mejores_empleados

Cómo conseguir los mejores empleados

Los empleados son un elemento clave para el éxito de cualquier negocio, por lo que es imprescindible elegirlos bien, pero también -una vez contratados- tratarles de forma adecuada para asegurarse de que rindan al máximo. ¿Cómo conseguir los mejores empleados?; y ¿cómo planificar una buena estrategia de recursos humanos en una pequeña empresa? Veamos algunas cuestiones a tener en cuenta.

 

Qué tareas subcontratar. Lo primero que hay que hacer para conseguir los mejores empleados es determinar para qué tareas es necesario contratarlos, porque seguramente habrá otros servicios que puedan ser cubiertos simplemente subcontratándolos a otras empresas especializadas. La condición determinante para recurrir a nuevo personal, que sea integrado directamente en la compañía, es que las tareas que éste debe realizar sean claves para la empresa y para el desarrollo del negocio.

 

Cantidad y puestos. Calcular el número de personas que se necesitan para cada departamento y el tipo de puestos a cubrir no siempre es una tarea sencilla. Hay empresas que producen la misma cantidad de productos a lo largo de todo el año, pero en otras la actividad (de productos o servicios) aumenta o disminuye notablemente según la temporada o el momento en que nos encontremos. No hay más que pensar en las fábricas de turrones y dulces puramente navideños o en los hoteles relacionados con el turismo típicamente veraniego de sol y playa. Por eso, cada negocio debe tener muy en cuenta sus necesidades no solo de manera general sino también de forma específica a lo largo de cada mes del año.

 

Establecer la retribución pertinente. Decidirse por proponer el salario habitual o realizar una propuesta económica puntual más elevada puede convertirse en una gran duda que genere grandes dolores de cabeza al emprendedor, que no quiere equivocarse en su afán de conseguir los mejores empleados. Cuando se trata de cubrir puestos base, se suelen ofrecer las condiciones habituales en la empresa, mientras que si se trata de puestos de cierta responsabilidad, las retribuciones pueden personalizarse y estar en consonancia.

 

Cómo buscar al mejor empleado. El boca-oído no debe ser el principal canal de contratación. Los head-hunters ofrecen una gran variedad de posibilidades para acceder a los mejores profesionales del mercado y no solo están especializados en grandes empresas, sino también en pequeñas y medianas. Pero si no se quiere recurrir a ellos –bien para ahorrarse costes o por falta de confianza- siempre es posible utilizar los recursos que proporcionan las nuevas tecnologías y las redes sociales profesionales como Linkedin.

 

Valorar candidatos y realizar entrevistas. Seleccionar los perfiles más adecuados para el puesto debe convertirse en una tarea cuidadosa que ha de realizarse con tranquilidad. Si no tenemos el tiempo necesario para llevarla a cabo sin interrupciones en un momento determinado, es mejor dejarla para más adelante y centrarse en ella cuando realmente dispongamos del mismo. Una vez seleccionados a los principales candidatos, solo quedará realizar una ronda de entrevistas que terminará por convencernos de la conveniencia de contratar a una persona u otra. Su forma de comportarse y expresarse, así como su iniciativa y su actitud serán elementos clave en esta última fase.

 

Elegir el tipo de contrato más adecuado. Las fórmulas de contratación laboral han ido cambiando a lo largo del tiempo, por lo que el emprendedor debe conocer (o, en su defecto, informarse) adecuadamente todas las posibilidades que existen en estos momentos. Y determinar cuáles resultan más adecuadas para su tipo de empresa, tareas y cualquier otro condicionante.

 

Establecer el mejor sistema de formación. Una vez contratado, el nuevo empleado requerirá una atención especial. Por un lado, será instruido en prevención de riesgos laborales, como obliga la legislación vigente. Y, por otra parte, deberá recibir la formación necesaria correspondiente al tipo de trabajo que vaya a realizar, integrándolo en los sucesivos programas formativos previstos en la compañía para todos los trabajadores.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *