¿Cómo puede la pyme contratar con el sector público?

Gestión empresarial

contratar con el sector público

Los contratos con el sector público no son solo cosa de las grandes compañías. Las pequeñas y medianas empresas también deben tener en consideración este sector como un mercado objetivo.

Para facilitar este proceso, el Ministerio de Industria, Comercio y Turismo ha revisado y publicado la “Guía práctica de la Contratación Pública para las PYME”, un documento en el que se ofrece información sobre cómo debe prepararse la empresa para optar a dichas contrataciones, siempre regidas por la Ley de Contratos del Sector Público (LCSP) y sus requisitos para acceder a las licitaciones.

Las ventajas de vender al sector público –que se compone de Administraciones públicas, empresas públicas e instituciones públicas sin fines de lucro- son, como se indica en el documento, muchas:

  • No es solo un cliente, sino muchos. Por lo que las oportunidades de ofertar se multiplican.
  • En su conjunto, es el mayor comprador del mercado que, además, y salvo excepciones, tiene un presupuesto bastante estable año tras año. De forma que, si la empresa accede a este mercado, ve favorecida la estabilidad de ventas respecto al total del negocio.
  • Aunque a veces pague tarde, el pago al proveedor está comprometido en el presupuesto, por lo que el riesgo de cobro se minimiza.
  • Las opciones de hacer una oferta al sector público son muchas: para hacer frente a la complejidad de las licitaciones, las empresas pueden subcontratar o asociarse para completar la oferta.

Pero, ¿qué pasos debe seguir la pyme para contratar con el sector público? Lo primero, evidentemente, estar convencido e intentarlo. Los pasos lógicos serían los siguientes: entender el mundo de la contratación pública; conocer los principales mecanismos y procesos; preparar los elementos esenciales de nuestra empresa para facilitar las ofertas; analizar nuestro mercado y definir nuestra estrategia para empezar (productos y servicios, identificación de clientes y estrategia de ventas); empezar a ofertar y seguir el resultado de las ventas.

Las primeras veces es posible que sea difícil y no se obtengan los resultados esperados; pero hay que tener constancia y seguir mejorando. Entre los principales problemas que puede encontrarse la pyme están los siguientes:

  • Estructuras y tamaños muy diferentes: mientras el sector público es una red de organizaciones muy grande, las pymes están organizadas en pequeñas estructuras suministradoras. Puede ser difícil adaptarse y entender el funcionamiento de dicho mercado, pero, en muchas ocasiones, la flexibilidad y agilidad de una pyme frente a una gran empresa puede ser un punto a su favor.
  • Normas complejas de contratación pública: suelen ser difíciles de entender por quienes nunca han contratado con el sector público. Pese a que es posible ir adentrándose en este mundo, hasta comprenderlo, siempre se puede disponer de asesores o empresas expertas que sirvan de ayuda.
  • Periodos de pago largos: que la Administración pública tiene fama de tardar en pagar es un hecho. Que el riesgo de que no lo haga es muy bajo, también. La parte positiva es que el sector público está haciendo grandes esfuerzos por cumplir los plazos de pago.

 

Mejoras normativas para favorecer el acceso de las pymes

Como recoge la Guía, la Ley 9/2017, de 8 de noviembre, de Contratos del Sector Público transpone el ordenamiento jurídico español a las Directivas del Parlamento Europeo y del Consejo 2014/23/UE y 2014/24/UE, de 26 d febrero de 2014, e introduce importantes medidas en beneficio de las pequeñas y medianas empresas.

Entre las novedades se puede destacar la nueva regulación de la división en lotes de los contratos, debiendo justificarse ahora en el expediente la no división del contrato en lotes. En cuanto a solvencia del empresario, los requisitos exigidos son más proporcionales, estableciéndose que el volumen de negocios mínimo anual exigido no excederá de una vez y media del valor estimado del contrato, excepto en casos debidamente justificados.

La Ley incide también en lo relativo a la reducción de cargas administrativas y el uso de medios electrónicos. También busca adjudicar los contratos en un plazo muy rápido; para ello establece un procedimiento abierto simplificado para contratos de obras por importe igual o inferior a dos millones de euros o para contratos de suministro de servicios por importe igual o inferior a 100.000 euros.

También se mejora la publicidad de los contratos, impulsando la Plataforma de Contratación del Sector Público, de forma que los perfiles del contratante de los órganos de contratación de todas las entidades del sector público estatal deberán alojarse de manera obligatoria en dicha plataforma, gestionándose y difundiéndose exclusivamente a través de la misma.

 

Si quieres seguir leyendo noticias relacionadas, haz clic aquí.

Last modified: 12/02/2020