5 claves para mejorar tu marca personal en el ámbito empresarial

marca_personal_ámbito_empresarial

Está claro que construir una marca o identidad es un aspecto esencial a tener en cuenta por las empresas. Una serie de rasgos y valores propios que, al ser percibidos por clientes y proveedores, los diferencian de la competencia y le otorgan un valor añadido a sus productos y servicios que le permiten abrirse camino en el mercado.

A una escala inferior, ocurre lo mismo con las personas. Voluntaria o involuntariamente desarrollamos una serie de características e identidad que nos hacen reconocibles y que influyen más de lo que creemos en nuestras relaciones sociales y laborales.

Un aspecto que, centrado en el ámbito empresarial, puede ser de enorme ayuda para posicionarnos en la compañía o, desde esta, en la sociedad. Steve Jobs, Elon Musk, Mark Zuckerberg o Jeff Bezos, entre otros ejemplos, han sido capaces de crear unas marcas personales tan fuertes que han impregnado de su propia esencia a los productos y servicios de sus compañías. Sin olvidar el fenómeno de los youtubers: personas que, con herramientas tan esenciales como un móvil capaz de grabar vídeos, conocimientos de edición y contenidos interesantes, han conseguido crearse una marca propia y, en muchos casos, vivir de ella.

Pero, ¿qué es la marca personal? El propio Jeff Bezos, CEO de Amazon, la define como “lo que dicen de ti cuando tú no estás delante”; es decir, lo que los demás perciben de ti, pese a lo que eres o pretendes ser. Aunque es difícil controlar la percepción ajena, sí se pueden desarrollar medidas para, al menos, intentarlo, y gestionar el perfil personal como si fuera una marca. Una estrategia positiva tanto para CEOs que pretenden mejorar su visibilidad en su empresa y en su entorno; como para autónomos y pymes cuya marca personal, sobre todo en sus primeros pasos, suele ir íntimamente ligada a la de su propio negocio o actividad.

 

¿Cómo puedes potenciar tu marca personal en los negocios?

  • Analízate. Como si de una empresa se tratara, evalúa tus puntos fuertes y débiles, conoce tu imagen actual y ten claro cuál quieres que sea esta. Es muy útil, en este paso, contar con la opinión sincera de tu entorno –a ser posible, laboral y empresarial- para saber cómo se te percibe y, a partir de ahí, avanzar hacia tus objetivos. Asimismo, es interesante observar a los principales competidores para saber dónde puede estar tu punto fuerte y tu diferenciación.
  • Establece una meta. ¿Cómo quieres que se te perciba, en función de tus fortalezas? Por ejemplo, en muchas ocasiones el objetivo de la marca personal es posicionarse como un experto en su ámbito o un referente en el sector. Las posibles percepciones son muchas: desde ofrecer confianza o ser ejemplo de innovación y creatividad, hasta ser percibido como un misterioso gurú con una mente adelantada a su tiempo, como es el caso, entre otros, de Steve Jobs.
  • Además de ser, hay que estar. En un mundo altamente digitalizado, en el que las redes sociales se han convertido en un entorno casi obligado, es importante cuidar y potenciar la presencia. Podemos hacerlo mediante publicaciones en plataformas como LinkedIn o Twitter, con artículos en un blog personal o en medios de comunicación especializados, también con contactos personales y acudiendo a networkings y eventos del sector. Todo ello proyectará nuestra imagen más profesional.
  • Genera valor añadido. No basta con buenas intenciones. Genera contenidos de la mayor calidad y utilidad para tus receptores y, sobre todo, sé constante. Los consejos para crear un story telling o las claves del marketing de contenidos son de gran utilidad en este sentido. Además de crear contenidos útiles, mantén interacción con otros prescriptores, seguidores y profesionales del sector en general para dar la máxima difusión.
  • Paciencia. Como en el caso del marketing empresarial, la creación de una marca personal no es inmediata, ni el esfuerzo es sinónimo de éxito. Mantén la constancia y, sobre la marcha, ve corrigiendo y modificando la estrategia en función de las fortalezas y debilidades que vayas observando.

 

Si quieres seguir leyendo noticias relacionadas, haz clic aquí.

Last modified: 15/01/2020