Conoce a tus competidores con los informes comerciales de empresas

Gestión empresarial

informes_comercialesSeguir la actividad de tu competencia es la mejor manera de ir un paso por delante. Y es que el camino que estos recorren forma un rastro de estrategias que funcionan, y otras que no, para utilizar como referencia en la planificación de tus propias acciones. Una fórmula para obtener la imagen completa de lo que ocurre en tu sector es combinar la monitorización continua de las empresas de tu mercado con el acceso a información clave, como la recogida en los informes comerciales. De esta forma, no solo detectarás que tu cliente lleva a cabo una estrategia de, por ejemplo, reducción de precios, sino que podrás saber también el motivo. Con el objetivo de conseguir una comprensión en profundidad de lo que ocurre en el mercado y averiguar cómo convertirte en su líder, una opción es la consulta de los informes comerciales de las empresas de tu competencia. Estos te permitirán detectar las fortalezas y debilidades de las organizaciones con las que lidias a diario, sacándoles el máximo partido en la elaboración de estrategias sobre el desarrollo de tu actividad a corto y largo plazo.

 

¿Cómo analizar a tu competencia?

Antes de comenzar a estudiar a tus competidores en profundidad y monitorizar su actividad es necesario saber exactamente quiénes son, así como su tamaño y ubicación. Esta información, fácilmente accesible en los informes comerciales, te permitirá conocer la dimensión real de tus competidores para establecer los parámetros de estudio. Una vez conozcas los elementos básicos de las entidades a analizar, podrás observar aspectos más complejos como por ejemplo, la customer experience que ofrecen a sus clientes -y las diferencias de esta con la tuya- , sus principales estrategias o identificar a los proveedores en los que se apoyan para ofertar sus productos o servicios.

 

Los informes comerciales de empresas como herramienta de análisis

La manera de comprender en profundidad los datos recolectados durante la monitorización  y poder contextualizarla es a través de los registros de los informes comerciales. Con un funcionamiento similar al de un buscador de empresas, estos recogen tanto las características como las circunstancias de una empresa en sus diferentes áreas: desde su evolución económica, solvencia y capacidad financiera hasta información judicial o registros legales. Es más, al combinar la información consultada con las diferentes estrategias observadas en la monitorización se  obtiene una muestra cuantitativa y cualitativa de su comportamiento.

Por otra parte, los informes contribuyen con nuevos aspectos a tener en cuenta en el estudio como las cifras de facturación, el número de empleados y la existencia o no de deudas y reclamaciones por parte de las administraciones. Además, ya que los datos recogidos en estos documentos provienen de fuentes de información pública oficial, se garantiza la credibilidad de los mismos y añade valor a la investigación.

La consulta de los informes y el conocimiento de primera mano sobre la actividad de los competidores obtenido con la monitorización permiten conocer las debilidades y fortalezas comerciales de las empresas de tu competencia. De esta forma, facilita la resolución de algunas dudas clave sobre estas entidades como, por ejemplo, si tienen una buena posición económica que soporte una guerra de precios, o si su alto nivel de deuda les impedirá invertir en innovación y lanzar nuevos productos al mercado.

 

El uso de los informes comerciales de empresas como herramienta de análisis forma parte de la estrategia de sacarle el máximo partido a la información a tu disposición para entender mejor a tu competencia directa. Con esta, conocerás en profundidad a los actores que se encuentran dentro de tu mismo segmento de mercado para tomar decisiones fundamentadas sobre los siguientes pasos que debe dar tu negocio.

Last modified: 20/06/2016

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *