plan_de_negocio

¿Cómo elaborar tu plan de negocio?

Un buen plan de negocio es un requisito básico para que un proyecto de negocio obtenga el respaldo de los inversores y se convierta en una realidad.

 

Por ello, ha de ser una hoja de ruta que te permita transmitir fielmente (y sin dejarte nada en el tintero) lo que hasta ahora sólo está en tu cabeza. Partir de una estructura adecuada puede ayudarte en esa tarea.

Resumen ejecutivo (¿Cuál es tu idea de negocio?)

Este primer apartado del plan de negocio deberá constituir un resumen descriptivo de los objetivos fundamentales de tu negocio (el producto/servicio, la oportunidad de mercado, las necesidades de financiación y la rentabilidad esperada). Igualmente deberás expresar el proceso que te ha llevado a desarrollar la idea que lo mueve, y el trabajo que llevas realizado para desarrollar la misma.

 

Todo ello de tal forma que logres captar la atención de los inversores resumiendo los aspectos más relevantes del resto del documento en unas dos páginas.

Mercado (¿En qué entorno te moverás?)

Aquí deberás definir el área geográfica en que prestarás tu servicio y exponer las principales características del mercado en el que se encuadra tu negocio (tamaño y ritmo de crecimiento, potencial de beneficio, etc).

 

A continuación, reúne información exhaustiva sobre los competidores más cercanos y sobre aquellas empresas que pudieran estar interesadas en desembarcar en tu mismo mercado. Explica a los inversores qué ofrece tu competencia y cómo piensas lograr que los consumidores apuesten por tu negocio.

 

Además, deberás demostrar conocer a tu cliente potencial (esto es, a tu target), proporcionando una descripción del mismo lo bastante completa como para que permita enfocar tu estrategia de marketing.

Posicionamiento (¿Por qué tu negocio es único?)

Una vez identificados los puntos débiles y fuertes de tu competencia, el inversor debe comprender qué te hace único y qué necesidades del cliente piensas cubrir. Transmite, en definitiva, cuál quieres que sea la imagen de tu negocio.

 

Además, deberás explicar de qué manera las habilidades de tu equipo permitirán construir ese negocio único: describe su trayectoria y experiencia, y la manera en que cubrirás las principales áreas de la empresa (administración, finanzas, marketing, ventas…).

Marketing (¿Cómo vas a captar a tus clientes?)

En los puntos anteriores has trazado tanto el perfil de tu cliente potencial como la imagen que quieres transmitir de tu negocio. Ahora deben elaborar tu estrategia para llevar lo 2º al 1º de tal manera que se traduzca en ventas.

 

En definitiva, aquí debes incluir un detallado plan de marketing que, como ya hemos explicado en otras ocasiones, debe concretar 4 pilares básicos:

 

  1. Producto / servicio.
  2. Precio.
  3. Estrategia comercial.
  4. Publicidad.

Finanzas (¿Cuánto va a costar?)

En este apartado deberás traducir a números todo el contenido anterior. Para ello, deberás analizar la estructura de precios, costes y márgenes de beneficios, y establecer una estimación de ingresos potenciales y rentabilidad.

 

Eso por no mencionar que deberás evaluar los riesgos potenciales para la sostenibilidad de tu negocio y explicar las estrategias mediante las cuáles los minimizarías.

 

BONUS: Un consejo final

No caigas en el error de pensar que un plan de negocio, por completo que sea y bien planteado que esté, puede contener todas las respuestas para gestionar tu negocio: la realidad no sólo es más compleja de lo que puede contemplar ningún plan, también es cambiante.
Cuando termines de escribir tu plan de negocio tendrás entre tus manos nada más (y nada menos) que el esquema de lo que quieres lograr, y el mejor escaparate para las razones por las que los inversores deberían respaldarte.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *