Kazajistan

Claves para hacer negocios en Kazajistán

Kazajistan“Estamos en plena fase de desarrollo de las profundas reformas que hemos puesto en marcha: en el futuro daremos mucho que hablar”, sentenciaba hace unas semanas el primer ministro de Kazajistán, Karim Masimov, en una sesión en el Foro Económico de Davos que conmemoraba los 25 años de independencia del país de la Unión Soviética. Mucho ha cambiado desde entonces en esta extensa república enclavada entre el este de Europa y Asia, en especial en la última década, en donde no sólo ha logrado un crecimiento continuo, sino que para este 2016, el propio FMI le augura un avance del 3,25%.

 

Una economía en auge en la que tiene sus ojos puestos nuestro país. No en vano, en abril, las Cámaras de Comercio de España y Kazajistán anunciaron la creación de un Comité para reforzar las relaciones económicas entre ambos países. Este acuerdo se dio a conocer durante el Foro España-Kazajistán que se celebró con motivo del viaje del ministro de Asuntos Exteriores, José Manuel García-Margallo. Un paso más en la ambiciosa estrategia de apertura internacional de la nación asiática con vistas a 2017, cuando se celebrará la Exposición Universal en la capital, Astaná, y cuyo eje serán las energías del futuro.

 

Este evento supone ya de por sí una oportunidad muy buena para el desembarco de empresas españolas que deseen crecer en esta región del planeta en sectores tan pujantes como las energías renovables, la construcción, la gestión hotelera u hospitalaria, las infraestructuras o la logística, por citar algunos campos. Segmentos que se unirían a otros en los que ya están presentes firmas de nuestro país, como el textil (de la mano de Zara o Cortefiel), la alimentación, la automoción, los ferrocarriles o la fabricación de muebles, tal y como se recoge en el directorio que actualiza permanentemente el ICEX.

 

Esta llegada de empresas españolas a Kazajistán ha venido apadrinada principalmente por la voluntad del gobierno local a la apertura exterior. En la mayoría de los casos, la fórmula empleada fue la de asociarse con un distribuidor local, permitiendo reducir las barreras de entrada y la inseguridad jurídica. Sin embargo, cada vez es más frecuente el establecimiento de una oficina de representación, que, aunque no tiene personalidad jurídica propia ni puede ejercer actividades económicas, sí tiene la potestad de firmar contratos comerciales, erigiéndose en primera cabeza de puente para tomar contacto con la economía local.

 

En cualquiera de los dos casos, el siguiente paso lógico para la captación de clientes en el país es acudir a las ferias comerciales, muy extendidas en las distintas ciudades, y a las que acuden empresas de todos los sectores, así como representantes de la Administración y de otros países de la región. Según la propia Embajada española, los bienes industriales, la energía, la construcción y los servicios a empresas, son las actividades más demandadas y donde más oportunidades de negocio se generan, dada la falta de oferta local existente.

 

 

Por qué apostar por Kazajistán

 

Kazajistán es la economía número 51 del mundo por volumen de PIB, a pesar de su reducida población (apenas 16,9 millones de habitantes) y su todavía excesiva dependencia de Rusia, a donde destina casi el 8% de sus exportaciones y de la que recibe alrededor del 35% de sus importaciones. Sin embargo, las cosas están cambiando a una velocidad constante en el país, que ha implementado recientes reformas, tanto a nivel financiero como jurídico, para llamar la atención de empresas y capitales extranjeros que quieran invertir en su economía. Entre ellas, por ejemplo, cabe destacar la reducción de trámites para constituir una empresa o la intermediación institucional para favorecer el acceso al crédito de las pymes.

 

Según el último Doing Business, Kazajistán ocupa el puesto 41 entre las economías que más favorecen los negocios, por encima ya de países como Italia, Bélgica, Rusia o Grecia. Sectores como las telecomunicaciones, la industria petroquímica o la energía crecen cada año por encima del 5%, mientras, en paralelo, se privatizan empresas para estimular la competitividad. Una ocasión de oro que han sabido ver China y EEUU para suscribir acuerdos con Kazajistán y en donde las firmas españolas deben posicionarse para aprovechar las oportunidades de negocio.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *