sell

¿Cómo vender más en tiempos de crisis?

No es ninguna novedad decir que la crisis ha provocado que muchos negocios cierren sus puertas y que otros estén pasando por serias dificultades para mantenerse. El gran problema es que el cliente tiene menos dinero para gastar con lo que las ventas se resienten. Para tratar de paliar esta realidad y tratar de revitalizar nuestras ventas es importante seguir estos sencillos consejos que volverán a centrar la atención en nuestro negocio sin necesidad de invertir ingentes cantidades de dinero.

Escuche a su cliente.

Muchos empresarios no suelen preocuparse cuando sus clientes compran sus productos. Eso es un error. Tanto en los buenos tiempos como en los malos es necesario saber por qué se compran sus productos, por qué se dejan de comprar, por qué a la competencia le va bien, etc. Es decir, es necesario entrar en la mente del cliente para tratar de ofrecerle lo que necesita. Por tanto, cualquier emprendedor debe redoblar los esfuerzos, y más durante la crisis, por dialogar con su base de consumidores. Para ello puede hacerlo de forma física en la tienda o utilizar las herramientas que nos ofrecen las redes sociales, los foros y los blogs. De esa forma se obtendrá una retroalimentación de primera mano, que puede ayudar a revitalizar los ingresos.

Ofrezca promociones puntuales.

Sí, es cierto. A la larga, apostar por los descuentos y promociones puede perjudicar la imagen de nuestro producto o servicio. Pero eso es mejor que mantenerse en un valor y no vender nada. Por tanto, en crisis hay que romper algunos moldes y recortar el margen de beneficios para tratar de captar al consumidor. Lo mejor es ofrecer promociones puntuales, por días o productos en concreto, ya que es una buena herramienta de márketing que no erosiona demasiado la imagen de marca.

Involucre a toda la empresa.

Ya tenga un negocio pequeño o una respetable pyme con decenas de empleados, el problema de las ventas no afecta solo al emprendedor, sino a todos los trabajadores de la empresa. Por tanto, usted debe dar a conocer el problema, compartir información y tratar de conseguir que todos quieran arreglar la situación. En muchos casos las mejores ideas no provienen de los altos mandos sino de trabajadores de base, que están más cerca de la calle y saben las necesidades no cubiertas que tiene su producto o servicio. Eso sí, es importante que las ideas frescas que pueda recibir de sus empleados tengan premio. Si no puede ser en efectivo, ofrezca días de vacaciones extra o cualquier otro obsequio que pueda permitirse.

Retenga a sus buenos clientes.

Ya sea con promociones específicas o descuentos puntuales o a base de márketing, en momentos donde el consumidor huye del gasto es necesario conservar como oro en paño a nuestros mejores clientes. Así que no lo dude, esfuércese por conservar lo que ya tiene. Ya llegarán tiempos mejores en los que ampliar su espectro de consumidores.

Mejore su imagen.

Estamos inmersos en una época en la que el ciudadano es muy sensible a todo lo relacionado con el medio ambiente, el gobierno corporativo y la responsabilidad social. No deje de lado esta corriente y aprovéchela. Quizá deba invertir algo en comunicación, pero si los clientes saben que su negocio apuesta por la gente del barrio o patrocina algún acto social interesante, verán con mejores ojos sus servicios.

Renueve la cara de su negocio.

¿Cuándo fue la última vez que renovó su página web o sus perfiles en redes sociales, incluso el escaparate de su tienda? Si no lo recuerda, usted tiene un problema. Ahora es el momento en el que se tiene que apostar por los escaparates, tanto reales como virtuales. Por tanto, dedique un poco de tiempo a lavar la cara de su negocio. Con ello logrará que los consumidores se vuelvan a fijar en usted.

2 comentarios
  1. Mario de EAE
    Mario de EAE Dice:

    Muy buen aporte. Mantener las ventas en tiempos de crisis no es tarea fácil. Considero que en estos tiempos uno tiene que concentrarse más en conservar la clientela antes que salir a buscar clientes nuevos. Muchas gracias por compartir la entrada.

    Responder

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *