ley_autonomos

Claves de la nueva ley de autónomos

La Ley sale a la luz

El ruido mediático del conflicto secesionista casi ha camuflado la aprobación de una de las Leyes más esperadas. Tras casi un año en barbecho, por fin, el Senado ha ratificado la Ley de Reformas Urgentes del Trabajo Autónomo, con lo que su puesta en marcha ya solo está pendiente de su publicación en el Boletín Oficial del Estado.

La reforma trae cambios de calado para quienes ejercen como autónomos pero, por si la espera no hubiera sido suficiente, la implementación de las más importantes tendrá que esperar hasta enero de 2018.

Así ocurrirá con…

  • La famosa tarifa plana de 50 euros para nuevos autónomos. Hasta ahora solo se aplica durante los primeros seis meses de actividad, a partir de enero de 2018 se amplía a un año. Además, podrán disfrutar de ella, por segunda vez, los emprendedores que hayan vuelto a emprender después pasados dos años desde el primer intento y no cinco como se exige actualmente.
  • Las bonificaciones de la tarifa plana se extienden hasta los 24 meses. Los seis siguientes a los doce de tarifa plana de 50 euros, se bonifica al 50% y los últimos seis al 30%.  Pero eso solo será operativo a partir de enero de 2018. En principio si el final de la tarifa plana se acaba antes de esa fecha el autónomo no tendrá derecho a estas nuevas bonificaciones.
  • También se hace operativa la posibilidad de que los autónomos paguen sus cotizaciones desde el día que se dan de alta en el Registro Especial de Trabajadores Autónomos y no, como ocurre ahora, por el mes completo en el que realizan esa gestión.
  • Incluso, se va a permitir darse de alta y de baja hasta tres veces en el mismo año.
  • No se ha conseguido implantar la demanda de las asociaciones de trabajadores autónomos que pedían que los empresarios por cuenta propia pagaran impuestos en base a sus ingresos reales. A cambio se flexibiliza la elección de bases de cotización y se permite cambiarla hasta cuatro veces el mismo año.
  • Con el objetivo de hacer más llevadera la gestión de tesorería de los trabajadores autónomos, el Gobierno ha rebajado a la mitad los cargos por retrasos en los pagos a la Seguridad Social. Del 20% actual al 10%, a partir de enero de 2018.
  • Otra de las grandes novedades de esta reforma está relacionada con una gran lucha de colectivo durante los últimos años: el tratamiento de los gastos deducibles. A partir de 2018, se permite la deducción de un 30% de los gastos de suministros, como el agua, la luz y telefonía, siempre que se trabaje desde casa.
  • Además, Hacienda cede también para tratar de igual un poco más el trato de los autónomos a la hora de reconocer los gastos de comida. Se podrán deducir 26,67 euros diarios en el IRPF por gasto en comida, una cantidad que asciende a 48 euros si el gasto se produce fuera de España.
  • A partir de 2018, también se mejora el trato a los emprendedores con discapacidades reconocidas.

Aplicación inmediata

Por su parte, serán de aplicación inmediata tras la publicación de la ley en el BOE otras reformas como:

  • La devolución automática del exceso de cotización de los trabajadores con pluriactividad, es decir los que trabajan como autónomos y por cuenta ajena, sin que tengan que solicitarla como ocurría hasta ahora.
  • Desde ahora, los autónomos podrán cobrar el 100% de la pensión y seguir trabajando si tienen al menos un trabajador a su cargo. Es decir, que la jubilación de un autónomo no tiene que significar obligatoriamente el cierre de un negocio como ocurría hasta ahora.
  • Las medidas destinadas a conciliación también son de aplicación inmediata. Así, las mujeres que reemprendan actividad hasta dos años después de haberla suspendido por maternidad, adopción, acogimiento, etc. podrán hacerlo con una tarifa plana de 50 euros.
  • Los padres y madres quedan exentos de pagar la cuota de autónomos durante el período que dure su baja.
  • Además, se ha aprobado con efectos inmediatos la exención del 100% de la cuota de autónomos durante un año para el cuidado de menores o dependientes.
  • En el ámbito familiar se ajustan algo más las relaciones laborales. Así, se bonifican al 100% las contingencias comunes durante un año para contratos como trabajadores por cuenta ajena a cónyuges, ascendientes, descendientes y demás parientes por consanguinidad o afinidad, hasta el segundo grado inclusive. Para poder acogerse a esta bonificación será necesario que el trabajador autónomo no hubiera extinguido contratos de trabajo y mantener el contrato al menos seis meses.
  • La cuota de los autónomos societarios ya no subirá automáticamente en función de lo que se eleve el salario mínimo interprofesional, sino que dependerá de lo que se determine en los presupuestos generales del Estado (PGE), después de negociarlo con las asociaciones de autónomos más importantes. El problema es que en este momento, la aprobación de esos PGE está suspendida por el Gobierno por lo que con la prórroga de los PGE de 2017 esta medida no puede ser puesta en marcha.
  • Otra de las reivindicaciones históricas es reconocida. Por fin, se acepta como accidente laboral el que tiene lugar entre la ida y de vuelta del autónomo a su puesto de trabajo cuando sea distinto a su domicilio

 

Otros detalles

Por último, con esta reforma se permite a los autónomos incorporarse al diálogo social y los reconocimientos que de ello se deriva de las negociaciones conjuntas.

En este sentido, las organizaciones de autónomos más importantes y representativas pasan a considerarse de “utilidad pública” y se abre un plazo de un año para que puedan incorporarse al Consejo Económico y Social y para la constitución del Consejo del Trabajo Autónomo.

Por su parte, la formación de los trabajadores autónomos pasa a ser una cuestión a valorar por los sindicatos en la misma línea que lo hacen con los asalariados. Por lo que los autónomos podrán acceder a formación en prevención de riesgos laborales, y a formación adaptada a sus necesidades, con el fin de mejorar su competitividad y consoliden su actividad empresarial.

En cualquier caso, este es solo el primer paso de lo que está por llegar. El pasado 27 de septiembre se inauguró en el Congreso de los Diputados, una comisión para la reforma del Régimen Especial del Trabajador Autónomo en la que está previsto que pasen los principales expertos en el mundo laboral para encauzar una propuesta que aborde el fondo del tratamiento que estos trabajadores tienen en la legislación española.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *