bliack_friday_espana

Consejos para abordar el Black Friday desde la pyme

Desde hace varios años, los comercios españoles se han unido a la moda anglosajona del Black Friday con el fin de adelantar las compras navideñas y captar nuevos clientes a través de grandes descuentos. En la campaña de este año, que arrancará el 24 de noviembre, se espera una participación de casi el 50% de las pymes con venta online.

 

Quedan pocos días para la llegada del Black Friday, un viernes de descuentos marcado a fuego por el sector del comercio. Celebrado un día después de la festividad norteamericana de Acción de Gracias (que este año tendrá lugar el 23 de noviembre), se ha convertido en el pistoletazo de salida de las compras navideñas.

De hecho, ha dado pie a todo un periplo de consumo que va desde ese viernes hasta el lunes (Ciber Monday), con descuentos en el canal de venta online. O, incluso, hasta el martes (Giving Tuesday) para todos aquellos que quieren regalar solidaridad y potenciar desde la empresa nuevas políticas de Responsabilidad Social Corporativa (RSC).

En cualquier caso, cada vez son más las pymes españolas que deciden sumarse a este reclamo comercial. Según un reciente estudio publicado por eBay, casi un 50% de las tiendas online ofrecerán descuentos entre el 24 hasta el 27 de noviembre. En cuanto a las pequeñas y medianas empresas que venden también físicamente, este año se ha superado por primera vez la barrera del 30%.

El documento asegura que las parcelas que más éxito esperan tener son las de la moda, el deporte y la electrónica, aunque también tendrán una importante presencia las vinculadas con casa y jardín, ocio y coleccionismo. Según los datos de eBay, las más de 4.000 tiendas españolas que participaron en la campaña del año pasado incrementaron un 20% sus ventas con respecto al mismo periplo en 2015.

Una fecha que no se puede descuidar

Toda aquella pequeña empresa que quiera subirse al carro del Black Friday debe tener en cuenta una serie de detalles que no puede descuidar y que debe activar desde ya.

  • Promoción y diferenciación

    El establecimiento debe avisar con antelación al cliente ávido de ofertas y dejarle muy claro cuándo, dónde y con qué cantidades van a llevarse a cabo. Cuanto más se diferencie más llamará la atención, y cuantos más medios emplee para promocionarse, más ojos verán su marca. Para ello puede valerse de la publicidad, de reclamos en su escaparate, físico y/o digital, y de anuncios atrayentes a través de redes sociales.Pero, cuidado, optar por esta última opción significa haberlas trabajado previamente, diseñando diligentemente la presencia y los mensajes y habiendo captado a un grupo generoso de seguidores fieles que puedan no sólo darnos feedback como compradores, sino que fomenten el ‘boca a boca’.

  • Mensaje y objetivo

    Para que la promoción sea eficaz, el mensaje trasladado a nuestros posibles clientes debe ser directo y claro. Si fuese posible, ha de estar enfocado a un nicho poblacional concreto, el más habitual entre nuestros compradores, y a una serie de demandas o necesidades que se nos hayan planteado de forma frecuente. Y, por supuesto, con un precio lo más ajustado posible para poder captar y fidelizar.

  • Servicio de entrega y posventa

    Son esenciales también para esa captación y fidelización de la que hablábamos anteriormente. Da igual que nuestro precio sea el más bajo: si el cliente lo recibe tarde o en malas condiciones, o si no sabemos darle solución a un problema latente habremos perdido su confianza. Y con ella también la de otros muchos que atenderán a sus malas críticas sobre nuestro servicio, que muy probablemente quedarán plasmadas en la Red de Redes.

  • Planificación

    Entrar en el universo del Black Friday no debe decidirse de la noche a la mañana, hay que estar preparado y tener muy presentes posibles hecatombes para saber cómo evitarlas: caídas de la tienda online; fallos en los sistemas de cobros o en la gestión de stock; contratación de personal adicional; posibles problemas con proveedores de productos y/o servicios… Que alguno de los eslabones falle significará retrasos y desajustes en muchos pedidos y, en consecuencia nos llevaremos unos cuantos clientes insatisfechos.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *