¿Cómo encontrar oportunidades de negocio?

La búsqueda de un nicho de mercado, o de un producto o servicio, que genere oportunidades de negocio no es un tarea sencilla. No es lo mismo tener una idea, que llevarla a los consumidores y lograr que estos nos paguen por la misma. También existen más retos, como el de distinguir nuestro producto o servicio de marcas que pueden competir en el mismo sector.

 

El primer paso, el de convencer al cliente, es cada vez más difícil. Conviene recordar que los empresarios se enfrentan a una sociedad informada que es capaz de sacar los colores a cualquier idea. Puede que un emprendedor piense que su invento es novedoso pero un rápido test entre los usuarios quizá le descubra que su revolucionario producto vio la luz hace tiempo.

 

Por dichos motivos, encontrar un hueco en un mercado saturado en casi en todos su frentes se ha convertido en el problema principal al que se enfrenta cualquier persona que quiere poner en marcha un proyecto empresarial. Desde aquí le vamos a contar cómo se puede encontrar oportunidades de negocio y qué herramientas, gratuitas, podemos utilizar para que nos ayuden en esta complicada labor.

 

Dónde somos buenos

Si una persona es una experta en, por ejemplo, metalurgia, lo mejor es que intente abrir un negocio que esté relacionado con este sector industrial. Los motivos son dos: el primero es que es más fácil encontrar un hueco de mercado que conecte con el público dentro de un segmento en el que seamos expertos. Nuestros conocimientos estarán más cerca de lo que se necesita para llevar a buen puerto a la empresa. La segunda razón está ligada a que su trabajo siempre será mejor si lo realiza dentro de una materia que le gusta realizar.

 

Llevar la teoría a la práctica

Una cosa es ser especialista en una materia y otra muy diferente es encontrar una necesidad no cubierta por parte de otras empresas rivales. Para encontrar ese algo nuevo hay que pasar de la teoría a la práctica. Es decir: investigar el mercado. Una vez descubierto ese hueco que no existe, empieza el trabajo realmente complicado: convencer a un consumidor al que también tenemos que conocer para que pague por nuestra novedad. Por último, es necesario averiguar si esa oportunidad de negocio es suficientemente grande como para generar los ingresos que nos permitan mantener una apuesta empresarial.

 

Como se puede imaginar estas labores requieren de un esfuerzo ímprobo. Para llevarlas a cabo, nos podemos apoyar en herramientas gratuitas que nos ofrece Google. Hay dos complementarias, que son útiles para encontrar si nuestra idea se puede acercar a las tendencias de la sociedad. Se trata de Google Correlate y Google Trends. Ambas nos enseñan a través de palabras claves (keywords) si los internautas están interesados en ciertas materias. Los resultados se muestran en gráficas y reflejan el número de búsquedas que se han llevado a cabo en Google. La gran diferencia entre ambas herramientas es que Correlate se centra en el pasado y el presente y Trends pone a nuestra disposición una previsión de futuro.

 

Ya sea a través de una o de la otra es importante emplear un poco de nuestro tiempo en descubrir si nuestros objetivos casan con lo que busca el consumidor. Obviamente, existen infinidad de métodos más específicos que serán capaces de mostrarnos unos resultados más exactos. Pero si usted quiere abrir un negocio de mascotas y ve que Google le dice que en su área de influencia ha caído en picado la popularidad de estas tiendas, será mejor que se replantee su oportunidad de negocio.

 

Para terminar con el uso de herramientas gratuitas que Google nos ofrece y de las que los emprendedores se pueden aprovechar nada mejor que mencionar la popular Adwords. Una solución que nos permite profundizar en las tendencias encontradas, tanto en Correlate como en Trends de manera sencilla y con mayor tasa de precisión.

 

Buscar en todas las fuentes de información posibles

Para encontrar nuestro océano azul particular en el que empezar a operar es de vital importancia que nos empapemos de toda la información posible. No dude en buscar en periódicos o revistas especializadas en su sector, tanto nacionales como extranjeros. En cualquier artículo o noticia, usted podrá encontrar la clave del negocio o descubrir esa solución que demanda la sociedad y que todavía no ha sido satisfecha.

 

Tampoco debe olvidar consultar en algún buscador de startups, que todavía estén en una fase incipiente. El más conocido de todos es Betalist, que nos muestra la tendencia de creación de empresas dentro de un segmento determinado. De esa forma, sabrá si tendrá competencia en el futuro y también podrá saber si sus ansiadas oportunidades de negocio interesan a la sociedad. En definitiva: descubrirá si existirá demanda.

 

Resulta evidente que para dar con un buen nicho aun por explotar hay que saber las tendencias del mercado y de la sociedad. Solo así será posible sentar las bases de un negocio exitoso. Eso es precisamente lo que hizo Drew Houston, el creador de Dropbox. La idea de tener una nube donde se pudieran compartir los archivos a través de Internet le vino de un problema que le surgió al olvidarse en casa el pendrive. En ese momento descubrió la oportunidad. Pero antes de lanzarse a la aventura estudió si existían otras personas que soñaran con la existencia de algo parecido a Dropbox. Como vio que habría demanda, se lanzó. El resto de la historia de esta firma es conocida por todos.

Last modified: 06/10/2015