gestor_inversiones

Cómo elegir un buen gestor de inversiones

gestor_inversionesLa recuperación económica está permitiendo a muchas empresas volver a realizar inversiones en diferentes ámbitos, como maquinaria más moderna, tecnología o nuevo personal. Pero también está animando a algunos emprendedores a llevar a cabo inversiones en los mercados financieros y monetarios, con el fin de obtener la máxima rentabilidad posible de sus recursos. Para conseguirlo, es fundamental contar con el apoyo de un buen gestor de inversiones. Pero, ¿cómo elegirlo?

En primer lugar, es imprescindible que el gestor cuente con una formación académica adecuada que le servirá de base para realizar su trabajo. Si, además de economista, es abogado (o tiene estudios de Derecho) jugará con ventaja, ya que son dos carreras que se complementan perfectamente. También es conveniente que haya realizado trabajos académicos relacionados con el análisis financiero y empresarial. Y mejor aún si ha sido, o es, docente en alguna universidad de prestigio.

Evidentemente, deberá contar con una larga experiencia como gestor de inversiones, tanto en el ámbito de particulares como de empresas. Y dentro de éstas, tanto en grandes compañías como en pymes. Además, sería deseable que esta experiencia no se limitara al ámbito español, sino que fuera internacional (las estancias en alguna de las principales capitales financieras mundiales, como Londres o Nueva York, siempre cotizan al alza).

Los mercados cambian continuamente y los productos financieros son cada vez más complejos, por lo que otro requisito básico para el gestor es estar permanentemente al día, para conocer en detalle y a fondo todos los instrumentos de inversión existentes. Buena parte de su trabajo debe consistir en analizar la evolución que ha tenido cada uno de ellos en los últimos años y examinar sus perspectivas de futuro.

Aunque manejar dinero puede parecer un asunto frío y calculador, nada más lejos de la realidad. Un buen gestor debe disponer de un fuerte autocontrol emocional ante los múltiples sobresaltos que se pueden ir produciendo y que afecten a la inversión, en forma de acontecimientos macroeconómicos, noticias empresariales y vaivenes bursátiles. Los expertos señalan que deben estar preparados para vivir escenarios imprevisibles que se pueden producir en cualquier momento, sin avisar.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *