7 claves para que los emprendedores compaginen su negocio con su actual empleo

Es mucho mas común de lo que parece la existencia de emprendedores que compaginan la apertura de nuevos negocios con su actual puesto de trabajo. Esta duplicidad laboral tiene una clara justificación en la enorme dificultad que supone que una empresa de reciente creación deje ingresos suficientes en los primeros meses, e incluso años, de su existencia.

7 claves para convertirte en emprendedor y mantener tu trabajo

Si esta es su situación, es importante que conozca una serie de claves que, sin duda, ayudarán a tener más opciones de éxito en ambas facetas y, por tanto, evitar verse obligada a dejar alguna de ellas.

1- Integrar a la familia en el proceso

De cara a compaginar la puesta en marcha de un negocio con la conservación de un trabajo nada mas provechoso que contar con ayuda externa. Con este objetivo integrar a la familia para que se sienta parte del proceso adquiere una importancia fundamental. Solo así, se podrán delegar trabajos como archivar documentos o contestar llamadas. Además esta opción le permitirá pasar más tiempo con sus más allegados sin descuidar ni el nuevo negocio ni el trabajo.

2- El tiempo libre dejará de existir

Para compaginar ambas actividades es necesario tener claro que el tiempo libre y de ocio dejará de existir. Es imprescindible dedicar los pocos espacios de asueto de los que se disponga al negocio. Solo así se podrá evitar que un horario laboral pase factura al nueva empresa. Con esta idea, actividades de ocio como leer, ir al cine o al teatro serán más complicadas. Sin duda, el esfuerzo será importante pero para qué engañarse, la recompensa de impulsar un negocio propio merece la pena.

3- La organización adquiere una importancia fundamental

Supone una buena idea recordar que en todo este proceso que, podríamos llamar, de emprendedor a tiempo parcial la buena organización es imprescindible para poder llevar a buen efecto las dos labores en las que se está enfrascado. Para lograr este objetivo es fundamental concentrarse en una sola tarea al mismo tiempo  para no entorpecer ninguna de las labores. Es decir si se está trabajando en el empleo actual se deben situar todos los sentidos en ese desempeño. Lo mismo ocurre cuando se traten de labores para la nueva empresa. También habrá que centrarse al 100 por cien a ello. Solo con esta separación de trabajos o división de los mismos se podrá llevar a buen término esta complicada época de duplicidad laboral.

4- Aproveche bien el tiempo

La ya comentada buena organización incluye también la virtud de aprovechar cada segundo de tiempo. De ahí que sea importante la existencia de una agenda en la que las tareas pendientes aparezcan en orden de importancia. De esta forma no se perderá en tiempo con trabajos que realmente no aportarán demasiado a cualquiera de las dos actividades principales que se están realizando en la actualidad.

5- Resulta especialmente aconsejable servirse de la tecnología

Para montar un negocio y poder trabajar al mismo tiempo es conveniente utilizar la tecnología a nuestro favor. Disponer de un smartphone o una tablet puede allanar mucho el camino. Con estos dispositivos también se podrán utilizar aplicaciones que facilitarán las tareas que el nuevo negocio requerirá.

6- Las finanzas sí que deben estar separadas

Es cierto que es posible emprender y trabajar por cuenta ajena al mismo tiempo. Pero en el caso de las finanzas estas deben seguir siempre caminos diferentes. Especialmente al principio es imprescindible que se cumpla este punto. Por tanto, los libros de cuentas deben estar en orden y definir en diferentes apartados el volumen de ingresos que un emprendedor obtiene de ambas actividades. También se deben anotar en diferentes casillas los gastos del negocio y los propios. Y es que el orden aumenta las posibilidades de éxito de los negocios nuevos e innovadores.

7- No engañe a nadie de su entorno

A la hora de poder compaginar ambas actividades se puede tener la tentación de querer ocultar a los compañeros y jefes nuestra otra actividad, la de impulsar un negocio propio. Hacerlo es un error. No solo porque su descubrimiento, que será lo más probable, conllevara despidos, sino por la tensión emocional que implica mantener una mentira durante mucho tiempo. Por tanto, si algún jefe o algún compañero pregunta a qué se debe que usted ande tan acelerado será imprescindible responder con la verdad por delante. Conviene tener en cuenta que en la mayoría de los casos, no debería importar que alguien emprendiera una actividad complementaria mientras sea capaz de hacer bien su trabajo en la compañía.

Last modified: 24/10/2018