inestabilidad_cataluña

Consecuencias económicas de la inestabilidad catalana

Cataluña al borde de la recesión

El proceso secesionista que está viviendo Cataluña ya está teniendo consecuencias a nivel nacional en las caídas de la Bolsa española, la subida de la prima riesgo y el encarecimiento del coste de la deuda; pero en el caso de Cataluña está colocando a la que era la región más próspera de España en el borde de la recesión y en el camino de un desierto industrial y productivo.

En cifras

Veamos las cifras. Además del hasta el momento casi millar de empresas que han huido ya de Cataluña, y que son sólo “un aperitivo” como ha dicho el ministro Luis de Guindos, los números que como el algodón no engañan, y en este caso además son del Idescat, el INE Catalán, muestran como el pasado mes de septiembre la demanda eléctrica en la industria catalana cayó un 0,8 por ciento, y un 0,2 por ciento en el total cuando en el mismo mes del año pasado había crecido un 5 por ciento y en el conjunto de España continuaba creciendo un 2,2 por ciento.

De igual forma y en el mismo mes, la matriculación de vehículos se hundía cayendo un 5,7 por ciento en esa comunidad frente a la subida del 3,1 por ciento en el resto del Estado. En la misma forma en el Turismo las reservas hoteleras en Cataluña habían caído un 20 por ciento desde el uno de octubre y la asociación empresarial Exceltur cifraba en 1.200 millones de euros las pérdidas para el turismo catalán si persiste la caída de reservas. Retroceso que se registra igualmente en las ventas del comercio minorista con un descenso medio del 10 por ciento desde el 1-O y en progresión de caída libre.

La inversión extranjera se marcha

Pero los datos más alarmantes vienen de la inversión extranjera, que mientras crecía un 12,7 por ciento en el total de España, retrocedía un 10,2 por ciento en Cataluña con descenso del 21 por ciento en la industria manufacturera y del 46,7 por ciento en el comercio.  Cifras estas que han obligado ya al Gobierno a empeorar las previsiones de crecimiento, empleo y déficit para 2018, mientras que la AIREF, la Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal prevé un impacto de 12.000 millones en la economía patria si persiste la inestabilidad en Cataluña.

Cifra ésta que puede quedarse corta si tenemos en cuenta que, con datos de 2016 Cataluña concentra el 18,9 por ciento del PIB español y si como predicen las agencias internacionales de calificación pasa de un crecimiento del 3 por ciento anual a un cero por ciento, eso implicaría una caída de entre 6 o 7 décimas en la economía española, o lo que es lo mismo de más de 55.000 millones de euros que restarían una muy importante cantidad de gasolina al motor del crecimiento. Y a menor crecimiento, ya se sabe, menos empleo, menor recaudación fiscal, caída consiguiente de ingresos y más déficit.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *