos requiere de un estudio previo específico, así como de un asesoramiento profesional por un experto bursátil, te damos algunos consejos clave para que lleves a cabo la salida a bolsa de tu empresa con éxito.

Documéntate con un informe de empresas

Como comentábamos anteriormente, solicita en plataformas especializas como Informa un informe de empresa de una o varias compañías que hayan dado este paso recientemente y que lo hayan hecho con éxito. Junto a tu asesor, analiza su estrategia estudiando todos los datos recogidos en este tipo de informe de empresas: los accionistas actuales y antiguos con su correspondiente porcentaje de participación en el capital de la sociedad, el CIF en las sociedades nacionales o el país de origen de la sociedad para las extranjeras, y la fecha de la última fuente de la que se ha extraído dicha información. Además, este informe ofrece datos referentes al tipo de mercado donde cotiza, las plazas de cotización, el tipo de cotización (renta variable, renta fija o renta mixta) y el estado actual de la cotización.

Toda la información que recoge el informe de empresa goza de veracidad y fiabilidad, ya que proviene de fuentes públicas y oficiales, lo que te ayudará a tener una visión general de cómo otras compañías dieron el paso de salida al mercado bursátil.

Define el precio de las acciones y el tipo de oferta

Antes de la salida a bolsa, se publica un rango indicativo de precio, pero no suele ser hasta el día antes de empezar a cotizar cuando se da a conocer el precio definitivo desde el que partirá la acción. Esto es un aspecto clave para garantizar el éxito de la salida a bolsa de nuestra empresa, y por ello debemos comparar si el precio al que sale es competitivo. Para ello, nuevamente tendremos que llevar a cabo una labor de documentación y análisis de empresas similares que ya hayan pasado por este proceso para establecer un precio atractivo. De igual modo, necesitamos decidir si nuestra oferta será una OPV (Oferta Pública de Venta), en la que el número de acciones seguirá siendo el mismo una vez finalice la operación, o una OPS (Oferta Pública de Suscripción), en la que se emiten nuevas acciones realizando una ampliación de capital con el objetivo de recaudar fondos o reducir la deuda del negocio.

Analiza tu propio negocio con la ayuda de un experto para la salida a bolsa

Aunque seas el fundador de tu empresa y conozcas todo lo relativo a la misma, es recomendable que, además de los miembros de tu equipo, un experto financiero externo analice su situación. Conviene repasar todos los aspectos contables, prestando especial atención en el origen de los ingresos, costes, porcentaje de márgenes, rentabilidad, deuda neta actual, etc. Un asesor financiero puede optimizar mucho más el proceso de salida a bolsa si conoce en profundidad el estado actual de la compañía. Es importante que para el análisis dejes que el experto conozca y gestione la información al completo, sin un exceso de celo con las cuentas financieras y sin olvidar los posibles procesos judiciales.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *